Skip to main content

Full text of "Vocabulario de las palabras y frases bables que se hablaron antiguamente y de las que hoy se hablan en el principado de Asturias"

See other formats


Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as parí of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commercial parties, including placing lechnical restrictions on automated querying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attributionTht GoogXt "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct and hclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while hclping authors and publishers rcach ncw audicnccs. You can search through the full icxi of this book on the web 

at |http: //books. google .com/l 



Google 



Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 

cscancarlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 

dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 

posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embaigo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 

puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 

tesümonio del laigo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 
Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares: 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La l^islación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 



El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página |http : / /books . google . com| 






VOCABULARIO 



DE 



PALABRAS Y FRASES BABLES 



VOCABULARIO 



DE LAS 



PALABRAS Y MSES BABLES 

QUE SE HABLARON ANTIGUAMENTE 

Y DE LAS QUE HOY SE HABLAN EN EL PRINCIPADO DE ASTURIAS, 

seguido de un 

COMPENDIO GRAMATICAL 



POR 



D. APOLINAR DE RATO Y HÉVIA. 




MADRID 

TIPOGRAFÍA DE MANUEL GINÉS HERNÁNDEZ 

IMPRESOR DE LA REAL CASA 

Libertad, i6 duplicado. 

1891 



£1 autor se reserva la propiedad de esta 
obra. 



ADVERTENCIAS IMPORTANTES 



:=k 



I.* El abecedario del bable, con cuyo nombre se conoce el dialecto asturiano, se compone de 
las letras siguientes: 

ABOOhSEFOIZLLlHtrifOPOBSTVVTZ 

2.^ La ¿ y la z' no se diferencian en la pronunciación y se usaron indistintamente en la escritura, 
empleándose también como 6 y vlsíu vocal, y con el objeto de que el bable no pierda su antigüedad 
y no se alteren los textos de donde tomamos las voces, debe tenerse presente, por el que se digne 
registrar este vocabulario, que se guardará lo establecido, aunque sujetándose en cuanto sea posible 
á la ortografía de la Academia.. 

3.^ La ch fué una necesidad admitirla y establecerla por separado, puesto que hay Concejos 
que la usan á ejemplo de los gallegos y portugueses, empleándola en vez de la // y de la 1, además 
de existir algunas voces del fondo común que la tiene de por sí. 

4.^ La d no ofrece otra particularidad sino es la frecuencia con que se elimina de la voz y el 
que ésta no termina nunca con ella. 

5.^ La ¿ en algunas voces del dialecto se suple por la /. 

6.^ La/ en el bable se emplea en todas las voces que en el castellano tienen k en principio de 
dicción y es una de las letras que más caracteriza el dialecto. 

7.^ La^' en las sílabas en que suena fuerte unida á la ¿ y á la /, salvas algunas excepciones, no 
tiene aplicación en el bable, que no conoce este sonido, y para darle el que le corresponde se suple 
con la X con el sonido que tiene la ch francesa y alemana, que sólo puede aprenderse á la viva voz, 
pues siendo al parecer igual para todas las palabras, su pronunciación es más^ ó menos fuerte según 
las voces. 

Además, la g- se emplea en vez de la h haciendo sílaba con la u vocal y á veces sustituye á la ¿, y 
al contrario, y asimismo la empleamos en muchas palabras en que el castellano tiene h. 

8.^ En el bable no existe la h por sí sola, ni como aspirada ni como ortográfica. 

9.^ La i latina es la propia del dialecto y fué muy poco usada la y griega en los manuscritos, 
donde se ve suplida por la/ con el valor de la y. 

10.^ La y no es del alfabeto asturiano, pues sólo se empleó en la escritura como y larga, y en su 
lugar se emplea la x con el sonido y pronunciación que hemos dicho en la ^, y la colocamos en el 
lugar de \b,j\ puesto que viene á representar sus veces, y como x carece de sonido, de uso y de 
aplicación. 

En el Concejo de Llanes y parte del de Parres se emplea la y en lugar de la/; pero como á este 
uso no le hemos podido encontrar explicación y le consideramos como un defecto reprensible, 
como indudablemente lo es el decir Jijo en lugar de fijo, jerida en lugar de ferída y jactr por fa- 
cer, etc., no pudimos hacerle sitio en este vocabulario, pues á los vecinos y naturales de ese punto 
no los consideramos, lo mismo que al resto de los asturianos, parientes próximos ni remotos de los 
árabes, que fueron los introductores de esa letra. 

11.^ El dialecto no tiene ninguna palabra que se escriba con la letra ^, y si se usó en el romance, 
debió haber sido por haberse tomado del hebreo y tal vez por ser letra numeral romana. 

1 2.^ La / es letra propia del dialecto, aun cuando hay quien, exagerando los vocablos, pretende 
que no se use más que la doble, lo cual sería quitarles mucha parte de su suavidad, dificultando su 
pronunciación, especialmente en los artículos. 

13.^ Ll. Esta letra tiene mucha aplicación y se usó mucho supliendo la^, así como la ch suple, 
en muchas voces á la i7. 

14.^ Los significados latinos y fitmceses que llevan algunas voces, tienen por objeto el que se 
compare la analogía que tienen entre sí los tres idiomas, y la precipitación con que se ha puesto fin 
á la obra fué un obstáculo á que este trabajo comparativo no se hiciese más extenso. 



'2:^9rvOT 



LISTA DE US PRINCIPALES ABBEVIATDBAS 



mdj adjetiro. 

adv adverbio. 

oMt anticnado. 

C . . . « concejo. 

cap capital. 

al céltico. 

conj, conjunción. 

f femenino. 

F,,. , «... francés. ' 

Ga¿¡. : gallego. 



inUr interjección. 

Z latín. 

m masculino. 

n nombre. 

Pori, portugués. 

/ pueblo. 

pron pronombre. 

prep preposición. 

V, véase. 

V verbo. 



ABfiKMTDRiS DE LOS PRINCIPALES AUTORES P 88 CITAN 



Aid Alderete. — Orígenes de la lengua castellana. 

Ake Anteck mingar om folk malet entrakt af vestra astnrien. 

A. S, Alonso el Sabio. — Cantigas 7 Siete Partidas. 

Can Canella. — Estudios asturianos. 

Cav Caveda. — Poesías asturianas. 

D. de A Diccionario de Autoridades de la lengua castellana. 

D, C Diccionario contemporáneo de la lingua portugueza de 1S81. 

D. G, Vignau. — Diccionario geográfico. 

ZV. y. y, G Doctor Juan José García. — Historia natural y médica del P. de Asturias. 

E. S,. España Sagrada. 

Ed. Edwards. — Recherches sur les langues celtiques. 

F. y Fuero Juzgo. 

Fr. P.deA Fray Pedro de Alcalá. — Vocabulario arábigo. 

y» LU Jovéllanos. — Apuntes para el diccionario bable. 

y.F,^,, Olla asturiana. 

5 Segura. — Poema de Alejandro. 

Ter Terreros. — Diccionario de la lengua castellana. 

Tour Tour d' Auvergne. — Origines gauloises. 

ValL Valladares. — Diccionario gallego. 

VoM, Vázquez (Mateo). — Vocabulario toscano y castellano. 

Vit. Viterbo. — Elucidario. 



PRÓLOGO 



I 



Si á la voluntad igualara la fuerza, ésta hoy mal perjeSada obra, llevada á 
buen término, prestaría verdadera utilidad, pues la hay, á no dudarlo, de gran 
importancia, en que no queden en completo olvido pruebas de las que, en día 
no lejano, ha. de surgir la historia del Principado de Asturias, llena hasta ahora, 
como la general de la Nación, de fábulas y cuentos ingeniosos, que suplieron, 
hasta el presente, la relación exacta y verdadera de las gentes que la habitaron 
y dominaron, de las diversas lenguas que hablaron, de las constituciones y re- 
ligiones que tuvieron y empresas que llevaron á cabo, todo lo cual, además, no 
puede estimarse como indiferente al perfeccionamiento de la lengua castellana, 
que ha de encontrar en el bable aclaraciones, procedencias, etimologías, y voca- 
blos que valen más que los exóticos á que se apela, privando del mérito verda- 
dero á los que poseemos, y que por pereza no utilizamos. 

Pero la dificultad de reunir los datos necesarios, la desgracia de no haber 
encontrado dispuesto á compartir el trabajo, en el que se impone la colabo- 
ración, el ánimo de distintas é ilustradas individualidades, á quienes en vano in- 
tenté interesar en el proyecto, hicieron que, dejándome reducido á mi escaso sa- 
ber, me viese estrechado entre la necesidad de abandonar el asunto ó de publi- 
car en la forma que se encontraba, lo que sólo por mi cuenta había hecho y lle- 
vado á cabo en muchos años de trabajo; pues enfermo, viejo y falto de alientos, 
siento que ni aun me quedan los necesarios para corregir los defectos que, cla- 
ramente comprendo, lleva el vocabulario bable que presento al público. 

Mas, entre perder todo lo recopilado y realizar una publicación defectuosa, 
me he decidido por el último extremo, pues cuando menos, una vez hecho, todo 
lo contenido en la obra no ha de ser inútil, y aprovechándolo, siquiera como in- 
ventario de voces, no ha de faltar sujeto de más saber y de más robusta inteli- 



VIII 



gencia, que pueda complementar mi pensamiento, llegando á la perfección. Y 
entonces siquiera el auxilio pequeño que habré prestado á mi país natal me 
compensará cumplidamente de la ímproba tarea, que con más patriotismo que 
prudencia emprendí, no sé si en hora feliz ó desdichada. 



II 

Son pocos, aunque no desnudos de mérito, y auxiliados de razonamientos de 
valía, los que creen que el romance se comenzó á hablar en el siglo Vil. 

Son muchas, y muy autorizadas, las opiniones que sientan en absoluto que ese 
romance nació después del siglo X, y hay quien asegura, como la Real Acade- 
mia lo hace con autoridad de gran peso, que su aparición no tuvo lugar hasta 
después del XII, pues de buena voluntad no le concede otra fecha que la de 
documentos escritos, aun cuando, por la sucesión natural de los hechos, entien- 
do, que lo primero es hablar y lo último escribir. 

Donosa ocurrencia, de seguro se dirá, después que hablaron Caveda, Posa- 
da, Jovellanos, Marina y muchas otras individualidades de ciencia y juicio irre- 
prensibles, que mi parecer sea, como lo fué el de Fray Francisco de Vivar, en 
su comentario á Mario Máximo, que cita Feijóo en la pág. 324 del tomo I de 
su Teatro critico^ que el bable se habló como lengua propia de los Astures, 
bajo la dominación romana, la gótica, la árabe, y que, siquiera decadente, con- 
tinúa en la era presente. Pero entiéndase que semejante aserto no es antojadi- 
zo, ni sacado de simples y fantásticas conjeturas, sino que nace de pruebas 
fehacientes que para fundarlo me imagino tener, y de inducciones que no pue- 
den rechazarse sin atrepellar la historia de modo arbitrario y reprensible. 



m 

Aun cuando es evidente que en España hubo centros donde la ilustración 
romana penetró con tal fuerza, que produjo escritores tan notables en la lengua 
del Lacio, como el geógrafo Pomponio Mela, Columela, y Quintiliano, cuya pro- 
sa los mismos romanos admiraban; y aunque produjo poetas, como Lucano y Sé- 
neca, que hay quien opina que fueron superiores á Horacio, y hasta al mismo 
Virgilio, consta en Estrabón, que el latín no era lengua única en la Península, 
cuando dice que los turdetanos tenían su manera de escribir y de hablar, y que 
los demás españoles tenían también su arte de escribir , pero distinto del pri- 
mero; lo que prueba, como dice Alderete en el libro 11, capítulo W de sus 
Orígenes de la lengua castellana^ que había una ó más lenguas patrias, las 
cuales resistieron la influencia de las dominaciones que hasta entonces se ha- 



IX 

bían sufrido, lo que, por otra parte, se encuentra demostrado en la obra de don 
Luis José Velázquez, publicada en Madrid en 1752, con el título Ensayo sobre 
los alphabetos de las letras desconocidaSy donde se dan á conocer los abece- 
darios turdetano, celtíbero y fenicio. 

Los textos para apoyar este testimonio son muchos y de gran fuerza. 

Ennio, que escribía por los años 581 de la fundación dé Roma, en su Apud 
Caris ^ lib. 2, dijo: Hispane non romane^ mentor etis loquime* 

Cicerón escribió, que si los peños ó españoles hablasen sin intérprete en el 
Senado, no serían entendidos. Lib. 3 de DivinaHo. 

Tácito, que escribía bajo el imperio de Trajano, habla de la declaración de 
un rústico de la España citerior, hecha en lengua patria. 

Séneca, desterrado en Córcega, en la Consolatoria á su madre Helvia, cap. 8, 
hace mención de cómo los corsos usaban trajes y palabras de los cántabros, y 
si la lengua latina en España hubiera sido una sola, como tomó á empeño sostener 
Martínez Marina, difícil es comprender aquella referencia. 

En el mismo sentido se explica Pomponio Mela, lib. 3, C. t., Cantabrorum aU- 
quotpopulij amnesque que sunt, sed qiwrum nomina nosiro ore concipi nequeant. 

Plinio también da testimonio de que en la Bética se hablaba de distinto modo 
que en la Lusitania. San Paciano, en su epístola 2.^ á Sinforiano, escrita en tiem- 
po de Teodosio el Grande, refiere cómo se conservaban en España restos de su 
antiguo lenguaje. (Disertación de Vargas Ponce, sobre la lengua castellana.) 

Y por último; las referencias que hace Alderete en su libro I de Orígenes, 
desde la página 108 á la iii, refiriéndose á Plinio, Varrón, Estrabón y otros, 
sobre los nombres españoles que tenían la fauna, la minería y la edificación, y 
que todavía se conservan. 

Indudablemente que, aun cuando los romanos desde luego impusieron á los 
españoles sus leyes y su ciudadanía, no sucedió lo mismo con su lengua, pues 
aunque los obligaron á escribir en latín la documentación pública y estaba pro- 
hibido á los magistrados hablar otra lengua que la romana, esto no pudo acon- 
tecer á su llegada á Sagunto (año 536 de la fundación de Roma), donde debie- 
ron encontrar el idioma griego, que había sido enseñado con esmero en la mul- 
titud de escuelas que los helenos habían creado, y el ciíal era superior al suyo, 
que estaba en la edad de hierro, y que si en tiempo de Augusto alcanzó la de 
oro, poco después, cargado con los despojos de todas las lenguas en aquel 
tiempo conocidas, comenzó á descender rápidamente para no llegar á hablarse 
sino en mezcla con barbarismos y solecismos y de una manera rústica; no 
siendo, tampoco, la lengua romana la única que se habló en España, pues ade- 
más del Vascuence, debió de sobrevivir también el bable , que los asturianos 
conservamos más puro, los gallegos más ático y latinizado, y los portugueses 
más arabizado, y mezclado con otras voces exóticas. 

Y de que lo hablábamos en las edades pasadas, y especialmente bajo la do- 



minación romana, da testimonio no sólo la misma fabla, sino Silio Itálico cuando 
dijo: Misitdives GallcBciapiibens, Barbara nuncpatriisulutantem carmina linguis, 

Nunc pedis alterno percussa verbere terra^ etc. 

Y entiéndase, que así como Galicia llegaba hasta el Mondego, Asturias, que 
desde el Océano, entre PeSamillera y el Eo, se extendía bajando por el Orbigo 
y el Esla hasta el Duero, lindaba al Poniente con la parte oriental de la cordi- 
llera de Sanabria y Poníerrada, dejando al Occidente á los gallegos, pues servía 
de mojón la Cruz de Ferro; y sin embargo, entonces, y aun hoy, continúan con- 
fundidas ambas regiones, de tal suerte, que Tolomeo extendió las Asturias hasta 
el valle de Trives, considerando Floro las dos provincias como la región del oro, 
lo que confirmó Plinio asentando que producían sus minas veinte mil libras de 
ese metal precioso cada año; que los Legados Augustales y Jurídicos, que Roma 
mandaba, Proc, Hispanice, Citerioris, Per, Asturicam. Et, GallcRciam^ arrebataron 
con codicia tan desenfrenada, que vino á constituir otro lazo de unión entre los 
dos pueblos la pobreza en que quedaron sumidos, donde, si los romanos ense- 
ñaron la agricultura y dieron palabras de su idioma, fué á cambio del oro y de 
crueles tormentos, no siendo el menor, el de arrebatar la juventud para nutrir sus 
cohortes, en las que, sin embargo, se concedía la estimación debida al valor y 
sufrimiento de astures y galaicos. 

De no poca utilidad considero estas anticuadas citas, de puro conocidas olvi- 
dadas, para demostrar el fin propuesto, que confirma la identidad advertida entre 
ima y otra fabla, con la similitud de los vocablos con que apellidamos principal- 
mente los pueblos en las dos regiones, siendo esta ventaja tan positiva, que, 
dando de mano á la duda, que no puede surgir sin temeridad, nos afirma sin con- 
tradicción en la posesión del hecho. 



IV 

El bable, la primera fabla de los Astures, no es, á mi juicio, el romance, mas 
sí su punto de partida, ya^que se separa de lo justo el que, por error ó sistema, 
invierte el orden que marcó naturaleza. 
• El bable, sin violencia, abarca la lengua con que los Astures defendieron su 
amada independencia. Augusto y su teniente Corisio recordarían hoy, si fuera 
posible su reaparición entre los vivos, el ixuxú con que los valientes astures, al 
entrar en la pelea, anunciaban la derrota de sus legiones, que al fin como solda- 
dos mercenarios ó reclutados por la fuerza, en los países conquistados, no po- 
dían saber morir, como aquellos bravos, verdaderos mártires de la patria, para 
cuyo vencimiento fué precisa la presencia de un emperador y todas las fuerzas 
de un vasto imperio. 

Así lo escribe la historia, sentando que ocurrían estos sucesos en los preli- 



XI 

• 

minares de la Era Cristiana; de manera que concordando esta fecha con la 
venida de Suevos, Vándalos, Alanos y Godos, la dominación romana, re- 
ducida en Asturias á poco más de trescientos años (i), no pudo ser bastante po- 
derosa para borrar las trazas de la lengua indígena, y para imponer la suya, como 
vulgar, pues ni siquiera medió el tiempo necesario para borrar de la memoria 
los agravios que separaban á los dos pueblos. 

Entra en lo posible la desaparición de una gran ciudad, y hasta de muchas, 
como acontece, sin citar otros ejejnplos, con bastantes pueblos que marcaban 
como otras tantas etapas, dentro de España, el itinerario de Antonino Pío, pero 
no se aniquilaron de igual manera Sus hombres, que la tradición, por causas in- 
finitas se encargó de perpetuar. 

Poco son trescientos años, los mismos que próximamente mediaron entre la 
conquista de Augusto y la cesión que hizo Honorio (en 416) á Walía, de las pro- 
vincias que hacía algo más de un siglo ocupaban los Suevos y los Alanos, para 
cambiar el idioma de una nación, no habiendo venido, que sepamos, con los 
conquistadores, población y menos mujeres, pues hasta para la formación de co- 
lonias echaban mano de las mestizas españolas, por estar prohibido entonces el 
matrimonio entre romanos y españoles (Livio, lib. 43, cap. 2); careciéndose de 
comercio que, como expresan Estrabón y Séneca, refluía á la Bética; no 
habiendo libros, y siendo escasa la industria y las comunicaciones. 

Es decir, que para implantar la nueva lengua, sólo se contaba con la presencia 
de alguna autoridad delegada y la de algún Capitán ó Centurión de los que co- 
mandaban la legión Séptima Gemina , encargada de mantener en sujeción las 
Asturias, puesto que los soldados, lo probable es que fuesen reclutas de las 
Galias, cuando no de provincias más lejanas, toda vez que la política constante 
que observó, tanto la República como el Imperio, fué la de alejar á los soldados 
de su nacionalidad. 

De aquí la causa de que los asturianos, que militaban en las legiones roma- 
nas, dieron guarnición en la Panonia, y de que los españoles fueron llevados á 
Italia y á la guerra de las Galias (lib. 3 de Bello Gall{)\ contribuyendo á forta- 
lecer esta creencia el hecho conocido de que las provincias pacíficas y tran- 
quilas, como la Bética y Tarraconense, estaban gobernadas por el Senado, y 
las guerreras como la Lusitania, las Asturias y los Cántabros, dependían di- 
rectamente del Emperador que mandaba el Ejército. 

Todavía podría agregarse, si se conceptuase necesario para hacer más percep- 
tible esa convicción, la existencia de las vías militares y su trazado estratégico 
de Portugal á Astorga y de Astorga á Zaragoza y de aquella plaza de armas á 
Burdeos, atravesando la región de los Cántabros orientales. 

Y entiéndase que en ese punto, aún menos que en España, el latín había po- 



(i) Aras Sestianas, año 762 de Roma y onceno de la era cristiana. 



XII 

dido penetrar como lengua vulgar, consistiendo el lenguaje, en general, en una 
mezcla de voces célticas, tudescas y latinas, de tal suerte adulteradas, que se- 
mejante jerigonza obligó al Emperador Juliano á consignar que tenían un habla 
que imitaba los graznidos de las aves, verbis facta similibus clangorum^ quos 
aspere clamantes aves y etc. [Misopogotiy intérprete Pedro Martinio, 1696). 

No es posible, por lo tanto, admitir en buena lógica que se hubiese borrado 
la lengua indígena 7 sustituídose por la latina; pues si bien convengo en que in- 
trodujeron muchas voces, como haremos ver más adelante, éstas no cambiaron 
el idioma á pesar de la radical medida de obligar á los habitantes á bajar de las 
alturas al llano, donde llevaron el bable, como se percibe por las reliquias que 
de él se encuentran en la Asturias Augnstana, conservándose la sintaxis , los 
vocablos, y las costumbres de aquella gente fiera y belicosa que, al presentarse 
ocasión, volvió á la pelea con los Suevos y los Godos. (T. Livio, lib. 34.) 

Tampoco los Romanos ejercieron influencia decisiva sobre la familia asturiana 
esparcida, como lo está hoy, por valles y sierras con sus 240.000 personas libres, 
procedentes de los 22 pueblos conocidos de sus geógrafos, como lo confirma 
el gran número de Garcías, Rodríguez, Pérez, Gutiérrez, Gómez, Fernández, Gon- 
zález que se conservan, y el que aparezca en tan insignificante proporción el de 
los apelativos de procedencia romana tales como: Balbín, Caso, Collado, Tre- 
lles, Vigil, etc., sin que tampoco se nos haya trasmitido la memoria de sus nom* 
bres más que por las lápidas sepulcrales, sustituidos en los primeros escritos 
que tenemos del siglo VTH con otros nombres de origen asturiano ó godo, como 
además de los citados lo son: Fernand ó Hernán, apó<5bpe de Fernando ó Her- 
nando, de Fair-thein-Han, tu mano de lejos, esto es, tu poder se extiende mucho. 
Gilabert de Gijelbrechs, muy acompañado. Romualdo de Rom-Wald, famoso. 
Rodrigo de Rode-rriich, el que logra quietud. Segismundo de Sigesmund, el que 
vence la boca, en vez de Lucius, Gaudencius, Sempronius, etc. 

Y esto que sucedió en nuestra España, aconteció en todas las provincias que 
fueron romanas y hasta en la misma Roma, donde el latín llegó, en poco tiempo, 
á hacerse peregrino; suceso tan extraordinario, que constituye un solo ejemplo 
en la historia universal y al que no fueron parte á atenuar la declaración anto- 
jadiza que se hizo de razas, los entusiasmos romanos délos eruditos, las diserta- 
ciones de las academias, la pertinacia de los gobiernos, el ejemplo de la Iglesia, 
y las legiones de dómines y rectores, que por espacio de siglos se encargaron, 
virga férrea (i), de enseñar el latín, que cuando menos no sabían pronunciar, á 
lajuventud, la cual, sin negar las galas y excelencias de la lengua muerta, obedecía 
y obedece con más gusto lo preceptuado por el Rey Sabio, en punto á que los 
textos y los libros estén en castellano ó en cualquiera otra lengua viva, porque 



(i) San Agustín se vanagloriaba de haber aprendido latín sin llevar azotes. Hisi, Ecl, de Asís 
de Agnilar. 



XIII 

la necesidad de progresar que en la juventud encama siempre, la obliga á dar 
preferencia á la vida sobre la muerte. 

Mas tengo para mí, que el exclusivismo es empeño vano cuando se trata de 
persuadir, que la persuasión se engendra en el amor y huye de toda manifesta- 
ción de fuerza. 

Acomodando, en consecuencia, mi razonamiento á ese modo de suceder, tan 
en consonancia con el espíritu de independencia que palpita en el corazón y 
repercute al cerebro del hombre, quiero, á pesar de lá eficacia probatoria de los 
textos citados, conceder de buen grado que en España se habló latín, más ó 
menos rústico, según nos refiramos á las provincias Ulterior ó Citerior. Pero 
¿querrá esa concesión significar que los españoles habían olvidado su lengua na- 
tiva y sólo hablaban y se entendían en la latina? 

Lo que aconteció en todas las provincias sujetas á la dominación de los 
conquistadores de Europa, Asia y África, es lo que con los godos y árabes en 
esta misma península, lo que sucede con la lengua turca en la de los Balkanes y 
en el centro de Asia, lo que pasa con la inglesa en la India, y sobre todo con la 
castellana en Filipinas, en cuyas islas, á pesar de haber, transcurrido cerca de 
cuatrocientos años, tiempo igual 6 superior al que los Astures sufrieron la domi- 
nación romana, sólo se ha conseguido, contando con el auxilio de la prensa, el 
Ejército, la Administración y la Iglesia, que de seis millones de habitantes, qui- 
nientos mil hablen medianamente el castellano y con perfección el tagalo, que 
aprenden desde la cuna; que un millón entienda nuestro idioma y se explique 
en él con dificultad, y que el resto conozca frases sueltas, hablando en tagalo y 
en ilocano, á pesar de estar regfidos por leyes, religión, prensa, libros y todos 
los adelantos de la civilización española, y que sus habitantes se han ennoblecido 
é igualado á nosotros, hasta el extremo de que los hemos laureado como artis- 
tas y de que los elevamos á los cargos superiores de Ministros, Senadores y 
Generales. 

Estos hechos de la historia contemporánea, cuya exactitud está patente, 
abonan de manera incontrovertible lo que debió suceder en la época roma- 
na; que la humanidad, por su esencia social apegada á hábitos y costumbres, 
que se compenetran con su naturaleza física, jamás cambia de ser, y así, sin 
contradicción, se repite y retrata en todas sus acciones (i). 

V 

Los Godos, después de cien años de pelea, asentaron por fin sus reales entre 
los Asturianos, á quienes parece que la naturaleza impuso la tarea de velar des- 
de sus elevadas cordilleras por la independencia de los llanos. 



(i) San Agustín, lib. I, c 14. 



XIV 

. Mas su influencia sobre la lengua que, como dejamos dicho, debía de ha- 
blarse en los siglos V y VI en Asturias y Galicia, más debió de ser por motivos 
de afinidad que por relaciones de otro género, puesto que es notorio, que 
aunque nos impusieron su abecedario y se encontraban, como los Astures, lati- 
nizados (Cassodorus, lib. 8, epist. 3), careciendo éstos de literatura, se comunica- 
ban poco con el país, del que les apartaba su vanidad de raza y de conquista- 
dores, lo cual estableció la diferencia de godos ó nobles y romanos ó peche- 
ros, y su administración, en extremo sencilla, no daba lugar á grandes y fre- 
cuentes comunicaciones escritas, como sucedía con los romanos. 

Hay también quien duda si el Fuero Juzgo, por cuyo Código, á la vez que 
político, se decidían las cuestiones civiles y criminales, se escribió en la lengua 
que debía entonces ser vulgar para asturianos y gallegos, aun cuando examina- 
do el texto, atribuido á Ervigio, le considero más adelantado y le califico de 
bable asturiano, gallego y portugués ya romanceado, y del que debiera de ha- 
blarse en los reinados de Bermudo II ó Alfonso V, ó contemporáneo del Con- 
cilio de León, de los fueros de Villayicencio, y tal vez del fuero de Aviles; en 
cuya época, para administrar justicia, como los jueces no sabían latín, debie- 
ron veíse obligados á traducir el texto. 

Además, su dominación, como absoluta, fué sumamente pasajera, puesto que 
en 71 1 tuvo lugar la entrada de los Moros, y esto no obstante, á pesar del corto 
tiempo que medió entre este suceso y el del establecimiento pacífico de los Go- 
dos, al revés de lo que sucedió con los Romanos, dejaron grandes recuerdos en 
la organización y régimen de las familias, que se transmitió y dejó sentir sus 
consecuencias, como afirman los nombres y apelativos citados y especialmente 
el señorío de la tierra, el cual prevaleció, unido á la presunción de preeminencia 
de raza, hasta muy entrada la época moderna, sin que por completo, á despe- 
cho de las leyes y de las costumbres, hayan desaparecido sus trazas. 

El nombre de Asturias, que se supone celta, y la seguridad de lo extendida 
que estuvo en España esta dominación; las noticias que tenemos sobre la impor- 
tancia de la cántabra en Asturias, que hay quien la hace penetrar hasta la ría de 
Villaviciosa; el nombre con que Pomponio Mela distingue el cabo de Peñas lla- 
mándole Céltico promontorio ad Scythicum usque^ ni, I, y la cita que hace Estra- 
bón diciendo Arge nomesci e CantabriSy nos basta para asegurar las dominacio- 
nes que sufrimos muchos siglos, con anterioridad á la de los Romanos, y sobre 
todo fijando la atención en los nombres de los pueblos, que con corta diferen- 
cia, como asegura el sabio é ilustrado Académico D. Aureliano Fernández- 
Guerra en su Memoria sobre la legitimidad del Fuero de Aviles, son los mismos 
que tuvieron desde la antigüedad más remota. 

Picos de Comión, Onís, Ponga, Ribadesella, Nava, Siero, Beleño, Í^a, Nu- 
bledo, Coryera, Aviles, Luanco, Tameza, Yemes, Somiedo, Teverga, Allande, 
Tineo, Boal, Coaña, Salime, Ibias, Óseos, Pilona, Abándames, Candamo, Morcín, 



* •• • • 

• • • # • 



XV 

Uviedo, AUer, Langreo, Luarca, Quirós, Riosa, Cudillero, Pravia, Proaza, etc., 
cuyo significado se encuentra dentro del bable, vienen á confirmar que ni la 
dominación romana ni la gótica alteraron la fisonomía política del país, lo que 
es dato seguro de que conservó su lengua, pues en las mismas citas que dejamos 
hechas y¡enlas]que hace Alderete en el lib.I,cap. XV, Orígenes, se ve el empeño 
que los Romanos tuvieron en alterar esa nomenclatura, sin que les hubiera sido 
dable conseguirlo. 

La analogía que, por otra parte, se observa en el bable con el francés que se 
hablaba en la Galia narbonense, (i) provincia del imperio gótico español, en los 
siglos Vni, IX y X, con el cual los asturianos podrían entenderse sin necesidad 
de intérprete, y la extensión que pudiéramos dar á esta analogía respecto al 
lemosín, que se hablaba y se sigfue hablando en Cataluña y Coronilla de Aragón, 
en relación con el bable y el mismo francés, añadido á la identidad de muchos 
nombres geográficos, nos da satisfacción cumplida de que esto no significa que 
se hubiese olvidado el latín en Asturias, porque suceso tan importante no podía 
ocurrir en tan poco espacio de tiempo, reducidas, como estaban estas provin- 
cias, al más completo aislamiento, y teniendo por única ocupación la guerra. 

Lo que claramente se demuestra es, que el latín no había echado las profundas 
raíces que se supone; que, por el contrario, como hemos dicho que sucedió en 
las Gallas, sería el lenguaje oficial y el de los eruditos; pero que respecto al 
pueblo, como opina el editor portugués Do liuro das Cantigas do Conde de 
Barcellos, el latín de que había llegado á apoderarse la gente rústica*, ó sea la 
masa de la población, debía de apartarse mucho de la perfección que al idioma 
del Lacio le daba su completa prosodia, determinando el valor de cada letra, 
lo cual debiera de ser muy agradable al oídG^ pero que para apreciarlo se nece- 
sitaba una ilustración y una delicadeza de costumbres de que los asturianos, en 
aquella época, debían estar muy alejados. 

Y no es mucho decir, que ese hipérbaton debiera de ser muy difícil, cuando 
no imposible, para el resto de los españoles; pues como asegura Alvaro Cordo- 
bés, á mediados del siglo JX (854), los que de éstos quedaron con asiento en 
Córdoba se habían olvidado del latín y hablaban una especie de romance, siendo 
excelentes literatos en lengua árabe. (Alderete, lib. I de Orígenes de la lengua 
castellana^ pág. 140.) 

La clerecía, por su parte, tampoco se mostró muy adicta al latín, pues consta 
que desde el Concilio IV de Toledo, el Breviario y Misal eran góticos, lo cual 
duró hasta que Gregorio Vil, después de gran resistencia de nuestros Obispos, 
por la carta que escribió para D. Alfonso VI, hecha la toma de Toledo, consi- 
guió que en el Concilio de León, 1020, se recibiese el mandato Romance Ecclesw 
ordinem, et offiátmi recipiaiis^ non Toletame, vel cuius libet alio^, fed istius, por 



(i) Tour cP Auvergne: Origiftes gauloists. 



XVI 

cuyo motivo acordó el Concilio sustituir el oficio gótico por el latino y la letra 
gótica por la francesa. (Alderete, lib. III, pág. 250); con cuya disposición, la lec- 
tura y la escritura se hizo aún más difícil y rara de lo que lo había sido hasta 
entonces, que desdeñada por los hombres de armas, había quedado al cargo 
casi exclusivo de los clérigos, que hacían de cartularios, cronistas y chancelarios. 



VI 

Con la invasión de los Árabes, no será exagerado suponer, que los fugitivos 
de las provincias invadidas llevarían á la de Asturias un aumento de población 
considerable, y con ella lo probable es que la lengua se latinizase, aún más de 
lo que estaba. Pero es lo cierto, que el bable sobrevivió á todos estos conflictos, 
para llevarlo después, durante la reconquista, á los pueblos que hoy hablan el 
castellano, porque los que nacieron en Asturias, descendientes de los que allí fue- 
ron á residir, lo tomaron del país como un hecho natural, toda vez que encon- 
traron éste poblado y con su agricultura y costumbres, lo cual hacía difícil, 
cuando no imposible, á un conquistador, el sustituir una lengua por otra, y mu- 
cho más á los que iban de paz y de huéspedes y acosados por un enemigo que 
en tres años dio cuenta de la dominación goda, y que no perdió su pujanza, ni 
detuvo su avance, haáta que su atrevimiento le llevó á meterse por nuestras 
montañas, donde se le dio fin tan ejemplar, que no volvió á verlas sino de lejos. 

La mengua en que por esta época corría el latín, se echa de ver en la inscrip- 
ción de la iglesia de Santa Cruz de Cangas, debida á la piedad del Rey D. Favi- 
la, y que es del año 739, que copia Caveda en su prólogo á la colección de poe- 
sías asturianas, tomada de apuntes de Jovellanos, en la cual se observa ya la 
flojedad del hipérbaton, que tanto adornaba la lengua latina, el cambio de letras 
y la supresión de los diptongos, y eso que la conmemoración, hecha de orden 
del Rey, debió de ser obra del mejor escritor de su reino, en el cual no faltaba 
gente entendida, puesto que nos consta que la afluencia de Obispos era tan 
grande, que se encargaban de reg^r simples y pequeñas parroquias, y no debie- 
ran de faltar otros hombres de saber en artes y ciencias, porque sin ellos no 
se hubieran podido edificar los preciosos monumentos, que hoy todavía lucen 
sus galas, en San Miguel y Santa María de Naranco y Santa Cristina de Lena, 
de cuya arquitectura existe solamente un ejemplar en Francia. 

Cierto es que la Cancillería, siguiendo la costumbre establecida, continuaba 
escribiendo, como se continuó hasta D. Alfonso el Sabio, y en Francia hasta 
Francisco el de Pavía, en lo que hay empeño en llamar latín, aunque apelli- 
dándolo baja latinidad, como si esta distinción fuera posible, ya que lo propio 
y acomodado á la verdad sería llamarlo mal latín ó latín rústico y bárbaro, 
para no agraviar idioma tan culto y tan sublime. 



XVII 

De manera que olvidada y perdida la pronunciación, la declinación de los 
nombres, distinguiéndose los géneros por el pronombre, alterada la pasiva de 
los verbos y desdeñado el hipérbaton, que comunicaba tanta elegancia al latín, 
sobresaliendo los axfisios desconocidos de los latinos, cambiadas las letras fina- 
les de muchas voces, como las de unus,/rons, estirps^ plebs; borradas las termi- 
naciones en op y uc, suprimidas del alfabeto la A 7 la^^que no conoce el dia- 
lecto asturiano, la gradación de los superlativos y diminutivos de ome^ ombrom^ 
ombrin, y de muyer, muyerina^ etc., resultó una lengua distinta, en la que habrá 
mayor ó menor cantidad de locuciones latinas y de otras latinizadas, pues en esto 
estribaba el mérito de los escritos de los siglos que mediaron desde el VTII hasta 
el XIII, durante los cuales, examinados los diplomas que nos restan de esa edad, 
se encuentra el bable ó fabla gallega ó portuguesa latinizada y expresada por 
términos compuestos con inflexión latina, pero que desde luego se advierte 
que aquello representa un idioma que no es latín y sí la lengua vulgar que por 
precisión se habló en aquellos tiempos, de manera que si no se hubiera habla- 
do, no hubiera resultado el romance y sido imposible el que se entendieran, no 
pudiendo calificarse lo que aparece en esos documentos, más que de espantosa 
algarabía. 

Hé aquí ejemplos de esa documentación sacados de entre los muchos que 
corren en las colecciones, copiadas de los tumbos y becerros de las catedrales 
y conventos, que citan, entre otros, Yepes, en la crónica del Orden de San Be- 
nito; Fr. José Pérez, historia del Monasterio de Sahagún; Sandoval, Risco, Mu- 
ñoz y Romero, y otros muchos. 

Al folio 153 de la Coleccion.de fueros, publicada por el Sr. Muñoz y Romero, 
se encuentra la siguiente copia,-que sacó del libro de testamentos y donaciones 
reales que se custodia en la Catedral de Oviedo, y que se dice ser del si- 
glo VIII: 

«In Ules. Casata de Gómez de rurales; Casata de Gegino de Cardella, de ser- 
vitio rurales; et filios eorum, de aspenaros. Canas de Geginiz, cum filios et pro- 
genies eius, carpenatos. Frater eius Ecta Geginit, Juliano Geginit, Ximeno Ge- 
giniz, Vita Geginit, et filios eorum et progenies eorum, de servitio rurale. Brabi- 
lio et Alvaro, ambo fratres et eorum progenies, de servitio rurale. Citi Vellitiz et 
Finiólo Vellitiz, eurom progenies, non de rurale servitio de Villa. CoUece et mu- 
lier de Pelagio Michaelis de Robes, similiter — In lUias — Casata de Ximena Alva- 
riz etc.» 

Este documento, tan precioso para el estudio de la lengua y las costumbres 
del siglo Vm, como dice el Sr. Guerra, da bien claro á entender que el latín 
que se escribió por esa atrasada fecha en la ciudad de los Obispos y en la ca- 
pital de la monarquía, estaba sometido á la influencia de la lengua que se habla- 
ba y que no podía ser otra que el bable. Illes^ en bable, isla, pantano, en latín, 
ínsula. Casata de Gomez^ casal, casares, casar en bable, en latín domus^ y casa^ 



■v 



xvni 

cabana, bohío, y Gómez apellido bable. De rúales, en bable rurales, en latín 
ruralis, cosa de campo. Gegino de Cardella^^n bable Regino, de Cardella, Car- 
d[eno, de flor de cardo, de aspenaros, que traduce Muñoz Romero leñadores, 
cuando, según Plinio, deben de ser hortelanos. Esto y los nombres con sus 
apellidos correspondientes de Pelagio, Michaelis de Robes y Ximena Alvariz, 
la falta de terminaciones y diptongos y la de concordancia, ponen de manifies- 
to el que, bajo una mala flexión latina, están los vocablos vulgares. 

Fundación del Monasterio de Obona, ano de 780, tomada por Cavada 
del P. Yepes, que á su vez la había tomado de Sandoval, quien la había copia- 
do del original, escrito en letra gótica, y que dice así: 

Damus siquidem un ipsa domus Dei viginti vacas et quinqué juga boun, cunt 
omnia instrumenta arandiy et dúos carros, et viginti modios de pane, et ditas 
equas, et uno rocino, et una mulla, et tres asinos, et duodecim por eos, et quatuor 
porcas, et triginta oves, et viginti et duae caprae-, mantas sex, quinqué feltros, et 
septem Uctulos, et tres scafios, Ad ornamentum Ecclesiae damus octo vestimentis^ 
et tres mantos, et sex stollas, et quinqué manipulos, et quatuor corporalia, et quin" 
que pallas, et sex sabbanas, Duas literatas et quatour sine sérico, et tres kaceleliaSj 
et duas siacatas, et una capa sérica, et tres cálices, dúo de argentes, et unum de 
pietra, et unum misale, etuna cru^ce de argento, et duas de ligno, et quatuor fron- 
tales de sérico, et duas campanas de ferro, et lectionarum, et responsorium, et dúos 
Psalterios, et uno diatogorum, et pasionarium, et una regula de ordini Sancti Be- 
nedicii: et quinqué quitrabes, et quatuor tapetes, et tres basos salomoniegos, et duo- 
decim cidiares argénteas, et unum argentum trulionem, etc. 

De este documento se desprende claramente la influencia que, ya en el 
año 780, los Asturianos ejercían con su lengua sobre los que nacían en aquel asi- 
lo, donde se habían refugiado los que no quisieron someterse al yugo agareno- 
pues no es sólo el mal latín, la mutación de letras, la falta de diptongos y termi- 
naciones; es el bable que, sin relación con la lengua goda, sale pujante á la 
superficie, como lo vemos en boun, rocina, mulla, feltros^ escaños, mantos, lite- 
ratas, frontales, tapetes, vasos y cuitares, que son vocablos perfectamente bables, 
los más sin procedencia latina, y los restantes con ella bien remota, puesto que 
se apela para ello á la baja latinidad, lo cual por lo caprichoso es un fraude al 
bable y al gallego, porque encerrados en sus montañas, rodeados de enemigos, 
y sin más ocupación que la guerra, no debían estar muy holgados de tiempo 
los astures para dedicarse á la invención de un nuevo idioma, que requiere ne- 
cesidades, estudio y ánimo tranquilo, y que si hubiese existido otro que el ba- 
ble, le habría cabido la misma suerte, pues no había ocurrido ocasión, ni pasado 
tiempo suficiente para olvidarlo. 

Después de esta escritura, citaremos la del año 905, que figura en el apéndi- 
ce 3.^ de la historia de Sahagún, donde se habla de la estrada y de hi plaga del 
término de Tríanos y de la villa de Calavarías (por Calaveras). La del año de 915, 



XIX 

€n la que se refiere la donación de Ñuño Jiménez, ad Oriente et ad accidéntale 
plaga de Calendarlas, término de Altane. La del 979, en la que Fernando Álvarez 
da á Santiago de Valdavida unas haciendas en Valdespino y habla de térras 
romas et solares de casas qui habui del Eldebona profiliationi et accepimus de 
vobis in precio caballo apreciato solidos L. et Karro in solidos IIL Los fueros de Vi- 
llavicencio del año de 1000, escritos con letra gótica, donde se lee Omnes Mace^ 
llari perpesiim vendant totas carnes de vaka, et de porco^ etde carnero, etde cabra, 
et dent singulos advelles de sebo. La de 1149, en que la Infanta D.^ Elvira da á 
Sahagún varias villas, con los nombres bables de Golpeyones quemadiellos, Valde- 
yunquiello, etc. La de 11 57, en la que D. Sancho III dona el Alfoz de Bembibre, 
diciendo in territorio de Liebana in Afoze de Bembibre^ Villa predominata, que 
vocitan Jebas per suos termino, De la ponte del Molin del Varrio usque adsumma 
Sierra de Jebas et alia hera dolmondar, et al Collada del Salce, 

Todo este escrito es perfectamente bable, como lo son todos los nombres de 
pueblos que cita la escritura de 1 186, en la que se habla de Siero, Ponte Amian^ 
Otero, Villella\ Mozos, Raniedo, Carbayal, Barreales y Celada, en cuya compro- 
bación pudiéramos citar muchas otras, pero que preferimos hacerlo de la que 
trae la España Sagrada en el tomo 38, folio 89, en la cual se lee que en el año 
de 1078 D.Pedro Núnez, Obispo de Astorga, compró á la Sra. D.^ Mayor Froi- 
laz una heredad en Asturias, cuyo precio se declara en estas palabras: <LPro quo 
accepimus de vobis CCCII solidos de argento Kazmi, et una pelle alfanege noua 
murielite, investita in panno Ovete verde, et panneata per circuitu de grecisco, cu- 
bito, et palmo á giro pedes, et ad suas mangas, et faceras auro textas, in oblingen- 
tos solidos de Kazmi, et uno Caballo amarello spiria nigra, cum sella sub sella, et 
freno, preciato in centum quinquaginta solidos de argento Kazmi: et uno voéo de 
purísimo argento, pensante septaginta quinqué solidos, » 

Sóidos Kazimos, según Bitervo, quiere decir moneda antigua, lo cual supo- 
ne que en el siglo XI, en que esto se escribía, había otra moneda nueva. 

La piel por la que D.^ Mayor dio 800 sueldos, constituía un vestido nuevo, 
enterizo, que cubría todo el cuerpo, desde la cabeza hasta los pies, y que la 
escritura explica estaba forrado de pieles de nutria ó rata de agua, y la parte 
superior dice que estaba forrada de paño verde de Oviedo; y las dos sillas de 
caballo amarello, e de espina llonbo y espinazo negro, con sus freyos platea- 
dos, es la descripción, si no de un asturcón, de un caballo bueno, y de los arreos 
que han usado siempre los fidalgos asturianos para conducir sus señoras. 

También esos términos son puramente bables, porque el bable debía de en- 
contrarse ya estacionado, pues la revolución que debió haberle comunicado la in- 
vasión que sufrió la región comprendida entre el Mondego y Llanes á la llegada 
de los moros, había también llegado á su término; de manera que entendemo3 
hoy, y explicamos lo que se hablaba en esa época, como entenderíamos las 
cantigas á que se refiere Silio Itálico, que eran el consuelo de los soldados galle- 



XX 

gos cuando servían en las legiones romanas, porque la esencia de la lengua está 
adherida al suelo, de tal modo, que ni aun el castellano, auxiliado de la prensa, 
del vapor, del telégrafo y de un comercio y de una industria, tan activas como 
la misma electricidad, han sido causas bastante poderosas para arrebatamos esa 
posesión en el dilatado espacio de seiscientos anos, que el padre engendró el 
romance y lo llevó con sus pendones victoriosos, hasta las torres de la invicta 
Granada, menos latinado y libre de algarabías, de las que después se le agrega- 
ron, y volvió contento y satisfecho de su obra, á encerrarse dentro sus históri- 
cos riscos, sin reclamar premio alguno, y sufriendo resignado los ultrajes de los 
que, por desconocimiento de su elevada estirpe, insultan en el gallego, y en esta 
frase comprenden á los Astures, al factor principal de la lengua de que se en- 
vanecen. 

VII 

Las simples conjeturas, cuando se consideran con sólido criterio, no son tan 
despreciables como resultan para los que toman á empeño el defender escuela 
determinada ó cualquier sistema especial, pues cuando la imparcialidad no pre- 
side al discurso, el entendimiento queda privado de la vista, el oído de su facul- 
tad propia, y el ánimo se guarda detrás de acerada cota, que suele formarse con 
la imposición de la autoridad creada, ó de la valía de la reputación adquirida. 

Decía el sabio P. Sarmiento, que el romance tenía sus principios hacia fines 
del siglo VII; el abate Andrés le fijaba hacia el año 998, y en el mismo siglo X» 
pero más á los principios, opina Caveda, que era lengua corriente, mientras que 
Marina no admite se hablase hasta principios del XII. 

Aun cuando alega cada cual sus razones, y no me aparto de la creencia de 
que para la buena elocuencia nó hay prueba imposible en el mundo, no obstan- 
te, también me imagino, que contra los hechos positivos no hay lógica que pue- 
da prevalecer, y es preciso conceder que los hechos abonan en esta ocasión el 
aserto de que el dialecto asturiano, de donde se originó el romance, se habló 
mucho antes que sobreviniera el hecho de la restauración de la monarquía astu- 
riana, porque las lenguas no son resultados antojadizos ni producto de inven- 
ciones momentáneas, sino traducción, 7 á la vez expresión de hábitos y costupi- 
bres que se van elaborando, modificando y adquiriendo desarrollo con el 
transcurso de los siglos. 

La indumentaria de que hemos sacado los textos referidos, lleva como por 
la 'mano al filólogo y al erudito, que se encuentre libre de apasionamientos y de 
espíritu de escuela, por la senda, primero estrecha y con algunas soluciones de 
continuidad, propias de lo inculto de aquellos tiempos, y después más franca y 
abierta y sin interrupción, desde el bable al romance, y desde el romance al cas- 
tellano. Así yo opino que las autoridades citadas tienen todas razón, pero que 



XXI 

su punto de partida es equivocado, por no dar al bable la antigüedad que le 
pertenece. 

En los siglos Vn, Vin, IX y X no era romance lo que se hablaba, era lo que 
se llama dialecto asturiano y gallego, compuesto de voces celtíberas, griegas, 
latinas y góticas, que la extensión de la monarquía, la población judía, los ára- 
bes pacificados y domiciliados en los pueblos conquistados, el aumento de cul- 
tura y con ella la variante que se introdujo en las costumbres, incubó el roman- 
ce que, ya formado, salió á luz cuando comenzó la escritura popular en Gonza- 
lo de Berceo, hacia 1200, y poco más adelante en el poema del Cid y el Fuero 
de Toledo, dado en 1222 por el Rey San Femando; en la traducción del Fuero 
Juzgo y en el Fuero de Aviles, como antes se habían escrito, hacia la mitad 
del siglo XI los versos gallegos ó portugueses citados por Bernardo Brito en su 
historia del Cister, y como se había cantado en 998, cuando la toma de Calatá- 
nasor (Calat en arb. significa fortaleza), y estos sabios escritores no hubieran 
pasado tanto mal al manifestar que en los siglos citados se hablaba una lengua 
que no era el latín, si hubieran podido apartarse de la idea preconcebida, y ad- 
mitida sin contradicción, de que el romance no podía haber tenido otro origen 
que el latino, en lo cual estribó su error, del que les hubiera sacado el voca- 
bulario que trae San Isidoro de las voces bables que corrían en su tiempo, 
como españolas de origen, y las cuales, si no los castellanos, pronuncian toda- 
vía los asturianos. 

Si el latín hubiera sido la lengua determinante, no era posible que en proxi- 
midad tan marcada al último Concilio de Toledo (647), y á los escritos de San 
Isidoro y sus hermanos, se hubieran comenzado á entender los gallegos, astu- 
rianos y leoneses, en un idioma que tiene frases y gramática diversa del latín. 
Para obtener estos efectos, ó hay que falsear la historia, introduciendo revolu- 
ciones que no existieron, ó hay que alterar el orden que marca la naturaleza de 
que no es posible tener nietos sin haber tenido hijos, ó creer por precisión en 
algún prodigio sobrenatural, y sacar, por tanto, las cosas de su cauce. 

Mas nada de esto ha ocurrido, y basta con fijarse en la nomenclatura del 
suelo asturiano y gallego, y en lo que hoy se llama portugués, que atrás deja- 
mos citada, para comprender que aquellos nombres salieron de una lengfua 
viva, y que ofrecen el respeto que por su antigüedad indiscutible les da el con- 
cienzudo académico Guerra y Orbe; y aun cuando éste, por sostener los fueros 
de la Academia, á que es tan adicto, con erudición pasmosa y galanura que cau- 
tiva, intentó declarar documento falsificado el Fuero de Aviles, que como lleva 
ia fecha de 1 155, y es la primera escritura que los anales registran escrita en 
romance, contradice sobre este punto las afirmaciones de la docta corporación, 
aunque con sentimiento, me veo obligado á consignar que tal impugnación 
fué empeño frustrado, pues á fuer de caballero, consigna Guerra, el hecho de 
que gobernaba en Asturias un hijo de Alfonso X, y que pretendiendo éste ir 



XXII 

contra el fuero, la Villa acudió al Rey, y éste dio razón á la Villa, ratificando y 
confirmando el fuero, sellándolo y ruborándolo. 

Mas como no se endereza mi empeño á pleitear, por la autoridad que los 
jueces concediesen á este fuero, y sólo le apellido en demanda de su fecha, 
con la que el académico no pugna, me sobra con la confesión paladina que 
hace al acusar al autor de falsario, de que éste no sabía latín, lo cual precisa 
mi creencia de que en los días del Emperador D. Alfonso no stf alaba, y en 
cuanto á que ese falsario de todo un fuero, menguádor de regalías y escatima- 
dor de derechos de la Iglesia, le redactase con vocablos rústicos, teniendo por 
tales ferir, conzello, ena, forcia^ gectar, orne, maguer, toller, etc., eso, aparte de 
que manifieste haber escuchado tales vocablos, de viva voz, en Asturias, puede 
justificarse con Camoens, que también los emplea y nunca pasó plaza de rustico. 

Hé aquí, para mayor satisfacción, tres capítulos de dicho documento: 

FUERO DE AVILES 

Estos sunt los foros que deu el rei D. Alfonso ad Abiliés quando la poblou 
par foro Sancti Facundi; et otorgóla Enperador. 

I. 

Em primo: per solar prender I sólido á lo Reu et II denarios á lo saion: e 
cada anno I sólido en censo per lo solar. E qui lo vender', dé I sólido á lo Raí* 
E qu' il comparar* dará II denarios á lo saion. Et si uno solar si partir*, en quan« 
tas sortes si partir tantos sólidos dará; é quantos solares si tornaren in uno, una 
censo darán. 

2. 

De kasa (o) homo morar' é fogo fezer', dará I sólido de fornage; é faza fomo 
qui quiser'. 

3. 

Omne poblador de Abiliés quanta heredat poder' comparar de fora, de térra» 
de villas, seia franca de levar on quesir', é de vender, é de dar, et de fazer de 
ela zo qu'il plazer'; et non faza per ela neguno servitio. 

Y téngase presente que lo que afirmamos es tan natural y tan lógico, que no 
constituye un ejemplar aislado, pues Carlomagno, contemporáneo de nuestro 
Alfonso II, con quien, sin necesidad de interpretación, tenía frecuentes comuni- 
caciones, y no en latín, pues cuando menos hay sospechas fundadas para asegii« 
rar que ninguno de los dos lo sabía para poderlo hablar, i^^-^iSáy^^, ordenó á 
sus Obispos, á consecuencia del Concilio Turonense, que predicasen al pueblo 



XXIII 

en lengua rústica romana, ó en la tudesca, para que todos la entendiesen; y cien 
años después, refiere Nithardo que en la concordia que hicieron Ludovico y 
Cario, juró el primero en francés, y Cario en la lengua tudesca, como refiere 
Alderete en el libro i de Orígenes, página 8i. 

Es, pues, evidente que en la monarquía asturiana acontecía que había una 
lengua que no era el latín, lo mismo que sucedía en Francia, y que esta lengua 
se sobrepuso y dio origen en España al romance, y éste al castellano, y en Fran- 
cia al romance, y éste á su vez al francés. 

Y entiéndase que el bable tiene con éste grandes puntos de contacto, como 
sucede en la pronunciación de la ch^ enteramente igual á la del francés, y mu- 
chas voces que, aun cuando se creyeron tomadas del francés, son perfectamente 
bables, lo que comprueba, que no sólo con el latín tenemos concomitancia, sino 
relaciones de origen é intimidad, anteriores á éste. 

Para confirmar esta aserción, ponemos como nota una copia del juramento 
citado, que hizo Ludovico en la concordia con Cario, cuya nota debemos á la 
bondad del erudito y estudioso filólogo D. Antonio Balbín de Unquera (i); y 
copiamos asimismo unos renglones de la historia del Imperio de Constantinp- 
pla bajo los Emperadores franceses, escrita por Geoffroy, impresa en París 
en 1657 (2), para que se vea que el francés del año 1218, sin necesidad de ver- 
sión, lo puede entender cualquier asturiano ó gallego. 



(i) Nithardo llama lengua romana á la que se hablaba ya en las provincias en los palacios de los 
Reyes, igual á la de los pueblos mismos. Vadiano dice que los romanos llamaban ley sálica á la Ro- 
mana provenzal de Auvernia, Vasconia y de los Godos. El juramento del Rey Luis es así: «Pro Deo 
amor et pro Christian pobló et nostro común salvamento dist di en avant, ut quam Deus favirct 
podir me dunat, si salvarejo cist meon fradre Karlo, ut in adjuhe et in ca4huma cosa, si cum om per 
dreit son fradre salvar dist, in o quid il mi altre si fazet, et ab Ludher nul plaid nun quam prindra- 
qui meon vol cist meon fradre Karle in damno sit.» Se ve el francés sauverai-je, mon voill, usado en 
Picardía, etc. 

Juramento del pueblo: 

Si Lodwigs sacrament, que son fradre Karolo juret conservat et Karlus meus sendra, de suo part 
non los tanit si jo retuinar non li pois, in nuUa adjudha contra Ludwig nun si juer. — Aquí usa el ger- 
mánico mag, poder — non li juer, ■goT/tiero» — (Historia de Constantinopla.) 

(2) "Sachies que tnile cení quaireving et dixbuit cons apres Tlncarnaúon nostre Seigneur jfesuS'Christj 
al tens Innoceni IIL Aposioille de Rome^ ei Phidppe Roy de France, et Richart Roy d^ Englaierrej on un 
Sani home en Franu qui oi non Foiqtus de NuilHi CU NuilUs siest entre Lagny son Mame et Parts; et it 
ere Preste^ et tenoit la Parroiche de la Viller, et ál Floques dont te vous di, 'conunza á parler de Dieu par 
France et par les autres terre sentar, A nostres Sires fist manit miracles por hiy, Sachies que la renoniee de di 
sainí home alia ianty qu*elle zñnt á P Aposioille de Rome Innocente et I ^AposUñlle envoya en France, ei man' 
da al predome qtu il enpenckast de Croixpar s'auioriie: ei á pres i envoia un suen Chardenal Maistre de 
Perron de Chappes Crcisié; et manda per hiy le Perdón tel come vos dirai' Fuit cil qui se croisservient et 
feroient le service Dieu un an en r est, seroient quittes de toz les pechies qtu il avoieni faiz, dont il seroieni 
con/es. Parce querltt P^dons fu isi gran, si sUn esmeureni mult ü cures des genz, et muti s'en croisUrens 
parce que H Pardons ere si gran. 



XXIV 

Mas todavía, aun sin apelar á la cita de las voces 7 frases bables que contie- 
nen los poemas de Berceo y Segura, y el Fuero Juzgo traducido, y que son 
hoy perfectamente asturianas, gallegas ó portuguesas, como afirmar^ ochar ^ ben^ 
cárcerey cedo^ conceyo^ daqué, dentoi, egua, escuro, fala^ folgar, frade, xuez, mo- 
rrer, muyer, fiora, folio, polgar, etc., podemos llamar en nuestro auxilio á los 
hechos, y entre éstos, en obsequio á la brevedad, eligiendo el más culminante 
y como admitido por todos el más concluyente, que cita Caveda, refiriéndose 
al Concilio de Valladolid, celebrado en 1228, donde se dijo: Establecemos que 
todos beneficiados que no saben fablar latín sacados los vieyos, que sean constreñidos 
que aprendan, e que no les den los beneficios fasta que sepan fablar latin. 

Este texto fehaciente, nos asegura, cuando menos, puesto que habla de los 
viejos en 1228, que el descaecimiento del latín venía de atrás, y el que los clé- 
rigos, desde la mitad del siglo XI, ya que no desde el X, se habían atrasado del 
latín, hasta el punto de olvidarlo, y no podrá considerarse como consecuencia 
forzada, sino como legítima y muy racional, la de consignar que si esto aconte- 
cía con los clérigos, los legos, que no habían usado el latín como lengua vulgar, 
porque para este menester tenían la suya, debiera de haber muchos más años 
que la habían relegado y dejado de entender. 

Apoyan además nuestra opinión los siguientes textos: 

" Vientos previlegio del rey D, Alfonso nuestro agüelo, que han dado á los po- 
bladores de Sanabria^ en que de de que les daba e les otorgaba fueros e derechos e 
costumbres porque se yulgasen para siempre, también á los que eran y ent07ices 
como á todos los otros que serien y moradores para siempre, 

E porque algunos de los fueros que eran escriptos e7i aquel privilegio eran ntt^ 
dubdosos y contra razoiiy contra derecho e contra buenas costumbres y por facerles 
bien e merced tobiemos por bien de espaladinar aquellas dubdas de guisa que se 
pudieran bien entender e de m^eyorar e de enderezar otro si las cosas que fallamos 
y escripias que eran contra derecho e contra razón, e otrosi porque el privilegio 
sobredicho era escrito en latín, tobiemos por bien de lo mandar romanzar e escribir 
en este nuestro privilegio porque lo pudiesen enteiider los legos, también como los 
clérigos, etc.;, 

Apéndice III de la Historia de Sahagún, pág. 5^/: 

Conoscida cosa sea á todos los omes que esta carta vierefi cuento yo D, Alfonso 
por la gracia de Dios Rey de Castilla, de Toledo, de León, de Gallicia, de Sevilla^ 
de Córdova, de Murcia ^t de Jahen vi cartas de composición en latin partidas por 
A, B. C, entrel Abbad, et el Convento de las Dueñas de Sant Pedro, et confirmadas 
de mío visavuelo el Rey D. Alfonso, et porque las Dueñas, et tod omme las pudiesse 
ente7ider, mándelas tomar en romanz en esta guisa, etc. 

Finalmente, como demostración concluyente contra cuanto se pudiera de- 
cir para atacar el pensamiento de que el bable y la fabla gallega, que son una 
cosa misma, eran independientes de los romances, nos referiremos alas Cantigas 



XXV 

que el Rey Sabio, que dictó los textos anteriores para que se tradujesen los fue- 
ros al romance, cantó en lengua que apellidó gallega, y como éstas sean de la 
fecha de los dichos fueros y de los libros que él mandó verter del latín también 
al romance, no deja duda alguna de que nuestra fabla, que él había aprendido 
por haberse criado en Galicia, era una cosa que existía y distinta del román pala-- 
diño, en el cual suele orne fablar á su vecino. 

Y para concluir, diré todavía, á peligro de incurrir en la tacha de atrevido, 
que el castellano latinizado con desdichado afán, después de la conquista de Gra- 
nada, no contiene el árabe que las oleadas agarenas, compuestas de gentes asiá- 
ticas y africanas, debieron por precisión traer á España, donde llegaron con reli- 
gión, agricultura, ciencias y artes, para nosotros desconocidas, y que al ver escri- 
tos los trabajos ortográficos que se dedicaron al castellano, procurándole á todo 
trance, sin gran respeto al principio de unidad y de origen, etimologías latinas, 
se asemejan mucho á la lengua del Lacio, pero al escucharlos de la viva voz de 
sus naturales, más bien parecen árabe que latín, sin embargo de no encon- 
trarse el que debiera en sus raíces. 

Desconfío de que en estos renglones haya podido reunir las pruebas de pro- 
posición tan delicada y espinosa, pero espero que, comprendida la dificultad 
del caso, se juzgue con benignidad empeño de tanta importancia, que explica 
el por qué del vocabulario. 

El principal resultado de nuestra obra ha de ser (y no esperamos otra cosa) 
abrir horizontes á los historiadores y filólogos que tengamos andando el tiempo, 
ya que estamos convencidos de que la filología puede contar con un porvenir 
de excepcional importancia, y de que sin ella no da un paso en firme la histo- 
ria, sobfe todo la de los tiempos más antiguos. 



i^ 



VOCABULARIO 



DE 



PALABRAS Y FRASES BABLES 



ABA 

« 

A B C, m. Para sillabiar. L. Alfebe- 
tum. 

A, Los latinos la emplearon como le- 
tra numeral. Possidet A números quinjin- 
tos, ordine recto. Vit. 

A. Primera letra del abecedario en to- 
das las lenguas. Es prep. de dativo y acu- 
sativo, precede al infinitivo regido de otro 
verbo y á muchos adverbios y expresiones 
adverbiales, como para indicar el lugar 
donde se va. ¿A u vas fie? Á Tazones. 

A. Se usa como interjección para lla- 
mar la atención de alguna persona con 
quien se desea entablar conversación: |A 
sefiorl ]A Xuan! Vulgarmente se sustituye 
por jOyólol 

A. Partícula de composición para los 
verbos formados de sustantivos ó de otras 
palabras. 

A. Tercera persona del singular del 
verbo haber. 

Aba^ f. Medida antigua de tierra. Gall. 
y Port. II Falda ó cola de todo traje y fal- 
da del monte. || Vascuence, boca. 

Aba. m. £1 abad. ¡{ El huertín del aba 
era en los días buenos el mentidero de 
Gijón, cuando no el portal déla chamusca. 

Abacería, f. Tienda al menudeo. 

Abadaxio, f. Refacción de abadejo 
que en algunas iglesias daban los feligre- 
ses al abad. Con. Terraconense, can. lo. 
Vit. 

Abadexu^ m. Pez que recala á la cos- 
ta hacia la primavera. Era el que servía 



ABA 

para pagar los tributos al abad, y de co- 
mida frecuente en las abadías, de donde 
toma el nombre. || Truchuela. 

Abaf ar, v. Echar V alientu á la cara 
d' algún. II Á los déos cuando se macha- 
quen ó ponense fríos. 

Abaxar, v. Venir de enrriba pa' en 
baxo. 

Abaxar, v. Bajar. 

Abáxu, adv. Abajo. 

Abalado, adj. Ahuecado. || Fofo. 

Abaldar, v. Peí romatismu é pe les 
umedaes; abáldase la xente d'un miembm 
i á veces de toos. 

Abaldonar, v. Envilecer, deshonrar. 

Abale ftr, v. Cribar, limpiar los granos 
y semies aventándolas. 

Aballar, v. Emballar, atascar, entor- 
pecer. 

Abamia, f. n. De la iglesia y parro- 
quia de Abamia, que se llamó Belápnis y 
Abelania. || Asilo de monjes donde fueron 
sepultados Pelayo y su mujer Gaudiosa.. 
Viene del L. Abbatia, que en bable es 
Badía. 

Abanicar, v. Acunar, columpiar, dar 
aire con el abanico: y isti morrón ú isti 
diente, abanicase^ dase, xeringase. 

Abarbuxar, v. Arrendar, barbechar» 
Tineo. 

Abarcón, m. Estanque rodeado depie- 
dra para abrevar ó lavar, 

Abarquinar, v. El que respira anhe- 
loso, como por efecto de una gran fatiga 



ABL 



ABR 



<> de enfermedad. || Soplar con el fuelle. 
V. Barquín, 

Abarrotar^ v. Apretar con barrotes, 
llenar un espacio con todo lo que puede 
llevar. 

Abason, m. Prescu pa subir la tierra 
•de les orielles, ó pa cararretar onde non 
hay rodaes. Compónese de una corcia so- 
lada y en' riba una esquirpia. F. Abason, 
tornavoz. 

Abastar, v. Bastar, ser suficiente. 

Abastardear, v. Perder la casta. Las 
semillas forasteras necesitan cambiarse á 
menudo. 

Abellúga, v. Avocanar. Llanes. 

Abentador, m. Abanico de palo ó pa- 
ja para soplar el fuego. 

Abentar^ v. Echar una cosa al aire, 
despedir á alguno con mal modo. 

Aber, v. Haber ó tener. || Abery abe- 
res: riqueza, patrimonio. 

Abertal, adj. Campo abierto sin cer- 
cas y también sin cultivo, cubierto de ma- 
leza. 

Abeya, f. Abeja. 

Abeyera, f. Toronjil. 

Abeyon, m. superl. de abeya. Mos- 
cón grande enemigu de les abeyes. || A los 
•de Grao Uámanlos moscones, L. Fucus. 

Abeyota, f. Bellota. 

Abicar, v. Lo ergüío cuandu cai, abi- 
ca, finca el picu en suelu. 

Abiltamíento, adj. Envilecimiento, 
abatimiento. 

Abin^ V. Habían. 

Abíon, m. Vencejo. 

Abispau, adj. Listo, despierto, que 
non ye parau. 

Ablanal, f. Sitio poblado de avellanos. 

Ablanes^ f. Avellanas. 

Ablanu, m. El q'da ablanes; y son 
tostaes les del sardu. L. Cosilus. 

Ablucado, adj. Entorpecido, obligado 
á callar, corrido. V. Ablucar, 



Ablucar^ v. Poner silencio al que ha- 
bla ó escribe, contener, poner á raya los 
naturales ímpetus, afligir. 

Abobar, v. Atontecer, perder la vive- 
za. II También se emplea en las siguientes 
admiraciones: | Abobé da fechol ¡Vusté 
está bobu cristianu! 

Abocanar, v. Cesar de llover, despe- 
jar la atmósfera después de un temporaL 

Abollar, v. Hacer huecos en la ñgura, 
abatir. 

Abonanzar, v. Se dice del tiempo 
cuando se calma ó mejora. V.* Abo» 
cañar. 

Abonar, v. Abonar la tierra. || Pagar y 
dar garantía. 

Abonáu, adj. Capaz de acción ó em- 
presa determinada^ ó para todas en gene- 
ral. II Tener garantía. 

Ahondó, adj. Abundante, más de lo 
preciso. 

Abonu, m. Estiércol en general; cuan- 
do se usa en plural significa mejora. 

Aborreseencia, f. Aborrecimiento. 

Aborrescer. v. Tener aborrecencia 
de les presones, de la comia ó de otra 
cosa. II Se emplea por aburrir, 

Aborrinar, v. Facer niebla que non 
ie mui escura ni moiada. 

Aborronar, v. Facer borrones ó for- 
niellos éna tierra, pa ponei patates. 

Abra, f. Rada, ensenada. L. Ora, 
Portus. F. Havre. V. Abono, 

Abrasar, v. Convertir en brasa, echar 
á perder una cosa: abrasóla d'afechu. 

Abregu, m. Viento que sopla entre 
mediodía y poniente. L. Africus. 

Abrenuncio, que se emplea como in- 
terjección. Significa el abandono de una 
cosa con odio ó rabia. 

Abrió!, V. Le abrió. 

Abrochar, v. Espetar los broches, fo- 
rrar el pafiu ó la tela, meter los botones 
en nos ojales y amarrar la bolsa. 




ACÁ 



ACI 



Abroncar, v. Enfadarse, tomar acti- 
tud fiera. 

Abrugar, v. Tocar por enrriba y con 
sotileza. Xugando á la pocara ó al co- 
rru, abrúgase la rasa con les manes ó con 
el pie al fiatar. 

Absconder, v. Esconder, 

Absortar, v. Exhortar, quedarse ab- 
sorto. 

Absortiu, adj. Absorto, ensimismado. 

Abultar, v. Exagerar. || Non mabulta, 
quiere decir no me asombra. 

Abúltame. Lo que dicen, equiy^e á 
no creerlo. || También significa hacer bulto. 

Aburriau, adj. Torpe. 

Aburuxar, v. Encoiése, engolvése 
dientro de algún pafiu. 

Acabamientu, m. Fin de una cosa. 

Acabdalar,v. Adquirir riquezas. || Re- 
firiéndose á las siembras, acaudalan las es- 
pigas del trigo y las mazorcas del maíz 
cuando tienen muchos granos. 

Acabóse. Locución familiar que se 
emplea para fin de pelea ó rífía, ó para 
significar la terminación de obra ó de ne- 
gocio; en este caso dicen rematóse. 

Acaecer, v. Suceder inesperadamen- 
te^ de xesmer en cuandu, acaez q Vien 
da quien aprobocar. L. Contingere. V. 
Acaescer, 

Acaescer, v. V. Acaecer, 

Acaloniar^ v. Calumniar. 

Acallar, v. Encargo de hacer callar al- 
gún impertinente ó al niño que llora ó que 
pide algo á voces ó con insistencia. Se di- 
ce también del que disputa y se ve redu- 
cido al silencio por la fiíerza de razona- 
miento. L. Placare. 

Acarretar, v. Acarrear con carro y 
conducir sobre las espald<is, llevando una 
cosa de un lado á otro. 

Acarretu, m. La reunión, por invita- 
ción de vecinos y amigos, para transpor- 
tar con sus carros y ganados en un día I 



dado leña, estiércol ó materiales de cons- 
trucción. V. Andecha, 

Acarroflar, v. Reñir por lo suave y 
por todo. 

Acatar, v. Respetar. 

Acate, f. La piedra ágata. 

Acea, f. Aceña, cauce de molino. 

Acebal, m. El sitio poblado de acebos» 

Acebonar, v. Poner los ganados gor- 
dos, cebones. 

Acebu, m. Arbusto silvestre, cuyos 
troncos unidos con una correa por la ex- 
tremidad más delgada á un astil, se em- 
plean para majar espigas y vainas de ju- 
días. V. Maya, L. Agrifolium. 

Acedar, v. Ponerse agria la Ueche, el 
vino, el pan ó la borona. 

Acelerar, v. Festinar, obrar con poca 
serenidad. 

Acensar, v. Tomar dinero sobre bie- 
nes raíces con hipoteca y obligación de 
pagar un canon en dinero ó especie. 

Aceña, f. Molino cuyo motor es el 
agua. V. Acea, 

Aceftal, m. Sitio de aceñas. 

Acepar, v. Echar raíces. 

Acepillar^ v. Alisar la madera, quitar 
los lixos á la ropa, enfrescala. 

Acerbar, v. Amonestar. 

Acercanza, f. El acto de acercarse. 

Acería, v. Haria. |¡ Grado. 

Acerico, m. Útil de tocador. Almoho- 
dilla de seda ó de otra tela vistosa, embu- 
tida de lana ó salvado, para clavar alfile- 
res. 

Acericar, voz de Llanes. Significa de- 
seo de meter en malicia ó de suscitar cu- 
riosidad. 

Acetar, v. Aceptar, convenir en algu- 
na cosa. 

Acetreria, f. Cetrería, caza. 

A^ezear, v. Respirar con dificultad, 
por fatiga ó enfermedad. A. S. 

Acidioso, adj. Acidulado. 



ACÓ 



ACU 



Acimar, v. Ponerse por cima, dir pa 
riba. 

Aclariado, adj. Brillante, resplande- 
ciente, claro. 

Acocear, v. Dar patadas; dícese lo 
mismo de los hombres que de los ani- 
males. 

Acocorar, v. Molestar con quejas, ha- 
lagos ó peticiones. 

Acoxar, v. Encojar. 

Acomodar, v. Encontrar la convenien- 
cia, ocupación asalariada al servicio de 
otro. II El que tiene algunos bienes de for- 
tuna. 

Acompangar, v. Comer pan con otra 

cosa. Cav. 

Acón sé y ar, v. Dar conséyos; los pas á 
los fios, los retores y los amos á los feli- 
greses y caseros. || El q'non oye conseyu 
non llega á vieyu. || Tomar parecer yé 
aconseyáse. 

Acoplar, v. En el arte de carpintería, 
la unión perfecta de dos piezas de made- 
ra. L. Copulare. 

Acorar, v. Afligir. || Atragantar. 

Acorau, adj. El q'tien penes y aina 
fay adrede por facer mayor el sofocu. 

Acordanza, f. Hacer memoria de su- 
cesos pasados, existir acuerdo sobre alguna 
cosa. 

Acordar, v. Acuerdóme, acordóse, etc. 
II También tiene el significau de dispo- 
ner; voy aber si acuerdu col ganao. El 
amu acordó con too. || Acordar consigo, 
despertar, sacudir la pereza. 

Acordar consigo, v. Faceré cargu 
del sitiu del peligru, despertar. 

Acorrer, v. Socorrer, amparar, dar 
limosna. 

Acoruxar, v. Encoyer, acobardar, 
acurrucar, acoquinar. 

Acostina, voz de Llanes. Llevar á 
cuestas. 

Acotar, v. Ye poner fínsos^ marques 



pa déstinguir lo propio de lo ayeno, pa- 
posesionase de lo que esta navertal y sin 
dueñu. II Xugando al ibei dizse acutome, 
pa explicar q'el q'lo diz, esta fuera del 
xueu. II También signiúca atestiguar; aco- 
tó conmigo. 

Acoyer; v. Acoger, dar posada, ampa- 
rar, socorrer; arrimarse á dalgun, á la xus- 
ticia, al derechu. || Tratándose de made- 
ras se usa por acoplar. 

Aerescentar, v. Aumentar. 

Acuantiar, v. Hacer el aprecio ó fijar 
la importancia de algún objeto para venta 
ó renta. 

Acucar, v. Hacer gavillas de paja de 
maíz, paja ó yerba. V. Engabiellar. 

Acuciar, v. Meter prisa pa q'entaine 
la xente. 

Acuende, v. Aquende. 

Acuestes, locución adverbial. Sobre 
las espaldas. V. Arrecostin, 

Acuestes, adv. Quier dicir so les es- 
paldes, llevalu á cuestes. V. Recostin, 

Acuitarse, v. Apenarse, entristecerse. 

Acullá, adv. Más lejos, por allá, de- 
signando con la acción el lugar. 

Acunar^ v. Mecer, columpiar, dar mo- 
vimiento á la cuna. 

Acurrir, v. Arrimar y separar. || Em- 
pleando el adv. acá, significa arrimar, y 
lo contrario si se usa el adv. allá. Acu- 
rrite paca, acércate. Acurrite palla, se- 
párate. 

Acurrucar, v. Encogerse por frío, mie- 
do ó malicia ó comodidad. 

Acurullau, adj. De forma de curullu, 
ó sea de pico de sierra. 

Acurtiar^ v. Acortar. V. Encurtiar. 

Acusante, adj. Acusador y también 
chismoso. 

Acutar, v. Hacerse duefío de una cosa 
raíz, poniéndole mojones ó cercas, antici- 
pándose á otros; y lo mismo adelantándo- 
se á ofrecer precio. || Acutarse en el juego 



ADU 



5 



AFO 



de escondite, es ponerse fuera de juego. 
V. Apear. 

Acutase, v. Acotarse; poner los fínsos 
al predio, deslindando con ellos la pro- 
piedad. Viene de cantu, piedra aguda y 
crecida, que es la figura del finsu, mojón 
é cantón de esquina. 

Acutir» V. Hacer acotamientos. V. 
Acutar, 

Achantar, v. Esperar^ aguardar oca- 
sión. 

Aehaparrau^ da, adj. Planta baja y 
poblada. || Persona pequeña y gruesa. 

Achar, vw Hallar, del antiguo axar, 
hallar. Altos concejos. La pronunciación 
de la ch por la ü la considero corruptela 
de la verdadera pronunciación de la ch 
bable, significada por la x. 

Achegar^ v. Allegar, dizse per Lena 
y Payares. 

Achu, m. £1 hacha de mango largo. 

Adeaala, f. Propina, obsequio. 

Adelantre, adv. Delante, por delante. 

Adereches^ adj. Ajustado á verdad. 

Adestrar, v. Ye pónese diestru, de- 
prender el uficiu. 

Adeyinanza^f. Acertijo. V. CosadieUa, 

Adiear, v. Acertar á tientes, á escures 
<i de pensamientu. 

Adientro, adv. Adentro. 

Adobar, v. Poner la carne en sal, vi- 
nagre, laurel y otras hierbas. || Tamien 
quier dizir reparar, componer; adobar las 
redes, yeremendales. 

Adobo, m. La carne de cerdo en gene- 
ral se llama adobo y la salsa para conser- 
varla. 

Adotrínar, v. Enseñar la lección. || 
£1 recado ó papel que se ha de hacer ó 
de decir. 

Adrede, adv. Con intención. 

Aducir, V. Conducir. 

Adores, adv. Con muchu trabayu. || 
Adures penes. 



Aescures, adv. Sin luz, in L. tenebrís. 

Afacése, v. Acostumbrarse. V. Ato- 
parse, 

Afaitar, v. Rasurarse les barbes con 
la nabaya y les honres con la llingua. || 
L. Afectare. Provenzal, afaitar. 

Afalagar, v. Halagar, amansar, en- 
tretener, adular. 

Af alar, v. Estimular, pinchar el ganáo 
con el ubleru. || Vozéar la xente pa que 
trabáye y ansina, fálase. 

Afamiau^ adj. £1 que nou xinta lo q'á 
menester. 

Afanadorios, m. Aperos del carro 
para acomodar las cargas voluminosas y 
de poco peso. 

Afanar, v. Apurar. 

Afano su, adj. Ocupado, curioso. 

Afatar, v. Aparejar, preparar la ma- 
leta ó el viaje. || Hacer los preparativos de 
una mudanza. || Llevarse de un sitio lo 
propio y lo ajeno, sin dejar nada. || Co- 
yer el fatu. || Ez Morzin, entre cinco afaten 
un rocín. 

Afayar, v. Alcontrar. 

Afeetu^ os, m. Cariño y las aficiones 
á las personas, á las cosas y á los oficios. 

Af echar, v. Poner término á la labor, 
al negocio comenzado. 

Aflectu. V. Afectu, 

Aferir, v. Potar, contrastar pesos y 
medidas. 

Afervollar, v. Ferver el pucheru con 
fuerza, faciendo ruidu. 

Aflaú^ m. Ye el que tién padrin, pa en- 
señai la dotrina ó fazelu xente. 

Aflede, v. Aqui afiede á fuelle vieyu, 
aqui á fuelle vieyu afiede. V. Apozonar. 

Afincar, v. Cargar só un puntu; facése 
dueflu de tierres. V. Fincar. 

Afltar, v. Dar en el punto, dar en el 

hito. 

Afocicar, v. Dar con las nariz nel 
suelu. II Caer de focicos, baxar el que es- 



AFR 



AGO 



tá subiu contra razon.,ytamien morrer. 

Af ogar, V. Aniégase en agua la xente 
y los animales, y con aire y sabia les plan- 
tes. 

Af ogau^ V. Ahogado, el que murió por 
perder la respiración. || Oprimido por los 
negocios, por los trabajos. 

Afondar, v. Dir al fonducol trabayu ó 
col'idea, ó col pesu. 

Aforar, v. Repartir el derecho real so- 
bre la propiedad, quedándose el dueño 
con el directo y el llevador con el útil. 
Los proprietarios asturianos, pobres en ge- 
neral, acudieron á este medio para favo- 
recer la gran población agrícola que tra- 
jeron las sequías de Castilla. V. Aperitar. 

Af orear , v. Aforca la xente la xusticia 
y aforquense los animales cuando se en- 
rríeden pe los bardiales,y aforca el ortela- 
nu les lechugues y les escaroles. V. En- 
f orear. 

Aforciar, v. Facer fuerzia, agarrarse. 

Aforfugar, v. Atragantar, precipitar, 
aturdir. 

Aformigar, v. Formiguense les pa- 
tes, les manes y la cerviz, que paez que 
les tarazen les formigues y entoncies obe- 
decen mal. II Aformigar, llenarse, plagar- 
se de hormigas. 

Af orquetar, v. Poner horquetas á las 
cañas de las árboles, para que con el pe- 
so de la fruta no desgajen. 

Aforrar, v. Afórrense bienes y pala- 
bres; yansina fórrense de dineru y de 
conceptu, la bona ma y el pa q' non anda 
pe les tabiemes. || Tamien se aforra el co- 
mí pa que non se marche. 

Afrellar, v. Estrellar, afrentar. 

Afrellase, v. Romperse la cara de un 
golpe. Cav. 

Afrentar, v. Insultar, notificar, enca- 
rar, citar á juicio. 

Afristolar, v. Enfriase del too, axe- 
lasé. 



Af uer, adv. Según la costumbre, á tí- 
tulo de hombre de bien. 

Afamar, v. Afúmense colgaes en ba- 
res sobre el llar les morcielles y les Uonga- 
nizes pa q' curen, les ablanes ne'l sardu pa 
q' turren, enes voques de les cueves pa q* 
fuxan les alimañes, ena guerra con les fo- 
gueres pa íazer señes. 

Afuracar, v. Facer furacos; y furacos 
non son cueves, q' estes son mas crecies. 

Afustacar, v. Para sacar las truchas 
de sus cuevas, para ahuyentar los ratones 
ó las culebras de las suyas, para desatas- 
car cañerías, se introduce un. palo ó un 
hierro y afustaca. 

Agachar, v. Baxar la cabeza pa non 
tropezar; baxa^ pa ascondese, pa esperar 
convenencia, pa fuxir. 

Agaf ar, v. Ponése la ferida ó el bu- 
baxu pior, erísipelau, ansina agáfase la 
tierra revolviéndola moyada. 

Agarradiella, f. Quimera de muchos. 

Agarrar, v. Agarrase un pa non caer^ 
agarrase pa' pelear, agarrar les coses pa 
llévalas, agarrase un palu pa sacudir y aga- 
rrase á bones aldabes ye de xente aguda, 

Agasayar, v. Agasayar, hacer corte- 
sía. 11 Regalu d' aldea Dios se lu dé al 
q' lu desea. || Pasai la mano á dalgún 
p' amánsala. 

Agasayar, v. Agasajar. || Antiguamen- 
te significó casarse, vivir en compañía de 
alguna mujer, fuera ó dentro de la mis- 
ma casa. Chron. do Conde D. Duarte, 
cap. 87: «Aquelle mouro requería a meu- 
do a aquelle Capitao, que lie desse algu- 
ma mulher com que se podesse agasa- 
Ihar.» Port. Viterbo. 

AgateS} adv. Andar á gatas. 

Agible, adj. Hacedero. 

Agoa, f. Agua. Como el país es tan 
quebrado, son innumerables las fiíentes 
manantiales, y como el suelo tiene en ge 
neral más piedra que tierra, son las aguas 



AGU 



ALA 



claras y los ríos abundantes de truchas y 
anguilas de poco tamaño. Las aguas de 
los montes altos son frías y pesadas; las 
de collados más bajos son mejores, y las 
de la marina no merecen alabanza. Como 
minerales, las de Fuensanta, Langreo y 
Caldas. 

Agoirar, v. Adivinar, echar les cartes ' 
pa saber cola q' acierta, oficiu de bruxes, 
falar faciendo kalendarios del tiempu. 

Agora^ adv. Ahora. 

AgraTÍamentu, m. Agravio. 

Agrin, adj. La pequeña cantidad de 
agrio que percibe el paladar, en las comi- 
das y bebidas que tienen principio de fer- 
mentación. 

Agror, adj. Impresión causada por el 
agrio ó por el ácido. 

Agua, adj. Aguda. 

Aguaitar, v. Acechar, atisbar. 

Aguamanil^ m. Estrumento de tres 
pates pa ponei la almona de rriba y el 
xarru debaxu. 

Aguciar, v. Hacer maleficio, mal de 
ojo. £s tan arraigada la creencia de que 
se hace mal de ojo á los niños y á los ani- 
males, que á los primeros se les ponen 
ciguaSf y por los segundos se hacen ofer- 
tas á Covadonga, Llugas, el Cristo de 
Candas ó el de las Cadenas, el Remediu 
y otros. V. Agueyar, 

Agacha^ f. V, Aguya. Pajares. 

Agudu, adj. Listu, entendimientu cía- 
ru, lo que tien punta. L. Acutior. 
F. Aigu. 

Agüera^ f. Agricultura, riego para sa- 
near las tierras cultivadas. || Drenaje. 

Agüería, f. Como si dixéramos furnia 
ó íuracu por onde se esmuzdien les agües. 
II Desagüe. 

Agfieyar^ v. Facer echizu á les crea- 
tures que non lleven cigua y á los xatos. 

Aguilando, m. Recompensa de al- 
gún servicio, agujetas, presentes, agui- 



naldos de Navidad y estreno de Año 
Nuevo. 

Agallón, m. Pieza de madera que se 
emplea en la armadura de los tejados. 

Agulón, m. £1 pinchu de la guiada, 
el de la abeya; el machu de la andarina. 

Agurisplau. Encogido y agazapado. 
Oviedo. 

Aguxanar , v. Criar ó tener gusano. 
Oviedo. 

Aguya, f. Aguja, la que se emplea 
para coser. || Y el pez de ese nombre. 

Agüyeru, m. Gasténlu les corduderes 
de palu ú de metal pa la guarda de agü- 
yes ú alfileres, y tamien traénlu ena faltri- 
quera les demás muyeres y non ye güeno 
dayúslu á los fíenos pa xugar, que metenlu 
na voca. 

Aguyeta, es, f. Extremu pa pasar el 
cordón pelos ojetes. (| El coxu aguyeta, 
yera muy agudu. 

Aii V. Tengo, tenemos. 

Alga, Del verbo haber. Haya ó tenga. 

Alna, adv. Pronto^ ahora mismo, y 
también se diz aina non vino. 

Aínda, adv. Tovía, todavía, más aún, 

Axelar, v. Limpiar el trigo en la era. 
V. Xelar, 

Axotar, v. Quedar sin blanca, ago- 
tado. 

Axuntar^ v. Juntar cuartos, llena y 
otres coses. F. Ajouter. 

Al, art. y prep. Al, 

Ala, adv. Ala. Ala palantre, echa pa- 
lantre. 

Ala, adv. E^ vamos, resuelto, en mar- 
cha, arriba. 

AlabeOf m. Vicio que toma la madera 
encorvándose ó retorciéndose cuando no 
está seca. 

Alalta la lleva. Se dice del que va 
de camino cantando fuerte y contento. 

Alampar, v. Apetecer intensamente, 
tener necesidad apremiante de algo. 



ALC 



8 



ALF 



Alántre, adv. Más alántre del puntu 
onde se finca. 

Alas, f. Nombre de familia ilustre y 
antiquísima, con solar en el valle de Ca- 
rrefio. 

Albar, m. Carbayo albar pa madera, y 
diferienciase del corcu q'esti ye pa llena. 

Albar dada, f. La espiga que de una 
vez se echa en la era. V. Parva, 

Albar don, m. Término de carpintería 
para designar una de las piezas de la cu- 
brición de un tejado. || También es una 
especie de aparejo para montar. 

Albares, adj. Albar, legítimo, de 
casta. 

Alborea, f. Charcu forrau de piedra ó 
de barru pa dar agoa á los animales, para 
llevar, para enxuagar les plantes. 

Albor, m. La primera y postrera luz 
d^ día. 

Alborada, f. £1 toque de diana. || El 
saludo que hacen el tambor y la gaita al 
factor de la fiesta. 

Albricies, f. £1 obsequio que se hac¿ 
al que proporciona una buena nueva. 

Alcabala, f. Derecho que se pagaba 
sobre los muebles é inmuebles y traslación 
de dominio. Voz árabe. D. G. 

Alcacer, m. Siembra de cebada ó de 
trigo mezclada con habas que se hace en 
el otoño, para cortar en verde en la pri- 
mavera para forraje. 

Alcaires, m. £1 libru onde apuntaben 
los q'diven servir al Rey ena guerra, pa 
pagayos la soldá y repartiyos el conduchu, 
q'yera la rabión de pan y utra cosa p'acom- 
pangar. 

Alcontrar, v. Alcuentra el q'busca y 
al q'Dios se la depara; y alcuentrense bie- 
nes y golpies y mas destu q'onzes dioro. 

Alcufla, f. Alcurnia, historia de la fa- 
milia por deducción de los apellidos. El 
origen más común de los patronímicos es 
el nombre de los padres. Antolín, hijo de 



Antón; Álvarez, de Alvaro; Bemáldez, de 
Bemaldo; Blasco, de Blas; Clemencín, de 
Clemente; Domínguez, de Domingo; Fió- 
rez, de Froilo; González, de Gonzalo; Iñi- 
guez, de ífiigo; Martínez, de Martín; Nú- 
fiez, de Ñuño; Sánchez, de Sancho; Suá- 
rez, de Suero, que son todos apellidos 
asturianos antiquísimos. || Las mujeres to- 
maban á menudo el apellido de los mari- 
dos. Mariáñez, casada con láñez, hijo de 
Iban; Maripérez, casada con un hijo de 
Pedro. V. Diccionario etimológico. Barcia. 

Aldaba, f. Aila carcelera con piesllu 
de gai\chu y ^ila na mas que pa encarxar 
en la clavia, y son de fierro pa trancar les 
puertes. V. Calavia, 

Aldea, f. Voy pa la aldea, ye dir pal 
campu; non ye Uugar ciertu, ye lo rural. 
En la aldea están les quintes y les pose- 
siones. 

Aldeano, ana, m. y f. Xente que vive 
en la aldea, y pol modu de ser debin selo 
munchos de la villa. 

Aledaft(fs, m. Límites ó confines. || 
Arrodeos de un conceyu ú otru términu de 
una casa ó carbayera. 

Aleluyes, f. Alhelí, flor de colores 
variados de oro, blanco y rosado y color 
de violeta; es planta viva. || Aleluya, ale- 
gría. Término hebreo. 

Alendor. Estar ó vivir al calor ó á la 
sombra de alguna persona. Voz tomada 
de la gente de monte. 
. Alendar, v. Respirar y aspirar. 

Alepin, m. Tela de seda ó de lana para 
trajes de señoras. || Alepín de la Reina. 

Alexar, v. Dir lexos, separarse. 

Alfaxeme, m. Yera antiguamente el 
nombre del barberu y del que amolaba. 

Alf ayate, m. El sastre. 

Alfolin, m. Estancu de sal y d'utres 
coses. 

Alf orxar, v. Guardar, aforrar. 

Alforxeru, m. El que hace alforjas. 



ALO 



ALLÁ 



Alforxes, f. Bolses de cueruó texies de 
llana, unies per una tira pa llevarles al 
costazu ó so la albarda; usabenles los flai- 
res pa dir á la questa. 

Alf ax, m. £1 perímetro comprendido 
«dentro de cada jurisdicción. 

Alg^ara, f. Gente bravia, tropa ligera. 

Algo, pro. Renta, haberes, derechos. 

AlÍQlerces, f. Unu ubleru pa ubligar 
la volunta; á fieñin si me apurres isi xarru 
todate corvates. V. Albricies, 

Alien dar, v. Alendar, alentar, respi- 
rar. V. Alendar. 

Alifafe, m. Achaque habitual, defecto 
físico. 

Alimaña, f. Animal dañino, comu ra- 
posu, fuina, melandru, ferré y utros. 

Alitorda, f. Muyer levantisca, jovial. 

Al-iyei, m. Xuegu de rapaces; unu se 
queda detrás déla esquina, los utros cue- 
rren y quédase el que no se escuende 
bien. En Port. alibi. 

Alyitamienta, adj. Descaicimientu de 
cuerpu, d' acienda y de virtu. 

Aljófar, m. Perles fines pequefiines. 

Alma, f. Tener V alma en<xe les payes, 
frase que significa flojedad y pereza. S. 

Almagre, m. Almazarrón. 

AlmaraAa, f. Ye una cuchiella pa abu- 
racar les madrefies. 

Almaneeerin, m: El ásómu del día. 
V. Albor. 

Almexa, f. Almeja. V. Amasuela, 

Almexia, f. Ye la tela ó tapido filau 
en casa. || Yera de tan buena calida el 
llino de estes montañés, q' recoinlo pa les. 
señores de Roma. 

Almirez, f. El mortero de cocina. 

Almofla, f. Palangana. 

Almotazén, m. £1 inspector de pesas 
y medidas. 

Alodiales, adj. Bienes libres que no 
estaban sujetos á ningún derecho seño- 
rial. 



Alogar, V. Encontrar sitio donde re- 
posar después de dar tantas vueltas como 
el perro para encontrarle. |t Arrendar 
bienes. 

•Alongar, V. Alejar, alargar. F. Eloi- 
gner. 

Aloyar, v. Adular, halagar, exagerar. 
Alpabalde, m. Pez chato plomizo, de 
carne dura, llamado también Palometa. 
Alpes. Port. montes. 
Alteriar, v. Alteriarse '1 q' y dan un 
incomodu y anda alteriáu y amalez de los 
ñervos. 

Altor, adj. Munchu altor, grandon, 
creciu, ye una torre q' tien disparate 
d'altor, ye Uocura. 

Alyará, m. Mandato del rey por es- 
crito. 

Alyargonzalez, n. ap. de familia, de 
los vecinos más antiguos de Gijón. Alva- 
ro, hijo de Gonzalo; sirvieron los destinos 
de Villa con distinción, trabajaron con 
aprecio en el comercio, y de esta familia 
procede D. Claudio, general de la Arma- 
da, que fué uno de los más distinguidos 
marinos que mandó la Nación á la guerra 
del Pacífico. 

Alyarez, m. Alvarez de las Asturias. 
Procer distinguido que fundó casa con la 
que están emparentadas la mayor parte 
de las familias del Principado. 

Alzar, V. Llevantar d'alguna cosa en 
alto II Ayudar á alzar, prestar a3mda para 
que otro ponga d'alguna cosa en la cabe- 
za ó en el costazu. || Alzar, rebelase, le- 
vantar frutos, etc. 

Allalga, f. Alhaja, tesoro escondido, 
riqueza misteriosa. 

Allande, C. Partido de Cangas de Ti- 
neo. V. Allende, 

Allende, adv. de 1. Del utru Uau, mas 
alcantre. L. Ultra. 

Allargar, v. Alargar, espurrír, ceder 
por precio ó por cambio. 



AMA 



lO 



AMO 



Allegar, v. Acercarse, aproximarse, 
emparentar, reunir. 

Allep, n. de C. Significa reunión, aso- 
ciación. F. AUier, V., y allié,adj., aliado. ||. 
Antiguamente se llamó Alier, y se llamaba 
así á ciertos soldados de marina. 

Allerar, v. Reunir heredades que es- 
taban separadas. 

AlllTlar, V. Alliviense los males y les 
cargues. 

Allombar, v. Facer llombes ena tier- 
ra ó ena madera ó en utra cosa. 

Alloquéeer, v. Escaeser el xuiciu y de 
modu ye q' al probé q' y pasa tien perdía 
la volunta. V. Alloriar, 

Allorlar, v. Dar güeltes, regolver mun- 
chu, falar sin xuiciu nin sustancia. 

Allugar, V. Topar sitiu, topar postu- 
ra y arrendar. V. Alogar. 

Allumar, v. Encender el fueu, soplar 
y echar llena pa tenelu encesu. 

Amalau^ adj. £1 q'tíen pocu mal y 
quexase daq'. 

Amalecer, v. Amalez, el que pierde 
la salud. 

Amancebase, v. Vivir xuntos ome 
y muyer é sin la bendición de la Iglesia. 

Amañar, v. Fazer les coses curioses. || 
Deprender sin trabayu á fazelu bien^ ye 
ser mafíosu . 

Amariello, adj. Si non lo traxiste ama- 
riello, suenámelo pintón. |¡ Ye la color más 
lucía pa la saya de enriba y pa los refaxos 
y pa el jomatismo. 

Amargo, adj. Pastelillos de almendra, 
pegados por docenas en pliegos de papel, 
que eran el obsequio más fino de las ro- 
merías. 

Amargarientu, adj. Que tiene algo 
de amargo. 

Amartelan, adj. Enamorado, apasio- 
nado. 

Amasuftar, v. Coyer con les manes 
d'alguna cosa de comía y volvela á dexar 



y volvei coiela y metei les uñes y afuracala 
col deu. 

Amasuela. V. Almexa, 

Ambes, adj. Una y otra. || Ambos. 

Ambozaes, adv. Á manos llenas. Una 
embozada es lo que cabe en las dos manos 
juntas y unidas por la parte de los meñi- 
ques y abiertas por arriba. F. J. 

Amburar, v. Quemar. Cav. dice vie- 
ne de comburo; yo opino también que es 
1., pero que viene de Ambüro. 

Amenguar, v. Empobrecer, estrechar. 

Amenorgar^ v. Aminorar, venir á 
menos. 

Amentaeiones, f. V. Amentar. 

Amentar, v. Fazer amentaciones, re- 
zando y llorando ena iglesia pe los defun- 
tos, ante una velay pagar una perra grande 
si el cursi canta y si non pequeña, y antes 
dábense panecíos y torreznos. 

Amé star, v. Una cuerda en dos peda- 
zos se amésta cuando 'se unen anudándo- 
los ó tejiéndolos. Las amistades rotas 
también se amésten; pero ye mala solda- 
dura. 

Amigar, v. Facer buena xunta los 
omes, los animales y les coses. 

Amiseriau, da, adj. El que está en la 
indigencia, lo que es pobre ó' poco. 

Amigar, v. Acariciar. Llanes. 

Amolar, v. Sacar corte á los fierros y 
facer dañu á otru con golpies ó tratos. 

Amolar el diente. Frase que en As- 
turias significa abrir el apetito. Cav. S. Co- 
pla 27. 

Amprgazau, adj. Llenu de morgazu» 
V. Morgazu. 

Amorgonar, v. Fáyse una ferida en la 
caña de un limón ó naranxal, ponsei en 
el sitiu un caciu con tierra pa q'enrráize, 
y esto y'amorgonar. 

Amoriar, v. Perder el equilibrio de 
la cabeza dando güeltes, por falar, veber 
ó comer munchu y peí ruido y les muches 



AND 



II 



ANO 



diligencies ó enriedos, y'el que esta amo- 
ríau gomita. 

Amorrar, v. Amarrar el focicu. 

Amorráu, adj. Con poca gracia, col- 
focicu amarrau, soñolienta en sin gana 
dená. 

Amortinjg^áU; adj. Mortecino. 

Amos á dos. Lo mismo que entram- 
bos y dos. 

Amoscar, v. Abroncar. V. Moscar, 

Amoyar, v. Humedecer, menos que 
mojarse. 

Ampolla, f. La que faen los granos, 
cuandu se van secando, y les cargues, 
cuandu son munches en demasia. 

Ama, m. Dueño, señor y jefe. || Tam- 
bién se emplea como sinónimo de pre- 
ceptor ó dómine. D. G. || Amarra la burra 
donde te diga el amu, aunque se la lleve 
el diablu. 

Amueyar. V. Moyar, 

Amusgar, v. Molestarse, ponerse ner- 
vioso, retraído. 

An, V. Tienen. 

Anafe, f. Hornillo pequeño y manua- 
ble, hecho de yeso, guarnecido de fleje 
de hierro, para usos domésticos. 

Anantes, adv. Antes, primero. 

Ancón, m. Recodo, revuelta, ensena- 
da. En griego, Angkon. L. Ancón. F. 
Ancón. 

Anchura, f. Al revés de angostura, in- 
dica lo ancho de una cosa; también quie- 
re decir francura. 

Andada, f. Caminata. 

Andánciu, m. Enfermedad del tiem- 
po, epidemia. 

Andando, v. Dir andando, es ir á pie. 

Andar, v. Caminar, correr el tiempu. 

11 También significa destino, ocupación. 

Xintu anda agora en palaciu: Jacinto está 

ahora empleado en palacio. 

Andarica, f. Golondrina, y marisco 
más grande y ñno que el cangrejo. 



Andarina, f. La golondrina. L. Hirun- 
do. V. Andarica, 

Andayia, f. Cuña de madera con que 
se aprietan los arcos de una pipa dándo- 
les con un mazo. 

Anday, v. Andar. Anday, anday: Co- 
rred, daos prisa. 

Andebo. De andar, anduvo. 

Andecha, f. Llamamiento de ruego á 
los vecinos para que en un día den juntos 
ayuda á labor agrícola determinada, como 
una coida y termina como una Uacuada. 

Andrinos, m. Fruta silvestre muy azu- 
carada. 

Andurriales, m. Tránsitos malos 6 
peligrosos. 

Aneyu, adj. Añejo. || El maíz y otros 
granos de cosechas pasadas son aneyos, 
así como el vino y la sidra. 

Anfller, m. Alfiler. L. Acícula. F. 
Epingle. 

Angaries, f. Aparato de dos palancas 
y un tablado que se usa para llevar entre 
dos, piedra, cal, ladrillo ó tierra. 

Angosta, adj. Estrecha. || Dir pe lan- 
gostura, dir pe lo más estrecho. 

Anguarina, f. V. Gabardina, 

Angiiefla, es, f. La ampolla que eleva 
la primera piel y se llena de serosidad. 
V. Vexigar, 

Anguila, f. Pescado de la mar y del 
río. 

Angunu, na, pro. Alguno. 

Anguriar, v. Angaríase piedra, tierra 
ó cualquiera cosa entre dos q' lleven les 
angaries; q' son dos palanques con un ta- 
blao o caxon en medio, y alli finca la 
carga. 

Angustia, adj. Angosta, estrecha. || 
La madera angustia. 

Anxixosu, adj. El que tiene dificultad 
en la pronunciación, el que es gago. 

Anoyu, m. Novillo ó cordero de un 
año. 



1 



AÑI 



12 



APE 



Ansarón, m. Superlativo de ganso. 

Ansina, adv. Así, de este modo. 

Antainar. Oviedo. V, Entainar, 

Antamar^voz de Llanes. Y,Entamar, 

Antaño, m. En tiempos pasados, an- 
tiguamente. 

Antas. V. Aras. 

Antay o, m. La casa de Antayo radica 
en el marquesado de Vista- Alegre y en la 
de Hevia. V. Antaño, 

Antél, adv. Delante de él. 

Antes, pre. y adv. Antes. L. Ante. Prius. 

Ante urano, D. G. V. Antoxana, 

Antier, adv. Síncope de antes de ayer. 

Antoxósei, v. Se le antojó. 

Antorchéru, m. Candelero de antor- 
cha. 

Antoxana, f. Espacio situado alrede- 
dor de la casa del labrador para ejecutar 
las faenas propias del acarreo de estiércol, 
combustible, etc. 

Antoxanza, f. Deseu de petites; tie- 
nenlos les muyeres preñaes y la xente de 
poca crianza. 

Antroxar, v. Celebrar el antroxu, ale- 
grase con dalguna cosa. 

Antroxu, m. Carnaval, martes elgordu. 

Antnxiar, v. Anticipar. 

Aflaciar, v. Dedicarse á asistir á las 
ñestas, al ocio y á la vagancia. 

Afiada, f. Espacio de un año. || Los fru- 
tos ó productos que da la tierra enom afío, 
bona añada. 

Añal, m. El brote que aünualmente 
echa la planta. |{ Además signiñca anual. 

Aftar, V. Balancear la cuna para dor- 
mir los niños. ¡I Balancearse al andar. || 
Columpiar. || Comenzar el año. 

Afterar, v. Anidar, procurarse residen- 
cia, acomodarse. || 'Soquen á ñerus. || Se 
dice de dos enamorados próximos á casar- 
se. V. Alagar, 

Afiidir, V. Ponei lo que fai falta per 
cúrtiu al refaxu^ al camisu, etc. 



Añublar, v. Nublarse el semblante,, 
ocultarse el sol. 

Aonde, adv. Donde. L. Ubi. 

Apalombao, adj. Curvino, con lomo. 
V. Ailombar, 

Apalpar, v. Tocar con las manos para 
averiguar el contenido de una cosa, para 
reconocerla, para buscarla, etc. 

Apandar, v. Apoderarse del dinero 6 
de la hacienda usurpando y con avaricia. 

Apañar, v. Coier con les manes una 
cosa del suelu; y ansina hiesmo poner 
apañu,como dicen los carpinteros. || Reci- 
bir paga. II Apañolú en cuatro dies, llevo- 
lu Dios. 

Apañan, da, adj. Económico, curioso,, 
aplican. 

Apara, v. Cesa de movete. || El relox 
aparó. || Aparó de llover. 

Aparcéru, era, adj. El que lleva en apar- 
. cería y también se toma como collazo. 

Aparear, v. Emparejar fuerces y ani- 
males. 

Aparean, ros, adj. Los que están igua- 
les, paralelos, que hacen pareja. 

Aparrar, v. Aplastar, derrengar. 

Apear, v. Medir tierra para colocar'fin- 
sos. II Apear bienes, señalar ó ñjar linde- 
• ros legales. 

Apelucar, v. Apeluquen les muieres 
que van detras de los macones que cueien 
el pan, recoiendo les espigues, que dexen* 
les mesories, i les que caen al suelu. 

Apellidar, v. Llamar, llamar peí ape- 
latibu. 

Apérios, m. Los aperos, instrumentos 
ó útiles de labranza. ' 

Aperitar, v. Aperitar, justipreciar. 

Apersonase, v. Hacerse presente, pre- 
sentarse. 

Apertar, v. Apretar. 

Aperton, m. Estruyon, llagar (Je aper- 



ton. 



Apetiguñao, m. Apartao, metió una 



APO 



13 



ARA 



cosa per otra como los figos pasos, les 
sardines arenques ó la xente ena Colegia- 
ta á misa de' doce. 

Apiedrar, v. Apedrear. 

Apiegao, adj. Junto, pared por medio, 
cercano. 

Aplegar, v. Pegar y lindar. 

Apiescar, v. Xugar á la piescar; qué- 
dase un, tápeni los güeyos i dempues vo- 
zénlu i destápase y cuerre pa ataialos y 
coielos y apiescálos. 

Apigazar, v. Descabezar el sueño dan- 
do cabezadas, echando pigazos. 

Apilar, V. Facer pila. Apílase la cas- 
taña én la corra pa q' abran los orizios y 
q' se suelten les castañes. 

Apiñar, v. Amontonar, apilar, llenar 
con exceso, hasta formar copete. 

Apiñar, V. Les aveyes están apiñaes, 
la xente apiñóse al redor, estábamos api- 
fiaos q' non podiamos regolvenos. 

Apiolar, V. Trabar los pies y las manos 
de algún animal, con la correa ó pilnela. 

Apistaftar, v. Pestañear. 

Ap lagar, v. Llenarse de suciedad. 

Aplanar, v. Planear, y á la vez admi- 
rarse, asustarse, quedarse sin fuerza. || 
Allanar. 

Aplipaiar, V. Apocar. Entristecerse^ 
rodearse de cuidados por efecto de los 
achaques. 

Apollar, V. Cómese de la polia, poner 
polios al teyau. V. Poliu, 

Apoquecer, v. Apocar, reducirse, ve- 
nir á menos. 

Apontonar, v. La acción de colocar 
los pontones sobre las viga¿. 

Apopar, v. La fruta que pasa de sazón 
se pone popa. |¡ Perder la memoria. 

Aportar, v. Acaecer, suceder. 

Aportiellar , y . Poner puertas al 
campo cultivado. 

Aposta, f. Apuesta, á porfía. 

Apostema, f. Postema, tumor. 



Apostóliqnes , f. Botas de montar 
abiertas y cerradas con hebillas. 

Apostura, f. Gentileza. V. Llanta, 

Aportar, v. Acontecer. 

Apozonar, v. Goler munchu mal. ||- 
Feder. 

Aprendar, v. Dar prenda. || Enamo- 
rarse. 

Apriesar, v. Aprisionar, prender. 

Aprimorar, v. Pulir, hermosear. 

Aprobar, v. Facer la preba de los fe- 
chos. II Gustar. V. Pastear, 

Apúsllame, v. Chichos y calabazón, 
cuando non los tengo'l fiíevu, apúsllame! 
corazón. 

Apuestu, adj. Apuesto, gentil. V. Ga- 
rridu, 

Apurrir, v. Dar á la mano. 

Apuxar, v. Empujar haciendo fuerza 
en cualquier sentido. V. Etnpuxar. 

Aquexar, v. Quexáse de pocu mal, de 
encontrase apremiau, ó de mal tratu. Véa- 
se Aplipaiar, 

Aquenclase, v. Tomase afectu les per- 
sones, y tomar mania los animales pa pa- 
zer en algunos sitios. V. Querencia, 

Aquende, adv. De la parte de acá. 

Aquesi, eso, esa, pron. Ese, eso, esa. 

Aquilón, m. Aquilón. Norte. 

Aquesto, a, i, pron. Esto, esta y este. 

Arada, f. Pedazo de tierra metido á 
cultivo, y que antes fué arada. 

Arador, m. Se llaman así los granitos 
que salen en la piel á los rapaces, que pi- 
can mucho y son producidos por micro- 
bios aradores. 

Arambre, m. Alambre. 

Aramia, f. Tierra de labor. Dic. G. 

Aramil, n. de C. V. Aramia, 

Arango, m. La familia de este apellido 
tiene su fundo en Cangas de Tineo, y fué 
ilustre en la judicatura y en las armas. 

Arar, v. V. Llabrar, ' 

Aras 8 es tí anas. En el año 762 de Roma 



ARG 

y onceno de la era cristiana, se levantó en 
el cabo de Torres un monumento á Jú- 
piter, en recuerdo á la conquista de Astu- 
rias. 

Arbeyu, os, m. Guisantes. 

Arbiu, m. El ruin arbiu, desque come 
afriu. 

Arbole y árbore, m. Árbol, y al ar- 
bustu, arbolin de na. 

Arborada, f. Alborada, diana. 

Arca, f. Caxon de madera con tapa y 
pesllera pa guardiar la cebera y los tra- 
pos. 

Arcéa, f. Becada ó chocha perdiz; ave 
del •orden de los zancudos longirostros, 
que llega á nuestros montes en Octubre y 
marcha en el verano al Norte. L. Scola- 
pax rusticóla. 

Arder, v. Arde en el fuebu'l rozu y lá 
llefia seca, y cuando da llaparada ie q* ar- 
den, y arden les mistures de carne én sin 
fuevu, y en sin llaparada, i ansi, les mor- 
cielles ponense ardies q' non presten 
pa na. 

Ardines, f. Plantas de monte. 

Arenque, f. Pez perteneciente á la fa- 
milia de los arenques. Se pesca en los ma- 
res del Norte en tanta abundancia como 
la sardina, y para conservarle se sala ó. 
ahuma. En los mares intertropicales hay 
familias del mismo género que son vene- 
nosas. L. Clupea harengus. 

Arenques, f. Se llaman así las sardinas 
saladas y prensadas. 

Ar estes, f. Las barbas de las espigas 
del trigo. 

Arfueyu, f. Planta parásita, que con 
preferencia nace y crece sobre el manza- 
no, peral, avellano y roble; de su corteza 
machacada se hace una liga excelente (es 
más fina la que se hace con la corteza del 
acebo para cazar pájaros) . L. Visco cori- 
lino. 

Argadiellu, m. Estrumentu onde se 



14 



ARRA 



ponen les madexes pa devánales y facer 
los uviellos. 

Argadiu, m. V. Argadiellu, 

Árgana, f. V. Vericiu, Se emplea para 
escobas y para hacer cestos. 

Argayar, v. Desprenderse tierra en 
una ladera dejando surco. || Sentirse una 
pared á punto de caer. 

Argayu, m» Desprendimiento de tierra 
en alguna ladera. 

Argoma, f. Tojo y zarza para calentar 
el homo, hacer la cama de los ganados y 
escobas. V. Vericiu, \ 

Argüelu, m. Argüellu. V. Arfueyu. 

Arguelles. N. de P. En el concejo de 
Siero hay casas de este apellido muy dis- 
tinguidas y de remota antigüedad. 

Arguello, m. Se encuentra en algún 
manuscrito y se usó para denominar al 
poseedor descuidado y al que gravaba su 
propiedad con cargas y censos, y se lla- 
maba Argüellu la mugre del hábito alre- 
dedor del cuello. || También significa te- 
rreno de abrojos y áspero. 

Argüeyu, adj. Barullo, vocerío. 

Arizal, adj. Erial, pedregoso, árido. 

Armadiu, m. £1 q' se pon pa atrapar 
fuina, melandros, otres gafures y paxaros. 

Armentio, m. Ganado mayor. D. G. 

ArmentioS; m. Aparejos de bestia, 
arreos militares, impedimento, adornos. 
V. Trebeyos. 

Armentu, m. Manada de ganado vacu- 
no. Voz citada por Cav. L. Armentum. J. 

Arnau, m. Pequeña ensenada en la 
Concha de Gijón. Significa sitio de are- 
na. L. Arena. 

Arracaes, m. Los pendientes de plata 
de dos caides que non usen mas q'les 
casaes. 

Arralladures, f. Les coses postreres, 
dempues de coides les meyores, q'ya non 
valen, y ansina danse á los ñeños pa 
q'arrallen el calderu y el pote. 



ARRE 



15 



ARRO 



Arrallar, v. Arrallen los fieños los cá- 
elos del duce i arrebañen les arralladures, 
con cuyares ó llanviotaes; arrallase el 
suelu pa non dexar migaies y arrallase el 
q'al peñase pasoí al pelu el peñe muches 
veces y déxalo apiegáo y relluciente. 

Arramascar, v. £1 aire arramascó el 
maiz, doblólo, torciólo, pero non lo rom- 
pió. 

Arrapiezu^ m. Sin sustancia, sin uti- 
lidad. 

Arreau, m. Aparejado, vestido. 

Arrebalgaes, f. Andar á rebalgaer y 
medir á rebalgaer, á pasos largos. 

Arrebalgar, v. Abridura de les pier- 
nes. II £1 rebalgu del flaire de peña á pe- 
ña con regatu peí mediu. || Arrebalgaben 
les ames de los canónigos, cuando diven 
avisar q'pel arroyu non diva el amo á 
coru. 

Arrebaxar, v. Quitar algo de lo alto 
ó de lo baxo, ó del dichu ó del fechu. 

Arrecachar, v. Sacar les fíalgues pa 
fuera; esto failo bien en tiempu de cere- 
ces, el qVa Tarena á tirar los calzones. 

Arreciar, v. Arrecia el viento, el agua, 
la nieve y los dolores cuando aumentan. 

Arreoir, v. Estremecerse, tiritar de 
frío. II Esto arreciú, estoy tieso, por tran- 
sido de frío. 

Arrecostines, m. El que pierde xugan- 
do al corru, lleva arrecostines al que ga- 
na. V. Acuestes, 

Arrede, adv. Con intención, expresa- 
mente. II Adrede. 

Arreflundir, v. Arrojar, arrancar con 
violencia. 

Arregilar el güeyu, v. Abrir el ojo. 
ponerse en guardia. 

Arregaflar, v. Enseñar los dientes 
como lo hacen los perros. || Arregañan las 
frutas abriéndose por la humedad ó por 
el sol, y arregañan las maderas por las 
mismas causas. 



Arregostar, v. Engolosinar, tomar 
gusto y afición. 

Arrematar, v. Dai fin á una cosa. || 
Arrematóse la sidre. || Arremató, morrió. || 
Mercar una cosa nel pregón. 

Arremiellar, v. Arremiella los güe- 
yos, el llucu, el alteriau, el q*tien mieu y 
el celosu. 

Arrendar, v. Aporcar, hacer contrato 
de arriendo. 

Arreo, m. De seguido y también traje, 
ornamento y equipaje. 

Arrequexáu, adj. Arrinconado, es- 
condido. 

Arrescender, v. Esparcer el buen ó 
el mal olor. 

Arrestarse, v. Atreverse, determinar- 
se. II Arrestóse mucho, se expuso. 

Arreyada, f. El hierro en forma de pa- 
leta que se coloca por regatón de la guia- 
da, para limpiar la tierra que se pega á la 
reja del arado. 

Arriesgau, adj. Atrevido, valiente. 

Arriezu, adj. El aterido de frío. 

Arrimar, v. Arrimarse la xente q'non 
tien á la que tien posibles; arrímense les 
cases y les muries, y arrímense palos y 
bofetaes. V. Acoyer, 

Arriman, v. Xunto, apiegao, terreno 
arrimao ye el recuestu. 

Arrincar, v. Arrinquense les patates, 
el arbore, les mueles y todu lo que tien 
raíz y está parao y afincao. 

Arrobador, m. El q'furta ó roba. 

Arrobatina, v. Tirar coses sueltes, 
comu dineru, nueces, castañes, pa q'la 
canaya les pane del suelu arrebañándoles. 

Arrobu, m. Robu, furtu. 

Arrodeos, m. Tienlos el camin q'nou 
va derechu. V. Aleúdanos, 

Arrodiar, v. Arrodia el que no va de- 
recho al objeto y anda con arrodiaes. 

Arroxar, v. Calentar el fornu, pone- 
lu roxu. 



\ 



ASO 



i6 



AST 



Arroyaes, m. Les señales que.dexen 
los regatos que se fazen cuandu cuerren 
munchu, y llamen ansina les piedres y 
sabia q'dexen pe les orielles, y les creci- 
des del río cuandu non ye llena completa. 

Arruta, m. Regüeldu. 

Arrullu, m. El q'fay el palombu a so 
palomba. || Echar troncu ó peña ó xente 
pe la cuesta abaxu. 

Arteru, m. Astuto, atrevido. 

Artos. V. Escayos. || Del galo arth, 
arthos. O. Gs. 

Arume, f. Fragancia, aroma. 

Aryios. V. Aperios, 

Arzolin, m. Orzuelo. 

Ascures, adv. Estar á oscuras, equiva- 
le á decir estar sin luz. 

Asemeiar, v. Una cosa ye asemeyase y 
otra la cosa mesma, y el que tien pareciu 
asemeyase; parecerse, igualarse . 

Asentar, v. Asiéntase la xente sobre el 
puyuóen utru Ilugar. || Los canteros asien- 
ten les soleres y daqui q' al solar dicini 
el asientu. || Tamien asienta lo q' aprueba 
bien. 

A señar, v. Facer señes; dir señera, dir 
sola y llamativa la moza con su dengue y 
su saya de pañete de colores. 

A señorear, v. Hacerse dueño de pro- 
piedad ó situación. 

Asestar, v. Armar celada^ buscar oca- 
sión, vigilar. 

Aslestar, v. Dormir la siesta, tener ho- 
ras de descanso el trabajador. 

Asilo, m. Casi todas las iglesias parro- 
quiales tenían el privilegio de asilo para 
los criminales. También le tenía la Uni- 
versidad de Oviedo con sus cadenas sobre 
la calle de San Francisco y la casa de He- 
via, en Villaviciosa, con su argolla en la 
puerta. 

Asocede, v. Sucede. 

Asolayar, v. Asolearse. 

Asolear, v. Jugar al solo. || Tomar el sol. 



Asolinar, v. Resecar, desgranar, agrie- 
tar. II Este barro está asolinau, falto de 
miga, que no es á propósito pa tejar. || La 
ropa está seca, asolináa. 

Asosegar, v. Pbnese en paz, quedase 
quieto. 

Aspear, v. Agrietarse los cascos del 
caballo ó del buey, imposibilitándose para 
el trabajo. 

Asperxar, v. Rociar con agua bendita 
para conjurar algún mal. 

Asturcones, m. Con este nombre co- 
nocieron los romanos los caballos criados 
en Asturias, y Silio Itálico hace mención 
del que con nombre de Panchates ganó 
el premio en las fiestas fúnebres que Sci- 
pión el africano celebró en honor de su 
padre. Plinio y Calepino apellidan esos 
caballos Tolutarios. 

Asturies: nombre del principado de 
Asturias. Hubo Astures-trasmontanos, si- 
tuados á la parte occidental de Ips mon- 
tes, y Astures-augustanos. Los primeros 
habitaban, sobre poco más ó menos, den- 
tro de la actual demarcación, y los segun- 
dos, en la que señalan hoy todavía las 
diócesis de los Obispos de Oviedo y As- 
torga, donde aún se encuentran las trazas 
del idioma. Tenían por límite el «Ezla, » 
antes «Astura,» de donde se cree tomaron 
el nombre, según refiere la España Sa- 
grada f tomo Vil, cap. II, aunque Aldere- 
te, siguiendo á Silio-Italico, supone que 
trae origen griego, de Astyr, Armijero de 
Menon, que expresa ser fundador de las 
Asturias. Entre diversas etimologías de 
esta palabra, leí en el estudioso Canella 
que el ilustrado Sánchez Calvo la atribuía 
al vascuence, con el significado de puebla 
de las Rocas, Dando á este trabajo el mé- 
rito correspondiente, acudí al Dicciona- 
rio Vascongado de Aizquivel, en el que 
no aparece Ast^ significando roca, ni Uri^ 
sino Erria^ significando pueblo, lo cual 



k. 



AST 



17 



ATO 



puede ser defecto del libro, ó abandono 
de diversos naturales; á quienes también 
consulté. Pero se me ocurre que Astu- 
rias, con las letras que emplea el señor 
Sánchez-Calvo, parece latinizado, y que, 
sin embargo, Astura debe de encontrarse 
entre los nombres que Pomppnio-Mela 
calificó de bárbaros y difíciles de latinizar, 
y, por lo tanto, que para buscarles la eti- 
mología conviene restablecer su pureza, 
para que las conjeturas no nos conduzcan 
á error. £n dicho Diccionario encontré 
Asfuráy significando «costumbre,» «hábi- 
to,» y aunque igual al que cita la España 
Sagrada^ como ese significado nada dice 
al fin etimológico, no le encuentro tam- 
poco aprovechable. Asturriarrd^ nos lla- 
man los vascongados, pero esto no quiere 
decir más que «natural de Asturias,» «as- 
tore-arrá.» Por consiguiente, el vascuence 
no nos resuelve la dificultad, y así debe 
de ser, porque los vascongados no figuran 
como pueblo invasor, que en todas épocas 
mostró repugnancia á pasar el Ebro. Hay 
otra etimología de Astura, haciéndola ve- 
nir de Esíur, y á ésta de A, Styr, palabra 
gaélica que significa: estar en movimien- 
to, rebullicio, ruido, turbión, conceptos 
que pueden referirse al rio, ó al carácter 
y revoluciones experimentadas por los 
€astures.B También hay otra etimología 
que inserta la España Sagrada, sacada 
de las memorias sobre la lengua céltica, 
y que tiene relación con la anterior, pues 
deriva Astura de Ye, que dicen significa 
habitación, y de Stxr, río, componiendo 
la frase «habitación á orilla del río,» y lo 
que pudiera también ser, ó significar, 
frontera ó límite entre pueblos, como así 
era en realidad. Stor es río que pasa por 
Hzehoe en Holstein, Alemania, y San. Isi- 
doro favorece también estas dos etimologías 
diciendo: Eo quod circa Asturam flumen 
in habitent, ó sea: «pueblo que habita cerca 



del río Astura.» Confirma asimismo la po> 
sibilidad de esta etimología el vocablo Es- 
turión, nombre corriente de un pez de ta- 
maño crecido, azulado, con tres ordene» 
de escamas y manchas pardas como la 
trucha, hocico achatado, con barbas y cola 
de hoz. Viene la voz del antiguo alto ale- 
mán Sturio, F. Esturgeon y catalán Es^ 
turto. V. Roque Barcia. 

Asuso, adv. Encima. 

Ata, prep. Hasta. V. Fasta, 

Atacar, v. Abotonar, anudar, introdu- 
cir materias en algún bolsillo, tubo ó ca- 
ñón á golpe de baqueta. L. Adstringere- 
F. Attacher. 

Ataiu, m. Sendero, travesía para abre- 
viar ó acortar el camino. 

Atalaya, f. Término militar; centinela 
de día. A. S. || Lugar alto, destinado al 
vigía, al velador. En los puertos de la cos- 
ta hay siempre un sitio para atalayar el 
mar. 

Atalayar, v. Vigilar, guardiar. 

Ataramiellar, v. Dar vaivenes y tras- 
pasos como hace el borracho. 

Atarre^iu, adj. Estar pasau de frío. 

Atatás, adv. El modu de andar pri- 
meru de los ñeños. 

Ataviar, v. Facer los menesteres de 
cadun, vestise, emperejilase. 

Atayar, v. Alcanzar, cortar la retirada. 

Atesar, v. Poner tirante la cuerda. 

Atienda cristianu. Frase de introduc- 
ción pa entamar palique con algún des- 
conociu. 

Atientar, v. Palpar, tentar, intentar. 

Atientes, adv. Andar á tientas, mar- 
char á obscuras, como los ciegos, guián- 
dose por el tacto. 

Atochar, v. Tirar piedras para alcan- 
zar fruta furtivamente. !| Atolondrarse. 

Atoxas. V. Atorar. 

Atolondrar, v. Los golpies ena molle- 
ra atolondren; y el ruxiu, les xirigates y 



AUS 



i8 



AVI 



XLn poquifíin de sidre tamien atolondren 
el sentiu y la xente ansina amória. 

Atollar, V. Enterrarse, enredarse de 
tnodo que se dificulte la salida. 

Atopadízo, adj. Ser atopadizo. || Un 
lugar agradable, divertido, de comodi- 
dades. 

Atopar, V. Non me atopo en este Ilu- 
tar. ¿Atopeste fía? Non m atopo. 

Atopecer, v. Obscurecer. || Vino des 
pues de atopecido. 

Atopinar, v. Atopina el prau q'tien 
muchos topos, y atopina la noche que se 
pon escura, y esto bien del topuq'ye ciegu. 

Atorar, v. Entorpecer, atragantar^ ce- 
rrar la entrada. 

Atorollaa, f. Atolondrada. V. Torollu 
y Atorolldu, 

AtoroUáu, adj. Aturdido con golpies 
<^ con bebia. || Precipitado. 

Atosquecer, v. Perder la urbanidad, 
«1 juicio, embrutecerse. 

Atortelar, v. Empequeñecer, quitar ó 
acortar el ánimo. 

Atrancar, v. Trancar puertas y venta- 
nas, cerrar el camino, atascarse. 

Atrayesáu, adj. El folganzan que anda 
per les calléis. || Ye como si dijéramos un 
pirata callejero. || Calavera. 

Atropáu, adj. Recogido, amontonado, 
guardado. 

Atroz, adj. Bueno^ entendido, magní- 
fico, empleando la voz como superlativo. 

Atupar, V. A. C. V. Atopar. 

Atún, m. Pez. 

AturuUar, v. AturúUase al q'se en- 
rrienda pensando, diciendo ó faciendo y 
sabiendo non adica, porque está aturdiu. 

Aú, adv. Onde. || Aú vas, ú vienes. 

|Au yes om? ¿De dónde eres? 

I A ú yas? ¿Dónde vas? ¿Dónde te diri- 
ges? 

Auntamentu, m. Ayuntamiento. 

Auseba, m. Monte de 4.000 pies de al- 



tura, llamado monte de la Virgen, porque 
domina el santuario de Covadonga, y que 
por ser el punto donde el Concejo de Can- 
gas mandaba sus ganados á pastar sus ñ- 
cas y abundantes hierbas, regadas por las 
aguas del lago Nol, debió de recibir el 
nombre de lugar ó sitio de la ceba. 

Ayandichas, f. Ante dichas. || 1253, 
Concordia entre las monjas de Dueñas y 
el abad de Sahagún, en la que se capitu- 
la que cuando una monja mereciese azo- 
tes, no se los diera el Abad, sino una com- 
pañera. 

Ayasallar, v. Sujetar por el exceso de 
trabajo, entorpecer, estorbar. 

Ayecinau, adj. Avecindado, apropin- 
cuado. L. Propincus. F. Avoisine. 

Ayexigar, v. Caer enfermo de viruela. 

Ayelu. Enséñamelo. Déjame verlo. 

Ayentayar, v. Aventajar, granjear, te- 
ner utilidades. L. Angere. F. Aventager. 

Ayer, v. Haber, créditos, hacienda. || 
Tener. 

Ayezar, v. Aveza el probé si i dan da 
qué y los animales y la xente aganáse la 
vida en lo q' yos da provechu, fame ó tra- 
bayos, q' á to se aveza un. 

Ayía, V. Había. 

Avientar, v. Aventar. 

Ayléspara, f. Avispa. 

Ayieyau, ada, adj. Aventajado. 

Ayigurniaes, adj. Piedras ó palos tor- 
zios y xente avigurnia, Uisga. 

Ayil, adj. Perverso, vil. 

Ayilés, N. de V. Capital de concejo; 
es una hermosa villa, la segunda del Prin- 
cipado; tiene una noble historia y perte- 
neció en lo antiguo al Alfoz de Gauzon, 
con los nombres de Bles, Abilies, Abellés 
y otros. En el vocabulario de romanceen 
arábigo de fray Pedro de Alcalá se en- 
cuentra Auilés, Auili, Auilín. También 
hay constancia de haberse llamado Ar- 
genteola. 



BAB 

Ayilés (Tirso de). Suma de linajes de 
este Principado, tomo manuscrito, Acade- 
mia de la Historia, primera página. Ad- 
vierto al lector que el Rey Felipe IV, por 
su ley 35, tít. Vil, lib. I de la Recopila- 
ción, manda que este género de libros no 
tenga autoridad alguna, y por ser además 
sabido que el autor obró sin ciencia y sin 
pruebas que le abonen. Doctor D. Juan 
Rato Caso. 

ATÍsu,-m. Cosa profunda, impenetra- 
ble, abismo. 

Ayocanar, v. Parar de llover. Avoca- 
nó, podemos inos, antes que entaine utra 
vez. 

Ayofto, m. Río que separa los conce- 
jos de Gijón y Carreño. || Gal. Avon, río 
y ribera; también dicen Afon. L. Amnis. 

Ayalga, f. Tesoro, alhaja. 

Ayenu, a, adj. Ajeno. 

Ayeri, ad. Ayer, la víspera. L. Herí. F. 
Hier. 

Aylu, os. Tiempos del verbo haber. 
Le hay. Los hay. 

Aynado, m. Entenado. 

Ayu, m. Ajo. 

Ayuda, f. Tienla dalgun queidan da q' 
per de Uau pa sollevar les cargues ó fazer 
vida bona ó aforrai trabayu. 

Ayuntar, v. Xuntar, allegar. 



19 BAB 

Ayuso, adv. Debaxo. Lat. Adsursum, 
F. An dessous. 

Ayerar, v. Ponerse á la vera, seguir la 
orilla, la frontera; de aquí viene Beira. 

Aza, m. Campo de barbecho. Apellido 
ilustrado por el ingenioso y fecundo autor 
dramático D. Vital Aza. V. Faza. 

Azafranar^ v. Colorear la comida con 
azafrán. 

Azau. Segur. J. F. 

Azedar, v. Volverse agrio. Agriarse la 
leche, el pan, etc. 

Azefia, f. Acequia, canal para la con- 
ducción de agua, y el molino adonde el 
agua se conduce. Se supone término 
árabe. 

Azon^ es, m. Especie de sarpullido de 
granitos chicos que molestan mucho. 

Azor, m. Déla familia de los halcones,, 
ave de rapiña. Fr. Faucon. 

Azorar, v. Entre espantau y plasman 
ponse el azoran que non adica y fai mal 
les coses y azórense los rapazos delantre 
el maestro y la xente, peí respetu. 

Afuere, m. Azúcar. 

Afuere, m. Azulado. 

Azurronan, adj. El xatu ñacu y con 
llombrizes, de mal pelu. 

Azuzar, v. Meter en calor para que 
dos peleen. || Chismear. 



B 



B. Letra numeral con el valor de 300, y 
con la tilde de 3.000. 

B. En el bable suple la/ en las voces 
latinas y no se emplea en fin de dicción. 

B. Se emplea por v^ y en la pronuncia- 
ción el bable le da idéntico sonido. 

Baba, f. La que sale de la boca de las 
personas ó del ganado. || Se aplica al hu- 



mor que despide el caracol. L. Saliva . F 
Bave. 

Babador, m. Babero. 

Babayada, f. Tontería, dicho propio 
de un babayu. 

Babayu, adj. Tonto de capirote, de 
maruga. || L. Bardus. 

Babia, n. de 1. Distracción, gran punto 



BAG 



20 



BAL 



de vista. |{ Estar en Babia, estar distraído. 
BabosO; a^ adj. £1 que tiene baba, el 
muchacho precoz, el limaz. || Un pescado 
estimado por su buen gusto, que se pesca 
entre peñas. L. Salivariura. F. Baveux. 
Babosa, f. Limaz. L. Limax.F.Limace. 
Bable, f. Voz con que se designa la fa- 
bla asturiana, cuyas trazas se encuentran, 
como dijo el P. M, Feijóo, en todo el terri- 
torio que comprendía la antigua Lancia y 
las dominaciones de los reyes de Asturias^ 
algo más extensas que el obispado exento 
de Oviedo. Esta voz es muy antigua y me 
inclino á creer que su significado viene 
de balbucear, pues habiendo dado origen 
al romance, los que hablaban éste, tenién- 
dose por más adelantados, debieron de 
creer que los que se quedaron con la len- 
gua de Asturias balbuceaban, ó sea que 
expresaban mal el principio de su roman- 
ce. Así encontramos que en F, babiller y 
en L. bable, significan lo mismo, charlar, 
hablar, y que estas dicciones se confir- 
man con las de balbuties, brebutiens. 

Baca llorína, f. Insecto como cucara- 
cha ó escarabajp que se cría en los árbo- 
les y que enganchado por una pierna con 
un alfiler, y puesto en ésta un lazo de pa- 
pel, gira y da vueltas en un palillo. Gall. 
Bacaloura. 
Bacidu, m. Bazo. V. Bacíu. 
Bacíu, m. Bazu. V. Bacidu y Bazu, 
Badana, f. Piel de carnero ó de cabra, 
después de adobada. 

Badía, f. Bahía, entrada del mar en la 
costa. II Monasterio regido por abad ó 
abadesa. || El territorio de la abadía. L. 
Abbatia. V. Ahamia. 

Badulaque, m. Presona de pocu pro- 
vechu, y dicin ansina á un compuestu de 
pedazucos de asadura q' comin munchu 
la xente de iglesia. 

Baga, f. Ola tendida, baga mar^ tem- 
poral. 



Baga, f. Semilla de lino. L. Bacce. 
F. Baier. 

Bagamar. Temporal de fuera; recala 
á la costa y levanta grandes olas. 

Bagar, v. Non tengu bagar, ye mun- 
chu trabayu; diré á velu si tengu bagar. 
Baxar, v. V. Abaxar, 
Balagar, m. Montón grande de yerba 
ó paja seca, que, cuando el henil es in- 
suficiente para contenerlos, suelen formar 
los labradores cerca de sus casas, sosteni- 
do por un grueso y alto palo que, fijo en 
el suelo, le sirve de eje. L. Acervus, Cú- 
mulus. 

Bálagos, m. Montones. || Cain á bála- 
gos. Fuxia á bálagos, q' metin mieu. 
Balamos, m. V. Bálagos. 
Bálamu, m. Accidente nervioso en 
que se oprime el corazón y se suspende el 
aliento. Vahido. 

Balandrán, m. Traje talar de mangas, 
que era de paño y se llevaba como el so- 
bretodo. 

Balbaniegues, adj. Les muyeres de la 
Pola q'son muy truximanes i anden pe 
los mércaos con llonganizes, morciella y 
adobu. En Xixon llámenles Balbona cuan- 
du vienen pe les sardines. Son del Ilugar 
de Balbona. 

Balbin. Apellido de familia ilustre en 
letras y armas. Tiene su solar en Villavi- 
ciosa, y por armas conocidas en campo de 
gules un roble con varias lanzas arrima- 
das al mismo, y en el otro lado una es- 
puela de oro. 

Balde, m. Cubo para sacar agua del 
pozo y otros usos domésticos. 

Baldeburon. Valle quemado, abrasa- 
do. L. Amburare. 

Balderu, adj. Desocupado, ocioso. V. 
Folgao, 

Baldés, m. Piel de cabritilla, para cal- 
zado de señoras y guantes. 
Baldória, N. de P. Gall. Pértiga. 



BAR 



21 



BAR 



Balegon, m. Los antiguos llamaven 
ansí á unos zapatos altos q* abrochaben 
per delantre. 

Baliata^ f. Tributo q' se pagaba en fru- 
tos. 

Balsa^ f. Les arriaes dexen agoa enos 
terrenos baxps, y estes entoncenes llámen- 
se balses dágoa. || £1 que tien güerta pa 
defendela déla canaya, pon so los murios 
cargues de balses de escayos. L. Aqua es- 
tagnans. 

Balumba, f. Gran montón, de paja ó 
ramas» || También se llama así al balance 
del carro muy cargado. || Fai balumba. 

Balyidares. D. Antonio Balvidares, 
señor del antiguo y noble solar de Cece- 
da y distinguido poeta bable, persona de 
mucho ingenio. 

Bailara, Llenura, gran abundancia. 

Baña, f. Habana. 

Bancal, m. Lladera de cantera, barro 
ó sabia, dientro dun prediu ó en la llade- 
ra del camin. 

Bandear, v. Buscarse la vida. V. J^an- 

BanduUu, m. Lo q' tien 1' animal dien- 
tro la barriga de redafíu y tripes. 

Baniellos, f. Les ripies de castañal pa- 
ra ifazer oestes. {| También se llaman así 
las costillas. 

Banzon, m. Al cavar la tierra que se 
saca sin deshacer, apretada, los terrones 
con raíces y otros restos vegetales, son 
los banzones. |{ También se llaman así, los 
restos que quedan en la era después de 
majar las espigas. 

Banzn, os, m. Los trozos de roble con 
que se tilla la masera del lagar. 

Baftella, f. Cesta de bañelles ó de ri- 
pias de caña de castaño. 
. Barafustar, v. Descomponer, enrrie- 
dar, meter barullu. 

Baragafla, f. Sitio de confusión, lugar 
de barullo. || En Candas el campu de la 



Baragaña ye onde se fai la foguera la 
viespera del Cristo y güelve quiciás mas 
xente q' la q* va. 

Baral, f. Palanca de madera, instru- 
mento de sastre. 

Barullu, m. Montón de paya de erba, 
de llates de faba sin excoyer y montón de 
xente q' fai alborutu dando verríos y ti- 
rando cantazos. 

Baranzal, m. Cajón que sirve en los 
molinos para recoger la harina que sale 
de las muelas y de baranda para no tocar 
con ellas. 

Baratura, f. Muy barato. F. Bon mar- 
ché. 

Baraya, f. Quimera, cuestión de poca 
importancia. 

Barajones, m. Tabletas que se ponen 
en los pies para no hundirse en la nieve. 

Barba, f. Fazer la barba, ye afaitar. 

Barbada, f. Piescau de la mar de Can- 
tabria q' se piesca xiblando enes pozes y 
buraques de les peñes; non tien espines, 
tien la cabeza grande, la carne muy blan- 
ca y el gusto de la trucha. || Cadena de 
barbada. 

Barbar, v. Facer venir la barba á los 
omes y les raíces á los naranxos, limones, 
moreras, miembrillos, parres, álamos, ne- 
grillos y ablanos. 

Barbatas, f. Brabatas. F. Brabade. 

Barbio, m. Enfermedad del ganado 
vacuno. 

Barbón, m. El que tiene muncha bar- 
ba. II Botella de tierra cocida en que se 
encierran licores. 

Barbuecos, m. Yerbatos que so arran- 
quen al barbuxar. Tineo. 

Bardasca, f. Caña de avellano, flexi- 
ble y de poco grueso, para arrear las ca- 
ballerías. Antiguamente era elemento de 
orden en las escuelas. 

Bardasquera, f. Sitio, lugar de mu- 
chas bardascas. 



BAT 



22 



BERR 



Bardial. Zarzal enmarañado con ma- 
dreselvas, siempre verdes y otros arbustos 
que constituyen buenos cercados. V. Sebe, 

Bardiales, V.. Bárdiu, 

Bárdiu, m. Caña ó rama delgada, ga- 
rrote, estaca. En la baja latinidad decían: 
Trunan arboris, vel ramus. V. Bar gante. 

Barexar, v. Varear. |j Espemexar. Ba- 
rechar. A. C. 

Barganal. Cercan de bárganos. V, 
Bárganu, 

Bárganu, m. Estaca viva de álamo 
que, con otras, colocadas en hilera al re- 
dedor de una heredad, sirve á ésta de va- 
llado. V. Bardiu. 

Barquín, m. Instrumento que sirve 
para soplar el fuego en las cocinas y fra- 
guas; el de los órganos se llama fuelle, tal 
vez por el mayor tamaño. 

Barullu, m. Ruido, riña, disputa. 

Barraca, f. Casuca, chavola de piedres 
y barro, q'por teyau tien ramascos y paya, 
y tamien llámense ansi les q' sarmen con 
palos y una bela de barcu, pa vender be- 
bíes nes romeríes. 

Barragan, m. Mozu solteru y cortexa- 
dor. II Capote de tela q' non cala l'agoa. 

Barranca, f. Quebrada rodeada de tie- 
ra alta, moyada en el fondo, onde entrar 
pocu el sol. 

Barrenen, m. Vedrio de barro que ta- 
mien. se dis lebriu, porque ye vidrian y 
sirve de depósito de agua. 

Barriga, f. Vientre, || Llenar la barri- 
ga, matar la fame. 

Barruntar, v. Sospechar, anunciar. 

Barruntu, m. Sospecha, anuncio. 

Bastecer, V. Abastecer, surtir. L. Uniré. 

ISastilla, f. Término de costura. Do- 
bladillo. 

Bastir, V. Derribar, echar al suelo. 

Batallar, v. Dar guerra, dar que ha- 
cer, y de la xente pesada dizse que bata- 
lla con sus empeños y cavilaciones. 



Bazcuyar, v. Bazcuya la ferrada, cuan- 
du el agua q'tien dientro desasosiégase y 
salpica y mueya á la muyer q'la lleva na 
cabeza, y pa eso tapase col mandil ó poni 
una tabluca flotando. 

Bazu, m. Parte del cuerpo de los ani- 
males, situado sobre el hipocondrio iz- 
quierdo. L. Splen. 

Bazuqueru, adj. Movimiento, agita- 
ción, confusión. 

Bebedera, m. Abrevadero, cajón en 
forma de gamella para beber las aves: 
V. JDuemu, 

Bedular. L. Vetula. J. Ll. Puso este 
señor Bedular como nombre de pueblo, y 
el nombre de éste es Bedules, á una legua 
de Villaviciosa. Su significado es el de ála- 
mo blanco. V. Bedules, 

Bedures. N. de P. Lugar de Santo 
Tomas de Pereda, dos leguas de Tineo. !| 
Bedures ó Bedules, abedul. 

Bexigues, f. Vejigas, viruelas. 

Benayides, D. Francisco Bemaldo de 
Quirós y Bena vides, nobilísimo procer, 
con solar y estados en Lena, distinguido 
poeta bable y persona de gran ilustración. 

Bera, f. A la orilla del camino ó del 
río, etc. II Los Gall. y Port. dicen beira, y 
también llaman así la frontera, jj Á la bera 
mia, significa á mi lado, á mi amparo. 

Berberichu, m. Marisco. 
Berces, de berza, f. Se usa siempre 
en plural. 

Berenes, f. Son dos piezes de madera 
de roble con dos ranures en les q' encaxa 
la masera del llagar q' sube ó baxa cuan- 
du aperten ó afloxen la viga. 

Berezos, Llanes, yerbas, sarmientos 
de toda planta. 

Berna. V. Vendrá, \\ Agora non, mió 
fiu non. Agora non que berná el cocón. 

Berrar, v. Berrear, dar voces, mugir, 
llorar fuerte. || El río berra en los rabio- 
nes. 



BLA 



23 



BOI 



Berrocal, m. Peñas altas con cantos 
grandes. 

Berron, m. El ruxiu fuerte de los ani- 
males ó el fíefiu llorón, o del ríu con pic- 
ares ó mnncha corriente. || San Antolín de 
Serrón. 

Berru, ido. m. Muxido de las vacas y 
de los bueyes. || £1 lloro de los niños. 
Besug^. Piescao. 

Beynra, es, f. Gracias, halagos, mi- 
mos, monadas. || Mira Rubin como fai 
beyures á la so prima la de Peñerudes. 
Biecu. Llanes, gesto. 
Bieldes, m. Aventador del trigo. 
Bieldo, m. V. Baño. 
Bien, m. Bueno y sinónimo de bas- 
tante. || Bien de cargos tuvo. 
Bien y baga. Nada importa. 
Biescu, m. Plantación de árboles de 
semilla. || Semillero de castaños, robles y 
ETellanos. 
Bigaros. Marisco. || Bigaros de la ñel. 
Bigam, caracol de mar, que cocido 
se pnede comer. || Bigaros de la fiel. 
Bimbria, f. V. Blima. 
Bimbrial, f. V. BlmaL 
Bimenes, N. de L. Sitio de mimbres, 
tierra cultivad^. L. Vimen. 

Binar, v. Ahuecar la tierra, drenar. 
Birle, m. £1 punto desde donde se tira 
hacia abajo en el juegp de bolos, por ha- 
berse detenido allí la bola al tirarla para 
arriba. || También suele ponerse birle fijo 
y tSnico para todos, sea cualquiera el sitio 
en que paren las bolas. 

Birlotu^ os. m. Sarmientos de parra 
silvestre que se emplean como ama- 
rras. 

Birriones. Manchas de colores distin- 
tas esparcidas sobre la ropa ó la piel. 
• Bisiegu, m. Tardío. || Prau bisiegu 
mui sombrídu. 
Bizma^ f. Emplasto de baldés y pez. 
Blanca, f. No tener blanca equivale á 



no tener nada, porque blanca era moneda 
de poco valor. 

Blandear^ v. Blandea la persona cuan- 
do quiebra el xeniu y cuandu pasa T in. 
comodu. 

Blándiu, adj. Blando. 

Blanquear, v. Dar blanco, encalar las 
paredes. 

Blima, es, f. Sarmiento, mimbre. 

Blincar, v. Dar saltos, saltar, V. Re* 
blincar. Atizaben el fuegu con tánicos, 
fartos de reblincar, los rapazucos. Cav. 

Blincu, m. Salto, brinco. 

Boal, N, de P. del C. deCastropol. 
Debe de significar corral de bueyes ó de- 
hesa boyal. 

Bocanaes, f. Bocanadas si son de lí- 
quido, y bocanadas si son bravatas ó ma- 
las palabras. 

Bocanar^ v. Escampar. V. Avocanar. 

Bocau, m. Bocado. 

Bocexar, v. Bostezar. 

Bodega, f. Cueva, almacén donde se 
guardan bebidas, trastos viejos y leña. || En 
Cuba á las pulperías ó tiendas de comes- 
tibles las llaman bodegas. 

Bofu. Llámense así á les coraes y peda- 
zos de quixada; y cuandu el trabayu ye 
fuerte, dizse echar el bofií. 

Boga, f. Pescado de mar de carne blan- 
ca con muchas espinas y escamas platea- 
das que se coge á bara. 

Bogar, V. Remar. L.Naverit, semir, im- 
peliere. F. Voguer. 

Bogaritia, N. de P. en la Concha de 
Aviles. No lo considero, como el Sr. Sán- 
chez Calvo, vocablo vascongado, sino ba- 
ble, y así lo traduzco por sitio de bogas ó 
lugar donde éstas concurren á desovar. 
San Isidoro mencionó la boga, y los portu- 
gueses á la bogaritia le dicen bogaeira. 
A. O. 

Boito, m. Término de mar. Sin carga, 
alijado. 



BOR 



24 



BOT 



Boitu, Barco boitu, descargado. 
Bolatin, m« Llamen bolatínes á los 
que bailen en la cuerda floxa. 

Bolera. Juego de bolos. Derribos en las 
cercas de los predios por donde puedan 
entrarse los animales. 

Boliclia, es, f. Bolas del tamaño de 
avellanas para jugar á pares y nones. 

Boliche. Pesca con boliche ó sea con 
el copo. II Planta vivaz de la familia de los 
rábanos, que trajeron los ingleses entre el 
lastre y que infestó las tierras. 

Bolla, f. Pan de media á upa libra. || 
BoUu mas pequeñin de cuatru cuernos. 

Bollicio. £1 ruido que fai la xente cuan- 
du reblinca ó cuandu se agarra. 

Bombé, m. Sitio urbanizado para pa- 
seo, en las afueras de las poblaciones. £1 
nombre puede venir del bombeo que se 
le da al suelo. 

Bona, Bonu, adj. Buena, bueno. 

Bouaz, ees, adj. Muy bueno. 

Bonito, m. Pez de mar, parecido al 
atún, pero más chico. L. Scomber pelamys. 
Persigue la sardina y recala en Agosto á 
la costa cantábrica y es pesca de altura. 

Bonizu. £specie de mijo ó panizo pe- 
queño que se cría espontáneamente entre 
el maíz y las hortalizas. 

Boftica, f. £xcremento de animal va- 
cuno. L. Bovinun stercus. 

Boquear, v. Dizse del que está pa 
morrer, del que está morriendo, bo- 
queando. 

Boquera, f. £nfermedad labial que se 
presenta con escoriaciones alrededor de 
la boca. 

Boquín, m. Clase especial de tela ama- 
rilla ó colorada para sayas. 

Borbotar, v. Brotar el agua en el ma- 
nantial, hervir con fuerza haciendo bur- 
bujas ó borbotones. 

Borofta. Pan de harina de maíz, que 
trajo el descubrimiento de América y que 



sustituyó al pan de mijo, que se llamaba 
borona. L. Miliaceun pañis. Cav. Bruna. 

Borrachínes, m. Fruto del madroño. 
II Morotes de Herbedo. 

Borraja, f. Planta herbácea de tallo 
hueco, velludo y ramoso, que crece en los 
campos, y sus flores, al salir de color cár- 
deno, pasan á blancas y azules. £s emo- 
liente y sudorífica y se hacen con ella 
conservas. 

Borrina, f. La bruma que sale del 
mar, generalmente á la caída de la tarde 
en el estío, y no desaparece hasta que el 
sol la disipa, lo cual perjudica los frutos 
y. la salud. 

Borrón, m: Mancha de tinta en los 
escritos; tamien son los montones que se 
facen de yerbes, payes y garbucos para 
quemar la tierra, y ansina llámense los 
fechos que abaldonen. 

Borronada, f. Conjunto de varios 
borrones hechos en una finca. 

Borronear, v. Hacer borrones. Cav. 
supone venir de camburu. No nos parece 
segura la etimología y nos atenemos á la 
de bornear, que es hacer torres redondas, 
que equivale á los forniellos ó borrones, 
por el color negro que toman después de 
quemados, parecido al de la piedra bor- 
nera. V. Aborronar, 

Botadura, adj. La acción de botar 
por medio del brazo, de la onda ó de otro 
artificio una cosa que se arroja hacia ade- 
lante, y se emplea para significar la bota- 
dura de la nave desde el astillero al 
mar. 

Botar, V. Arrojar alguna persona ó 
alguna cosa del punto ó recinto donde se 
encuentra. || Saltar la pelota. || Surtir, 
echar al agua la nave. 

Botiellu, m. £stómago y vientre del 
animal. || Tien el güeyu mas grande quel 
botiellu . 

Botillería, f. Despacho de limonadas 



BRE 



25 



BUE 



y toda clase de aguas heladas. L. Mulsuo- 
nim, aquorum, taberna. 

BotoiLj m. De traje. || Pescado que se 
coge á vara entre peñas. Fr. D de A. 

Botonera; f. Botonadura. 

Boya, f. Tumor purulento. 

Bozel, m. Comisa. 

Brabén, m. Con esta palabra explican 
el vigor de las plantas, munchu brabén. 

BragueSi f. Yeran antes los calzones 
de petrína, curtios y abiertos per de Uau, 
pa dar pasu al calzonciu. 

Bragueteru, m. Ermitaño ogaño, bra- 
gueteru antaño. 

Btamante, m. Cordón delgado de cá- 
ñamo. II Tela blanca y tosca para sayos y 
sacos. 

Bramar, v. Bramar, rugir, entrar en 
furor, gritar. L. Tremeré^ Uncare. F. Bra- 
mer. 

Brafla, m. Tierras bajas, húmedas, 
pantanosas y salobres para pasto, de gran 
extensión, donde se reúnen muchos ani- 
males, y de esto proviene la voz Brafia y 
Brañaes. 

Braflaes, f. Se usa en plural para sig- 
niñear gran junta de muchachos ó de ani- 
males. 

Brañes, f. V. Braña. 

Brases, f. Brasas, ascuas, carbón en- 
cendido. L. Pruna. F. Braise. 

Brarear, v. El ganado que se deja á 
montaraz , bravea. || La xente tamien á 
veces echa palabraes pe la boca y bravea. 

Braza , f. Medida docho palmos en 
cuadru si ye pa muría, y de línea si ye 
cuerda á la Uarga. 

Brazau, m. Carga que se puede to- 
mar como máximum entre los dos brazos. 

Brega, f. Pelea || El panaderu tien su 
bregadera. 

Bregar, v. Fazer una llabor muy en- 
rriedosa, q* quier q* la xente puxe, q' vaya 
Y venga. L. Jurgari. 



Bregón, m. Torzón, cólico del ca- 
ballo. 

Brenga^ f. Fibra retorcida y dura en 
la madera. || Del hombre duro de pelar, 
se dice que tiene muchas brengas. 

Brete, m. Trebeyu grande y enrriedo- 
su. II Dicese q' el Inñestu se llamó Brete. 

Brezna, f. Rendija, mella. V. Muesca. 

Breznes, f. Astillas menudas para el 
fuego. 

Brisa, f. Vientecillos agudos y húme- 
dos de la mañana, que soplan por los va- 
lles, especialmente por los que están si- 
tuados al ábrego ó norte en los meses de 
Mayo, Junio, Julio y aun Agosto, que si- 
guiendo el curso de los ríos, bajan desde 
las encumbradas montañas al mar, y que 
según Casal son perjudiciales á la salud, 
por las alteraciones de temperatura que 
producen á causa de la profundidad de 
esos valles, donde los rayos del sol pene- 
tran tarde y se retiran temprano, perma- 
neciendo muchas horas á la sombra ó cu- 
biertos por la niebla. 

Bronca, adj. Una cosa áspera, ronca. 

Broques, f. Tachuelas de fierro que se 
clavan en las suelas de los zapatos para 
defenderlas del roce, para broquelarlas. 

Broza, f. Llena menuda, fueyes, pea- 
zos de corteya, raisuques y felechos, tó 
meció y rebuelto q' empuerca les tierres. 
L. Bruchus. 

Brugar, v. Llanes. V. Abrugar, 

Bruxa, f. Muyer que fai como que ie 
adevina, q' echa les cartes y que vive gua- 
pamente de la bruxeria. 

Bruxuleo, v. Augurar, pronosticar, 
dir á echar les cartes. || Goler onde guisen. 

Bubaxu, m. Grano, tumor q' viene á 
supuración. || Superlativo de Buba. 

Buchaca, f. Bolsa ó hucha de barro ó 
madera para guardar moneda. 

Buolu, la, m. V. Güelu, 

Buenporqué. Recompensa de traba- 



í 



CAB 26 

jo, gratíñcación de servicios prestados. 

Buesa) adj. Vuestra, tratamiento de 
vuesa mercé. 

Bufa, f. Burla, broma pesada. 

Bufar, y. £1 sonido ñierte que el hom- 
bre ó la bestia producen por efecto de so- 
focación, cansancio, dolor ó cólera. || £1 
ruido que producen los líquidos, gases ó 
fluidos al escaparse de su continente. 

Buf arada, f. Ventosidad que se des- 
pide por el ano sin ruido. 

Buf arda, f Tragaluz. 

Bugre, m. De la clase de las langostas 
con las bocas disformes. 

Buitrón, m. Crustáceo de la especie 
de las langostas con las bocas de gran ta- 
maño. 

Buida, f. Bula. 

Buletu, m. Cédula de citación para 
ante cualquiera autoridad. || Buletu de alo- 
jado. 

Bulsu, m. £1 del calzón, del chalecu ó 
chaqueta. || Bulsu en sin dineru llámolu 
yo pelleyu. 



CAB 



* 



BulUj m. Bolo, pieza del ju^o de bo- 
los. 

Bulla, f. Ruidu, quimera. 

Bullir, y. Menearse, dar señales de 
vida. II Pescado bullendo^ fresco , recién 
cogido. 

Buraca. V. Buracu. 

Buracu, m. Agujero en la tierra, en la 
madera ó en cualquier otra cosa. || £1 rata 
q'non tien mas cun buracu, bien aina lu 
algama el gatu. V. Furacu, 

Buru, a, adj. Ganado vacuno que tie- 
ne los ojos rodeados de cierta rubicundez 
especial, ó como si dijéramos, albinos. 

Bustia, f. n. de 1. Sitio de pasto para 
ganado. 

Busto, os, m. Cavañes de ganao enos 
montes. Alfonso el Magno donó munchos 
á la Catredal. 

Butrón, m. Nasa hecha de varas en- 
tretejidas, para pescar en los ríos. Ma- 
risco. 

Buya, f. Aguja. V. Aguya, 

Buyeru, m. Alfiletero. V. Aguyeru, 



C. Letra numeral. £n números roma- 
nos, ciento. 

Gal interj. Para expresar la imposibili- 
dad de una cosa ó la creencia de que no 
ha de suceder. 

Cab, Por fin, cerca de. V. Cabu, 

Caballería, f. Un caballu, ye mayor; 
un pollin, ye menor. 

Caber, v. Non cabo, non cabio. 

Cabero, m. Ultimo. 

Cabezal, m. Sacu llenu de llana ó de 
paya pa echar la cabeza ó pa llenalu de 
cebera, y picu q' fai cabeza de monte ó 
llomba. 

Cabezaleru, m. £1 forísta que repre- 



senta á los demás condueños del foro pa- 
ra con el señor del directo. También en 
las Partidas significa albacea, ó el que 
lleva la voz cantante en sociedad ó co- 
fradía. 

Cabildu, os, m. £1 porticu de la igle- 
sia onde se xunten los vecinos antes ó 
dempues de misa pa tratar les coses del 
común, y tamien sirven d' escueles. 

Cabildru, m. Cabildu, 

Cabra, f. Cabra, y pez muy sabroso y 
de fácil digestión. 

Cabrar, v. Guardar cabras. 

Cábriu, os, m. Pieza de madera fuerte 
de distintos tamaños, que apoyada en la 



CACH 



27 



CAX 



▼iga maestra sirve de sostén para formar 
las aguadas de los tejados. 

Oabruxa, f. Bolita de piedra ó arcilla 
cocida, del tamaño de una avellana gran- 
de, y que en número de cinco sirven pa- 
ra jugar á las cabruxas. 

Cabruñar, v. Adelgazar en frío con la 
ufia de un martillo el filo de la guadaña 
para que corte mejor. 

Cabruflu, adj. La operación de cabru- 
ñar. II Su efecto. 

. CabU; m. Cabeza dalguna cosa. || Peda* 
zu de fílu. II Fin ó límite. 

Gabu, m. Al fin, á los confínes. || Pun- 
ta saliente en la costa hacia el mar. 

Gabu-cáSj adj. Cerca de casa, junto, 
arrimado. 

Cacaraña, f. La q' tien munchos fura- 
quinós, les q' están pintaes de vexigues. 

Cacarañan, a, adj. Picado de viruelas, 
descascarado. 

Caoarexar, v. Cacarear. 

Cacíu, os« m. Cacharros, enseres de 
cocina. 

Caeipiu, m. Cesta de mimbre ó ripias 
con asa y sin tapas, que sirve para reco- 
ger frutas. Llanes. 

Caciplar, v. Meterse en todo, sin ser 
llamado, especialmente en el manejo de 



Caeipleru, a. adj. Aficionado á caci- 
plar, á meterse en las cosas del cargo de 
las mujeres. 

• Cachada, f. Gran trago de agua ó de 
sidra tomado sin respirar. || También sig- 
nifica cascada. 

Cachapa, f. Vaso de madera, de una 
sola pieza, oblongo y achatado, que col- 
gado de una correa por el asa, traen á la 
cintura los segadores con la piedra de 
afilar metida en agua. V. Zapicu, Llanes. 

Cachar, v. Cazar, registrar, buscar. 
A. C. De aquí viene el apellido Ca- 
chero. 



Gachas, f. Las nalgas, de donde viene 
el verbo recachar. 

Gachón, m. Ola espumosa y rugiente 
del mar. 

Gachu, os, m. Pedazos de algún tiesto 
ó cacharro. || Onde buen xarru quiebra, 
buenos cachos dexa. 

Cachucha, f. Gorra para muchacho. 
Las había en forma de mitra de fieltro 
blanco con la delantera verde. 

Gadañu, adv. Anualmente. 

Gadápanu, m. Níspero. || Tres oreyes 
y un pié cadápanu ye. 

Gadarzu, f. Cinta de seda estrecha 
que se empleaba para galgas en los zapa- 
ros de madroños de las señoras y para 
ribetear de fino. 

Cádaya, f. Tronco ó remate de tojo 
chamuscado. 

Gadaval, m. £1 paraje donde, por la 
quema de un argomal, han quedado en 
pie munches cádaves. 

Gadexu, m. Madeja. 

Gadril, m. Cuadril. || La cadera. 

Gadun, pron. Cada uno. L. Qiusque.F. 
Chaqué. 

Gagareta, f. V. Cagarruta. \\ Cagareta 
de flaire toa se güelve aire. 

Cagarruta, f. Excremento de ovejas y 
cabras. 

Cagayon, nes,' m. Excremento del ca- 
ballar y mular. || También se llaman caga- 
yones los muchachos y los pollos que se 
propasan con sus pretensiones. 

(Dai, m. Muelle. 

Calcen, adj. Cobarde, miedoso. 

Gaidizo, adj. Q* caí bien ó munches ve- 
zes, como les muñes mal feches. 

Caler, v. Caigu, cai, caia. Caer. 

Caion, m. Pérdida, desgracia, que- 
branto. 

Gaxa, f. Caja. El aumentativo es ca- 
xon. 

Caxiellu, m. Pedazo de leño ahuecado 



CAL 



28 



CAL 



i 



Ó hecho de tablas donde vive un enjam- 
bre de abejas. £ste nombre se hace exten- 
sivo á los troncos de los árboles cuando 
por enfermedad ó vejez se quedan reduci- 
dos á la corteza. 

Gaxietsu, m. A. C. V. Caxieüu. 

Gaxina, f. La vaina en que se encie- 
rran y crían las judías, los guisantes, etc. 
V. Esbillar, 

Calabazón, m. Calabaza ordinaria de 
mucho tamaño. 

Galabazu, m. El zoquete de madera 
en que se coloca el corte para el mazo de 
cortar argoma. || También se llama así la 
calabaza suelta. 

Galabornu. Voz usada en el Oriente 
de Asturias, y cuyo significado me parece 
que es escalamuerzo. V. Escalaburniau, 

Calamieres,f. Cremo. || La cadena que 
prendida en la chimenea baja hasta dos 
pies del llar. 

Galamion, m. £1 gancho de las cala- 
mieres en que se cuelga el caldero ó el 
pote. 

Galau, os, adj. Mojado hasta los hue- 
sos. II Apasionado, enamorado enfoncie- 
llau. 

Galayia, f. Asa ó cogedera de ferrada 
ó balde. 

Galcar, v. Apertar da q', si está floxo, 
con maza ó martiellu, é si está apertao, 
como dalguna vez los zapatos, cálcase pa 
cálzalos. 

Galdereta, f. Caldero chiquito de hie- 
rro, cobre ó latón. || Dim. de caldera, á 
que los catalanes llaman paila. || Tam- 
bién se llama caldereta el rancho que los 
pescadores de altura hacen en las costas 
de Asturias á bordo de. las lanchas, en 
un pote ó cazuela, y que consiste en cocer 
el pescado fresco entero ó en pedazos con 
aceite, cebolla picada y pimentón. Esta 
caldereta fué perfeccionada por D. Ana- 
cleto Alvargonzález de Gijón, hasta hacer 



tm plato necesario en las giras del cam- 
po, y la confecciona dicho señor con mez- 
cla de peces de cantil y mariscos, colo- 
cándolos en la marmita de cobre que tie- 
ne apropósito, por camadas mezcladas 
con cebolla picada, especies y pasta de 
pimiento, colocando los peces más duros 
en el fondo, y empleando para una doce- 
na de comensales media botella de aceite 
ñno y media de Jerez, y cubierta la cace- 
rola la pone á fuego muy vivo hasta que 
comienza á hervir; y entonces se procura 
hacer el fuego lento, y la cocción no 
debe de pasar de tres cuartos de hora. 
Los peces más apropósito son el sara- 
mollete, Uubinas, tinosos, escurpiones, pi- 
cas, macetes, doradas, escamones y bar- 
badas. 

Calderón, m. Caldero grande, y el 
pez delfín. 

Galdiellu, m. Calor fuerte en lugar 
determinado. 

Galear, v. Poner cal á las tierras.|jBlan- 
quear. || adj., lo que es calizo. 

Galecer, L. Calesco. J. Ll. V. Esca- 
lecer. 

Calece se, v. Calentarse. 

Calechu, m. En los A. C. Lo mesmo 
que Caleyu ó mal camino. 

Galera, f. Piedra calcar. || Calera es la 
peña en que nace la famosa agua de Prio- 
rio, mejor que la de Trillo, pero no tan 
caliente como ist de Alhama de Aragón* 
Sonnotablespara corregir la infecundidad 
de las mujeres. || También se llama calera 

> 

el calero donde se hace cal. 

Caleya, f. Camino estrecho, malo, pe- 
dregoso y sucio en que se coloca el estro 
para que se corte y pudra para recogerle 
como abono. 

Caleyu, m. V. Caleya y Calechu. 

Caliau, adj. Calizo. 

Calisma, f. El bochorno que se expe- 
rimenta en días nublados , de calma y 



CAM 



29 



CAN 



cuando el viento no templa el ardor del 
sol y éste se encuentra en el zenit. 

Galismosu, a, adj. Se aplica al tiempo 
ó parte de él en que hace calisma. 

Galtener, v. Mirar mucho por lo que 
se posee, procurar no gastarlo. 

Calumbase, v. Chapuzarse, zambu- 
llirse. 

Galumbu, m. £1 acto de chapuzarse, 
tirándose de cabeza al agua. 

Calza, as, f. Medies de llana y sin 
pies. 

Calzar, v. £1 acto de colocar en los pies 
los zapatos ó las madreñas. || Calzar, fo- 
rrar una piedra si st desnivela. 

Calzones, m. Llámense ansina los cur- 
tios de petrina que se ponen con polaines, 
y tamien á los pantalones , q' vinieron 
dempues. || Tirar los calzones , entiéndese 
por facer de cuerpu. 

Callar, callandin, v. Sin hablar ni 
meter ruido. || Callandin, dir despaciu sin 
zapatos y sin alendar por non fazer ruiu. 

Calleya. V. Caleya, 

Camba, f. Tien camba el arbore si ye 
torciu y comba ye como cuesta! 

Camba, f. Pieza semicircular de ma- 
dera, comúnmente de haya, que, unida á 
otra igual, forma una rueda de carro. 

Cambar , V. Fazer cambas. || Cambar, 
torcer, tomar la forma curva. 

Cambaron, m. Cangrejo. 

Cámbaru, m. Cangrejo. V. Cambaron. 

Camberu, m. Rama delgada y flexible 
terminada en gancho^ la que el pescador 
introduce por la agalla de las truchas para 
tenerlas seguras. 

Cambes, f. Cuandu cambes á cambes, 
cuendu bolses á bolses. 

Camben, m. Cambio. 

Cambon, m. £1 pedazo de madera que 
es el diámetro de la rueda, y sosteniendo 
las cambas, sirve por su centro de punto 
de apoyo al eje. 



Cambror, v. Temblar de miedo. || Ar- 
busto, espino. 

Gambucha, es, f. Cambas de las que 
se forma la rueda del carro. 

Gamentar, v. Recelar. 

Camin, m. Camin rial, camino real, 
camino de carro. V. Calleya y Vereda, 

Camisu, m. Camisa de hombre, de lien* 
zo casero. 

Campa, f. Pedazo de tierra llana sin 
árboles. V. Campera, 

Campanu, m. La esquila pequeña, que 
también tiene el diminutivo en campanin. 

Campera, f. Faja de tierra ó campo 
sin cultivo, en que pastan los animales y 
hay algún árbol. V. Campa. 

Campomanos. n. de p., C.de Lena. £s- 
te pueblo fué destruido por los soldados 
de Sancho el Mayor, rey de Navarra, que 
murió en el mismo. || Si la fixiste en Pa- 
yaresj pagástela en Campomanes. Su sig- 
nificado es campo de los muertos. Tam- 
bién es apellido de familia conocida y que 
usó el gran Campomanes. 

Canadlella, f. Medida de sidra. 

Canaia, f. Xente mala, enrriedosa^ dise 
á los rapazucos, y tamien fatu canaia y 
canayuca. 

Canapé, m. Mueble de estrado, espe- 
cie de sofá con respaldo. L. Focarius. F. 
Canapé. 

Canaya, f. Los muchachos y gente me- 
nuda. Fatu canaya, gente sin juicio. 

Cancallos, m. Mimos. 

Canciella dagua, f. Tariegu ó escu- 
diella ú utru caciu llenu dagüa. 

Canciellu, m. Trasto viejo. 

Cáncio, m. Cántico, canción. 

Cancru, m. Cáncer. 

Candanal, m. Sitio de tierra blanque- 
cina. 

Candar, v. Cerrar con llave. 

Candas. Cabeza del concejo de Ca- 
rreño. || £n donación de Fruela II de 24 



CAN 



30 



CAP 



de Octubre de 912 se dice: Dono interri- 
torioGauzone, Villam quae dicitur Candas. 
II Su significado debe de ser Cangas. 

Gande, m. Blanco. 

Caneca,, f. Tarro ó botella de barro ó 
loza para líquidos. 

Gangas de Onis,. n. de p. y de C. £1 
nombre de Cangas viene de las chozas ó 
cabanas en que vivían los habitantes de 
los pueblos improvisados, y cuyas cabanas 
cubiertas de paja ó de brezo, en vez de 
teja, tomaban este nombre del enrejado 
de palos que se colocaba encima para evi- 
tar que el viento se llevase la paja, y cuyo 
aparato se llamaba canga, con lo cual 
está conforme Viterbo, refiriéndose á una 
escritura de 1346 donde se lee: «E que 
Ihis des cangava as casas das cangas^ que 
sobre ellas fazian, etc.^o || Canga en gallego 
y portugués significa yugo. 

Gangas de Tmeo, n. de p. y de C. 
V. Cangas de Onis. 

Gangru, m. Piojo. 

Gañía, f. Canilla. 

Gañil, m. Colmillo. 

Ganxilon, m. £1 cazu de sacar el agoa 
de la ferrada, que ye de cobre es tafíáu. 

Gantaera, f. Cantadora. 

Gantazu, os, m. Piedra tirada con la 
mano. || Andar á cantazos. 

Gante, m. Canción, música determina- 
da, sonsonete. 

Ganteriar, v. Fazer de canteru, an- 
dar con cantos. || Isi múrín canteríoluMa- 
nolon, tien bonos piesllos. 

Ganteru, os, m. Los maderos ó pie- 
dras sobre que descansan las cabezas de 
pipas y toneles. 

Gantesa, f. Pequeña abrazadera de 
hierro con que se sujetan las fracturas de 
las almadreñas. 

Gántica, f. Coplas, canción para mú- 
sica y canto. L. Cantiuncula. F. Chanson- 
nette. 



Gántlgas, f. Cantares, trovas, roman- 
ce, coplas. 

Gantín, m. Dim. de canto, s. m. || 
Dizse de las puntas del pan con corteza. 
También significa esquina. 

Ganton, m. Mojón. || Canto grande 
que se coloca en el ángulo ó esquina de 
los edificios. 

Gantu, m. £1 borde de la moneda ó de 
cualquier otro objeto. || Viene de canthus^ 
el hierro que cerca la rueda, y s^gún 
Alderete, lib. ü, cap. IV, es voz de origen 
primitivo español. 

Gantu, m. Piedra dura y de pico. || £1 

cantu la riba, lo más empinao de Xixon. 

II Celta Kent, promontorio, cantón^ de 

cantium, que viene de Kent, que en celta 

significa ángulo. 

Gafta, f. Caña de pescar. || Rama de 
árbol, y de familia en la genealogía. 

Gaftada, f. Lugar estrecho entre los 
montes. || El tuétano que encierran los 
huesos de los animales. 

Gaflavera, eru, f. Enfermedad de la 
vaca . II Caña para espalderas y cañi- 
zos. 11^ Uno de los tubos de la caña 
abierto por los dos extremos es el cafía- 
veru. 

Gañedo, n. de 1. Concejo de Grao. || 
Apellido conocido, una de cuyas ramas 
lleva el título del condado de Agüera. 

Gañón, m. Caña de las principales de 
los árboles grandes. 

Gañu, m. Tubo hueco. || Se toma como 
fuente y como chorro. 

Caparina, f. Mariposa. Llanes. 

Capiella, f. Capilla, ermita. 

Gapiellu, m. Capucha de la capellina 
y del hábito, con que se cubre la cabeza. 

Capitón, m. Tien significau de capi- 
tán, mudando la a en o, || Tirase de capi- 
tón, tirase de cabeza. 

Capitón, adj. Llevar una piedra á vuel- 
tes faciendo báscula. 



CAR 

Capitona, adj. Una cosa inclinada de 
la cabeza, está capitona. 

Capón, m. Cafía lozana de naranjo ó 
limonero que^ desnuda de corteza por la 
parte inferior como una pulgada, quedán- 
dole sólo una pequeña tira para que suba 
la savia, echa raíces en aquel punto cu- 
briéndole de tierra. V. Atnorgonar y Amu- 
grar. 

Carabia, n. de. 1. En latín hay cárabo, 
que incluye en su vocabulario español y 
árabe Fray Pedro de 'Alcalá, con el sig- 
nificado de ave de la noche. || También 
hay cárabo, navio romo y chato que según 
San Isidoro es voz griega. || Por último, 
en la Galia narbonense, había una pobla- 
ción de cárabos, que pudieron venir á As- 
. turias con la l^ón Sétima Gemina. 

Carambanu, m. Pedazo de hielo. 

Caramiellu, m. Calamellus, V. Ga- 
rapiellu, J. Ll. 

Caranga, f. Peña de Caranga en el 
concejo de Quirós. || £1 Sr. Sánchez Cal- 
vo, presume que es voz vascongada, que 
viene de garango, la cual voz no encon- 
tré en el diccionario, y así la significo por 
el bable de -carancu, cangru, piojo. || 
En el bable portugués significa lo mismo. 
II Corrugo^ voz que significa canal y que 
se hacía para lavar los minerales extraídos 
de las minas, pudo asimismo, haber sido 
origen de caranga. Aid., 1. 1. 

Carbayeda, f. Apellido de familia an- 
tigua de Aviles. 

Carbayera, f. Robledal, y por exten- 
sión todo poblado de árboles maderables. 
V. Carbaüeda, 

Carbayon, m. Roble grande. || En 
la carbayera que en el campo de San 
Francisco tiene para recreo la ciudad de 
Oviedo había un carbayon, que dio origen,' 
en las antiguas rivalidades con Gijon, que 
á pesar de la cultura excepcional délos 
dos pueblos aún existen, á que los de esta 



31 



CARR 



villa llamasen carbayones á los de Oviedo, 
y éstos á los de aquella culumoyau. De- 
bajo de este árbol secular estuvieron á 
punto de ser pasados por las armas en 
1808, los tachados de afí-ancesados,á quie- 
nes arrebató de la muerte, la feliz ocu- 
rrencia de haber llevado en socorro suyo 
al Santísimo, que estaba expuesto en la ca- 
tedral. 

Carbayo, m. Roble. || Este árbol es 
albar y coreo. 
Carcamal, m. Cosa destrozada, vieja. 
Carcaflar, m. El talón del pie y el de 
la media. 

Cárcoba, f. Pared ó cerca de tapiñes, 
céspedes. || Los glosarios confunden la 
pared con la cava ó foso que se hace al 
pie de la cerca para arrancar los céspedes. 
Carda. Parroquia, concejo de Villavi- 
ciosa. II Reprensión. || En gallego nuez. 

Carecer, v. Estar falto de algún me- 
nester. L. Cárere. F. Manquer. 

Careses, m. Los gusanillos que crían 
el queso, la carne, los jamones y los pe- 
ces, antes de entrar en descomposición 
completa. 

Careses, n. de lugar en Vega de Poxa, 
donde está el solar de los Vigiles de Qui- 
ñones, propiedad de la casa de Rato. 

Cargaderu, m. Un andamio, un pon- 
tón ó poste en que apoyar peso y también 
el sitio destinado en el monte para cargar 
leña ó piedra. 
Carixa, f. Mujer vieja y arrugada. 
Carnal, adj. Se aplica á las personas 
de índole cariñosa. j| Ye mui camal, mui 
caníalote. 

Carpintera, m. El maestro carpintero. 
II El pájaro picus major ó pica mader.\, 
que es de tres colores. 

Carraca, f. Matraca. || La cantidad d j 
víveres que para la semana ó la quincena 
llevan de su casa á los estudiantes, que en- 
población separada comen por su cuenta. 



CAS 

y así los llaman estudiantes de carraca. || 
Carraca fué una embarcación tosca de 
mucha carga y poco andar. 

Carracho, os, m. Garrapata. 

Carrandi^ n. de p., C. de Colunga. 
Apellido distinguido que dio marinos in- 
trépidos. Es diminutivo de Garran, contra- 
hecho, gambao, como los hombres forni- 
dos. D. G. V. 

Garrastiellu, m. Rastrillo de cardar 
el lino. 

Carrau, da, m. Carro lleno de maíz, 
de castañas, de madera, de piedra, etc. 

Garrellada, f. Bofetada. 

€arroflo, m. Apellido de familia nota- 
ble, que tiene su solar en el concejo de 
este nombre y ha dado hombres distingui- 
dos á las letras, á las armas, á la Iglesia y 
á las artes. 

Carreño, (Concejo de). || Port. Co- 
rreiro, carril, carreira, pensión que paga- 
ban al señor el enñteuta ó vasallo, ó por 
peaje de persona, bestia ó carro, que debió 
de pagarse sobre el abono. V. Carreru, 

Carreru, m. £1 rastro que dejan las na- 
ves en el mar. || £1 que dejan las caballe- 
rías y las gentes en los campos. || El que 
abren los carros en los mismos, y el sen- 
dero que se marca en el suelo al dirigirse 
á un punto por costumbre ó hábito. 

Carretar, v. V. Acarretar, || ¿Cómo 
iba? Carreto la ropa. 

Carriella, f. Un carrin de ruedes pe- 
quefies y gordes pa baxar cuestes gran- 
des. V.. Abason» 

Garriguela, f. Enredadera rastrera 
de flores azules. 

Carrizo, m. Pájaro muy pequeño, de 
mucha vivacidad, de color pardo, que 
vive en los vallados. 

Carrizu, m. V. Abasan, 

Carroñaes, f. Riñas. 

Cartafueyes, m. Ye el cartapaciu. 

Cas, casa, casal, casar y casarie- 



32 



CAS 



gu, f. Casa de campo, casa solariega. 

CasacoYOS, m. n. de p. Apellido co- 
nocido, con fundo en Llanes. 

Casadielles, f. Son como adivinanzes, 
y discese: ¿qué cosa casadiella ye alto por 
alto, redondo como un plato? Ye la luna, el 
que come cagayones non aytma. 1| Tam- 
bién significa pastas azucaradas propias de 
carnaval. V. Cosadiella, 

Casal, f. Habitación, V. Casería. 

Casaprin, m. Apellido conocido con 
casa en Caña, Llanera. 

Casares, f Propiedades rústicas. || Ca- 
sériu, fuegos, q' y era comu contaben los 
vecinos. 

Casariegu, adj. £1 amigu de la casa 
y de sos menesteres. 

Cascar les liendres , v. Además de 
matar esos animalinos entre les dos uñes 
de los pulgares, el senificau ye el de dar 
mocaes ó bardascaes. 

Cascayu, m. Sitio de piedra menuda 
y más gruesa que el guijo; los más nota- 
bles están á la orilla del mar, donde están 
los regodones. 

Casería, f. La llevanza de un colono 
agrícola, que se compone de casa, hórreo, 
antojana, prados, tierras de labor y huerta. 
Las caserías evitaron en Asturias el que 
se formasen pueblos, siempre perjudicia- 
les al labrador, y facilitaron el trabajar con 
bueyes por la aproximación de la casa á 
las labores, con lo que se aprovechan me« 
jor los abonos. 

Casoru, m. Colono de una casería. 

Caseu, m. Cansancio. 

Casimente, adv. Cuasi. 

Caso (Concejo de) L. Gaseo, que 
significa queso. 

Caspia, f. £1 orujo de la manzana. || 
Las cubiertas que guardan las semillas de 
las frutas de las rosáceas, que se dicen 
pevides. 

Castafles, f. Fruto del castañu; ailea 



CAU 



33 



CEB 



monteses güenes para sembrar, valeres 
muy ruines, de San Cervando gordes y 
duces y en mayuca. || Llámenles pilón- 
guesi de la pila q^ se fai d' liles, dempues 
de bastiles pa que suelten el oriziu. 

Castafléu, m. Sitiu plantau de cas- 
taños. 

Castiello, m. V. Castro. 

Castizu, m. de casta. || Ye muy castizu, 
equival á ser leal. 

Gastrillon, m. Xuegu en que se fai 
una pila de nueces y tirasei con rases. || 
También es apellido notable en la provin- 
cia^ con solar en el C. de este nombre. || 
Castrillon, n. de C. Toma el nombre del 
castillo grande de Gauzón. 

Castro, m. Campamento, pueblo for- 
tificado y castillo. II Apellido conocido en 
Villaviciosa y Oviedo. 

Castrón, m. Macho cabrío adulto. 

Gastropol, N. de C. 1| Pola ó pueblo 
fortificado. 

Castru, m. Peñón saliente ó aislado 
en la orilla del mar. || Castillo. 

Casulla, f. La vainilla de las judías, 
guisantes, etc. V. Caxina. 

Catalesiu, m. Anteojo de larga vista. 

Catar, v. Ordeñar, probar, gustar, ob- 
servar. II Catar las colmenas. || Álveos cas- 
trare. II Limpiar ó expulsar la cabeza, de 
insectos. 

Catasol, m. Hierba de hojas achapa- 
Kadas y flores blancas que abunda mucho 
en los rastrojos al fin del invierno. 

Catredal, f. Catedral. || Torre, la de 
Oviedo; catedral, la de León; campanas, 
las de Toledo, y rollo, el de Villalón. 

Caunedo, n. de 1. y de apellido nota- 
ble. II D. Castor de Caunedo, militar, na- 
tural de Luanco,dejó escritas varias obras, 
y entre otras, el drama La cadena rompi- 
da ó el escudo de Aviles, || Caunedo signi- 
fica hombre de la Cañada. 

Causual, adj. Casual, accidental. 



Causualidá, f. Casualidad. 

Cautivar, v. Cautiva muncho los fíos; 
los obliga á trabajar mucho. 

Cayada, n. de familia de gran distin- 
ción y nobleza desde antiguo en letras y 
armas, con solar en Villaviciosa. 

Cavilar, v. Discurrir, pensar dando 
güeltes á la cosa. || lili cavila munchu. 

Cavildiar, v. Andar en componendas, 
en cuentos y bandos. 

Cay, m. Muralla, defensa contra el 
mar, muelle. 

Caya, v. Caiga. 

Cayer, V. Caer. 

Cayuela, f. Castaña cayuela, q'l go- 
chu non te cueya. 

Cazón, m. Pez. * 

Cazu, m. Cacerola con mango, que es 
de cobre y se emplea en la cocina para 
hervir líquidos. || Dixo la sartén al cazu, 
quita pa allá, non me Ilixes. 

Cazumbre, f. La savia de los árboles, 
el zumo de las frutas. 

Coa, f. Significa el aliquis morsus de 
los romanos, lo que nosotros llamamos la 
parva y los castellanos desayuno, que se 
toma antes del almuerzo. No está en uso, 
pero se encuentra citado en algunos do- 
cumentos de los. siglos XIV V XV, en las 
fundaciones eclesiásticas, y había hora de 
cea, así como hay ó había hora de queda; 
la primera significando la salida y la se- 
gunda la puesta del sol, pero la voz viene 
de Csella. Port. Cena. Vit. 

Ceares, n. de parroquia, Gijón. || En 
gallego y portugués significa mieses, cam- 
po de mieses verdes. 

Cebar, v. A los fíenos y á los vieyos 
q' non saben llevar la cuyar á la boca cé- 
benlos. II Yechái ceba al ganao, ye cebar. 
Lapalombacebaal pichón, la madre alfíu. 

Cebau, adj. Está cebau el gurdu á 
fuercia de cuidiao. 

Cebera, f Cibaria. J. Ll. 



CER 



34 



CIF 



Cedo.V. Ceo. 

Ceguera, f. Tíenla el q' esta malu de 
los güeios ó del xuiciu. 

Ceia, f. Ceja, tira, huelga de tierra. 

Celemín, m. £n Gijón es la medida 
equivalente á media fanega ó cuatro cp- 
pines ü ocho galipos; en Villaviciosa equi- 
vale á la cuarta parte de la fanega. 

Celosía, f. Persiana fija. 

Celleru, m. Huerto de poca extensión^ 
situado en tierra baja, húmeda y muy abo- 
nada, y que se dedica al cultivo de horta- 
lizas en los alrededores de los pueblos. 
Antiguamente cellero significaba la cue- 
va, despensa ó depósito de víveres para 
la comunidad ó para el particular. 

Celleruelo, m. Apellido notable que 
dio á la magistratura y á la Iglesia per- 
sonas de distinción. || Dim. de Cellero. 

Cenefa, f. Ciencia. 

Cenclelles, expr. adv. Tirado el ca- 
rro por una sola yunta. 

Cendales, m. £1 golpe de fílu que se 
ponía dientro de los tinteros sirviendo 
como de esponja, y tamien ye almexia fina. 

Cenobui, m. Monasterio. £ran muy 
frecuentes en los siglos X y XI las dona- 
ciones y ventas de iglesias y monasterios 
para que los clérigos administrasen los 
bienes anexos, pero los legos eran los que 
se comían los productos con el nombre 
de patronos, encomenderos, guardado- 
res^ etc. Y aun la Iglesia no cobraba el 
diezmo y á los hombres de armas les 
servía de carga la administración. 

Cenoyo, m. Hinojo. 

Centollu, m. Cangrejo grande de mar. 

Centón, m. Pez del mar. 

Ceo, adj. Temprano, al alba. V. Cedo, 

Cepu, m. Prisión. || Lo que queda so- 

terrao del arbole dempues de cortalu pol 

pie, y el que avia denantes pa someter 

la xente mala. 

Cercear, v. Cercenar. 



Cerezal, m. Cerezo. 

Cernina, f. Jugar con trampa. 

Cerrica, f. Ave diminuta de color en- 
tre morado y rubio. 

Cerra, m. La porción de lino necesa- 
ria para preparar la rueca para hilar y con 
cuyos cerros se forma un manojo. 

Ceruyal, m. Ciruelo por injertar. 

Certiguera, f. Papera. || Tortícolis. 

Cerviz, f. £1 cuello en su parte poste- 
rior de yugular á yugular. L. Cerviz. 

Ciarra, v. Cierra. 

Ciarrar, v. Cerrar y cercar. || Ciárren- 
se les puertes y ciárrense les lloses y los 
cierros. 

Cibiella, f. Vara retorcida que^ entre 
otros usos, tiene el de atar al pesebre la 
collera de las vacas. V. Prisión. 

Cibiellada, f. Lampreazo dado con 
una cibiella. 

Cien, adj. Ciento. 

Ciéneiu, f. Ciencia. Un buen hombre 
llevó su reloj parado al relojero, el cual lo 
examinó, y viendo en qué consistía el im- 
pedimento, le sopló y devolvió el reloj co- 
rriente al dueño, pidiéndole un duro; éste 
le dijo que i parecía un suplu mui caru, 
diciéndole el relojero: ¿Y el cienciu? 

Cienfaegos, n. de p., C. de Quirós, 
donde tiene su fundo la familia de este 
nombre, que dio hombres notables á la 
Iglesia y á las armas. 

Ciénsu, m. Censo. • 

Cierru, m. Terreno bravio, cercado 
sobre sí, comunmente con cárcava. 

Cierzu, m. San Isidoro le llamó cir- 
cües hunc Hispáni Galecum, es decir, 
viento gallego, como hoy se llama. Aid., 
lib. n. 

Cifuentes, n. a. de familia con fundo 
en el C. de Gijón^ que dio hombres nota- 
bles á las armas, á las artes é industrias. 
Tiene por blasón un león rapante, y por 
orla seis cruces de San Andrés. 



COF 



35 



CÓM 



Cigoreya, f. Ave fría. || Pega cornuda. 

Cigna, f. £1 amuleto que se coloca á 
los nifios de cria en la muñeca ó al cue- 
ll0| y que consiste en una manecilla de 
marfil ó de coral, y con lo cual pretenden 
librar las criaturas del mal de ojo. 

Cillero, m. Mayordomo, jefe del pósi- 
to. V. CelUru. 

Cimblar, v. Ondear la tabla ó la viga^ 
lo que sucede cuando tiene mucho vano 
6 tiene poco grueso. 

Cimbriella, f. La contraviga del lagar 
en la que se sujeta el huso para hacer 
fuerza. 

Cimera, adj. Lo más alto. 

Cinyiella, f. Piezas de madera del 
lagar. V. ZimbrüUa. 

Cirigfiefla, T. Yerba. 

Ciraelar, f. Ciruelo. 

Clabuflar, v. V. Cabruñar. 

Clangloran, m. Graznido. V. Glayar. 

Co, pro., Con. Sólo se emplea por ésta 
cuando precede á los artículos lo, la, los, 
las. II Có'l^ con lo. || Cola, con la. 

Cobertor, m. Manta de lana, por lo 
regular de Palencia, que se ponía en la 
cama sobre todo. L. Lodix. F. Couver- 
tnre. 

Gobil, m. Cubilr jj Son cuntaes les cu- 
biles bien feches, y eso fai la descría del 
ganao que non val ahora lo que valía en- 
antes, y tamien ye por la mistura de los 
berracos que truxeron, que dan más tocin 
que carne. 

Cobriniella, m. Cobrador. L. Cobrí- 
nellum. 

Coeu, ca, m. Gusano en general. 

Coca, m. Tela de camisas. || Ser ima- 
ginario para amedrentar los niños. 

Coohiella, f. Cuchilla. 

Codéela, f. Codicia. 

Cofre, m. Cajón de madera cubierto 
de piel con su pelo, destinado á hacer el 
servicio de baiÜ. L. Arca. F. Coffre. 



Coída, V. Cpgida, de coyer. 

Coime, f. Exclamación. 

Coin, m. Rincón, esquina. || Cerdo de 
cría. V. Cuin, 

Coita, adj. Corito, pusilánime. || Se- 
gún Alderete, en sus orígenes procede del 
griego, así como escarpín, muchacho, re- 
lampaguear y otros. V. Corito, 

Col, prep. Con él. Es la preposición, 
que, seguida del artículo él ó la, se re- 
funde con éste en una sola dicción. || 
Col, con la. 

Colada, f. Colar la ropa, meterla en 
lejía para lavarla. 

Colar, V. Hacer la colada, pasar por 
tamiz, desaparecer. V. Esmucir, 

Colas, n. Nicolás. 

Coló, V. Coló parriba, coló pabaxo, sin 
dar ni güenos díes. 

Colondra, f. Pieza de madera que se 
coloca en los tejados para avanzar los 
aleros. 

Colondrame, f. Reunión de colondres 
para techar los hórreos. 

Collado, m. Proeminencia del terreno, 
V. Pericuetu. || Apellido conocido en 
Oviedo y Ribadesella. 

Collazu, a, m. y f. Compañero de ser- 
vicio en casa, ó en el campo. L. Collacta- 
neus. 

CoUecha, f. Cosecha. || Derivado, co- 
Uechar. Llanes. V. Coyer, 

Coller j V. Coger. V. Coyer. 

Combayar, v. ELablar á cada cual del 
modo que más le agrade, sin pararse en 
contradicciones. 

Combayon, ona, adj. El que com- 
baya. 

Combleza, f. Se decía en lo antiguo á 
la manceba del hombre casado. 

Comenencia, f. Conveniencia, pro- 
porción . 

Comicia, m. Comezón. 

Comió, pro. Conmigo. .Quiros^ 



eoN 



36 



COR 



Compangar, V. Comer mucho pan con 
poco compangu. || Combayar. V, Acom- 
pangar. 

Compangu, m. £1 alimento que se to- 
ma alternado con pan, si lo hay, y si no 
borona. 

Compaña, f. Compañía. 

Compañón, m. Testículo. || Leí en un 
escrito de familia lo siguiente: «Hoy 30 
de Mayo de 1662, castré á mi hijo Felipe, 
dejándole el compañón por lo que pudiese 
acaecer.» 

Comparanza, f. Comparación. 

Compúxoyos, v. Les compuso. 

Comuña, f. Ganado puesto á mitad de 
ganancias en poder de otra persona, que 
lo alimenta y utiliza su leche y su tra- 
bajo. 

Comunera, m. £1 que tiene ganado 
ajeno á mitad de ganancias. 

Conca, f. Taza grande de barro ó de 
palo para líquidos y la hondonada que 
resulta en el centro de una montaña ó en- 
tre dos ó más y que tiene la forma circu- 
lar, á lo que se llama cuenca. 

Coucencia, f. Conciencia. 

Conceyu, m. Concejo. N. de distrito 
municipal, que comprende varias parro- 
quias. También se llama concejo, á la 
casa de Ayuntamiento. Esta voz viene dé 
conseyu, y es una derivación de concilio, 
reunión, asamblea. £1 conceyu se reunía á 
campana tañida. 

Concienciosu, a, adj. Ajustado de 
conciencia. 

Concha. N. de familia ilustre, que tie- 
ne su fundo en Villaviciosa. 

Congriu, m. Pez de mar. £s animal 
voraz. En el sitio donde mora no vive nin- 
gún otro animal.¡ ¡También se emplea co- 
mo exclamación. 

Conxurao, adj. Endiablado, excomul- 
gado. Llaman exconxuraosá los vecinos de 
Llanera, porque habiéndose negado á sa- 



tisfacer un tributo que pagaban al Obispo, 
se les excomulgó, y para conseguir el 
perdón, recorrieron en procesión las calles 
de la capital. V. Experxuraos, 

Conoszer, v. Conocer. 
• Conseyar, v. Aconsejar, adular, exa- 
gerar. 

Conseyeru ó Conzeyeru, m. El q' 
aconseya, el que tien ofíciu de conzeyu. 

Conseyu, m. Consejo. 

Contiar, v. Estribar un cuerpo en 
otro. II Confinar. 

Controcios, m. Pedazos de tierra co- 
lindantes. Puede venis de aquí el nombre 
Contruces, Gijón. V. Para, 

Convota, te, m. Mezclado, confun- 
dido. 

Conyechar, v. Componer la tierra 
recién sembrada, destripando los terrones 
y extrayendo ó quemando las malezas. 

Copin, m. Medida de granos que vale 
dos galipos. 

Copla, f. Cuarteta, coplas, romance de 
ciego. En el romance del Cid se usa co- 
pla por cola. Por la copla del caballo en 
tierra lo echó. 

Coquin, m. Dim. de cocu, y se aplica 
á todos los insectos chicos. || Coquin de 
San Juan, abre les ales y echa á volar. 

Corada, f. Asadura, partes interior^ 
del animal, como hígado, corazón, bazo y 
pulmón. II Caveda coloca esta voz entre 
las francesas, pero debe ser una equivoca- 
ción, pues en francés se 4ice fressure, 
L. viscera, Yta. corata. Debe venir de co- 
rar, y este verbo, que significa degollar, de 
cor , también en bable color, por la man- 
cha de la sangre. 

Coraderu, m. Sitiu donde se degüellen 
animales. 

Corar, v. Degollar. V. Corada. || Corar 
viene de colorear. 

Corbates, f. Castaña cocida con su 
piel. II Cortícale. 



CORR 



37 



eos 



Gorbina, f. Pez de mar. 

Góroio. Exclamación. 

GoTCO. m. £1 roble torcido y nudoso, 
que á diferencia del albo no es madera- 
ble y sólo sirve para lefia. 

Cordal, m. Las muelas centrales de 
mayores raíces^ se llaman cordales. || Cor- 
dal, la parte central y con más fuertes 
estribaciones de una cordillera L. Ocula- 
ris dentó. F. Dentéllere. 

Cordudera, f. Costurera de blanco y 
negro, que trabaja en casa del parroquia- 
no de sol á sol por un real y la comida. 

Corexa, ada, f. Faltriquera. 

Coriza, f. Abarca de cuero de vaca sin 
curtir. Corrimiento, escoriación. 

Coríu, os, m. Pato. 

Cormano, m. Germano. 

Cornal, f<- Correa fuerte con que se su- 
jeta al yugo la testa de las vacas ó bueyes. 
V. Soveu, 

Cornao, m. Moneda antigua de cobre 
de poco valor. 

Corneyal, ra. Cornu. J. Ll. 

Corneyales, m. Esquines. 

Cornion, m. Picos de Comion. || Este 
nombre es celta, significa cuerno. || En el 
país de Gales hay un condado llamado 
Comovall. || La isla de Guemesey se lla- 
mó antes Kemiowé , que significa lo 
mismo. 

Coroniella, f. La punta, el extremo, 
la coronilla. V. Picorota. 

Coroy'u, m. El polvillo de la madera 
apolillada. 

Corrada, f. El sitiu destinau pal co- 
rral, él estru, la cuchera y el horru, y cuan- 
du ye grande, entoncies llámase corra- 
Uda. 

Corralada. V. Corrada, 

Corrales estraos, praos ensuchos. 
Frase para explicar la importancia del 
abono. 

Correcha, f. Correa. A. C. 






Corredoria, f. n. de p., C. de Ovie- 
do. II EnGall. camino estrecho, congostra. 

Correxu, os, m. El nichu en q' fay el 
fieru el palombu. 

Corripiar. V. Acorralar. 

Corripiu, m. £1 sitio donde se amon- 
tonan los erizos de las castañas, para que 
secándose á favor de alguna fermenta- 
ción, se abran y suelten las que contienen. 
II También significa corral. 

Corte, m. Cohors, corte ó cortijo.}. 

Corteia, es, f. Corteza. || A la quina se 
decía corteza peruviana. 

Cortexar, v. Acompañar á una moza 
requiriéndola de amores. 

Cortexu, m. El que cortexa y la cor- 
texada. || El novio y la novia. 

Cortés, n. de p., C. de Navia. || Ape- 
lativo de familia distinguida con fundo en 
Cangas de Onís. De esta descendía el 
héroe Cortés. 

Coruxa^ f. Ave nocturna, lechuza. 
Hace nido en campanarios y cemente- 
rios y persigue los murciélagos; y como 
esta caza la hace alrededor de las luces 
de las lámparas, dio motivo para creer 
que se bebía el aceite de las mismas. || El 
as de oros. 

Coruxera, f. Sitio oscuro y escondido 
á propósito para nido de coruxas. Los 
portugueses, traduciendo el cap. 150 de 
la Crónica de D. Juan I, que se dice mu- 
rió de la peste en el cerco de Gibraltar, 
dijeron: E tudo isto fer por pobrar una cu- 
rugeira de pouco valor. 

Coruxia, f. Mieu, espantu. 

Corallu, m. Pico, gorollu. 

Cos. Tantu fai al eos, como al deseos. 

Cosadielles, f. Adivinanza. V. Casa- 
dielles. 

Cosin, ina, f. Cosa pequeña. 

Costazada, f. Golpe dado en un hom- 
bro. 

Costazáes. Acostazáes. || A darse gol- 



r 

Ir 



COI 



pes con los hombros, á jugar á darse em- 
pujones. 

CostazUí m.Lo más alto delhomliro. || 
Los ornes carguen al costazu i les muye- 
res á la cabeza. En bretón, Kostez, costa- 
zu; Kosteziy ir de costado. 

Gostiella, f. Costilla. 

Costin. Llanes. V. Recostin. 

Cotiai f. Justillo, cotilla. ' 

Coto, m. Poner coto, poner límites á 
una cosa. || Coto: había varios con juris- 
dicción, entre ellos, el de Pefierudes y el 
de Porefio, de la casa de Hevia,el de 
Granda y el del Nataoyo en Gijón. 

Coyadong:a, Covadefonda, así la lla- 
mó Alfonso I el Católico en escritura de 
II de Noviembre de 741, concediendo 
al monasterio B. M. de Covadefonda, om- 
nes Ecclesias usque ad Gixonen et Sau- 
sonen.V. Fongada, 

Este santuario fué muy venerado de 
los asturianos, y la humildad del edificio, 
lo imponente de la subida á la cueva y la 
rusticidad de ésta, es posible el que fuera 
más eficaz á sostener esta devoción que 
no el oro y azul con que fué decorada y 
el soberbio edificio que se fabrica para 
basílica y que se llevará á cabo, porque 
tiene su Pignatelli en el canónigo don 
Máximo de la Vega. Aunque es adecuado 
á la importancia que tiene en la historia 
la prodigiosa victoria de Pelay el Rumi, 
tampoco servirá de pretexto para aumen- 
tar el amor que el astur siente por su 
Virgen, por cuya razón no se hace negocio 
en la venta de medallas que allí se esta- 
bleció; que el astur no necesita medalla, 
pues la lleva grabada en el corazón. 

Coya. Exclamación. En Gall. Coyo 
significa guijarro. 

Coyer, v. Coger. || Cueya si tien volun" 
tad. Tome usted lo que guste. 

Coz. Coz. II Andar á la pata coxa, pa 
xugar al corru. 



38 CUB 

Crer, v. Creer; pretérito crii, creiba. 

Crespos, m. Son los rizos que se facen 
col pelu. II Estar una cosa arepa, áspera. 

Cretura, f. Criatura. 

Crianza, f. Manutención de la fami- 
lia, comprendidos criados y dependien- 
tes. II Cría de animales. || Dar crianza. || 
Dar educación. || Tener crianza. || Tener 
educación. 

Cribu, m. Instrumento como el cedazo^ 
de más diámetro, que en vez de tener el 
fondo de tejidos lo tiene de piel aguje- 
reada y sirve para cribar. 

Criu, a, m. Nifio de menos de cinco 
años. 

Crubio, V. La tierra crubió, se puso 

como fomiellada. 

Cruciar. V. Cruzar, 

Cruxin. V. Crujían. 

Cuaiar, v. Cuajar. || Tripa ó estómago 
de la cabra que llevan los pastores para 
recoger la manteca que ellos fabrican. 

Cualo, adj. Cual. 

Cualsquier, adj. Cualesquiera. 

CuartaroiL, m. La cuarta parte de la 
libra menor y quinta de la mayor. || Ven- 
tanillo que tenían las ventanas sin crista- 
les para dar luz. 

Cuatriada, f. Jugada de bolos, en la 
que entrando la bola, sin derribar el finca, 
sin salir entre éste y el siguiente^ por el 
cuadrado que aquéllos forman, derriba el 
cuatro ó pasa detrás de él. Tiene un valor 
convencional, cinco, diez ó veinte veces 
mayor que el de los sencillos. 

Cuayada, f. Leche cuajada extraída el 
suero. II Requesón de nata. L. Lac coagu* 
latum. F. Lait caille. 

Cuayar, v; Cuajar, plagar. 

Cuayareta, f. Tiemblai la cuayareta; 
le palpita el corazón^ de alegría ó de 
miedo. 

Cuayaron, m. Cuajaron. 

Cubil, m. La pequeña cuadra ó caseta 



CUE 



39 



CUR 



de los cerdos y de los jabalíes. V. CoHL 

Cabo, m. Especie de torre de fortiñca- 
ción. II La casa del Cubo de Arguelles. 

Cuba, m. £1 receptáculo de agua que 
hay á la espalda de los molinos, con una 
ó dos salidas pequeñas en su parte infe- 
rior, por donde aquélla se desata impe- 
tuosa para mover los rodeznos. || Tinaja 
cilindrica de madera y de una sola pieza, 
en que se cuela la ropa. || Casilla de col- 
mena, igual en todo á la tinaja de que 
acaba de hablarse, excepto en el tamaño, 
que es más reducido. 

Cuca, f. £1 balagar ó pabellón que se 
hace con las cañas del maíz para que se 
seque. 

CúciiL, a, adj. Cuco, astuto, sagaz. 

Cuchar, v. Estercolar. 

Cuchar, f. Cuchara. 

Cuchu, m. Estiércol. 

Cudiau, Cuidado, solicitud. 

Cudiar, v. Cuidar, creer, figurarse. || 
Ansina cudió que lo cabildaría. 

Cudio, V. Cuidó, pensó, creyó. 

Cuele, V. Coge. 

Cnélebre, m. Culebrón imaginario, del 
que se dice que por donde pasa siega el 
maíz y demás plantas con sus aceradas 
alas. 

Cuentos, s. m. Millones de maravedi- 
ses, é histories de rapazos y vieios. 

{Cuérdeste del como yera? El diafiu 
de D. Benito Canella, en cuyos escritos 
se encuentra el bable mas correcto. 

Cuerra, f. Pila de erizos para que suel- 
ten las castañas. También cuerroia. 

Cuerre, v. Corre. 

Cuerre, m. Pequeño cercado que hay 
en las aldeas para depósito de ganados 
perdidos ó cogidos paciendo en heredad 
de otro dueño. || El sitio donde se echan 
las castañas hasta que estén en sazón de 
separarse de los erizos. 

Cueryu, m. Cuervo. || Apelativo de fa- 



milia conocida en letras y armas, especial- 
mente el Cuervo Arango. Tiene su proce- 
dencia en Grao y Vega de Ribadeo. 

Cuetu, m. Cerro. || Apellido conocido. 

Cuetu, m. Peñasco aislado en el cam- 
I po..|| Cerro de poca elevación. 

Cugüruta, f. Cocorota. || Coronilla. 

Cuin. Diminutivo de gochu, para decir 
cerdo de cría. Gall. Cuin. F. Coin. V, Coin. 

Cuitral, f. Vaca vieja ó cansada que 
sólo sirve para carne. 

Cuitu, m. A. C. V. Cuchu. 

Culebreru, m. Sitio húmedo, sombrío, 
cubierto de maleza apropiado para el des- 
arrollo de la culebra. 

Culera, f. La parte trasera de los pan- 
talones. 

Culiebra, f. Culebra. 

Culiestru, m. Papas de maíz con 
leche. 

Cumbrial, adj. Cosa de la cumbre^ 
toda la cumbre. 

Cume, v. Mariína, cume con cudiao 
non tempuerques. Ansina dicía en En- 
quintana una madre á su fia, tomando el 
chocolate de calderUj que D. Pepito y 
D.* Lucila repartin á los rapazucos, á los 
que Rosendo apurria torreznos de que 
avia mercado en la Pola un bafiu apinau. 

Cunozlu, V. Le conoce. 

Cunsigu, pron. Consigo. 

Cuntar, v. Contar, referir. 

Cuquiellu, m. Cuco, cuclillo, ave in- 
sectívora que viene al país al comenzar la 
primavera y se marcha en Julio. Ofrece la 
particularidad que la hembra pone los 
huevos en el nido de otro pájaro que hace 
la saca y la cría. Su canto monótono es 
el cú, cú. II Cuculus canorus. Encantando 
el cucú nel monte, i en veniendo el mes 
dabril, etc. 

Cura, V. Cuida, pon atención. 

Curar, v. Sanar, salir de alguna en- 
fermedad. II Secar, arrugar. 

5 



CHA 



40 



CHE 



Carbino, adj. Figura curva. V. Apa* 
lombao. 

Gurefla, f. Las barras de madera que ' 
forman y sujefan los tabiques. 

Cartezu, m. Pedazo de corteza de 
pan. 

Curtiu. Q'non da el llargo, q'non da 
la talla q'pide el Rey. 

Cuspiatu, m. Salivazo. 

Cuspir, V. Escupir. 

Cutera, f. Señal que se coloca en el 
sitio acotado; mojón, fínso. 
• Cutio, m. Trabajo diario, día de tra- 
bajo. Llanes. 

Cutir, V. Pegar con el puño, cascar las 
liendres, zurrar, castigar. 

Cutral, f. Llanes. Vaca hecha y de 
buenas carnes, á propósito para el mata- 
dero. 

Cutre m. Exclamación. || En Gall, Po- 
bre, miserable. |¡ Apellido conocido con 
fundo en Ribadesella. 

Cuyar, f. Cuchara. F. Cuiller. V. Cu- 
char, 

Cuyareta, f. Cuchara pequeña. 

Cuyaron, m. Cucharón. 

Cueyo, V. Cutye. \\ Coiimor, coyeron 
de coyer. 

Ch. El uso que de esta letra se hace en 
los A. C. y en el resto de la provincia en 
algunas voces del fondo común, nos obli- 
gó á colocar esta letra por separado. 
En la inteligencia que en los A. C. se em- 
plea por Lly y algunas veces hasta por 
la /, dándole un sonido parecido al de la 
X antigua, por cierto muy desagradable, 
que puede considerarse como un verdade- 
ro defecto del dialecto, puesto que ni es 
bien sonante, ni enérgico ni suave. 

Chacota (ant.). Clase de baile de mu- 
chos compases. || Broma y jarana. 

Chacha, f. Muchacha, niñera. 

Chácliara. Conversación de ideas li- 
geras y sin sustancia. || Palabras inútiles. 



Chachu, m. Muchacho. 

Chafallada, f. Embrollado. 

Chaga, f. Llaga. A. C\ 

Chamar, v. Llamar á voces ó por el 
nombre. A. C. 

Chamarreta, f. Chaqueta de bayeta ó 
de estambre que se lleva debajo del traje 
principal. 

Chambón, m. El que cambia objetos 
y lo tiene como oficio, y además el que en 
. su oficio hace ó remata mal las cosas. 

Chamorro. Llamaban así los castalia- 
nos á los portugueses porque llevaban el 
pelo corto. Vit. 

Champo, m. En los puertos significa 
carro sin llanta. || En Gall. Campo. Valí. 

Champurrear, v. Mezclar, misturar. 
II Hablar sin corrección. 

Chamuscar, v. Pasar por la llama las 
aves después de peladas para terminar 
bien su limpieza. || Comenzar la quema de 
la comida ó de la madera, sin llegar á ve- 
rificarse. 

Chamuscu, a. m. y f. Pasado por d 
fuego, dando olor á quemado. 

Chana, f. Cosa llana. 

Chancleta, f. Chinela. 

Chanfaina, f. Guisado de hígado. 

Chanfla. Poco diestro en un arte. 

Chantar, v. Chantéilo, dixele una pe- 
sadez, una claridad. || Viene de Uantar ó 
chantar. || Plantar de estaca. 

Chapau, adj. Reservado, gañin. 

Chaples, f. Chapas, juego en el que se 
emplean tirando al aire dos monedas y 
ganan, ó pierden caras ó cruces. 

Chapodar, v. Aligerar un árbol ó ar- 
busto de cañas. 

Chapucera, adj. El obrero poco hábil, 
V. Chambón, 

Chapurrao. Mezclado. 

Chár. A. C. Llar. Ake. 

Charnela, f. Clavija. 

Che, pron. Te. A. C. 



DACH 



41 



DAL 



Chegar, v. Llegar. Pajares. 

Cheldu. V. Dieldu, 

Chepa5 f. Joroba. 

Chicha, f. Carne compuesta ó prepa- 
rada para comer. || Non tener chicha, es 
no tener sustancia. 

Chicharro. Pez. 

Chicha* Cicer. La habichuela mala 
que xinta el probé aldeanu arreo y les mas 
de les veces cocies sulu con sal sin untu 
dalgun. 

• Chiflar 9 V. Silbar con la boca ó con 
silbato. F. Siífler. 

. Chifle, m. Silbato. || El cuerno en que 
se lleva la pólvora. 

Chifliu, m. Silbido. 

Chigre, m. Tienda de bebies al por- 
menor. 

Chinchón, es. Golpes recibidos en la 
cabeza, seguidos de inflamación. 

Chinchupie (andar al). V. Coz-coz. 

Chinto, m. Jacinto. 

Chirimía. Instrumento músico> espe- 
cie de dulzaina, que en las ñestas solem- 
nes tocaba Varíete, músico de la catedral 
de Oviedo. 

Chirle, f. Cosa líquida, como el agua 
sin mezcla. 



Chirrios. £1 ruxiu q' fazen les exes 
del carra rodandu apertaos pe les trechó- 
ries. 

Chispa, f. Las que se desprenden de 
fuego al chisporrotear. || También signifi- 
ca cosa insignificante, baladí y borrachera. 

Chiton, Silencio. 

Chocar, v. Jugar, divertirse. Del L. 
Yocari. 

Chocarreru, adj. Gracioso, imperti- 
nente. 

Chocha, m. Confite. 

Chola, f. En lenguaje figurado signifi* 
ca cabeza. 

Chanfulla, adj. Embrollón. 

Chopa, Pez. 

r'hornau,m. Pasado, averiado. || Estar 
el tiempo de nube. 

Chornu, m. Bochorno. 

Chuchumeca, adj. Aniñado. 

Chueca, f. Llueca. || Gallina chueca. 
II También significa esquila entre los pas- 
tores, ó la res que la lleva como guía. 

Chufleta, f. Braserillo para quemar 
perfumes ó para encender el cigarro. 

Chupón. Pegote. || Vastagos de las 
plantas que les roban las sustancias. 

Chumar, v. Topar. V. Fuñar. 



D 



D, consonante. Letra numeral con el 
valcHT de 500, y con una tilde de 5.000. Se 
empleaba en la escritura en los siglos VIII 
al XII, en lugar de ^, / y /, como lo exi- 
gía el bable, que se encubría con lo que se 
llama baja latinidad. 

Daca. Segunda persona de imperativo 
4e dar. Dame. 

Dacuando, adv. Alguna vez. 

Dache, v. Dale. A. C. 



Daf echu, adv. Llévalo dafechu, acabó 
lu dafechu, ye llevantar dalguna cosa ó 
remátala sin dexar nada. F. Tout á fait. 

Dafuera, adv. De fuera. 

Daila, de dar. Dásela. || Dila, la di. || 
Dáimela, dármela. || Doivoslo, os lo doy* || 
Dieronmoslo, nos lo dieron. || Daca^ dá- 
mela. 

Dalgun^ a^ pron. Alguno, na. L. Ali- 
quiz. 



DAN 



42 



DEL 



Danza prima, f. Como dice su nom* 
bre, es uno de los bailes más antiguos del 
país y de toda la Península. Consistía en 
formar los hombres cogidos por los meñi- 
ques una gran rueda, llevando el palo al 
hombro sujeto por el pulgar y el índice de 
la mano derecha, extendida ésta y parale- 
la á la costura del pantalón; en esta dis- 
posición, guardando el compás de un can- 
to pausado, adelantan todos á la vez el 
pie derecho, ganando terreno hacia este 
lado é inclinando el cuerpo hacia adelan- 
te y las manos hacia atrás; afirmado este 
pie, se adelanta el izquierdo en la misma 
dirección, hasta colocarle detrás del dere- 
cho, irguiendo el cuerpo y volviendo los 
brazos á su posición natural, y entonces 
el pie derecho se echa atrás, siempre ga- 
nando terreno, y luego el izquierdo detrás 
del derecho, y así sucesivamente, buscan- 
do siempre el colocarse en guardia ó en 
la posición de tercera de baile. Una sec- 
ción se encarga de entonar las coplas de 
un romance como el de Rosaura, el Guan- 
te, y el coro contesta con el siguiente es- 
tribillo: 

Válgame el señor San Pedro, 
Nuestra Señora me valga, 
Madre del divino Verbo. 
Con el canto y los repetidos ixuxus en- 
tra la gente en calor, comienzan los gri- 
tos de viva Xixon, viva Pravia, viva Pilo- 
fia, y es frecuente que el mozo más garri- 
do se plante, y resistiendo con el hombro 
izquierdo el avance de la danza, ésta se 
paraliza y comienza la quimera, y con 
ella el remedo del huracán de voces y gol- 
pes de palo, que son tales que semeja una 
verdadera batalla, hasta el punto de que 
corre la sangre, y además de los heridos 
no falta alguno que se cae al suelo para 
no poderse levantar por sí solo. Como se 
comprende, la danza era guerrera y en ar 
monía con el carácter de los habitantes. 



Las mujeres tenían también su danza; 
pero el canto era de compás más vivo: 
Hay un galán de esta villa, 

hay que por aquí pasaba, 

hay que por aquí venía. 

Villaviciosa y Colunga, 
Cangas y Ribadesella, 
Esas son las cuatro villas 
Que mi majito pasea. 

Daqué, pron. Algo, alguna cosa. L. 
Áliquo. 

Daqui, adv. De aquí. 

Dar, V. Dar, hacer un don, regalar. 
Daré. || Dar golpes, castigar. L. Percute- 
re. II Dai, dai. Redoblar los golpes. || 
Dar un porqué, dar gratificación ó favor 
ó motivo. 

Dase, V. Un árbol dase cuandu se 
planta y medra; dase si arrincalu semeya 
que quier caer y dase la cosa q' se entre- 
ga y dexa de facer resistencia. 

Déan, v. Den. 

Debagar, v. Estar despacio, sin pre- 
mia. 

Debasan, m. Lo q* non qudó á cua- 
dro, pe les cuatro esquines. 

Debedir, v. Dividir, partir. 

Debe ser, sido, v. Que sucedió. 

Debrocar, v. Torcer el pie. 

Deda, f. El dedo gordo' del pie, ó sea 
el pulgar. 

Defender, v. Defender, prohibir. || L. 
Defenderé. || F. Défendre. 

Defendo, v. Prohibo. 

Deféndola. La defiendo, la tomo á mi 
cuenta. 

Def unto, ta, adj. Difunto. 

Deiures, adv. A las veces. || Perdeiu- 
res, por ahí, sin rumbo fijo. 

Delantre. El q' va lleudar, echa el 
ganao delantre y los par fazen lo mesmo 
con los rapages. 

Delgazar^ v. Adelgazar, desgastar. 



DERR 



43 



DES 



Délles-yeces. Algunas veces. J. F. 

Demander, v. Pedir. 

Demás, adv. Demasía. 

Bemir, Demo. V. Llimir, J. Ll. 

Demoi, Demonche. || Diantre. || De- 
montres. II Demonico. || Democo. || Dego- 
rrio. II Diafiu, m. Diablo. || Demonio. || 
Pecado. 

Dempos, adv. Después. 

Denantes. V. Anantes. 

Dende, adv. Desde. L. Deinde. 

Pengue, f. Especie de pelerina que 
sólo llega á mitad de la espalda^ y que 
con cabos largos en curva, se cruzan sobre 
el pecho y se atan detrás de la cintura. 
Esta prenda, muy airosa, de paño ó ba- 
yeta negra cercada de terciopelo, hacía 
lucir la persona. 

Dengun, a. pron. Ninguno. L. Nu- 
Uus. F. Aucun. J. F. 

Dentellada, f. Mordisco. 

Dentera, f. Entumecimiento de dien- 
tes por efecto de algún agrio ó ácido. 

Dentón, m. Pescado de mar, que tiene' 
presa como un perro. 

Denyure, adv. Jamás. V. Deiures,], F. 
V. Deiures. 

' Dcogracias. Modo de llamar en las 
casas antes de resolverse á entrar. 

Depicuar, v. Decaer, declinar, caerse 
de sueño. V. Apigazar, 

Deprender, v. Aprender á escribir, á 
rezar, á trabajar, á ser hombre de bien. 

Deprimar, v. Dar la primera mano. 

Deputar, v. Comisionar, diputar. 

Derrabar, v. Dejar los animales sin 
cola. 

Derranau, adj. derrengado, cansando. 
V.». A. /Vice. 

Derritir, v. Derrítese la cera, la man- 
tega, el fierro, el xelu. 

Derrota, f. La apertura de las erías» 
terminada la recolección, para que en ellas 
entren y pasten libremente los ganados. 



Desagarran, v. Suelto libre, sin 
apoyo. 

Desamarrado, a. v. Libre de prisio- 
nes. L. Anchoris, solutos. || F. Demarsé. 

Desaminar, v. Examinar. 

Desaparar, v. V. Deseparar, 

Desaparear, v. Desemparejar. || Se- 
parar lo que está unido; separar á los que 
riñen. 

Desapartar, v. Separar los objetos, 
separar á los que riñen. 

Dedapiegau, da, adj. Despegado, se- 
parado, apartado. 

Desarranchar, v. Separarse déla com- 
pañía ó sociedad de una ó más personas, 
para formar rancho 'aparte. || Levantar el 
campo, desalojar sitio determinado. 

Desaseftorear,v. Separarse del seño- 
río, dejar la dependencia. || Empobrecer. 

Desatacar, v. Desabrochar. || Sacar la 
carga de algún barreno, de una arma. 

Desatrancar, v. Quitar ó separar tran 
cas ú obstáculos.. || Sacar el carro de algún 
atolladero. 

Desbraguetau, adj. Mal arreglado, á 
medio vestir, descompuesto. 

Desbrozar, v. Quitar la broza, mon- 
dar, repulgar. 

DesbruUar, v. Descortezar. 

Descaer, v. Desmejorar. V. Descriar, 

Descalzar, v. Quitase los zapatos, an- 
dar descalzu. 

Descompúxose, v. Desigüóse. Se en- 
fadó, se descompuso. 

Descriar, v. Adelgazar, tener pérdidas. 
V. Desmedrar, 

Descudiar, v. Descuidar. 

Descudiu, m. Descuido. 

Desde, adj. Después, enseguida. L. In- 
de. F. Depuis. 

Deseguida, adv. Enseguida, acto con- 
tinuo. 

Deseguranza, f. Falta de confianza» 
de seguridad. 



DES 



44 



DES 



Desencaxar, v. Separar, dislocar, sa- 
car de su sitio una cosa. 

Desencerrar, v. Poner en libertad, sa- 
car del encierro. || Descubrir un secreto. 

Desención, f. Exención. 

Desenclayar, v. Desclavar. 

Desencordar, v. Desatar, quitar las 
cuerdas á alguna cosa. . 

Desensartar, v. Deshacer la sarta, lo 
que estaba enñlado. 

Desentrullar, v. Despejar, desviar 
obstáculos. 

Deserbar, v. Limpiar, arrancar la 
yerba de los sembrados. 

Deseparadamente, adv. Por separa- 
do, separadamente. 

Deseparar, v. Apartar, escoger. 

Desfacer, v. Deshacer lo hecho, des- 
componen 

Desf acimienta, m. El acto de desha- 
cer ó demoler, ó de separarse de lo hecho. 

Desfarrapar, v. Estrapar, estrujar, 
aplastar. || Un figu maduru, si cai contra el 
suelu, desfarrápase. V. Esfarrapar, 

Desfebrau,adj.Deshilachado. V. Des- . 
Jilachau, 

Desfecha, f. Defecto, mancha ó gra- 
no en el ojo. 

Desfilachan, adj. Los trapos con les 
filaches pa fuera, los palos que suelten 
la freba. 

Desfechn, v. Desecho, hecho polvo, 
inservible. 

Desfollar, v. Quitar el pelleyu. || Ma- 
gullar. 

Desgaflitase, v. Verrar fuerte, vo- 
ciando ó llorando. 

Desgobernase, v. Deshabilitarse, 
echarse á perder el negocio. 

Desgobetar, V. Desgolletar, 

Desgolletar, v. Romperse el cuello 
de una botella ó el encaje de algún ins- 
trumento en el mango ó astil del mismo. 
T." Desgobetar, 



Desgolletan, adj. Persona de cuello 
corto. II Instrumento que tiene el cabo O 
mango roto. 

Desgonciau, adj. Lo que tiene los 
goznes rotos ó está desmanganiau. 

Desguarnido, adj. Enñaquecido, des- 
guarnecido, destornillado. 

Desguarnir, v. Desbastar. || Suprimir 
la ornamentación. || Desaparejar. || Des- 
guarnecer. 

Desgüeyase, v. Mirar con insistencia 
en busca de alguna cosa. || Los enamo- 
raos desgüeiense pa topase. 

Designar, v. Descomponer una cosa. 
II Deshacer un trato. J. F. 

Deslenguan, adj. Mal hablado. 

Desmanganiáse, v. Jugar los brazo» 
con soltura. j| También significa decai- 
miento. 

Desmañan, adj. De poca mafia, torpe. 

Desmedrar, v. Enflaquecer, -tener per- 
dides. 

Desmigayar, v. Desfacer la borona^ 
el panucu ó la tierra en migayes. L. Com- 
minuere. F. Emier. 

Desmonganiau, adj. Flojo, descom- 
puesto, perezoso, desco3aintado, boste- 
zador. 

Desnucar, v. Romperse la nuca. 

Deso, prep. De eso. 

De sópitu, adv. Súbitamente. 

Despabiladeras, f. Despabiiadéra que 
sirve para cortar la mecha de las luces 
quitándoles á éstas la pavesa. Onde non 
ai esti estrumentu, faenlo con los déos 
moyandolos con escupita. 

Despabilar, v. Despabilar, avivar el 
ingenio ó la gente para el trabajo. 

Despaciü, adv. Despacio, sin ruido. || 
Falar despaciü, hablar muy quedito. * 

Despaladinar, v. Aclarar, sacar de 
dudas. II Término que usó A. á. 

Despaldase, v. Dislocarse la espal- 
da. II También se dice de los animales. 



DEU 

Despender, v. Gastar, emplear. 

Despefladeru, m. Precipicio: 

Despeflaa, • adj . Despeinado y des- 
peñado. 

Despeflicau^ adj. Pellizcado con las 
liñas y la golosina. V. Espeñucao, 

Despercudir, v. Mojar. || Ablandar 
la ropa para hacer la colada. 

Desperdigar, v. Esparcir por todas 
partes, separar, desunir, perder. 

Desperezase, v. Estirarse para sacudir 
la pereza ó el fastidio. L. Pandiculari. 

Despemau, adj. Roto por las pier- 
nas. 

Despesllar^ v. V. Despiesllar, 

Despesllar. Abrir con llave lo que está 
peslao. V. Despiesllar. 

Despiegáse, v. Despegarse, sepa- 
rarse. 

Despiesllar^ v. Mover con la llave el 
pestillo de la cerradura para abrir una 
puerta ó cosa análoga. 

Despintar, v. Perder las señales, la 
filiación, el conocimiento ó el rastro de 
alguna cosa. 

Desprender, v. Non desprende 1' ar- 
bore, no crece, no ensancha, non da de si. 

Desque, adv. Después que, desde que. 

Deste, C. del bosque. De este. 

Destotro, tra. Desto otro, desta otra. 

Destrocar, v. Deshacer el trato. || Vol- 
ver á cada uno lo suyo. 

Desyan, m. El hueco que queda entre 
la armadura del tejado y el piso alto, que 
en Asturias se dedica á trastera, y en otras 
partes á granero. 

Desverar, v. Perder el rumbo, extra- 
viar el camino, equivocarse en la vereda^ 
despistarse. 

Desvirriar, v. Disparatar, desvariar. 

Desyuncir, v. Desuncir, quitar el yu- 
go á los bueyes. 

Deu, os, m. Dedo pulgar, si ye de la 
mano, porq'si ye del pie será deda. || Los 



45 



DIE 



dedos sirven de* medida contando por 
palmos. 

Devagau, adj. Ocioso, desocupado, 
con vagar. 

Deyalau, adj. Escarriado, fuera de 
camino, sin rumbo. 

Devasar, v. Pasar los límites, ir más 
allá de lo que la ley ó el derecho permiten. 

Devodar, v. Quitar derechos ó privi- 
legios. V. Defender, 

Devisar, v. Divisar y ant. Dividir. 

Devutu, adj. Devoto, piadoso. 

Dezíocho. Diez y ocho. 

Diantre. Delantre, diantre. || También 
se usa como exclamación y como inter- 
jeción. jDiablu! L. jHeul ¡Ohl F. Dianche. 
V. Demoi, 

Diariu, m. Soldada, jornal, diario, to- 
dos los días. 

Díasdegües.Medida de tierra^ 16.000 
pies cuadrados, y en otros concejos menos. 

Diaz de Diego. Apellido patronímico 
entre los primitivos que usaba el Cid, cuya 
ascendencia asturiana trae Carvallo. || Díaz 
Arguelles, Diaz Pedregal y sus compues- 
tos Ruidíaz, Suerdíaz, todos son apellidos 
asturianos de la más remota antigüedad . 

Dibirsion. Diversión, entretenimiento. 

Dicidir. V. Decidir. 

Dicir, V. Decir; dicíase, se decía, di- 
cimos^ decimos. 

Dicir, V. Dizse munchu malu y poco 
bono; dicia un Retor q'i dixeron los lle- 
traos q'na boca cerrada non entren .mos- 
ques i q'ansina yera. 

Dida, f. V. Deda. 

Dielda, f. El fermento del pan, tam- 
bién se dice dieldu. 

Dieldar, v. Fermentar, hablándose 
del pan. 

Dieldu, m. Un mollete mal dieldu^ 
mal cociu, pocu amasau. 

Dientro, adv. Dentro. L. Intra. F. De- 
dans. 



DON 



46 



DUV 



Díes, m.' Días. También se dice dis. 

Dixe ó dixi, V. Dije. 

Dixeron ó dixeno, v. Dijeron. 

Dimidor, m. £1 que dime. 

Dimir, V. Varear con largas pértigas 
los nogales, castaños y otros árboles para 
echar abajo el fruto. 

Dimite, m. Límite. L. Finis. F. Limite, 

DimpueS) adv. Después. 

Dineral, m. Hoy significa mucho di- 
nero, ó valores en tierras, géneros, etc. 
Viene del mal latín en que se decía de- 
nariata y dinariata, de la voz dinero, que 
era á la vez moneda de oro, plata ó cobre, 
y también medida de peso, por el cual to- 
davía se calcula la ley de la plata y el oro. 

Dios lo quiera. Se usa por la inter- 
jección ojalá^ frase árabe que significa 
quiera Alá. 

Dir, V. Diva^ diven, tiempos de ir. ¿Vas 
márchate? ¿Márcheste? ¿Vas dite? Voyme. 

Disti, v. Dístele. 

Diz, dixe, dici, dixelo, dixistelo, 
dixeronme^ V. Dicir. Tiempos del verbo 
decir. 

Dizque^ v. Dice que. 

Doblez, f. El pliegue ó embozo de las 
sábanas de la cama, pa Uucir les guirin- 
doles . 

Dolguer, v. Doler. A. C. 

Doliosa, f. Doliente. 

Domenicar, v. Referencia al descanso 
del domingo después de la misa, que es 
costumbre tratar en los pórticos ó cabil- 
dos de la iglesia de los intereses del ve- 
cindario y de los particulares. J. Ll. 

Domiscar, v. Hacer los domingos días 
de paseo y distracción. 

Don, m. Tratamiento honorífico que 
indicaba hidalguía. Los asturianos, aun 
sirviendo en el ejército como soldados y 



tratándose de tu en la conversación, en 

10 escrito se les conservaba el don. 
Donde, dómitum. Tierra que no está 

inculta. J. Ll. 

Dorada, f. Pez de la mar. 

Dorao, m. Lo que está dorado. || Ape- 
llido antiguo de familia conocida, que 
tiene su fundo en Riaño, C. de Langreo. 

Dota!, adj. Lo que pertenece á la dote. 

Dotrinariu, m. £1 catecismo de la 
doctrina cristiana. £1 Astete. 

Dube, V. Dube reventar: hube de re- 
ventar. 

Dubia, f. Duda. También se dice du- 
bida. 

Dubiellu, m. Ovillo. 

Dubita, f La madera non ye dubita, 
no es flexible. 

Dublé, adj. El doble, doblado. L. Du- 
plus. F. Double. 

Ducao, os, m. Moneda imaginaria de 

1 1 reales de vellón, que todavía se usa en 
las ferias para la compra de animales. 

Duce, m. Dulce. Ye duce como miel. 

Dúcíl, Dúctile. J. Ll. 

Duerna, f. Artesa de madera de una 
pieza, de figura circular, y que se emplea 
en las cocinas para fregar. L. Urna. 

Duernu, m. Madero grande, cuadri- 
longo y hueco que sirve para salar tocino, 
recibir la sidra que fluye del lagar y otros 
usos. II Madero grande y aproximadamen- 
te circular (que suele ser la base de un 
castaño, roble ó encina), plano por arriba 
y ceñido de una pequeña banda, en el que 
se pica argoma verde, paja y narvasu para 
los ganados. 

Dura, f. Cosa de mucha dura. L. Soli- 
ditas. F. Durée. 

Duvi, V. Hube. Duvi de dir, estuve á 
punto. V, Dube, 



EL 



47 



EMP 



E 



E. Letra numeral con valor de 250. E 
quoque desceñios et quincuaginta tene- 
bit. 

E, V. Primera persona del indicativo de 
ser. 

La E se cambia en el bable en ye en 
abiespa, castiello, fierro, siella, etc. 

Ébia, V. Tenga. 

Ebo, V. Hubo ó tuvo. 

Echar, v. Acostarse. [| Acomodar las 
gallinas lluecas sobre los huevos. I| Tirarse 
en el suelo, rendirse. 

Echase, v. Acostarse en cama. || De- 
sistir de alguna empresa. || Echolu peí 
mundu, lo empobreció. 

Édra, f. Yedra, planta parásita de la 
familia de las hederáceas; crece en los 
muros viejos y en los árboles que no se cul- 
tivan. Florece en Agosto y Setiembre y 
sus semillas sirven de purga y de eméticos. 

Edrar, v. Apear bienes, medir. Ant. 

Édru, m. Finso para separar hereda- 
des. Ant. 

Égaa, f. Yegua. 

Sgaadez, adj. Mitad, medio, igualdad. 

EÍ5 Ínter. Se emplea para llamar la 
atención. 

Éisti, pro. Este. 

Exa. Eje. V. Exe. 

Exame, m. Enjambre. V. Ensambla. 

Excusa barajas. Cesto de mimbres 
de forma de cofre para guardar ropa. || 
Baraja. || Barullo. 

Éxe, m. El eje del carro. 

Exmesar, v. Tirar pe les grefies, pe 
la yerba sacándola de los halagares. 

El, art. El. También se dice illi, ella 
que algunas veces se dice illa, y ellos, 
illos, aunque muy rara vez. 



Embabucar, v. Entretener, engañar. 

Embaxo, adv. Debajo. 

Embalsar, v. Llenar de agua un cua- 
dro con el riego ó la arriada. 

Embarau, adj. Entumido, pasado pbr 
el frío. 

Embazar, v. Detenerla marcha de un 
objeto duro que choca con lana, tierra 
mojada, corcho, etc. 

Embiescar, v. Formar bosque, em- 
boscar. 

Embligtt, m. Ombligo. 

Embocar, v. Tomar con acierto la en- 
trada ó el camino. || Introducirse en algún 
punto. 

Embruxar, v. Facer bruxeries, ye cosa 
de comadres, perú miániques q' os om- 
brones tiéneni mieu á les maldiciones de 
les vieyes y de los probes. 

Embuelga, f. Tira de tierra larga y 
estrecha á labradío. || Rincón de tierra so- 
brante de alguna heredad, que también se 
llama embelga y leira. || Colección de fue- 
ros de M. M. 

Emburriar, v. Empujar. 

Emburrien, m. Empujón. 

Emolleeer, v. Ablandar. || Perder el 
vigor ó la energía. 

Empachar, v. Indigestase. || Atacase 
un cañu ó condutu. 

Empalletar, v. Dividir con tabiques. 

Empañar, V. Carpintería, poner apaño. 

Empapiellau, v. Empapizado. 

Empapiellar, v. Empapizar. V. Atorar, 

Empapirotan, a, adj. Altanero, orgu- 
lloso, con tontería. L. Inflatus. 

Empapizar, v. Ponése atravesu dal- 
guna cosa nel gorgueru. || Los estudiantes 
empapícense delantre del maestru. 



ENA 



48 



ENC 



Empapuxau, a, adj. Andar envuelto 
en trapos, especialmente por^ la cara y el 
cuello, por el frío ó enfermedad. 

Empar. Al en par, á la vez, á la par. 

Empercudido, adj. Muy húmedo, muy 
moyau. || Per secudir. 

Empingorotan, adj. Elevado, colo- 
cado en alto, en la picorota. 

Emplegar, v. Emplear. 
•Empliogar, v. Em^jlegar, facer usude 
una cosa, ocupase. F. Employer. 

Emporcar, v. La ropa, el agoa y los 
cazios empuerqúense col polvo y con otres 
coses. Y que fais preciso enfrescar pa q' 
presten. 

Emprovisar, v. Enviar, remitir, enca- 
minar alguno á sitio determinado. 

Empozar, v. Llevar al fondo, colocar 
en lo más hondo. 

Empraizar, v. Tierra de llabor q' se 
dexa pa prau al criar tapin echa campu y 
empraiza. 

Emprencipiar, v. Dar comienzu. 

Emprestar, v. Dar prestado. L. Co- 
modare. F. Emprunter. 

Emprestau, m. Prestao. 

Emprimar^ v. Hacer las cosas á la 
perfección, distinguirse por lo entendido 
en alguna cosa. 

Emprunar, v. Empinar, ponerse en 
la perpendicular. 

Empruno. En cuesta, en pendiente. 

Empuxar, v. Empujar. Empuxon, em- 
pellón. F. J. 

Emsambla^ f. El rebañu da beyes 
q' llevantase del caxellu pa dise pa utru y 
facer cria desepará. 

Ená, as, os^ art. En la, en las y en 
los. 

Enagora, adv. Todavía. , 

Enaguar, v. Fázese la voca agua vien- 
do á utros comer dalgun petite. V. Golar 
y Llanviar, 

Enalbar^ v. Venir el alba, blanquear. 



Enanchar, v. Ensanchar. 

Enantes, adv. Antes. 

Enaína. Todavía no es tiempo. 

Enaora, adv. En todavía. 

Enarcar, v. Poner los arcos á pipas y 
toneles. 

Encabriar, v. Poner los cabrios. 

Encadañar. Cada dos años. 

Encaecida. Recién parida. 

Encalabernóse, v. Emperróse, en- 
fadóse. 

Encalabiase, v. Encalabrinarse. 

Encalletrase. v. Persuadirse fijamen- 
te de algo. 

Encamar, v. Acomodar leña, madera, 
piedra ó ladrillo, haciendo pilas, muros, 
hornos, etc. 

Encamentar, v. Ensalzar, recomen- 
dar, hacer la relación del suceso, prepa* 
rando el ánimo á favor. 

Encamase, v. Encanijarse. 

Encantan, adj. Entumido, extenuado, 
raquítico^ 

Encante, m. Pregón. 

Encarnar, v. Tomar carne las heri- 
das. II Prender el fuego en las carbtones, 
leñas, etc. 

Encastar, v. Extender la casta por 
semillas, injertos ó padres. || Procrear. 

Encenseru, m. Incensario. 

Encer rizar, v. Encarnizar, animar á 
Ja pelea. 

Encesu, a. adj. Cuando el fueu está 
encendiu dizse encesu, y de la vela encesa» 

Encimentar, v. Echar los cimientos 
de casa, torre ó algo que los necesite. 

Enclicau, adj. Enclenque, enfeJmo, 
sin fuerza. L. Invalidus. 

Encluecar, v. Entrar en deseó la ga- 
llina ó las demás aves de echarse sobre 
los huevos. 

Encoban, m. Encuevao, escondido. 
. Encocaos. Estar el maíz en cuques, 
les gallines encocaes. 



ENF 



49 



ENG 



Encodar, y¿ Acodar. 

Eñcoidu. Encogido de frío^ de males ó 
vejez. II El penosu i la penosina están en- 
coidas. 

Encolar, v. Dar cola. || Jugando á la 
pelota, laque se lanza á paraje donde 
queda enredada, se dice que se encoló. 

Encomienda, s. La potestá q' se da, 
pa gobernar, arreglar, cobrar ó facer dal- 
gun encargu. || ¿Entóncenes voy despóticu 
y desautorizau? 

Encordar; v. Atar con cuerdas. || Po- 
nérselas á los instrumentos que las nece- 
sitan.. || Nivelar con las mismas. 

Encrespar, v. Encréspense les pasio- 
nes y encrespase la paya y la pación en- 
dureciendo y encrespa el pelu cuando se 
fai sortíes. * 

Encruz. Ponerse de rodillas con los 
brazos abiertos. 

Enouallar, v. Encajar. 

Encucáse, v. Ponerse en cuclillas. 

Encuerar, v. Meter la pelota dentro 
de dos soletas de piel que se cosen. 

Encurtiar^ v. Encoyer. 

Ende, adv. Desde, desde aquí, los de. 
L. Indé. 

Endecha. Indicta, V. Andecha, J. Ll. 

Endegorriau, adj. Endemoniado. 

Endenantes. Desde antes. 

Enderechar, v. Poner derechqj^ in- 
clinado ó torcido. V. Enderezar, 

Enderezar, v. Poner derecho lo que 
está inclinado. || Mandar encaminar al que 
se extravía. || Pararse. 

Endilgar, v. Dirigir, encaminar. || De- 
jará otro la carga, lo pesado de un negocio. 

Endriagu, m. Monstruo imaginario. 

Enducia, f. ant. Tregua, pausa. 

Endunu, m. Juego de pares y nones. 
II Al endunu. ¿A que non adevines les 
ablanes que tengo en pufiu? 

Enfacinar. v. Hacer, facer, cuques, 
facines. 



Enfama, f. Infamia. 

Enfecir, v. Infeccionar. L. Inficere* 

Enfenalar, v. Meter en el henil la 
yerba, paja ó narvasu secos. Llanes. 

Enfilar, v. Enhebrar la aguja. || Poner 
en hilera. 

Enfilérar, v. Poner les fileres. || Los 
árboles se plantan en las alamedas en hi- 
leras. 

Enfilu. En punto, á nivela á la línea. 

Enflacar, v. Adelgazar. 

Enfocicau, adj. Encomodau, col foci- 
cu sacau. 

Enfonsau, adj. Cargado de pechos y 
tributos. 

Enforcar, v. Ahorcar. 

Enf ornar, v. Meter la borona ó pan en 
el homo. V. Arroxar, 

Enfotar, v. Confiar, afincar en un xui- 
ciu, en dalguna creencia pa facer da que.. 

Enfotase, v. Confiarse. 

Enf ota. El enfotu tenialu nel xatu y 
non isalio. 

Enfozicase. Enfocícase el q' pon fo- 
cicu, porq' quier salir con la suya y non 
lu dexen, y enfocíquense los q' se tomen 
puliticos porq' se choquen. 

Enfrescar, v. Limpiar, asear. || En- 
fresqué á pocu á los rapazes y ya están q*^ 
meten mieu. 

Enfullir^ V. Hacer trampas. 

Enfusar, v. Llenar el huso con el 
hilo de la materia que se hila. 

Engabitar, v. Colgar de un gabitu 
una cosa. || Engancharla con él. V.6^«íWúrr. 

Engañuriaes, f. Engañifas. 

Engarapiellar, v. Reñir, escaramu- 
cear, amontonarse. 

Engarmase. Llanes. || Meterse en una 
garina. 

Engarridar, v. Azuzar, envalentonar, 

Engaviellar, v. Poner en gavillas las 
cañas del maíz. V. Cuques, 

Engazu, m. Angazo. 



ENL 



SO 



ENS 



Engolase, v. Quedar prendido de las 
ramas de un árbol ó de las partes salien- 
tes de una pared, cualquier objeto tirado 
hacia allí ó llevado por el viento. V. En- 
•colar, 

Engolyiu, v. Envuelto, enrollado. 

Engolletase, v. Atascarse en la en- 
trada de un tubo ó caño el émbolo ó la 
palanca de registro que lleva en la punta 
colocados trapos ó esponjas. Atascarse el 
gobín del picón por la fuerza del golpe, 
«ntre raíces ó piedras. 

Engrixar^ v. Cubrir los caminos con 
ima capa de guijo. 

Enguedeiar, v. Enredarse mucho una 
cosa. 

Enguelgu^ m. Les tables que suxeten 
la masera del llagar pe los costaos, facien- 
do el caxon. 

Enguiar, v. Enfilar la agúia. 

Engurruiao, m. Encogido. 

Engurruiar, v. Encoger, arrugar. 

Engurriar, v. Engúrriase el pelleyu 
cuandu se chamusca y cuando se ruste; 
los racimos y les ñises si se dexan secar, 
y la xente cuando fai friu ó tien penes 
engurúyase. 

Enxaguar, v. Regar les plantes. Re- 
«noyar la ropa pa quitai el xabon. 

Enxamas, adv. Nunca jamás. 

Enxareiar, v. Facer madexa col 
xareiu. 

Enxencle, adj. Lo que está delgado, 
-sencillo, que no está fuerte. 

Enxeniu, m. Ingenio. 

Enxertu, m. Injerto. (| Válgate Barra- 
bas, per capellanes, que dañibles que sois^ 
peles quintanes; que non habéis dexar 
-siestu nin visiestu, en que non habéis de 
poner dalgun enxertu. Caveda. 

Enxileraes. En hileras. Llanes. 

Enxullo, m. Insubulum. J. Ll. 

Enliar, v. Enrollase, métese en pleitos, 
enredase. 



Enluxar, v. Ensuciar con residuos de 
paja, de yerba, hilaza, etc. || Dixo el cazu 
á la sartén: quita pa llá non m'en Iluxes. 

Enmocicar, v. Rejuvenecer. 

Enoxar, v. Agriase, enfadase. 

Enquillotrar, v. Trastornar un nego- 
cio, enredarlo. 

Enquivócu, m. Engaño, equivocación. 

Enraxar, v. Colocar les raxes en los 
murios. V. Raxa, 

Enralar, v. Facer claro lo espeso. Los 
arbores enrálense cuandu están espesos. 

Enrasar, v. Igualar, aplanar, unir. 

Enrayes. Yerba que nace en las tie- 
rras de barbecho, especialmente en las 
que fueron quemadas. 

Eurreyesau, adj. Deñcil para el des- 
cursu, como el soUibiar , el deprender, 
facer media. 

Enriar, v. Meter el llino en el río ó 
en agua corriente. 

Enriedar, V. Enredar, 

Enriedu, us. Enredos, embarazos, 
cuentos y encargos y recaos aienos. 

Enriestrar, v. Enristrar ajos^ cebo- 
llas, mazorcas de maíz, etc. 

Enritar, v. Irritar. . 

Enrriba, adv. De arriba^ de lo alto. 

Enrriedar, v. Xugar los rapazos, || Es- 
torbar. 

E^ritáse, v. Irritarse. 

Enronchar, v. El pescador de caña 
cuando enreda el sedal en alguna peña, 
se dice que enroncha. 

Ensalmador, m. Melicu q* cura con 
bruxeríes. 

Ensamblar, v. Xuntar varíes piezes de 
madera pa fazer q' paezcan una sola. || 
Si les abeyes crecen, ensamblen una vez 
ca dañu; la meior ensambla ye la trem- 
pana. 

Ensemiar, v. Extender la semilla en 
la tierra, hacer los semilleros. 

Ensertar, v. Injertar, Alargar. || Ha- 



ENT 



51 



ERB 



cer sartas de corales, de castañas, etc. 

Ensillar, v. Poner la silla á una bestia 
de montar. F. Seller. 

Ensordar, v. Ensordecer. 

Ensortiar, v. Hacer sortijas, círculos. 
II Tien el pelu ensortiyao, ye rizosu. 

Ensortiear, v. Rizar. V. Mnsortiar, 

Ensuchar, v. Enjugar. V. Ensugar, 

Ensachu, a,, adj. Enjuto, seco, que 
tiene poca ó ninguna humedad. 

Ensúgar, v. Pa ensúgar tien cábese 
moyao de. primero; ensúgase al sol, al 
aire y al fuebu. F. Essuyer. 

Entainar, v. Darse priesa en el tra- 
bajo, en el camino, en el viaje, etc. 

Entáma, v. Date prisa. Comienza. 

Entamar, v. Entáma facer obra^ 
entamó dise , entamar dempues otra 
cosa, porque tien bon descansu y alientu 
quien non lu tien tan bonu, non seientá- 
ma na. 

Entamu, m. Pechos de la mujer. J. F. 

Entaramingar. Empicorotar, levan- 
tar en alto. 

Entartallar, v. Atascar, atorar, em- 
papizar. 

Entecoyer, v. Escoger, elegir. 

Entóncenes, adv. Entoncenes, que se 
va facer. F. J. 

Entorchau, m. Cordón ó trencilla de 
seda, de estambre^ de plata ó de oro con 
que se hacían las tiras bordadas para ador- 
nar los corpinos y las mangas y delanteras 
de los trajes de hombres y mujeres. 

Entornar, v. Echase pa un llau lo 
q'está derecho; entornar una puerte ye 
dexala sin cierrar da fechu. 

Entornar, v. Perder el plomo. || Lo 
q'está derecho y cai un poquiñin pa un 
llau, entórnase. || Tamien se entorna la 
puerte si non se cierra por entero^ y en- 
tórnase la agua q'cai del pucheru si lu 
entornen, y les cargues de llena. 
Entós, adv. Entonces. 



Entoyia, adv. Todavía. 

Entrambos, bas, prou, adj. Entram- 
bos y dos, los dos. V. Amos. 

Entremezer, v. Mezclar dos cosas á- 
partes iguales. 

Entremeter, v. Mezclase en asuntos 
d'utru con atrevimientu y al q'se mez llá- 
mase entrometiu. L. Intermiscere. F, En- 
tremetre. 

Entrialgos, m. Entrealgos, apellido, 

Entrugar, v. Preguntar, interrogar. 

Enurmuñar, v. Hacer compañía. |]i 
Hermanar. 

Envarar, v. Colocar la yerba ó la paja 
en conos, teniendo por base una vara alta, 
lo cual se hace para invernar cuando na 
hay sitio á propósito debajo de techado. 
V. Tenada. || Significa también entumirse 
de frío. 

Eon, interj. ¿Qué dice usted, hombre? 

Erba, f. Planta que se recoge en los 
prados naturales y artificiales, y que des- 
pués de beneficiado constituye la hierba 
ó heno, mantenimiento de los animales- 
vacuno y caballar. En general se llama 
hierba á todas las plantas herbáceas, y 
las hay de muchas clases. L. Herba. F» 
Herbé. 

Erbáceos, m. Montes herbáceos, la 
parte de la cordillera que separa Asturias 
de Castilla donde se llevaban y se llévate 
los ganados á pastar, porque son más 
abundantes en hierbas que en árboles. 

Erbas medicinales, f. Además de 
las que van descritas en este vocabulario, 
se crían en la provincia la Fragaria, la 
Hiedra terrestre, Alchimila, Torméntila,, 
Bistorta, Rósela, Argentina, Tusílago, Pul- 
monaria manchada, Virga Áurea, Mijo del 
Sol, Consuelda mayor, Enula Campana, 
Osmundo Régalis, Consuelda menor, An- 
gélica, Imperatoria, Sello de Salomón^ Sa- 
tiriones, Lengua Cervina, Hierba Paris, 
Xistra y otras. 



ESC 



52 



ESC 



Erbatu, m. Hierba sin valor, despre- 
ciable. 

Erga, f. Es la escanda cuando está 
revestida de la cascara exterior en que se 
envuelve el grano, en un todo semejante 
al de la cebada. V. J^isga. 

Erguer, v. Sacudíse, Uevantase, er- 
guise. 

Erg ui a , adj . Tieso, derecho , vanidoso. 

Eria, s, f. Terreno finsado en el inte- 
rior, dividido en parcelas, dedicado á la- 
bradío, cerrado al- exterior y sometidos los 
llevadores á leyes comunes. 

Erial, adj. Desierto, inculto, estéril. 

Ermar, v. Dejar yermo, despoblar, re- 
ducir á mato. 

Ermu, m. Yermo. L. Eremus.Cav. 

Ernu, m. Yermo. 

Ero, es, é, v. Soy, eres, es. 

Erro, os. Enquívocu. L. Error. F, 
Erreur. 

Eru, m. La era. 

Esbabayase, v. Echar la baba, que- 
darse hecho un babuyu. 

Esbaraxar, v. Confundir, enredar, 
echar á barato. 

Esbardiar,.v. Los bardiales cuando 
s^len de la línea y avanzan sobre la here- 
dad que guardan ó sobre el camino con 
que lindan, esbardian y ansi fai la xente 
cuandu se sal del cuezu. 

Esbillar, v. Sacar de les caxines les 
fabes y los arbeyos. 

Esbirrar, V. Espirriar. 

Esblan([uizau, adj. Blancuzco. 

Esborullar, v. Descortezar. 

Esca, f. Yesca. San Isidoro la menciona 
como voz española. Lib. 17, c. 10. Aid. 

Escaecer, v. Olvidarse, borrar de la 
memoria. L. Caresco.J. Ll. 

Escachar, v. Escacha un xarru ó un 
vedríu cualesquier con un tropezón, ó por 
metelu en agoa ferviendo, y ales veces cai- 
le un cachu, y otres escachen sin romper. 



Escalaburniau, adj. Enfermizo con 
sudor frío, de mal color y vientre suelto. 
Ake. 

Escalamuerzu, m. Lagarto. 

Escalecer, v. Tomar ó entrar en calor, 
las raíces de las plantas, y los tubérculos 
cuando no están bien cubiertos de tierra 
escalezen. 

Escalentan, adj. Abregu es calentau, 
tierra ó agoa escalenta. 

Escalerón, m. Escalera de piedra fe- 
cha por fuera y al agoa, pa algamar el 
pisu altu. 

Esealezer, v. Entrar en calor poco á 
poco. 

Escalientu. m. Un escalientuye un 
poco de fueu entre zeniza; unos tizonzu- 
eos axuntaos y tapaos con zeniza pa tizar 
á su tiempo y aforrar llena. || Colada y ca- 
samientu quier escalientu. 

Escamplar, v. Escampar, descubrirse 
el cielo viejo. 

Escanciar, v. Servir bebida en xarru 
ó vasu. 

Escanda, f. Clase de trigo muy esti- 
mada, que se produce en las tierras de 
monte. V. Fisga y Erga, 

Escaniellu, m. Llanes. Brezo, bieizo. 
Ake. 

Escaño, m. Banco de brazos, orna- 
mento de salones y que fué relegado^ las 
cocinas. 

Escarabayar, v. Escarabajear. 

Escarabayn, m. Insecto. || Las galli- 
nas persiguen el escarabajo con avidez. 

Escarabicar, v. El que limpia un oído 
con instrumento, escarabica; el que lim- 
pió una muela con mondadientes intro- 
duciéndole por alguna caries, escarabicó. 

Escarcliau , adj. Cielo despejado. || 
Hielo, lleno de hielo, helado. Ing. Escjiy. 

Escarmar, v. Escarmentar. 

Escarmar^v. Castigar, aprender por 
escarmiento^ arrepentirse. 



ESC 



53 



Esoarpizn, m. Escarpidor. Ake. 

Escayada, f. Capa de escayos que sue- 
le quedarse en el suelo donde ha estado 
argoma seca. 

Eseay ase ¡ v. Fincharse con los encayós. 

Escazar, v. Rebuscar, buscar en lo 
que ya fué escogido. 

Esclarar, v. Meter las manos ó piezas 
die ropa en el agua clara, para quitar el 
jabón ó la grasa. 

Esclucar, v. Aclarar. || Primeros can- 
tos del cuclillo anunciando la primavera, 

Eseobió. m. Escopulum. J. LL 

EscobioSi m. Los cerros que sobresa- 
len en las cordilleras por las rocas pun- 
tiagudas, que hacen difícil el tránsito. 

Escobio, m. Periquetu. 

Escodiellaes, f. A escodiellaes; á es- 
cudillas llenas, sin economía. 

Escoier, v. Escoger. 

Escomenzar, v. Comenzar, dar prin- 
cipio. 

Esoomienzu, v. Principio de algo. 

Esconeiu, m. Pedazo con que las pie- 
dras de las jambas de las puertas y venta- 
nas se sujetan á las paredes. 

Escondidilles, f. Xugar á les escondi- 
dielles, jugar al escondite. 

Esconxurar. Echar la excomunión. 

Escorrexa, v. Espanta. 

Escorrer, v. Dar una corrida á perso- 
na ó animal. Espantar. || Escorrio el gatu 
co la pata. 

Escosa, adj, Se aplica á la vaca que 
ha cesado de dar leche. 

Escoteru, a. adj. El que viaja solo sin 
cargos ni obligaciones. L. Expeditus. 

Escoyia, iñ. Desfiladero. V. Escobín. 

Escrebidor, m. El que escribe. L. 
Scriptor. 

Escnaxaringar , v. DesbanduUar, 
arrancar de cuajo las entrañas. 

Escucha, f. Centinela de noche, tér- 
mino militar. 



ESF 

Escudiecha, f. A. C. Escudilla. Ake. 

Escudiella, f. Escudilla^ taza de barro 
ó de plata para caldo^ leche ó vino; era 
más grande que las que hoy se usan. 

Escuernacabras , m. Viento frío y 
penetrante de la parte del Sudeste. 

Escueya^ v. Escoja. 

Esculanciu, m. Llanes. V. Escala- 
muerzo, Ake. 

Escupida ó escupita, f. Saliva. 

Escurecer, v. Acabase '1 dia, vinir la 
noche. || Al escurecer, al ponese el sol, á 
les oraciones, párase de trabayar y los ra- 
pazines cuelen pa casa. V. Ascures. 

Escures, adv. A oscuras. 

Escuribanda, f. Una buena mano de. 
palos que hace correr ó huir. 

Escuridá, f. Oscuridad. 

Escurredizu, m. Nuedu ó fíudu q' 
cuantu mas se tira mas apreta, y tamien 
lo q' es vario ó ye esvarioso. 
. Escurrir, v. Discurrir. || Destilar, co- 
larse, escaparse. L. Stillare. F. Couler. 

Escuru, adj. Oscuro. 

Esfamiau , adj. El que tien fame 
atrasa. 

Esfarrapar, v. Desfacese, facese plas- 
ta d^lguna cosa que tien dientro umidan- 
za y cai dalto, como los figos, los huevos, 
los canteros. V. Desf arrapar. 

Esfocicar, v. Esfociquen los gochos 
ena tierra moyada faciendu buracos col 
focicu, y cuando entren al maiz, esfoci- 
quen los ñerbosos pa algamar les panoyes. 

Esf criarse, v. Vide forion. J. Ll. 

Esfoyar. Quitar les fueyes á les pano- 
yes, dexándoyos dalgunes pa enristrales,y 
les quitares sirven pal xergon. L. Exfo- 
liare. 

Esfoyaza, f. Xunta de xente de nui- 
che, pa esfoyar y facer riestres de pano- 
yes, y al rematar danyos corbates y gaxos 
de borona, y la reciella trebeya hasta me- 
diar la nuiche. L. Exfolium. J. Ll. 



ESM 



54 



ESP 



Esfrecer, v. Enfriar. 

Esfregar, v. Refregar, estregar. 

Esgañar, v. Dar voces hasta lastimar 
la garganta. 

Ef gaftitase; v. Gritar hasta quedarse 
afónico. V. Esgañar, 

Esgarduñen, v. Esgatuñen. 

Esgobetar, v. Desgastarse, descompo- 
nerse la punta del pico. || Separarse ó que- 
brantarse las raíces de alguna planta. 

Esgoiar, v. Cortar, arrancar ó quitar 
de cualquier modo las cañas del árbol. 
V. Gayu, Cuando el pión arrinca un arbo- 
re, dende q' cai al suelo, diz: agora esgo- 
iarelu, quitarei los ramascos. V. Esfoyar, 

Esgonciar, v. Descomponerse la figu- 
ra, la forma, la hechura ó separarse ó rom- 
perse las clavijas de alguna máquina. 

Esgüanchar, v. Quitar la corteya ó la 
envoltura, q' non sea pelleyu, á dalguna 
cosa. 

Esguazar, v. Vadear el río. || Despe- 
dazar, hacer trozos. 

Esguedeyar, v. Esmesar pa desfacer 
los enrriedos de lo enguedeyao. 

Esguila, f. Camarón. 

Esguilar, v. Trepar por un árbol, cu- 
caña, pared ó roca, sin más ayuda que los 
brazos y las piernas. 

Esguín, nos, m. Pez chico, asalmo- 
nado, de la familia de las truchas, que se 
pesca en el Nalón. 

Esgüízaru, m. Hombre enflaquecido, 
chupado, de poca capacidad. Envidioso. 

Esmaciar^ v. Llanes. Sacar las nueces 
del máciu. 

Esmarañar^ v. Esparcer la yerba que 
está en maraños. V. Esguedeyar y Esme- 
sar. 

Esmechar, v. Una sidra q* esmecha, 
que entusiasma, que fortalece, que ilu- 
mina. 

Esmelgar, v. Castrar las colmenas de 
las abejas. 



Esmena, f. Rebaja de mérito, de altu- 
ra, de posición. 

Esmenu, Cayó de esmenu, descendió 
de puesto. 

Esmigayar, v. Reducir á migajas ó 4 
pedazos chiquitos las cosas. 

Esmocada, adj. Animal al que se le 
rompieron ó cayeron las astas. 

Es moler, v. Estos calzones están da 
fechu esmolidos p' la culera. 

Esmolida, f. Una cosa gastada por el 
uso. 

Esmordigafiar, v. Mordiscar por to- 
das partes y repetidas veces. 

Esmormiase, v. Limpiarse las narices^ 
limpiat el pecho echando fuera el muer- 
mo. 

Esmormiellar, v. Echar palabres pe 

la boca. 

Esmueir, v. Esmucese como una an- 
guila, hay q'esmucir la vaca acabao de 
parir pa quitai los primeros umores antes 
q' mame el xatu. L. Exmulceo. J. Ll. 

Esnalar, v. Volar. || En sentido figu- 
rado se aplica á la persona que se eleva 
inusitadamente. V. Esñalar. 

Esnidiar, V. Nidiu, 

Esftalar, V. Esnalar, 

Esnidiar, v. Resbalar, deslizarse por 
una superficie escurridiza. 

Esñizar, v. Desfacer, descuartizar. 

Esotru, tra, pro. Significa esotro, 
esotra. 

Espabilar, v. Cortar con las despabi- 
laderas la mecha de la bujía ó de la lám- 
para. 1 1 Avivar el entendimiento. || Despa- 
char con presteza los quehaceres. 

Espacia, adv. Poco á poco y sin meter 
ruido. 

Espaciosu, a, adj. Vagorosu, floxu, 
tardidu. 

' Espaxarotar, v. Esparcer, tirar las 
cosas sin juicio ni cálculo. || Hablar sin 
reflexión. 



ESP 



55 



ESQ 



Espalar, v. Mover con la pala un mon- 
tón de tiena ó de arena de un lado á otro. 
II Limpiar con la pala el fondo de un po- 
SO9 barranco ó del cauce de algún curso 
de agua. 

Ibpantayu, m. £1 que se coloca so- 
bre los árboles frutales ó en los campos 
de trigo para espantar los pájaros. 

Espaftar, v. L'castafies al ásales nel 
farol, y al magostales espafíen y pa q'non 
queden solos los pelleyos, facenyos una 
muesca con la nabaya. 

Espafliu. Estallido, es decir, el ruido 
del trueno, del cohete, etc. V. EstalUdu, 

Esparranoar, v. Sentase espurriendo 
y abriendo les piemes. 

Esparranease, v. Abrir mucho las 
piernas estando de pie. 

Espatarrase, v. Venir al suelo de gol- 
pe con las piernas abiertas. 

Espatnxar, v. Ye dar con les pates, 
ye el derechu de espatuxar. || Dar con las 
plantas de los pies en el agua. V. Esper- 
nexar. 

Espayaderes, f. Los palos ó bastidor 
por donde se arrastra la peñera para pe- 
fierar. 

Espenurau, os. V. Conxurau. 

Espemexar, v. Agitar vivamente las 
piernas. V. Espatuxar, 

Esperteyu, m. Murciélago. L. Ves- 
pertilio. 

Espetera, f. Tabla con ganchos en 
donde se cndgan utensilios de cocina. || 
£1 conjunto de dichos utensilios. 

Espetu, m. Palo pequeño terminado 
en punta para espetarle. || Instrumento 
puntiagudo como el estadofíu. 

Espieianu, a, m. Acogido del hos- 
picio. 

Espieiu, m. Hospicio. 

Espleha, f. La estaca delg^tda y pun- 
tiaguda que se introduce en el boquete que 
se hace con él barreno al espicharel tonel. 



Espichar, v. Penetrar un cuerpo hue- 
co con otro duro y punzante. || Barrenar 
un tonel y colocarle la espicha. || Morir. 

Espigar, v. Florecer el maíz ó las 
berzas. 

Espigu, os, m. La flor del maíz, los 
que echen les lechugues y utres plantes 
pa florecer. || Espiga, la del trigo y la que 
saca el carpinteru á los llaigueros. 

Espinar^ v. Lastimarse con las espi- 
nas colocadas en los cercos, en los muros 
de los jardines ó en los espinares. 

Espinela, f. Espino blanco. 

Espiroiar, v. Estornudar. 

Espital. HospitaL 

Espitaleru, m. El criado ó sirviente 
del hospital. 

Espión, m. Llanes. Piedra grande y gi- 
ratoriasobrela cual se añlan herramientas. 

Espodar, v. Limpiar las cañas de los 
árboles y de las sebes. 

Espoliar, v. Aplicar la espuela al ca* 
bailo, arrear. 

Espolista, m. !|^1 criado que marcha 
á pie, delante ó al lado del que va á ca- 
ballo y de viaje. V. Trotero. 

Esporiar v. Un caballu ó un güé es- 
poria la tierra. ó la arena co les m^mes al 
andar ó al dar pataes si lu falaguen. || Es- 
porien los animales si están floxos de ba- 
rriga. 

Espulgar, v. Limpiar las cabezas ó los 
trajes de insectos. || Hacer una escogida 
entre varios objetos. 

Espulise. V. Escabullirse de entre las 
manos una anguila ú otro objeto escurri- 
dizo. V. Colar. 

Espurrir, v. Estirar^ alargar la mano, 
ponersesobre laspuntas de los piesparaal- 
canzar algo en lo alto. L. Expórrigo. J. Ll. 

Esqueieer, v. V. Escaecer. 

Esquila, f. Pequeño campanin que, 
pendiente de un correón, se cuelga del 
cuello de los animales vacunos. 

6 



EST 

EsqLuilu, f. Ardilla. 

Esquinales. Les piedres de les esqui- 
nes de los muríos de paré q'se fazen pa 
cases. 

Esguirpia. f. Banda de varas de ave- 
llano entretejidas, que se ciñe alrededor 
del tablero del carro, sujetándola cod los 
estadoños, y sirve para conducir las cosas 
menudas. 

Esquirpión, m. Escorpión. 

Esquitar, v. Desquitar. || Saltar un lí- 
quido depositado en hoyo ó en otro recep- 
táculo, en virtud de presión ó percusión. 

Estacha, f. Cable que las embarca- 
ciones dan á tierra, para que les sirva de 
punto de apoyo para maniobrar. 

Estadóflu, m. Cada uno de los palos 
que, en sentido vertical, se fijan á los lados 
del carro para contener los lladrales. 

Estadorio. m. Estadorius. J. Ll. V. £$• 
tadoñu, 

Estadueflu. V. Est<tdoñu. 

Estaferia, V. Sextaferia. 

Estalliu, m. El estampido del caño- 
nazo, del trueno, etc., pero que á la vez 
estalla^ como k granada que se hace pe- 
dazos. 

Estamplar, v. Estallar. 

Estapinar, v. Cavar un terreno incul- 
to desnudándolo de césped. 

Estaracos. m. Las raíces de las plan- 
tas de maíz y de otras, que al segar que- 
dan en la tierra. 

Estáte, V. Estáte ahí^ aguárdame, no te 
muevas. 

Estauta, f. Estatua. 

Estaya, f. Faja, porción determinada, 
larga y estrecha, del trabajo de una tierra . 
ó de una obra manual cualquiera. 

Estayar, v. Trabajar estayando. || 
Los íianceses dicen, como el bable, esta- 
yer, y etayer, cuando trabayen en les mines. 
Estazonar, v. Llanes. Arrancar los 
tazones. 



56 



EST 



Estéa, V. Esté. 
Estebo, V. Estuvo, de estar. 
Esti, pro. Este. 

Estiella, f. Ye pedazu de a]i>ore ó 
güesu desfílachau, fechu con acha ó pie- 
dra y que non sirve más que pa el fueu. 
y Está faciendo estielles, dizse del q' gol- 
pia col acha so los troncos, q' si corta ra- 
mes fai Uefía. || Astilla. 
Estil, m. Asta de la guadaña. 
Estilar, V. Estar de moda. 
Estilu, m. Uso, costumbre, moda. 
Estocinar, v. Descuartizar. 
Estofar, v. Entapizar, bordar. Tér- 
mino muy usado en las cuentas de repos- 
teros de catedrales y chancillerías. 

Estomadar, v. Sentarse una cosa en 
el estómago, empacharse, indigestarse. 
Estómado, m. Estómago. 
Estoria, f. Historia, cuento. 
Estornin, m. El estornino. 
Estoyu, m. Llanes. Fondo de la mase- 
ra y del arca que sirve de despensa. L 
Custodio. Cav. 

Estoyu, m. Cajoncito que dentro y á 
un extremo del arca tienen las labradoras 
para guardar dinero, alhajas, etc. . 

Estrada, f. Stratum. V. Estrar. || Sig- 
nifica también camino real, carreta». f| 
Nombre de familia muy antiguo; dio varo- 
nes ilustres, tiene fundo en Villavidosa. 
Estragal, m. £1 portal, pieza de en- 
trada á la casa donde se recogen los ape- 
ros de la labranza. Peñamülera. 

Estrapallar, v. Facése torta, estra- 
pállase un contra el suelu si caí de muy 
altu; estrapalla un deu si al cierrar 1* atra- 
pa la puerte; estrapállehse les peres y los 
figos cuandu caen maduros. 

Estrar, v. Esparcir, arrojar por el sue- 
lo de modo que éste quede cubierto. 

Estrar, v. Facer la cama del ganaa en 
corral, esparcer argoma ó paya peí camin 
pa que se tríe y con la umedanza se £siga ' 



FAB 



57 



FAB 



cuchu, II Les castañes están estraes, jj Es- 
trado, camino. 

Estrecheza, f. Espacio pequeño. || Si- 
tuación apurada, pobreza. 

Estrellar, v. Romper haciendo peda- 
zos, freir huevos. || Derribar alguna per- 
sona la fuerza del viento ó el ímpetu de 
un caballO; contra alguna piedra ó algo 
duro. 

Estremár, v. Hacer separación de las 
cosas, distinguirlas. || Los xatos son dun 
ventrau, pero estrémense bien. 

Estripar, v. Sacar las tripas por golpe 
ó presión. 

Estrobu, m. Rodete de varas ó de 
cuerda con que se sujeta el remo al tolete. 

Estruyar, v. Estrujar, prensar. 



Estruzar, v. Destrozar. 

Estubi, V. Estuve, de estar. 

Esturiann, m. Natural de Asturias. || 
En Gall. Esturia se llaman los restos de la 
harina que queda pegada al pote cuando 
se hacen puches. 

Esyariar. v. Resbalar, Írsele á uno los 
pies. 

Esyillar, v. Verificar la esvilla. || La 
saca de guisantes y judías de sus vainas. 

Eyia, f. la casa de Hevia de solar y ape- 
llido antiguo, con fundo en Villaviciosá, 
donde se alojó Carlos V. al desembarcar, 
de Flandes, otorgando á la casa mayoraz- 
go y derecho de asilo, y el águila impe- 
rial de dos cabezas para lambrequines de 
su escudo de armas. En ella nació el autor 
de este Diccionario. 



F. Letra numeral. Tiene el valor de 
cuarenta, y con una tilde de cuarenta mil. 
Esta letra se usó como equivalente de la 
V. y en bable se emplea donde el caste- 
llano la h, sin que pueda sentarse como 
regla que corresponde á la ^ latina. Tam- 
bién la usó raras veces el romance pro- 
nunciándose como j de donde tal vez to- 
nuut)n \o^ llaniscos el decir jijo, jurto y 
jacer, que contraría el sonido suave que 
caracteriza el bable. 

Faba^ es, f. Judías, habichuelas, alu- 
bias, chichos y habas. || Así decíaun admi- 
nistrador de aduanas, que era como los as- 
turianos llamaban la habichuela, defen- 
diendo una guía que expidió para Cá- 
diz. II Enfermedad que padecen las caba- 
llerías debajo de las quijadas. L. Faba. 
F. Fabe. 
Fabal,m. Sembrado de habas. L. Fabale. 

Fabaraoa, f. Grano chico negruzco, de 



la forma del perdigón, que se cría en las 
bayas de la carrigüela, en las tierras cul- 
tivadas. 

Fabayon, m. De fabar, fabayon, faba 
grande y faba de mala clase. 

Fabes, f. F. Harícot. Margolles tradu- 
ce Fabicó. V. Fabayon, 

Fabigues, ó Fabuques, m. Pintor de 
brocha gorda, que al acercarse el Cristo 
de Candas, pintaba al óleo cuatro ó cin- 
co retratos al día. Es notable por los mu- 
chos retablos, que con el beneplácito de 
los rectores embadurnó de encamado y 
verde. 

Fabla, f. Llingua bable. La manera 
de hacerse comprender en un idioma de- 
terminado. L. Lingua. F. Idiome. 

Fabucu, m. Fruto que producen las 
hayas. 

Fabuques, f. Les fabes de refugaya^ 
les que non presten pa'l mercan. 



FAL 



58 



FAN 



Facendosa, adj. £1 ama de casa que 
tiene buen gobierno y es trabajadora. 

Faeer, v. Fago, fites, fai, fiíen, fice, 
ficiste, ñcimos, fixeron. Facia, fadamos, fa- 
cían. Faré, farás, faremos^ fareis, furán. 
Fice, fixiste, fíxo, fíximos, fíxisteis, fixeron. 
Fait tu, que faga aquel, íaremos y farán. 
Fecho. 

Facer bon meroau. Comprar barato. 
F. Bon marché. 

Faeienda. f. Hacienda, riqueza. 

Facha, f. Los feos tienen mala facha; 
los mal vestidos, van mal fachaos. L. Fa- 
cié, F. Face. 

Fachenda, adj. Pretensión, vanidad, 
presumir de buena figura. || Majetón. 

Faches, f. Les bayetes pa enrollar el 
fíefiu. II Les cretures ende q' nacen^ dan- 
yos mas güeltes caun regolbin y xerin- 
guenles y acúnenles tantu, q' comu son 
tan tienres, podin abobecer ó alloquecer. 

Fachu^ m. Los puntos fortificados sue- 
len tener una eminencia llamada Hacho, 
que viene del destino que se les daba de 
colocar en ellas hogueras para señales 
convenidas. 

Fadia, adj. Fatu, fastidiosu. 

Faedo, L. Fagus. J. LL Quiere decir 
sitio de hayas. 

Faxa. f. Banda de lana de dos ó tres 
varas de largo^ de color encamado, ne- 
gro ó morado, que los hombres arrolla 
ban y arrollan á la cintura sobre el calzón 
y el chaleco. Se pronuncia como la ch 
suave. 

Falador, m. £1 q' fala munchu q' non 
dexa meter baza á los demás. L. Locuax. 
F. Babillard. 

Falagar, v. Halagar, pasar la mano. 

Falagu, m. Halago. 

Falao, V. £stá falao. Hemos termina^ 
do, no hay más que hablar. 

FalapioS) m. £n una composición en 
bable de un canónigo de León, la historia 



dejudit, llamafalapiosálos trapos. || Copos 
de nieve. 

Falar, v. Hablar. Los omes dalgmia 
pro falen en castellanu; les señores fiden 
bable q' pareceyos mas tienro pa entende- 
se con los fíos, les amigues y les criaes, y 
dacuando fiden tamien castellanu. 

Falcatrua, f. Trampas, malas accio- 
nes, embrollos. 

Falcon, m. Azor. || Halcón. Se crían en 
Poreño y en otros montes. 

Faldeta, es. f. Los faldones de la casar 
ca ó del xugon. || Faldeta fuera, ye la de 
la camisa. V. Aba, 

Faldón, m. Fnagua. 
' Falei, V. Le hablé. 

Falondres. Caer de falondres, de cabe- 
za, de cara, sin defensa; 

Falsura, f. Todo ye mentira, trampa, 
engaño. 

Faltriquera, f. Bolsillo del vestido, 
pero principalmente se llama así á unsa- 
quito que llevan las mujeres atado á la 
cintura y debajo de la saya. 

Falucar, v. Charlar, platicar en sin 
postura i despacín. 

Falla, f. Falta, mácula. || Grorra de leí 
señores vieyes. 

Fallar, v. Hallar. || Fallaron les perti- 
gües, rompieron, sintiéronse, quebraron. || 
£1 suxetu fallóme. Me faltó á lo prometido. 

Fallan, m. Fxpósito. 

Fame, f. Hambre. Deseo vehemente de 
comer ó de hacer otra cosa. L. Fame. F. 
Faim. 

Famientu, m. Afamiau q'tien gran ái- 
me. L. Fsurío. F. Afíamé. 

Famion, adj. Ambicioso, hambriaito. 
II £1 q' tien el güeyu más grande qoel Ixh 
tiellu. 

Fandangu. V. Xiringüelu. 

Fanegueru, m. £1 propietario de pie* 
dios rústicos que vive de las fimegas deiri* 
go ó escanda que paxúbe como reata. 



FARR 



59 



FEM 



FanOy m. Templo. || Parroquia en el 
concejo de Gijón, que fué priorato de be- 
nedictinos, y en la que se halla el sitio de 
Travieses, donde se dice fueron derrotados 
los nioros. 

Fafleca) f. Piescaudemunches espines. 

Faflosu, a^ m. £1 que habla con voz 
nasal. 

FaO) fl Costumbre, estribillo. || Mieres. 

Faramalla, f. Embustero, enredador, 
tramposo. V. ZaramaUa. 

Farda, f. Vestimenta. || Cargar con la 
fiurda, llevar el peso del asunto. 

Fardaxe, m. £1 saco ó maleta en que 
se lleva el equipaje. || Fardaje, castigo, 
buen número de nalgadas. 

Farfullar, v. Gaguear, hablar sin cla- 
ridad, comiéndoselas palabras ó empleán- 
dolas mal ó faltando á la verdad. 

Fárifia, m. Harina. Cervantes pone en 
boca del caballero del bosque: Echa hale- 
fia los huesos. 

Fariflentu^ a. Harinoso, embadurnado 
de harina. 

Faro, m. Farol de nave. || Lugar de Sie- 
rOy en el que unos gallegos implantaron 
la alfarería^ en la que se fabricaban los 
platos de páxara, tan celebrados para 
comer huevos estrellaos. L. Far, que sig- 
nifica escanda. 

Farrapera, f. Se llamaba así la cade- 
na con que aseguraban los pedáneos los 
presos que les mandaban por cordillera. 
EnGall. Farrapo, significa harapo. En por- 
tugués ferrapeiro, prisión para los pies ó 
sean grillos. 

Farrapes, Harina de maíz disuelta en 
agua, cocida en el pote, meneándola con 
un palo largo hasta espesarse, y la habili- 
dad de la cocinera consiste en que no le 
queden gorollos. V. Bariñes, J. Ll. 

Farruca, m. Así llaman los asturianos 
á los naturales de Galicia, especialmente 
á los marineros. V. Maruxos. 



Fartu, adj. Harto, voz citada por Cav. 
L. Fartus, lleno, relleno. 

Fartucar, v. Hartar. J. Ll. 

Fartura, f. Hartura. 

Fasta, prep. Hasta que, hasta cuando, 
hasta ahora. 

Fatu, adj. Rebaño. || Fatu canaia, bra- 
fíada de pollos ó rapazucos. || Tonto, ton- 
ta. 11 £quipo de persona que viaja y que lo 
lleva metido en un saco. L. Fatuus.F.Fat. 

Fautor, m. £1 que hace la fiesta, es 
decir, el que la paga. 

Faya, f. Haya, árbol. 

Feble, adj. Débil, flaco, delicado, 
menudo. L. Languidus, debilis. F. Fai- 
ble. 

Febrexa, v. Si Febreru non febrexa, 
para Marzu lo aparexa. 

Fechar, v. Cerrar con llave. A. C. 

Fechu, m. Factus. Hecho. J. Ll. 

Fechura, es. f. Hechura. || Non tien 
fechura. No tiene figura. 

Feder, v. Heder, despedir mal olor. 

Fediondu, adj. Hediondo. 

Fedor. Hedor, mal olor. 

Fégadu, m. Hígado. Col de gochu, 
faise chanfaina y sabe bien. 

Felechu, m. Helécho. Los hay de mu- 
chas clases. II Tierra de felechu, ye de 
provechu. 

Felgado, m. Persona de dientes ralos. 
L. Dentium insequalitas. 

Felguera. Filix. Quiere decir felechu 
de robledal; filix cuerna, hay muches fel- 
gueres. J. Ll, 

Felguerma. Llugar de Santa Cruz la 
Real, legua y media de Caso, ocho y tres 
cuartos de Üvieu. 

Fello, V. Hacerlo. || To fello. Pienso ha- 
cerlo. 

Fema, f Hembra. 

Fembra, f. Lo mismo q' fema. 

Femé, v. Hacerme. || Quier femé, quie- 
re hacerme. 



FERR 



6o 



FBL 



Fender, v. Entreabrir sin separar les 
dos metades; fender ye mas q'resquiebrar 
y tiéndese á la fuerza y con corte. 

Fendidura, f. Hendidura. 

Fenoyu, Feniculum. J. Ll. V. Ze- 
noyu, 

Ferber, v. fierbe V agoa eñ el puche- 
ru al fueu, fierbe la tierra, fierbe el mostu, 
fierbe la sangre de los rapazones. 

Ferbiella, f. La q' da el asma y la 
muerte. 

Feria, f. El mercado que se celebra en 
día de fiesta determinado, generalmente 
para la venta de ganados. || Feria, la épo- 
ca de la abundancia y sazón de las firutas. 

Ferida, f. Herida. 

Feridor, m. El que hiere. 

Ferieru, a, m. El que va á negociar 
en una feria. || Los vecinos de Siero son 
muy truximanes, amigos de ferias. 

Ferir, v. Herir. 

Fermosura, f. Hermosura. 

Fernán, n. Femando. 

Fernandez. Apellido. Hijo de Fer- 
nando. Ferdinandus. || Se conocen las 
casas de Fernández Barbao, Fernández 
Cueto, Fernández de Córdoba, y tienen 
por blasón cinco flores de lis en campo 
azul. 

Ferrada, f. Cubo de madera con aros 
de hierro, en que las mujeres, colocándolo 
en la cabeza, llevan el agua de las fuentes 
á las casas. En Gall. se llama sella. 

Ferradura, f. Herradura para las ca- 
ballerías. II La parte magra del jamón. 

Ferrar, v. Herrar los zapatos y las ca- 
ballerías. II Puente los Fierros y Ponferra- 
da, que es lo mismo, tomaron el nombre 
de los hierros con que fueron enlazadas 
las maderas con que estaban construidos 
los puentes. 

Ferré, m. Ave perteneciente á la tri- 
bu de los halcones, orden de las de rapi- 
fia. Falco nisus. 



Ferrefles, f. El triángulo de hierro 
que acompaña á las músicas. 

Ferreru, m. El herrero. 

Ferreiru, m. V. Ferreru, Tineo, 

Ferrnflu, m. La herrumbre, orín. 

Feryidillu, m. Vino férvido con azu- 
ere pa espantar el friu, q' se toma á cuar- 
tarones. 

FeryoUar, v. El puchera que fiervc 
con munchu raiu faciendo espuma, fervo- 
11a y esquita el caldo. 

Fesoria, f. Azada, azadón. 

Fiar, V. Confiar. || Isti xatu non se fia. 
No confío en que viva. 

Fiáseu, ca, m. Hijastro, hijastra. 

Fiédei, V. Fiédei el mocu. 

Fiel, f. La hiél. 

Fieros. Echar fieros, ronques ó fanfá- 
rronaes. 

Fiestexera, f. Moza fiestexera, non 
quier Uunes. 

Figar, f. Higuera. Hay figares de San 
Xuan y Miguelines. 

Figaredo, fteus. Santa María de Mu- 
ries, un cuarto legua de Candamo, cinco 
de Uvieu. J; Ll. 

Fila, f. Tertulia, reunión de mujeres 
que pagan á escote el sain del candil para 
hilar las noches de invierno. En estas re- 
uniones los sábados entran los mozos. 

Filandango. La que camina y va 
filando. II Filandango me voy, filandango 
me vengo, etc. 

Filandon. Fila concurria de muches 
mozes i q' toes dan daqué p' el candil. 
V. Fila. 

Filau, m. El llino q' dempues de pues- 
tu en la rueca fíxose filu col fiísu, y les 
madexes d' esi filu y tamien la tela q' se 
fai con isi filu. 

Filar, V. Hilar lino ó lana. 

Filera, es, f. Viga de poco grueso. || 
Hilera. 

Filiquin, os. Hilos pequeños. 



t 



FOG 



6i 



FON 



lila, os, m. Hilo. F. FU. 

FilTan, m. Hilván. 

Finea, m. £1 primer bolo de la hilera 
que está al lado del cuatro. || Propiedad 
de poca extensión que suele formar parte 
de nna casería. 

Fincar, v. Permanecer una cosa en 
un sitio, da fecho, hincar y apretar. 

Fisga, f. Harpón. L. Honpago. F. Har- 
pon. 

Fisga, f. £1 grano de la erga después 
de ravilada, que también se llama escan- 
da, por lo que se supone importado del 
Norte. Es grano fino, que da buena hari- 
na y un pan blanco y de mejor gusto y 
menos seco que el de Castilla. 

Fita, f. Fija. 

Fitar, V. V. Acotar, Asegurar. 

Fita, m. Mojón, hito. V, Fimu, 

Fiu, a, m. Hijo, hija. 

Fiucia, f. Confianza. S. 

Flaire, m. Fraile; bajo esta denomina- 
ción se conocían también los monjes, que 
se consideraban como más ilustrados. 

Floca. Juego de Aviles. 

Floxeda, f. Falta de fuerza , y así dizse 
floxu al que non tien fiíercia ó non ye tra- 
bayador y al desmanganiau. 

Floxa, a, adj. De pocu gobiemu, des- 
manganiau. 

Fo, V. Fué. II Exclamación producida 
por el mal olor. jFól ¡Qué olorl 

Fócete, m. Hoz chica de mano que se 
emplea por los muchachos ó las mujeres 
para segar á la mano. L. Falx. J. Ll. 

Focica, m. Ye el del gochu y traenlu 
a cuentu pa llamar el de la xente, q'non 
lo ye, q'ye boca. 

Foe, V. Fué, || Fo fecho, filé hecho. 

Fofo, adj. La madera, la carne y la 
xente q'non tien el apertau natural y q'está 
floxa dizse fofa. 

Fogar, f. El fogar con calamieres non 
lu tenin mas que los vecinos. 



Fogar, es, m. Hogar. || Con esta voz 
se hacía el catastro para el repartimiento 
de caicas, contando el número de vecinos 
por el número de fuegos. 

Fogaza, f. Hogaza, pan de cuatro 
libras. 

Foguera, f. Hoguera. || Verbena don- 
de se quema rozu, hay xigantes y volado- 
res y espicha de toneles y munches co- 
ses fees q'non son para cuntaes. 

Foise, V. Fuese. Aviles. 

Fola, f. Ola. Houle. V. Vagay Cachón. 
J.Ll. 

Folgar, V. Holgar, estar ocioso. 

Folgosu, adj. Alto, ventilado, separa- 
do, aislado, alegre, fértif. 

Folixa, f. Alegría, baile, fiesta. || La 
canaya ye muy amiga de folixa. 

Folla, f. £1 lodo depositado en el fo- 
lleru. II La arcilla mojada que en días llu« 
viosos cubre la superficie de los malos ca- 
minos, dificultando el paso. || La tembla- 
dera que se forma con la misma. 

FoUeru, m. £1 hoyo ó bache que por 
la calidad del terreno se pone lodoso y 
escurridizo de manera que ensucia los 
pies del transeúnte y enloda los ca- 
rruajes. 

Follicu, m. Abolsado, que hace plie- 
gues como una bolsa. || Fuelle pequeño. 

Follón, adj. Cobarde, tahúr, fullero. || 
Follón, el pedorrero, flojo de muelles. 

Fomos, fostes, foren, v. Fuimos, 
fuistes, fueron. Llanes. 

Fondigaes, f. Fondures. || Hondona- 
das. 

Fondigonada, f Hondonada. 

Fonduxe, f. Bolsu con pocu fonduxe. 

Fongada, f. Hondanada pequeña y 
lodosa. 

Fonte, f. Onde se cueye agoa curiosa 
pa matar la sede y demás menesteres de 
la vida. 

Fontica, f. Fuentecilla. 



FORR 



62 



FRA 



Fora, adv. Fuera. 

Foramos, foraes, f oran, v. Fuéra- 
mos, fuerais, fueran. Llanes. 

Fórasaca, f. Terreno pequeño , antes 
abierto^ que se cierra, ampliando con él 
una heredad contigua. Llanes. 

Foreau, m. Palo terminado en dos 
puntas á modo de horquilla ó en tres for- 
mando triángulo. Las puntas son prolon- 
gación del mismo palo unas veces, de hie- 
rro otras. L. Furco. J. Ll. 

Foreia, f. Fuerza. 

Forcu, m. Medía del polgar y el ín- 
dice estendíos y abiertos. 

Forgaxa, xes. f. Las que arranca el ce* 
pillo del carpintero en forma de rízos^ 
que los otros pedazos llámense estielles. 

Feria, f. Ligereza de vientre. L. Fo- 
ria. J. Ll. 

Formientu, m. Fermento. 

Formiga, f. Hormiga. 

Formig^em, m. Sitio donde se re. 
unen las hormigas para almacenar sus 
provisiones y criar. 

Forna, f. De siete galipos, lo que ne- 
cesita un vecin pa una semana. V. Fomo. 

Fornica, f. Hornilla; homo pequeño. 

Forniellada, f. La reunión de muchos 
fomiellos. 

Forniellu, m. Hornillo que se hace 
de tapiñes y malezas para quemar la tie- 
rra y abonarla. V. Borrón, L. Fumículo. 
J. Ll. 

Fóronse, v. Fuéronse, se íiieron, de 
dise. 

F ornu, m. £1 que sirve para cocer la 
borona ó el pan. L. Fornax. 

Foroflosa, f. Una cosa comía de la 
polía ó del orin. 

Foroftu, m. Ye la polía cuandu guarez 
en la madera y ponse esta foroñosa y car- 
comía. 

Forroftoso, adj. Lo que tiene hollín ó 
está averiado, viejo. 



Fortigaeira, f. Con este nombre non 
hay Uugar; lo que hay ye Ortígueira de 
San Martín de Molinas, á una l^foa de 
Coaña y diez y ocho de Uvieu. L. Urtica, 
según J. Ll. 

FortuiLOsa, a. Afortunado, que trope- 
zó con la piel de la culiebra. 

Foru, m. Fuero, contrato que desde d 
siglo XVn se introdujo para dar al lleva- 
dor el dominio útil, mediante un canon, á 
lo que contribuyó el aumento de pobla- 
ción, que metió á cultiyo los montes, y la 
pobreza del propietario, que no podía ha- 
cerles habitación. 

Foruftosa, a, adj! Apretado, misera- 
ble. V. Furuñon, 

Fosemos, fósedes, fosen, v. Fuése- 
mos, fueseis, fuesen. Llanes. 

Foy, V. Fui. Aviles. 

Foya, f. Hoyo grande. || Hoyo destina- 
do á homo de carbón. || La íojk de Si* 
món, la carbonera de Simón. 

Foyan, adj. Pandeao en dalguna poza 
ó íoyvi. 

Foyaelu, os, f. Tortilla de harina y 
huevo endulzada con miel, que se come 
para antroxar y en los bautismos. || Tan- 
tarantán foyuelu, dixo la vieya al vieyo. 
V. Casadielles, 

Foz, f. La hoz de palo largo. V. FoaU, 

Fozar, v. Hozar. || £1 cerdo con el ho- 
cico foza, revolviendo la tierra. 

Frade, m. V. Freru^flaire. 

Fradar, v. Desmochar un árbol cor- 
tándole las ramas por cerca del tronco, 
quitándole la guía. 

Fragaria, f. Planta anual, hojas pal- 
mado-cortadas; crece en las tierras secas. 

Fraguar, v. Fragua la cal hidráulica y 
la mezcla de cal y arena al secarse y en- 
durecerse. 

Franqueza, adj. Franqueza, desaho- 
go, libertad. 

Fraftir, v. Cascar avellanas, nueces y 



FUE 



63 



FUR 



todo lo que suene al cascar. L. Frange. 
J.U. 

Frayar, v. Magullar á golpes. 

Freba, f. La fibra; las de los vege- 
tales son tan flexibles en Asturias, á cau- 
sa de su clima templado y húmedo, que 
se emplean las cañas del roble como 
cuerdas. 

Frecha, f. Flecha. 

Frencha, f. Cosa nueva, sin estrenar. 
A.C. , 

Frender. V. Frañir. 

Frera, m. Hermano, corredor de igle- 
sias, que pide para un santo que lleva en 
una urna. || Alredor del santu^ come el fre- 
ru descansau. 

Fresa, f. Fruto rojo y refrescante, la 
más común de hechura de pifia, si crece 
en los jardines; pues cuando es del bosque 
se llama miruéndanu. 

Fresnedo, m. Fresno. L. Fraximus. 
J. Ll. Pueblo del concejo Cabranes. 

Fricar, v. Llanes. Lastimar pie ó mano 
con un martillazo mal dado, cogiendo los 
dedos entre las hojas de una puerta ó por 
otro accidente análogo. V. Frayar, 

Friera, f. Fiera, apellido asturiano. 

Frixól, m. Judía de color, que se em- 
plea para las vigilias. Se pronuncia la x 
suave. 

Friolenta, adj. Friolento. 

Fuegu, m. Fuego. 

Fuelga, f. Las horas ó días de descan- 
so. II Los días de jarana y diversión. 

Fuelgues, f. Huelgas, días de des- 
canso. 

Fuelg^, m. Tener ganes de rebrincar 
por estar folgau. 

Fuelgu, m. Descansu. || Fuelgo nel río^ 
remanso. 

Fuelle, m. Para la cocina, para la fra- 
gua. II Fuelle, saco hecho de la piel de un 
calsirito que sirve para llevar granos al mo- 
lino y traer harina, jj Fuelle, pliegue en la 



piel ó en la ropa. || Fuelle, órgano sensual 
de la hembra. || Aqui güele á fuelle vie- 
yu, etc. 

Fuera, adv. Al q' está dientru echa, 
lufuera; ye de fuera, el q^ no ye del 
lugar. 

Fuera, foras, fora, v. Fuera, fueras, 
fuera. Llanes. 

Fuese, foses, fose, v. Fuese, fueses, 
fuese. Llanes. 

Fueu, m. Fuego. 

Fueya, es, f. Hoja de árbol, de maíz, 
de papel. L. Folium. F. Feuille. 

Fuxir, V. Huir. || Fuxe q' os demás 
quedan fechos carbones. 

Fui, del verbo ser, significa fué. Fuisti, 
fuiste. Fuemos, fuimos. Fosteis, fuisteis. 

Fuina, f. Cuadrúpedo enemigo de los 
gallineros. 

Fumazu, m. Faise confoguera de paya 
ó balses pa espantar ó cazar alimafies, y pa 
secar morcielles y Uonganices. 

Fumeru, m. £1 sitio que ahuma, del 
que sale el humo. 

Fumo, m. Humo. 

Fundir, v. Dise pa baxo, fundise el 
suelu, fundise la casa, fundise lo q'.nada, 
fundir el caudal en sin sustancia. 

Fundu, m. £1 solar de una familia, 
de una hacienda, el principio de una 
cosa. 

Furacu, m. Ye lo mesmo que buracu. 
L. Foramen. J. Ll. 

Furado de furar. Monte furado, agu- 
jereado, con túnel. j| Furen los ratos y 
otres animalies que viven en buraques ó 
furacos. 

Furo, m. Orificio. 

Furon, m. Hurón. 

Furtaes. Á les furtaes, expresión ad- 
verbial, con vueltas, con malicia, con pi- 
llada. 

Furtar, v. Hurtar. || Furtar la güelta, 
ye escaezese, sumise. 



GAF 

Furufton, m. Grufíóii; avaro, mísero. 

Fusada, f. Lo que se hila en una no- 
che. II Lo que la hiladora puede colocar 
como máximum en el huso. 

Fuscu, adj. Fosco, sucio, manchado. 



64 GALL 

Fasu,m. Pa filar co la rueca; pa el 
llagar. £1 primeru ye de palu é d' marfil, 
el últímu ye de nogal y tamien de umé- 
ru pa apertar la viga so la masera, aga- 
rrando el sobigafíu. 



o 



G. Letra numeral que tenía el valor 
de 400, y con una tilde 400.000. Conso- 
nante que con las vocales e é / se con- 
vierte en X, 

Gabita, f. Yunta que suele ponerse de- 
lante del carro en las subidas y detrás en 
las bajadas para que ayude á la de lanza^ 
y por lo regular este servicio se presta de 
vecino á vecino. || Echar la gabita es fra- 
se que se emplea para significar el auxilio 
ó protección que el que puede, presta al 
necesitado. 

Gabita, f. Cadena de fierro que, firme 
por un extremo en el yugo de la yunta de 
bueyes delantera, con el gancho del otro 
extremo se une al yugo de la pareja de 
lanza. 

Gabita, m. Gancho de palo ó de 
fierro. 

Gaceta, f. £1 papel que publica les 
noticies. || La muier amiga de cuentos y 
mentires. 

Gachu, m. £1 que lleva la cabeza baja, 
que no mira de firente. || £1 vacuno que 
tiene las puntas de las astas hacia el suelo. 

Gadafta, f. Guadaña. 

Gadaflar, v. Segar con guadaña. 

Gadaftu, m. Guadaña. V. Gadaña, 

Gaf ez, ees, f. Enfermedad. || Mala dis- 
posición de los animales venenosos y da- 
ñinos. 

Gaf u, a, m. Ponzoñoso, fiero, irritado. 

Gafara, es, f. Culiebres, sacaberes, sa- 
pos y los animales venenosos ó que muer- 



den, así como las personas que no tienen 
caridad para con el prójimo. 

Gaiasciencia, f. Desde el siglo xn 
se desarrolló gran afición á rima. Los Pro- 
venzales, cantando en su lengua d'oc, ex- 
tendieron ésta y la afición á la poesía, que 
llamaban gaia sciencia. 

Gaiola, f. Cárcel, encierro. 

Gaita, f. Dulzaina. Se compone de 
un fiíelle del tamaño y figura de una ve- 
jiga grande, de un puntero con que se da 
aire al fuelle, un clarinete chillón en la 
parte baja del fiíelle y una trompa de fa- 
got en la superior, para hacer el acompa- 
ñamiento. 

Gaitera, m. £1 tocador de gaita es la 
alegría de las fiestas de aldea, en la igle- 
sia y en la romería. || Xente d'Uvieu, tam- 
bor y gaita, pa dicir q' ye amiga de fi)- 
lixa. 

Gaxa, m. Pedazu de pan ó borona, 
arríncau coles manes. 

Galafre, m. Listo, artero, tragón. 

Galmión, na, adj. Melindroso, mi- 
moso. 

Galocha, es. Madreñas gastadas sin 
talones ni clavos. 

Galopios. Correr á los galopios, ir muy 
aprisa. 

Gal vana, f. Pereza, molicie, cansan- 
cio y fatiga. 

Gallega, m. Natural de Galicia, y le 
dan el nombre de maruxu. Los mozos de 
parada eran sjempre maruxos. 



GAR 

Gallega, m. Vendaval, viento del 
Oeste. L. Cauros. F. Vent d'aval. V. 
Cierzu. 

Gallineta, f. Ave perteneciente á los 
zancudos longirrostros. V. Arcea, 

Gambaa, m. Piernas torcidas, ar- 
queadas. 

Gamón, m. Planta medicinal. || Aspho- 
dele. 

Ganar, v. Conseguir interés ó utilidad 
en los n^ocios ó empresas. L. Lucrari. 
F. Gagner. 

Gandaya, f. Xente de pocu valer, fol- 
ganzanes. 

Gaftidn, os, m. Los ladridos y aullidos 
de los perros, que se desgañitan ladrando. 

Gaflin, adj. Egoísta, reservado, re- 
traído. 

Gaftipos, m. Añicos. || El traje hecho 
guifiapos. 

Gaftipu, os, m. Andrajo, roto, inser- 
vible. 

Gaftir, V. Estar impedido de tragar ó 
de gritar por haber comido ó gritado mu- 
cho. L. Gannire. 

Gaftitos. Una cosa se hace gafíitos 
cuando se rompe. — ^V. Gañipos, 

Gaftote, m. Piscuezu, más por dientru 
q'por fuera, y más delantre q'detras, y ye 
onde está el pasa-pan. V, Cerviz. 

Garabatu, m. Apero de labranza he- 
cho de hierro, que sirve para remover es- 
tiércoles y malezas. 

Garamatear, v.La busca que fai el ga- 
nao enes rames de los arbores per Agosto. 

Garaftuda, f. La tierra endurecida y 
llena de raíces. 

Garapiellu, m. Jirón de tela ó papel 
acabado en punta, de que se hace uso en 
tiempo de broma colgándosele á hurtadi- 
llas á algunas personas y se llama rabo. || 
También se llaman garapiellos las cucas 
de maíz y las varas de hierba. V. Cara- 
pieihi. 



65 GARR 

Garapiñera, as, adj. Dulce y agrada- 
ble como un helado en época de calor, ó 
como un sorbo de tabaco colorado y to* 
mado en garapiña. 

Garapifteros, adj. Güeios garapiñe- 
ros, que plasman, que sorben el xuiciu. 

Garbu, os, m. Leña menuda. 

García, n. de p. C. de Gorvera. Ape- 
llido conocido. 

Garduña, f. Mustela, foina. Se cría en 
los bosques y se avecinda en las habita- 
ciones, donde acaba con las aves y los 
huevos. Es de la familia de las martas. V. 
Fuina, 

Garete. Ir al garate, es ir sin guía ni 
dirección. 

Garñella, f. Garfio de hierro cuya 
punta por uno de los lados termina en un 
cazo pequeño' que se emplea para sacar 
caldos y catar salsas. 

Garños, m. Los añales de la planta y 
arboles. || Los virtios que se yos corten pa 
inxertar. 

Gargallu. V. Gargüelu. 

Gargüelu, m. Laringe. || La parte de 
madera de las duelas de las pipas ó tone- 
les que sobresale á la ranura donde enca- 
jan las cabeceras. 

Garles, f. Fiemes llargues y ñaques. 

Garitin. Diminutivo de garitu. 
V. Gaxu, 

Garitn, m. Zoquete de pan ó borona. 
V. Gaxu, 

Garma, f Pendiente muy escarpada 
y de difícil acceso en la ladera de un 
monte. V. Peña, 

Garulla, f. Reunión de rapazucos ó 
mezcla de nueces, castañas ó avellanas, y 
hasta otra clase de comida. || Gazoña. 

Garza, f. Garza real y común. || Orden 
de los zancudos cultirroslros. || Árdea ci- 
nérea. 

Garrapata, f. Animales pertenecien- 
tes al orden de los aracrioideos traquia- 



/ 



GAV 

les. II La de los perros, ixodes vicinus. || La 
de las ovejas, reduvius. V. Carrachos^ 

Garrar, v. Echar mano, agarrar. 

Garrida, m. Apuesto, galán, bien plan- 
tado. 

Garroftes, f. Cañas de argoma enre- 
dadas y llenas de espinas. 

Garrotiar, v. Llanes. Majar en la 
era la espiga del trigo, para que suelte el 
grano con unos palos de á vara de largo, 
pendientes por medio de pequeñas cuer- 
das ó correas de otros mayores que hacen 
de mangos. V. Mayar. 

Garrotiador, ora. Llanes. £1 que 
toma parte activa en un garroteu. Fór- 
manse en dos hileras, cara á cara, descar- 
gando los golpes sobre las espigas á com- 
pás y alternadamente. 

Gasayosu, sa, adj. Agasajador. 

Gastaftaga. Apellido distinguido de 
familia con título de marqués. Por la ter- 
minación es asturiano, pero en este caso 
debió haber sufrido la trasformación en su 
primera letra de ^ á ^, y en la penúltima 
áedág, de lo cual tenemos ejemplo en 
cangrena y otros. 

Gatera, f. Agujero que se hace en la 
parte inferior de las puertas para la entra- 
da y salida de los gatos. 

Gatu montes, m. Felis catus. Gato 
es una de las voces que San Isidoro con- 
sidera como del fondo primitivo de Es- 
paña. 

Gau, m. Llanes. Ave del tamaño de 
la paloma y de color blanco y negro al- 
ternados. 

Gayiella, f. Pequeña pirámide que se 
forma en las tierras con los maíces, ya suel- 
tos, ya atados en haces, al tiempo de la re- 
colección. V. Cuca y garapieUu. 

Gariota, f. Gaviota, pájaro marino 
palmípedo longipénes, el más voraz de las 
aves. La especie más chica se llama pa- 
viota. 



66 GOL 

Gayada, f. Ligera porción de hierba, 
paja ó cosa semejante alzada con €l forcau. 

Gayaspera, as, adj. Señera, vistosa, 
adornada, maja, compuesta, buena moza. 

Gayata, m. Probé porñau saca gaya- 
tu. II Zoquete. Uvieu« 

Gayan, m. Pescado pequeño de mu- 
chos colores. || Gayau. p. p. Adorno, guar- 
necido. 

Gayón, m. La rexa del llavi^gu q' se 
espeta ena tierra. 

Gayu,.m. Caña de árbol. 
La coruxa en Carba3ru, 
Anda de gayu en gayu. 

Gaznatada, f. Golpe dado con la ma- 
no debajo de la barba de alguna persona. 

Gazuza, f. Gran deseo de comer. L. 
Válida fames. 

Ge, pron. Se usa en lugar de se, en la 
escritura, y se escribe con g. 

Glayar, v. Quejarse, llorar á gritos. || 
Cántico de los glayos. 

Glayii, os. m. Pájaro que abunda donde 
abundan los plantíos de frutas. || Torda 

Gocha, f. La puerca, la cerda, la hem- 
bra del gochu. II Les naranxes de la gocha 
son les agries. 

Góchigos, m. plur. La leche de la vaca 
recién parida. Llanes. V.Pttchigos y Cu- 
lliestru, Akc. 

Godoxu, m. V. Vericios de los que se 
hacen escobas para barrer cuadras y gra- 
neros, ó piornos, como dicen los gallegos. 

Goxa, f. Cesta que llevan las mujeres 
en la cabeza con la carga del mercado. 
Es fuerte, de dos asas y de ripias de cas- 
taño; la carga usual es de arroba, pero 
suele llegar á dos; las redondas hechas de 
mimbres se llaman cestos. V. Maniega, 
Macón y Fctxu, 

Golar, V. Los rapacinos y les muyeres 
preñaes golen si ven comer duce y ay 
q'daios la preba; al cebar ganao golen si 
danyos aunos ya utros non. V. Enaguar. 



GOR 



67 



GRA 



Golei, ▼• Golei los calientes. 

€toler. V. Oler. 

Goleta. Embarcación pequeña de dos 
palos, muy usual en la costa cantábrica. 
Céltico, goélette, nave ligera. F. Goélette. 
También es n. de 1. C. de Pilona. 
. • Gtolf araeS) f. Les que faen los rabio- 
nes al apertase contra les peñes, q'facen 
surtár el agoa, (]['fai golfaraes. || Las que 
se echan por la boca de viento ó de agua. 

Ctoiondrin, m. Pescado de forma re- 
dondeada. 

Golyer, v. Volver, dar la vuelta, re- 
petir. II Gárrate Periquín, q'güelven allá. 
L. Volvere. F. Toumer. 

CKimitar, v. Vomitar, arrojar. 

Gumita, m. Vómito. 

Góncia^ m. Son los que tienen les puer- 
tes y les ventanes pa fazeles rodar. 

CUinzalez, m. Apellido asturiano que 
llevan los Alegres de Oviedo, los Díaz de 
Cangas de Onís, los Valdés Pumarino de 
Candas, los Llanos de Luanco, los Ríos 
de Oviedo, los Longoría de Grao, etc. 

CUirbeza^ f. Ramita de brezo. 

Gorbera, m. Gorberu sin moyar que 
non piense ena cuyar. V. Gorgüeru. 

Gordor, m. £1 espesor, el grueso de 
algún objeto. 

Gorda, adj. £1 que está roUizu está 
gordu y nidiu que mete mieu. || Martes 
d gordu. II £1 gordu del tocin. || Cortar 
pelo gordu ye cortar á lo anchu. || Gor- 
du de la pierna: la pantorria. F. Gras de 
jambes. 

Gorgoia, m. Gorgojo. L. Curculio. 

Gorgoxar, v. Gargajear. 

Gorgolar, v. £1 agua al brotar del 
manantial, gorgoia. || La voz del cantan- 
te hace gorgoritos. V. Gorgoüar. 

Gorgollar, v. Facer gorgoUos y fallos 
él agua al esnidiar per encima de les pie- 
dles y debídese y al fuxir íái un son. V. 
Gorgolar. 



Ckirgollos, m. Los ruidos que hace 
el agua del arroyo al deslizarse por enci- 
ma de las piedras y las burbujas que és- 
tas mismas levantan^ y lo mismo sucede 
con el agua cuando hierve y á la gente 
cuando hace gárgaras. 

Gorgatir, v. Respirar débilmente pro- 
duciendo un ligero murmullo. 

GoroUu, m. La .fariña al fazer les fa- 
rrapes aplegase y fai bolines y ansina en 
to lo q'se amasa y queden goroUos. 

Goruyu, v. Fnguruyar. 

Gotera, f. La de los techos, las que 
caen de las canales rotas dentro de te- 
chado, la que cae de cualquier destila- 
ción. II Gota y pequeña gota, goterina. 

Gotiar, V. Caer un líquido gota á gota. 
II Lloviznar. 

Goyin, m. La parte aguda del picón 
que sirve para sacar piedra y romper 
en las mismas bocas para introducir la 
barra. 

GoyOj n. Gregorio. || Goyos se llaman 
los hoyos de la cara. V. Foyo. 

Gozon. Concejo de Gozon. Gauzon. || 
Gaucio, gozo, alegría, pues desde el río 
Abono al de Ferreria, que comprendía 
el territorio ó alfoz del famoso castillo, 
la tierra es frondosa y alegre. 

Grao, n. de p. y de C, La voz primi- 
tiva fué grau, como en catalán, Gall. y 
Port. Su significado en este caso es el de 
paso, escalón ó vado del río. L. Fscalera. 

Grana, f. Los granos de trigo y de 
maíz, y en general toda semilla fari- 
nácea. 

Grancero, adj. Terreno grancero lle- 
no de raíces de zarzaparrilla y otras 
plantas. 

Graada, f. Rasa abierta, más alta que 
la vega y de mayor extensión y de terreno 
pedregoso como de aluvión. 

Grandiza, adj. Se aplica á los terre- 
nos fríos y pedregosos con guijo grueso. 



GUA 



68 



GUE 



Granduca, adj. Grandedta. || Esta ra- 
paza ta granduca. 

Granxar, v. Fazer meyor la cosa, 
arrimay arrodeos, arbores, muries, tapar 
boleres, cuchar. Aumentar el útil, fazer 
ganancies. 

Grayar, v. V. Glayar. 

Grilla, f. Mentira, embuste. 

Grilla, m. Grillo, insecto ortóptero sal- 
tador. II Grilus campestrís, es el que los 
muchachos buscan para la grillera. 

Gromu, m. Ramito de argoma. 

Giia. Capital de Sumiedo. V. Güarico, 

Güaxa, f. Comiolu la güaxa. || £1 co- 
cón. 

Guanta, f. Golpe en la cara con la 
mano abierta. 

Güaftin^ m. Segador de oñcio, proce- 
dente del concejo de Colunga ó sus ale- 
daños. 

Guapamente, adv. El mélicu diz del 
enfermu va guapamente. || Va bien, y el 
maestru diz del rapaz que tamien va gua- 
pamente. 

Guapear, v. Echársela de valiente, de 
buen mozo. 

Guarar, v. Estar un ave sobre los hue- 
vos para empollarlos. 

Guardiar, v. Guardar vigilando. 

Guarecer, v. Proporcionarse modos 
de comer, jj Vivir y mantener pobremente 
la familia, si se trata de personas, y de 
piaras, rebaños y vacadas si de animales. 

Guarico, m. Pastor de vacas. 

Guarir, v. Curar, sanar. 

Guarnéscola, Adornar, jj Robustecer, 
autorizar. || 1252, concordia entre Saha- 
gún y Dueñas, dice D. Alfonso X: Lóola, 
et confirmóla, et con mió seello guarnés- 
cola. 

Guarnir, v. Ensanchar, engordar, guar- 
necer. 

Guarniu, adj. Robusto, fuerte, ancho, 
gordo. II Habilitado de menesteres. 



Guaya, f. Llantu, lamentu. V. GUUar. 

Guchu, m. Cerdo, cochino y persona 
sucia, física ó moralmente. 

Guedeyes, f. Melenas despeinadas, 
mechones de pelo. || Madejas de hilo mal 
hechas. 

Güe, adv. Cuanta güe, cuanto hace. . 

Gtte, m. Buey. L. Bos. 
Guedexes, V. guedeyes^ 

Güedia, f. Buedia. Cav. 

Güeia, V. Vuela. || Güela el paxaru, 
fuxó del ñeru. 

Guelu, m. Abuelo. 

Gfielta, f. La vuelta. 

Giienes tochuras Buenas locuras. 

Giieno, adj. Lo güeno gusta á tos: la 
xente güeña tien mucha estima. 

Güefta, f. Río que baja de Covadonga 
y cruza el concejo de Cangas de Onis. || 
Puede signiñcar canal estrecho, como los 
que llevan las aguas á las aceñas. Portu- 
gués, Güela. 

Gfieru, m. El güeu que non tien po- 
Uu, el que se fai ágoa. || El sesu floxu que 
non descurre, q' non entama na por si. 

Guerrear, v. Hacer la guerra. L. Be- 
üare.F. Faire la guerre. 

Gfiertu, m. Huerto. 

Gttesa, i. Sepultura, osario. 

Güesera, f. El lugar donde se deposi- 
tan los huesos que se extraen del cemen- 
terio. V. Güesa, 

Giiesu, m. Hueso. 

Güéspede, m. Huésped. 

Giiéstia, f. Procesión nocturna deñna- 
dos que forma parte de la mitología popu- 
lar asturiana. || La aparición de los muer- 
tes. O. G. Ghost. J. Ll. 

Guetar , v. Andará la gueta ó acechan- 
do cuando el viento arroja al suelo casta- 
ñas y nueces, que en ausencia del dueño 
son del primer ocupante, ley que se ob- 
serva sin estar escrita y que suele costar 
algunos garrotazos. 



I 



69 



lEL 



Gfieyada, f. Ojeada, seña hecha con 
los ojos. 

GfieyaeSi f. Mraes á escondíes, gui- 
fiaes faciendo la seña del tres. || Coses da 
mores, de bobos ó de pillos. 

Grfieyu, 0S9 m. Ojo, órgano de la vi- 
sión. L. Oculus. F. CEil. 

Guiada, f. Palu de ablanu llargu, mas 
gorda dabaxu que darriba y con ubleru á 
la punta q' ye pa mandar y guiar los 
gües. II También fué medida de tierra. 

Gmchada. V. Guiada, Pajares. 

Gruindal, f. Guindo, árbol que da la 
guinda silvestre ó agria y la garrafal; es de 
la íiunilia de las rosáceas. Cerasus capro- 
niana. 

Guindar, v. Colgar, poner pendiente 
algo de un davo, de una rama de árbol. || 
Guindóse, se fastidió^ se ahorcó. 

Guirindola, es. f. Adornos super- 
finos. II La chorrera de la camisola. 

Guisa, f. Fixose la guisa^ arreglar ó 
desarreglar á un. 

Guleta^ f. V. Goleta. \\ Canal estrechu 
que da entrada á puertu ó baía. 

Guftu, m. Broto de una semilla, yema 
de un árbol. V. Gtiañu. 

Gurg;utar, v. Fazer gurgutos. jj Morrió 
sin gurgutar, sin dicir oste ni moste, 



como non quixo morrer el Sor Valvidares. 

Gurrion, m. Pájaro que se mantiene 
de granos y orugas; anida por lo regular 
en los aleros de los tejados. || Tringilla 
doméstica. V. Pardal, 

Gurrion, m. La hembrilla en que en- 
caja el gancho de la bisagra, para que 
pueda girar la puerta ó ventana. 

Gurrumina, f. Arruga, vieya. || Una 
vieya gurrumina, tien atrás una tranqui- 
na, pasa ye, el que non la devina, bu- 
rruye. 

Gusana, f. Cierto gusanillo que los 
pescadores cogen á orillas del mar para 
ponerle de cebo en los anzuelos. V. Xorra, 

Gusano de luz^ m. Luciérnaga. L. 
Cicindela. F. Verluisant. 

Gusarapu, os. m. Los pequeños ani- 
males que se crían en el agua. Diatoméas. 
Guardafuentes. 

Gusmia, f. El que anda á la gúsmia, 
oliendo donde guisan. 

Gusmiar, v. Atisbar, goler onde 
guisen. 

Gustóme. ^Gustóte? 

Guyetes, f. J. F. Los cordones del 
justillo, por los extremos de los mismos 
que van envueltos en hoja de lata para 
introducirlos por los ojetes. 



I. Letra numeral que signiñcaba uno, y 
con tilde 100. 

I. Artículo masculino: Npm. £1, illi. 
Gen. D' illi, d' ellos. Dat. A illi. Acu. Al, 
r, lo. Abl. Per illi, per lo, con lo. — Ar- 
tículo femenino: Nom. La, illa. Gen^ De 
la, d' illa. Dat. A lá, á illa,. Acu. La, á 
illa. A31. En la, con illa, d' illa. 

I, adv. Perí, por ahí. 



I, adv. Allí. 

Iban, n. Juan. Xuan. 

Ibei. Juego de escondite. Al ibei. || A 
que non m' encuentres, jj Ibei, por ubei, 
ubi, donde. 

le, Íes iera, v. Es, eres, era. 

leldu, m. Peces chiquitos que cogen 
los pescadores en la playa y que les sirven 
por mazizar en la pesca. 



IND 



70 



lUS 



Igaao, adj. Compuesto, arreglado. 

Ig;uar, v. Componer, restaurar, unir 
voluntades, igualar. 

Igaarico, m. Vaquero, pastor de va- 
cas. II Se llamaron así los guardadores de 
los ganados, por ser un servicio que se re- 
partía con igualdad entre los mozos del 
Ilugar. V. Oua. 

Ixada, f. Espina de pescado, || Tam- 
bién significa punzada. 

Ixena, n. de p. y C. C. de Onís, doce y 
media leguas de Oviedo. 

Ixuxú, m. Grito que se da para llamar, 
para poner alerta, para alegrar. Era grito 
de alerta. 

Ilesia, f. j^lesia; hay muchos pueblos 
de este nombre en los Concejos de Gijón 
y Castropol, y es el apellido que se ha 
concedido á los expósitos que ingresan en 
el hospicio; como á los de la Habanana, 
D. Jerónimo Valdés, Capitán general y fun- 
dador del de aquella ciudad, les dio el 
suyo. 

Ulan, m. Julián. 

Imprensa, f. Les lletres de molde. 

Impricipiar, v. Principiar. 

Incensa, m. Incienso. 

Inclán, n. de p. C. de Pravia. || Ape- 
llido conocido con casa en Pravia y en 
Aviles y que dio hombres de importancia. 

Incha, V. Hacer fuerza á la hincha, á la 
una, metiendo el cuerpo de modo que se 
hinchen las venas de la firente. 

Inchar, v. Hinchar y quedarse repleto. 

Inchente, f. Pleamar, llena. 

Inda, adv. De ahí, mas, otro sí. 

Indiana, m. £1 individuo que marcha 
á América y regresa con dinero. || Se dice 
indianu del filu negru^ al que vuelve con 
poco dinero. 

Indinu, adj. Indigno, picaro. 

Indirgar, v. Endosar, ver con cuidado. 



Infesta, f. Especie de retama. 

Infanzón, adj. Hidalgo, lo mismo rico 
que de gotera. 

Inflesta, n. de p. Se encuentra en los 
concejos de Pilona, Teverga y CastriUón. 
II También es apellido de familia. 

Inflan, adj. Engreído, hinchado. 

Infiestu, Capital de Pilofia. || Einhies- 
to, alto, levantado. V.A'/?te y Penga. 

Inflar, v. Llenar daire un fudle, un 
pellejoi, una vexiga é Ínflalos, jj Inña, ra- 
paz, qüier decir incha, agüeca los papos. 
Les fabes y les farrapes inflen la barriga. 

Ingazu, m. Instrumento de pradiar, 
que es un rastrillo de madera. 

Inglete, s. m. Línea diagonal. 

Inguanzo, n. de p. C. de Labiana. |[ 
Apellido asturiano conocido. 

Inxenin, m. Fuerza natural, ingenia 
II Máquina, por lo regular de gnerra. 

Inu, m. Himno patriótico ó de alaban^ 
za á Dios. 

Inguiyoca. Equivocación. 

Inrritar, v. Irritar. V. Irritar. 

Insertar, v. Injertar. 

Inslertu, s. m. Injerto. 

Intrialgo, n. de p. C. de Onís. || Ai>&> 
llido asturiano que se pronuncia Intrialgo 
y Entrealgo. 

Intrépete, m. Intérprete. 

Inriar, v. Inviólu de propiu á Vemue- 
ees y de alli invíen toos los dias pa q' la 
invíe daq'. 

Inyiernar, v. Pasar el invierno, per- 
trechado, acuartelado, en sitio aprop6si- 
to y elegido de antemano. 

Invierna, m. Invierno. 

Iftigo, m» Ignacio. 

Irado, adj. Airado. 

Isi, esi, pron. Ese. 

Isti, pron. Este. 

laso, adv. Abajo, debajo. 



XAR 



71 



XER 



X. En el bable no se conocen los so- 
nidos de la j Y de la x^ y en su lugar 
hay uno muy parecido al de la ch fran- 
cesa y al de la sch alemana, cuyo sonido 
se representa con la x^ que antiguamente 
llevaba una diéresis. Esta razón nos ha 
movido á colocarla en este sitio, puesto 
que viene á suplir la/, con la que escri- 
ben algunos los nombres de los pueblos 
desnaturalizándolos, y lo mismo digo de 
los que para lo mismo usan de la h, 

Xabali; m. Jabalí. 

Xabalina, f. La hembra del jabalí. 

Xabiel, n. Javier. 

Xadiella. Sericus. J. Ll. 

Xaguar, v. V. Enxagüar, 

Xalon, n. de p. C. de Tineo, parro- 
quia de San Martín de Xedrez, que los 
secretarios de los ayuntamientos hicieron 
hace afios Jalón y Jedrez, por parecerles 
más político. 

Xambre, m. Tejido de colores para 
sayas. 

Xana, f. Ninfa imaginaria de la mito- 
logía popular. 

Xangada, f. Balsa. || Mala partida. 

Xaragu, m. Pez. 

Xaramicu^ m. Lloro, lagrimeo con 
suspiros. 

Xaráyia, f. Lluvia menuda y suave 
traída por la brisa. 

Xaraz, n. de p. Santa María de Me- 
redo. Vega d^ Kibadeo. 

Xarazar, v. Granizar sin fuerza. 

Xarcelei, n. de p. Santa María de 
Xarcelei, C. de Tineo. 

Xarda, f. Caballa, piescao. 

Xareya, v. Esta puerte xareya, porq' 
la marcación tira pa un Uau y la puer- 



te pa utru , como les cruzes del xareyu. 

Xareyu, m. El enstrumentu para facer 
les madexes con les fusaes del ñlao. 

Xarga, f. Jerga, tela de urdimbre 
gruesa. 

Xarrapiezu, adj. Enriedosu, vocingle* 
ru. II Feo. 

Xarrear, v. Escanciar. || Beber con ex- 
ceso. 

Xarru, a. Jarro de barro, plata ó lata 
con asa. || Si es alto y estrecho es mascu- 
lino, y si tien barriga y dos ases ye xarra. 

Xastre, m. Sastre. V. Al/ayate, 

Xatera, f. Pequeño cercado que suele 
haber junto á las cabanas para guardar los 
jatos^ mientras sus madres pastan por el 
monte. 

Xata^ a, m. La cría de las vacas antes 
de llegar al grado de nuviellu. 

Xayola^ f. Casa provisional ó de poca 
importancia. V. Chavola, 

Xeladura, f. Sabañón. L. Pernio. F. 
Engelure. 

Xelu, m. Hielo. 

Xemes , adv. Una vez, de xemes, en 
cuandu. Alguna vez, de cuando en cuan- 
do. Voz citada por Cav. L. Semel. || Xe- 
me, s. Significó en singular la medida de 
un palmo. 

Xenial, adj. Xeniu. 

Xenrru, m. El mariu de la fía. || Ye 
güenu el xenrru, q' mexa pe la paré de la 
casa. 

Xera, f. Ocupación, cuidado, jj Ye lia- 
bor que non paga la xera. 

Xeta, f. Labios gruesos, salientes, for- 
mando hocico. 

Xerigonza, f. Jerga, confusión. || 
Enríedu de palabres. 

7 



XIX 



72 



XIZ 



Xeringa» f. Lavativa. || Martes, el gor- 
du denantes,tirabense güevos y xeringues. 

Xeringar, v. Meniar, secudir. || Mia 
Manuela,comuxer inga la saya. || Xeringar 
los arboles pa coyer manzanes ó píeseos. 

Xibia, f. Piescao y marisco á la vez. 

Xiblar^ v. Silbar. 

Xiblatu, m. Silbato. 

Xiblin^ adj. Muchacho ñaco y del-, 
gado. 

Xiblia, m. Silbido. 

Xico, a. n. Francisco, ca. 

Xidrina, f. Cosa de poco precio, xente 
de pocu rixu. 

Xidrino, adj. Se dice del muchacho 
que tiene frío, que está medio helado. 

Xiga, f. Piedra chiquita y redondeada 
de materia cuarzosa. 

Xi gantes, ones. m. La ñgura de un 
moro ó de un peregrino cargada de pól- 
vora, col truenu gordu na cabeza, qué- 
mense nes fogueres q' facen les viésperes 
del Cristu Candas, Llugas, Covadonga y 
utros. II Xigantones: ombrones de cartón ó 
de argadiellu, y si son muyerones^ llamen- 
Íes madames; llevaos per xente, bailaben 
en les ñestes grandes^ e non se usaben 
mas que en los Ilugares q' tenin votu en 
Cortes. 

Xigomencies, f. V. Xerigonces. 

Xixa, f. Non tien xixa, es insustancial. 

Xixia. Nombre que en lo antiguo se 
dio á Gijone, hoy Gijón. || Dice el muy 
entendido D. Daniel Cortázar que puede 
venir del griego Xifias, que quiere decir 
en forma de espada, ó de Xifíon, también 
griego, espadaña. Por mí parte sólo digo 
que en Portugal hay la villa de Xira, 
quiere decir, ermitaño, solitario, y en Sie- 
ro el lugar de Xixum, en San Martin de la 
carrera. 

Xixilistron, adj. Hombre estrafala- 
rio, extranjero, vendedor ó comprador de 
efectos. 



Xixu, m. Juicio, sentido. Se usa mu- 
cho en femenino. 

Xilu, a, n. Gil y Gila. 

Xilledo, n. de 1, en Ceares, C. de Gi- 
jón. Apellido asturiano. 

Ximielgu, adj. Sacudida, meneo. 

Xinero, m. Enero. 

Xinoyu, m. Rodilla. || Xelu tras de 
llovíu nieve hasta el xinoyuL 

Xintar, v. Comer de mediodía. 

Xintu, n. Jacinto. 

Xiraldilla, f. Baile de la villa en días 
de romería. Hacen rueda hombres y mu- 
jeres juntos, á diferencia de la antigua 
danza prima, cantando coplas, por lo re- 
gular disparatadas, y con un estribillo 
bailable como este: «Giralda, giraldilla, 
que no hay más Giralda que la de Se- 
villa,» que dio nombre al baile, jj Una co- 
pla. Aquí está D. Víctor y el Conde, don 
Eustoquio y D. Anselmo, el Sr. Cura la 
Villa, y Rato con D.* Silverio. Los astu- 
rianos cantan y rezan en castellano. La 
cántica más antigua de este baile era: 
«Cantaba la páxara pinta á la sombra 
dun verde limón; con les ales esparce les 
rames; con el picu derriva la flor. Aire 
cuandu veré á mi amor, aire cuandu le 
veré yo. Salga usted á bailar^ etc. 
• Xiraldes, m. Cohetes y voladores. 

Xirar, v. Dar güeltes alredor. 

Xirigata, f. Diversión de voces y 
ruidos 

XiriinLÍq[uiar, v. Lloramiquear^ lagri- 
mear por poca cosa. 

Xirlngüelu. m. Baile de parejas con 
tambor y gaita ó zanfonía. Tiene figuras 
complicadas de mucha agilidad y muy gro- 
seras. V. Fandango. 

Xiron, es, m. Tiras, jirones, pingajos. 

Xiz, m. Tiza, piedra blanca natural 
ó artiñcial. Se usa para apuntar en piedra 
ó tabla y para escribir en los encerados y 
pizarras. Port. Gir. 



XUL 



73 



Xorra, f. Lombrices que se sacan de 
las peñas que cubre la mar, para meter en 
los anzuelos de la cafia de pescar. 

Xoye, n. de p. C. de Xixon. Toma 
el nombre del templo que en el Cabo de 
Torres levantaron á Júpiter los romanos en 
memoria déla conquista de Asturias, según 
las Aras Sextianas, que procedentes de este 
templo se conservan en Garrió , casa del 
Sr. Conde de Pefíalba; este monumento 
se erigió el año 762 de Roma, onceno de 
la Era Cristiana. Jove, familia distinguida 
que tiene su fundo en Gijón,y es Jove Lla- 
nos, Costales Jove, Ramírez Jove, Jove y 
Hevia, Jove Huergo, Alvarezjove, que dio 
en letras, ciencias y milicia hombres como 
Jovellanos. Tienen por armas el Ave Ma- 
ría. En él uso diario se pronuncia Xode. 
XoVera, m. Overo, color de caballo 
amarillo ó dorado claro. También se sue- 
le tomar por el color pío. V. Overo, 
Xuaco, a, n. Joaquín. 
Xuan. Xuanon y Xuanin. Juan. 
Xuasús. Jesús. 
Xudiu, m. Judío. 
Xueu, m. Xuegu, enriedu. 
Xuez, m. Llamaban así en general, al 
encargado de decidir las causas civiles y 
criminales; en particular se llamaban sa- 
yones, merinos, etc. 

Xugeria, n. de p. Santa María de 
Quinznagas. Pravia. 

Xugon, m. Yera prenda pa vestir ornes 
y muyeres; ya non ye mas q'pa estes, y ye 
pieza de mangues yde tela de colores. 

Xugu, m. Yugo. En portugués y ga- 
llego se llama canga, y lo mismo sucede 
en Andalucía. 

Xuxa, f. Chicha, sustancia. 
Xulia, f. Doncella. || Cierto pez de co- 
lor sonrosado. 
Xulio, m. Julio. 



XUS 

Xiincal, n. de p. Santa María de Rio- 
sa. C. de Riosa. De aquí viene el ape- 
llido de Uñcal, el de Junquera y el de 
Xunquera, famoso autor del Diccionario 
bable, que no llegó á imprimirse. 

Xuncir, V. Uncir, 

Xunclcra, f. Junquera. 

Xunio, m. Junio. 

Xuno, m. Diablo. J. F. 

Xunquera. Lugar de juncos. V. Xun 
olera. 

Xunta,f.Junta,reuníón. || Xunta de ra- 
badanes, muerte de obeya. L. Concilium 
F. Junte. 

Xuntar, v. Fazerun, de lo q'esta dése- 
parao. V. Axuntar, 

Xanto, adv. Junto. 

Xura, f. La xuray proclamación. Cas 
tilla y Asturias por el Rey D. Alfon- 
so Xin, á quien las Cortes extranjeras de- 
signaron como tal, al contestar la notifica- 
ción de la subida al trono. ' 

Xurgar, v. Hurgar. 
Xurgon, m. Tranco con que se hurga 
el combustible en el horno. || El que se 
emplea para hurgar en el río é impulsar 
las truchas hacia el butrón. V. J^asa, 

Xurgonazu, m. Golpe dado con el 
xurgon. 

Xuro, m. Significaba el juro de here- 
dad; el derecho vinculado, perpetuo de su- 
ceder en propiedad ó empleo . 1| Xuros 
yeran los vales riales y los quedaba la 
xunta del Prencipau. 

Xurra, f. Miembro viril. V. Minga, 

XurrascarjV.Zurrascar. || Zurrángame 
la menua , ye un jueu para esparcer el 
friu. 

Xuscu, m. Chusco, gracioso. 

Xusta, f. Vistió la chaqueta y venial 
xusta, muy preta. 

Xusticia, f. Justicia. 



LAM 



74 



LEC 



L. Letra numeral con valor de 50, y 
con tilde de 50.000. 

La, art. f. La muyer casa. || La vertu, 
la caridá. 

Labia, f. Buen decir para convencer 
ó engañar. || Gramática parda. L. Facun- 
dia. 

Labiada, f. Botánica. Flor de una pie- 
za entera por la base , y que por arriba 
se reparte en dos á manera de labio . || 
Es apellido asturiano de familia conocida. 
Labra, f., n. de p. C. de Cangas de 
Onís. Apellido de familia de proceden- 
cia romana, que cuenta con hombres dis- 
tinguidos en letras y armas. 

Labrar, v. Por fabricar. L. Laborare. 
F. Travailler. V. Llabrar. 

Lacena, f. Estante embutido en la pa- 
red, con destino á la guarda de comesti- 
bles y servicio de mesa. 

Lacial, adj. Lazo que los albéitares 
aplican al befo de los animales para po- 
derles operar. 

Laciu, adj. Sin fuerza, mal color, pelo 
lacio, flechudo, que no se riza. L. Marci- 
dus. F. Flasque. 

Lacha, adj. £1 que no tiene juicio ó 
carece de formalidad. 

Ladera, f. Las pendientes en las fal- 
das y lados de montes y colinas. Tam- 
bién se llamaban laderas las vías fluviales. 
L. Clivus. 

Ladra, f. Ladrona. || Grito del perro. 
L. Latratus. 

Lago, n. de p. en los concejos de Ti- 
nco, Allande, Valdés, Parres y Castrillón. 
También es apellido asturiano. 
Lain, m. Fiavio. 
Lamedal, m. Terrenos en los que el 



firme está muy hondo. V, Llamargues y 
Margolles, L. Lutorus locus. . 

Lampar, v. Relampiagar de fame. An- 
dar hambriento, lleno de curiosidad. 

Lamprea, f. Es pez de río y de mar; 
la primera Petro mizonfluviatilis^ y la se- 
gunda Peiro mizon marinus» L. Muraena. 
F. Lamproie. 

Lancia, f. Lanza, n. de ciudad que 
debió de estar situada donde hoy se en- 
cuantra Valencia de Don Juan, y que los 
romanos destruyeron después de haberla 
tomado á los astures que se habían refu- 
giado en ella, como en el último baluarte 
de su independencia. San Isidoro, voz 
primitiva. 
Landor, v. Alabar, adular. Ant. 
Langreo, n. de C. Langrón en Gal!. || 
Hombre ñaco, macilento y haraposo. || En 
lo antiguo dice que se llamó Laqueyo, 
que en griego significa apacible y deleito- 
so. II También en gallego langrear es pe- 
dir limosna, y en el concejo de Boal hay 
un pueblo que se dice Langrave. 

Laña, f. Grieta. || {Bona lañal || Sujeto 
de poco crédito. || Especie de grapa de 
hierro. . 

Laudemiu, m. Derecho del 2 por 100 
que el forista dueño del útil paga al sefior 
del directo, al verificarse la venta sin ha- 
cer uso del tanteo. L. Laudemíum. 

Laviana, n de C. Su significado puede 
ser el de tierra elevada entre montafias. 
L. Labia. L. T. Labbia. 

Lebranchu , m. Lebrato , liebre de 
cría. II Persona lista y avispada. V. Züf- 
bratu, 
Lebrillu, m. V. Vedriu. 
Lechen, m. Lechón, le pagaban los 



LES 



75 



LIM 



caseros en lo antiguo por Navidad, como 
parte de renta. L. Porcus. F. Cochon. 

Leira, f. Pedazo de tierra de labor. V. 
Embelga. 

Leira, f. Heredad labrantía de peque- 
ña extensión, cerrada 6 finsada. V. Faza. 
II £n una escritura del convento de mon- 
jas de Asadur, del afío de 1 221, se encuen- 
tra la donación de dos leiras. M. R. 

Leiras, n. dep. Concejo deTaramun- 
di, y como diminutivos Leireilla. C. de 
Valdés, Leirú C. de Castropol, y Leirusa 
C. de Tineo. || El significado de estos 
nombres es el de Fazas^ tierras de labor 
de poca extensión y con límites señalados. 
Lo que pruébala antigüedad de la división 
de la propiedad en Asturias. 

Leíu, V. I^ído. II Ten cuenta, q' ye 
muyleíuy escribíu. 

Lelu, a, adj El desmemoriado, reblan- 
decido, falto de reflexión. 

Lena, n. de C. Por ser llana y abun- 
dante, está bien claro y se suena, me cua- 
dra el nombre de Lena. No estoy con- 
forme con este significado, puesto que Lena 
no tiene más llano que las tierras que lin- 
dan con el río. El nombre debe de signi- 
ficar fertilidad, aliento, brisa, de las que 
habla el Dr. Casal, que bajan á nuestros 
valles de las montañas, y especialmente en 
los atravesados por los ríos. L. T. Aliento, 
huelgo. L. Lenis. 

Lende. Lende Castiello, n. de p. C. 
de Valdés, significa linde del castillo, y por 
ese orden Lendepefía del mismo concejo, 
Lende Quintana del C. del Navia, y Lende 
Iglesia del de Boal; y como este otros mu- 
chos de AUer, Candamo, etc. 

Lentegil. Especie de helécho que se 
cría en los ribazos, cuya raíz se estima mu- 
cho para curar los quebrados. 

Ler, V. Leer. Pretérito líi. V. Solliviar, 
Les, art. en lugar de las. Les más, les 
peres. 



Letor,m. Lector. L. Lector. F.Lecteur. 
Letura, f. Lectura. L. Lectio. F. Lect ure. 
Levante, m. Nasciente. L. Oriens. F. 
Levante. 

Libra, f. Con este nombre había mo- 
nedas de plata y de cobre. En el Fuero Juz- 
go se hace mención muchas veces de la 
libra de oro, de la onza y del sueldo de 
oro, pues los godos, habían regulado su li- 
bra por la romana de doce onzas y setenta 
y dos sueldos. Del Fuero Juzgo traducido 
se deduce que contaban también por tre- 
mise, que venía á ser una tercera parte de 
la onza, y por siliquia, que correspondía á 
una vigésimacuarta de un sueldo. La libra 
carnicera en Asturias es de veinticuatro 
onzas. 
Lición, f Lección. 

Liendre, es, f. Liendre. Pediculus 
humanus, semilla del piojo. L. Lens. F. 
Lente. 

Lienzo, m. Tela de hilo. || Se llama 
crudillo cuando tiene su color natural. L 
Tela. F. Toile. 

Lixa. f. Piel de diferentes peces, que 
por lo áspera y dura sirve para pulimen- 
tar la madera. La familia de los Squalus, 
en la que se comprende la gata, el perro 
y hasta el tiburón marinos, es la que su- 
ministra esta piel. 

Lixadura, f. El mal fechu en los güe- 
yos per un Ilixu. || La que fai el carpinte- 
ru al pasar el pelleyu pe la madera. 
Lixeru, adj. Ligero. L. Levis.F. Léger. 
Lila, f. Lila vulgar ó común, siringa 
vulgaris; florece por Abril, puede em- 
plearse para setos, y llega á ser maderable 
y útil para la ebanistería. || También se 
cultivan las lilas de China y Persia. 

Limaz, m. Caracol, limaz, limax agres- 
tis. No tiene concha, es herbívoro y her- 
mafrodita, pero se juntan dos para fecun- 
dizarse. En el invierno se oculta en la tie- 
rra y se adormece. V. Babosa, 



LLAB 76 

Limoii) m. Citrus limonium, limón 
agrio que se produce en toda la costa. 
Además de esta especie, el cidrón ó ci- 
trón y la lima se cultivan con éxito, espe- 
cialmente la primera. 

Lin, a, m. Rapaz, muchacho. 

Linde^ f. Línea que separa y divide 
los terrenos de dos propiedades, de dos 
derechos^ de dos acciones ó de dos juris- 
dicciones. V. Linderu. 

Linderu, adj. £1 derecho de linde, el 
que señala entre dos ó más una línea, los 
puntos determinados, los rumbos, la cer- 
ca, los mojones, etc. V. Linde, 

Lino, m. V. Llino, || También hay mu- 
chos nombres de pueblos derivados de 
este nombre, como Linar, Linares, Line- 
ra, en los concejos de Pravia, Lena Bel- 
monte, Onís, Tineo, Salime, Gijón, etc., 
porque en lo antiguo era mayor el cultivo 
de esta planta. 

Liña, f. La línea, la cuerda de albafíi- 
les y mamposteros. L. Linea. F. Lignée. 

Liñeru, m. El que cultiva ó vende li- 
no. II £1 que está en la línea que linda con 
otro. 



LLAC 



Lifios, m. Piezas de madera que en los 
tejados de los hórreos se colocan desde él 
aguilón á la viga formando filas. 

Lirio, m. Hay lirio cárdeno, iris ger- 
mánico; el amarillo, iris pseudo-acorus; el 
de Florencia, el espadafial azul, etc., y to- 
dos se cultivan y producen espontáneos. 

Liyianu, a, adj. Ligero, inconstante, 
de poco peso. L. Levis. F. L^er. 

Lorza, f. Ye la q'se fai á la saya en re- 
dondu per baxu por q'ye llarga ó pela 
meta pa fazela más guapa. 

Lúa, f. Santa Lúa, Santa Lucía. || La 
fonte de Santa Lua^ que fai la xente agus- 
ca. II En Gall. y Port. significa luna y guan- 
te respectivamente. 

Luengo, adj. Cosa larga y cosa lejana. 

Lugo, m., n. de 1. C. de Llanera, 
ant. Lucus. Significa bosque. 

Lugones, m., n. de 1. C. de Llanera. 
Bosques grandes. 

Lugre, m. Cierta clase de buque pe- 
quefío con aparejo especial de tres palos. 
Costa Cantábrica. 

Lustre, m. Betún para poner brillante 
] el calzado y los correajes. 



Ll 



Ll. Letra doble y consonante. En lugar 
de //, usan ch en los A, C. 

Llábana, f. Piedra plana de grano ó 
caliza que se extrae de canteras especiales. 

Llabianes, f. Flavianae. J. Ll. V. La- 
viana. 

Llabiegu,m. Arado. || Llabiegu aradoi 
da la etimología de labrador. L. Aratrum. 

Llábiu, m. Labio. L. Labium. 

Llabor, es. m. Trabajo, tarea, obliga- 
ción. L. Labor. 

Llabrar, v. Trabajar la tierra con el 
arado. || Preparar la madera para la edifi- 



cación acoplándola, esquinándola. L. La- 
borare. 

Llacéria, f. Miseria, lepra. 

Llacéries, f. Miserias y penas. 

Lláciu, adj. Flojo, enfermo, pálido. V. 
Lacin. 

Llacon, m. Brazuelo de puerco. || Bo- 
cado exquisito, fresco y estofado, y cuan- 
do salado con verdura. 

Llacuada, f. Comia abundante de fa- 
ves, morciella, pates de gochu y oreyes. 
Se aplica con especialidad á las comidas 
de la clerecía. 



LLAN 



n 



LLAR 



Adiós plaza del fontán, 
consuelo de mi barriga, 
donde por dos cuartos dan 
faves, tocin y morcilla. 

Lladera, f. Ladera, costado, lado pen- 
diente de alguna montaña. 

Lladin, adj. Ladino^ gañin. Lladin^ 
dim. de Llau. 

Lladrales, m. Laterales. || £1 marco 
del carro que sujetan los estadofíos. 

Lladrar, v. Ladrar, gritar, avisar. || 
Peña Uadra. 

Llagafta, f. Humedad viscosa que 
expelen los ojos. 

Llagosta, f. V. Llangosta. 

Llagues, f. Úlceras. Son muy frecuen- 
tes en este país las úlceras de las piernas 
y muy difíciles de curar, ya provengan 
de causas interiores ó de golpe, rascadura 
ó herida, y como dijo Casal, la picadura 
de una mosca suele en este país importar 
tanto como en otros la de un escorpión. 

Llaguna, f. Laguna. 

Llamargues, f. Se usa en plurad. Se 
llaman llamargues los terrenos de monte 
húmedos ó anegadizos en los que se hun- 
den los pies. V. MargoUes. 

LlambedizU; f. Cosa duce como ca- 
rambelu pa los fíenos ó ferbidillos pa la 
tos y los romadizos. 

Llamber, v. Pasar la llingua per algo. 
II Él perru y el gatu pa beber llamben. 

Llambionada, f. Faila el llambion 
con les golosines queriéndoles toes pa si. 

Llames. Apellido de familia conocida; 
tiene su fundo en San Martín del Mar, en 
Villaviciosa. 

Llámpara, f. Lapa, crustáceo que vive 
adherido á las peñas. Cocida es comes* 
tibie. 

Llamuerga, f. Amurca.. Lodo sucio 
y fétido como el que se encuentra en las 
callejas estradas. 

Llana, f. Lana. Se conocen la blan- 



ca y la negra. Las dos son inferiores. || 
También significa llano y llanura, y en 
este sentido se encuentran lian, llana y 
llanas en los concejos de Castropol, Vi- 
llaviciosa, Pravia, Onís, Lena y Labiana. 

Llanera, n. de C. Viene de Llanura, 
lo mismo que Llaneces, llanos pequeños, 
y lo mismo que Llanes, n. de C. 

Llangosta, f. Lango3ta. Crustáceo. 
Palimurus homorus, muy abundante en 
la costa de Cantabria. 

Llano. Apellido de familia distingui- 
da que usa además el de Ponte y tien su 
solar en Aviles. 

Llanos. Apellido conocido en la his- 
toria del Principado. Esta familia está en- 
lazada con la de Ruíz Gómez y con la de 
Suárez. 

Llantao^ m. Sitio plantado de árbo- 
les. II Plantío. 

Llantar, v. Plantar arbores. 

Llantén, m. Plantago mayor. Es plan- 
ta astringente y febrífuga que se cría en 
las praderías. 

Liantes, m. Las plantas de guisantes ó 
de cualquiera otra leguminosa. 

Llantones, m. Grandes plantíos de 
árboles. 

Llanyiar, v. Envidiar la comía, los 
petites, papasaiyos la llingua, como al 
roscón de la Soledá. V. Golar y En- 
aguar, 

Llanviotada, f. Dar con la llingua un 
pase sobre daq' q* gusta munchu, pa tas- 
tialo bien. 

Lianza, v. Llanzar. || Pelayu entós, 
como al rayu, que llancia la tempesta. 
Batalla de Covadonga. 

Llapará, f. Llamarada. 

Llapareta. Término convencional para 
llamar la lengua. Gijón. 

Llar^ m. Lar. || El llar ye el fogón. || El 
sitiu donde se tiza, el fundu de la casa, y 
esti ye en el suelu, enriva están les cala- 



LLEV 



78 



LLON 



mieres y colgando destes, el pote. L. La- 
res. Climactares. F. Crémailléres. 

Llargar, v. Largó, se marchó. Tra- 
tándose de venta signiñca ceder. 

Llarg^utosa, f. Lagartija agilis, parda 
cenicienta; y la verde Lacerta víridis. 

Llata, as, f. Los mechinales de Uparte 
alta de la casa. Los lefios por labrar con 
que se forma el techo de una cabana para 
cubrirle después con paja ó tojo. Planta. 

LIau, ON, m. Costado, lado del cuerpo 
de derecha á izquierda. L. Latus. F. Cote. 

Llayía, es, f. Unos tarugos de madera 
que se colocan en la punta de las pértigas 
del carro, donde se sujeta el yugo con el 
sobcu. II También significa clavija. 

Llebratu, m. Lebratillo. L. Leporinus 
catulus. F. Levraut. V. Lebranchu, 

LlochOj f. Leche. Leche caliente y 
presa, que es la que se cuaja. 

liefifrar, v. ¡Nolon llégrome vete! El 
diañu. Canella. 

Llexa, f. Cosa que nota como les bo- 
yes de corchu, que sostienen las redes. 
Origen celta. 

Llondar, v. Guardar los ganados cuidan- 
do á la vez no hagan daño en sembrados y 
plantíos y para que no pasen los linderos. 

Tilendo. Dir á la Uende al sitiu onde se 
llenda. L. Limes. 

LleAa, f. Ramas de árbol y troncos 
hechos bastillas para el fuego. 

LIoAi. Llanes. V. LUña. 

Los pastores en Belén 
todos juntos van por llena, 
para calentar al fíefíu 
que nació na noche güeña. 

Llora, f. V. Letra. 

Llórela, f. Inercia. 

LlotroSn f. IMnxome dos lletres. Equi- 
vale á una carta. 

lilevantar, v. Le^-antar pesos, levan- 
tarse de la cama. || Calumniar. 

BleTantu, m. Calumnia. 



Lli, art. Le. 

Llibianu, adj. Ligero de peso. 

Llíer, V. Silabiar. V. LUer. 

Llixu, US, m. El lixu es una cosa te- 
nue, insignificante, que se introduce en 
los ojos ó cae en la comida ó sobre la 
ropa. V. Mota, 

Llimiagu, os, m. Limaz, caracoL 

Llimpiar, v. Limpiar, pulir, V. En- 
frescar. 

Lunares, m. Tierra dedicada á la 
siembra de lino, la cual se hace en trozos 
de medio á un día de bueyes. 

Llindar. V. Hendar, 

Llingua, f.La Uinguaylafablayla Ilin- 
gua pa falar la llingua y la fabla. V. Fabla. 

LliuO; m. Lino. El que se producía en 
Asturias daba la almexia tan preciada de 
las matronas romanas. V. Lino. 

Llires, f. Comadrejas. 

Llisgu, adj. Luscus, El bizco, el que 
padece estrabismo. 

Llobiua, f. Lubina, pez. 

LlDbu, m. Lobo, animal feroz de la 
raza canina, que se veía con frecuencia , 
pero que las escopetas de á treinta reales 
hicieron desaparecer. 

Llocántalo, m. Marisco. 

Llomba, f. Cuesta empinada y con 
barriga q' cuerre de un barriu á utru 
cierrando el valle y paez como estribu 
de utros montes de mas altor. 

Llombardá, v. Caerse de espaldas y 
de golpe. 

Llombos, m. Solomos. 

Llombu, m. Tercera división de la es- 
pina dorsal.' L. Lumbus. F. Lombe. 

Llondru, m. Rata de río; si es de mar 
se llama Acuarón. 

Llouganiza, f. Embutido de grasa y 
carne de puerco en tripa de vaca, y si es 
de sábado es hecha con menos esmero. 

Llongu, adj. Largo. L. Longos. Cav. 

Llonxe, adv. Lejos V. IMHU. 



MAC 



79 



MAC 



Llofte, adj. Lejos, á gran distancia. 
L. Longe. Cav. 

Lloramagar. Llanes. Y.Lloramiquear, 

Lloreda. Laurus, Uugar de San Salva- 
dor de Deba, Xixoñ; id. San Juan deTrema- 
ñesXixon^íd. San Juan de Villa, Corbera. 

Lloria, f. Vaca liona ó llorína, porq* 
da güeltes. V. Baca Uorina. 

Lloreu, m. Laurel. 

Llosa. Qausum, f. Pieza á labrantío 
cerrada sobre sí. 

Lloyera, f. Madriguera del lobo, sitio 
oscuro y sucio. 

Llnaneo, n de 1. Capital del C. de Go- 
zón. Significa lugar de abrigo para los na- 
vios, rada, bahía, puerto pequeño. Viene 
de Lu, síncope de lugar, y de anco, re- 
codo, lo cual viene de ankon, nombre 
que se da al músculo situado en la parte 
superior y anterior del antebrazo, afir- 
mándose que es vocablo griego, y de don- 
de también viene la voz manco, hom- 
bre de brazo encorvado; debiendo ad- 
vertirse, que Luanco está situado en el 
vértice del recodo que en aquel paraje de 
la costa hace el cabo de Peñas al arran- 
car sobre el Océano. 

Lluarca, n. de 1. Capital del C. de 
Valdés. Significa lo mismo que Luanco, 
lugar de abrigo para las embarcaciones. 
V, JJuanco. 



L lucir, V. Lucir. Non me Iluz, non y 
presta. Decía un famoso médico de Ovie- 
do, recetando á una parienta muy. román- 
tica, que tenía un grano en una nalga: 
«Unta el culo con aceite, que si non sana 
relluz.» II MuyUucío. 

Llucu, m. Loco. 

Llueca, f. Cencerro de pastor. 

Llueca, adj. Se dice así á la gallina 
que quiere ponerse sobre los huevos y á 
la que está sobre ellos. 

Llueo, adv. Luego, al momento. L. 
Statim. 

Llueta, f. Falto de genio, de energía. 
Un guruyu dárgomes ó de paya pa tapar 
un furacu y tornar la antrada. Tamien la 
Uiieta pue ser de llino. 

Lluéu, adv. Luego, al momento. 

Liuezo, adj. Hueco. 

Llugar, m. Llugar, Ilugares. || La Vir- 
gen de Llugas ó Llugares. 

Llumar, v. Levantar llama en la lum- 
bre del fogón, encender la luz. 

Llumaral, m. Romance á Covadonga. 
Que arden como un Uumaral. 

Llume, f. Lumbre. 

Lluna, f. Luna. 
Llunes, m. Lunes. 

Lluniegu, m. V. Olloniego. 

Lluyiesu, m. Divieso. También se 

dice Iliviesu. 



M 



M. Letra consonante y numeral, con 
valor de i.ooo y con una tilde, i.ooo.ooo. 

Má, f. Mi má, mi madre. 

Maca, f. La señal que tienen las frutas 
de las piedras de nube ó de haberse caído 
al suelo. Las cicatrices que dejan las lla- 
gas ó las heridas. L. Laesio. F. Meur- 
trisure. 



Maciu, ad. Descolorido, enfermizo. V. 
Lacio, V. Corripio y Corra, 

Macizar, v. Los pescadores macizan 
echando al mar raba, ieldu y tripas de 
otros peces, y de ese modo atraen la 
pesca á la red ó al anzuelo. Fortalecer un 
muro ó cualquier mueble de madera. 

Macón, m. Gran canasto de cabida 



MAI 



8o 



MAN 



de 4 á 6 fanegas de grano^ que sirve para 
depositar éstos y recoger las espigas en el 
campo, y se construye con un tejido de 
ripias de castaño ó de avellano. 

Mácula, f. Trampa, engaño. || Dizse q' 
tien macula aquello q' anda y no s' en- 
tiende el porqué se ménia. 

Macular, v. Poner sobrenombres, di- 
famar. 

Machorra, f. Estaca de un pie de lar- 
go, de poco grueso, aguzada por una pun- 
ta para que al ser despedida con fuerza 
por la mano, se clave en la tierra. || Se usa 
para jugar alpicu en roma, 

Macliurriar, v. Machucar los terro- 
nes. 

Madreselva, f. Arbusto muy oloroso 
que crece especialmente en los setos. . 

Madreña, es, f. Almadreña y zuecos. 

Magar. adv. V. Maguer. 

Magostar, v. Asar castañas al aire 
libre. 

Magua. V. Enaguar, 

Maguar, v. Apesarar, aflixir, tener en- 
vidia. Dizse que tien magua el ñeñu que 
ve á otro comer un carambelu y non y 
dan á él. || Maguase el que esta consentiu, 
si non y sucee la cosa como pensaba, y 
queda entos con magua. 

Maguer, adv. Desde. V. Magar, 

Magüestu, m. Junta de personas para 
magostar, por lo regular, á las oraciones. 

Maguetu, adj.^ Babayu, un pollo de la 
aldea. 

Maía» f. Matraca para convocar á las 
comunidades á capítulo en los tiempos 
antiguos. 

Maia, f. El xueu de la maya^ que de- 
bió ser como el de la piescar. || Maya, la 
señal de mando. || El instrumento que se 
emplea para apalear la espiga de trigo en 
las eras. 

Maiu, m. El que se emplea para ma- 
chacar les árgomes, que tiene una cuchi- 



lla. El que se usa pa romper manzanas, 
apertar cuñes y piedres. 

Maluca, es. f. Castaña reseca que en 
Castilla se llama pilonga. 

Maíz, m. Este grano lo trajeron los 
descubridores de América, el cual y el ca« 
sabe; les sirvió de alimento durante el re- 
greso. PoTtugal, Galicia, Asturias y las 
Vascongadas se mantenían de mijo, antes 
de cultivar este grano, que introdujeron 
las Sociedades Económicas. 

Maizal, m. La tierra sembrada y cu- 
bierta de plantas de maíz. 

Maxella, f. Mejilla. 

Maxiar, v. Facer el maxu. || Facer el 
visu. II Dir á vistes. || Facer el sor. 

Maxu, adj. Mozu^ currutacu, pasiador. 
II El que maxu busca, maxu mantien. 

Mal, m. Daño, enfermedad. 

Mala man. Mala rabia. 

Malateria, f. Casa destinada para los 
leprosos. 

Malbis, m. Ave negra con la pechuga 
y vientre blancos, alas largas, parecida á 
la golondrina. Canta muy bien. 

Malencolía, f. Melancolía. 

Maltraer, v. Tráelu á un de arriba pa 
baxo en sin sustancia y pocu atendíu. 

Mama, f. Madre. V. Má. 

Manada, f. De palombes, de gochos, de 
burres. V. Brañada, 

Manada, f. Fatu, rebaño, muchos ra- 
paces ó muchos animales. V. Brañada. 

Manales, m. Instrumentos para apa- 
lear la espiga para que suelte el grano. V. 
Maia, 

Manar, v. Correr el agua en la fuente 
ó en el manantial. || Los ojos también ma- 
nan lágrimas, y las heridas sangre. 

Mancar, v. Lastimarse, magullarse ó 
herirse en cualquier parte del cuerpo. || 
Mancóse, se lastimó. 

Mancorníáse, v. Lastimarse en la 
mano. Cav. 



MAN 



8i 



MAR 



Mandar, v. Ordenar, disponer, ofrecer, 
facer postura. || Mandóme cien ducaos, 
me ofreció cien ducados. 

Mandan, m. Encargo, recado, orden. 

Mandarria, f. Martillo grande para 
romper piedra. V. Zutron, 

Mandón, m. El jefe, el que manda, 
aquel á quien le gusta mandar. || Jefe de 
sociedad ó reunión. 

Mancar^ v. Lastimarse cayéndose ó 
golpeándose. 

Manera; f. Manera de hablar ó de ha- 
cer. II Bolsillo ó faltriquera en el traje de 
la mujer. || La abertura del mismo en la 
parte posterior. 

Manganilla, f. Engaño, fraude. 

Mangar, v. Poner mango á lo que le 
ha de menester. || Unirse la fruta por el 
peciolo á la cafia del árbol, como produc- 
to inmediato de la flor. 

MangaraO) f. Comida compuesta de 
pasta de castañas y leche, cocidas en el 
pote. 

Mangüan, m. Folganzan. 

Mangullon, adj. Haragán. || Comedor. 

Maniega, f. Cesta grande. Oviedo y 
Siero. 

Manillés, f. Brazaletes y argollas de 
las mujeres. 

ManiU) a, adj. La carne pasada que se 
ablanda y comienza á corromperse. 

Manxar, f. Cosa útil. || Non puedo fa- 
zer manxar d'illi. 

Mantega, f. Manteca de vacas. La de 
cerdo se llama grasa. 

Mantegueru, a, m. y f. El que vende 
manteca de vao^. 

Manto^ m. Traje con que las mujeres 
.cubrían y cubren la cabeza hasta la cin- 
tura; úsase comúnmente para asistir á los 
oficios divinos, como previene San Pablo 
que se haga, para que no distraigan la 
atención de los hombres, por lo que el 
uso del sombrero es contrario al propósito 



del apóstol. L. de San Isidoro, manto. 

Manzanal, m. Manzano. V. Fumar, 
Es apellido muy conocido. 

Mansolin, m. Diminutivo de manso. 

Maquila, f. Medida de granos, cuarta 
parte de un galipo. 

Maquilar, v. La operación que ejecuta 
el molinero para cobrarse la maquila por 
molienda. 

Marabayu, m. Cuerre el marabayu, el 
barullu. || La mezcla de hierbas, como le- 
chugas, berzas, espinacas, etc., que se 
echan á los puercos. 

Maraña, f. Enriedo. 

Maraflu, m. Llanes. V. Barallu, 

Marafluela , f. Pasta hecha de mez- 
cla de harina, huevo y azúcar, con la que 
se fabrican en Luanco esas roscas que 
figuran unas manos cruzadas, de donde 
toman el nombre. 

Marbiozu, os. m. Yerbas leñosas que 
también dicen garabanzos. 

Marea, f. El flujo del mar. jt La punta 
de marea, llovizna, viento flojo que á hora 
determinada viene del mar. 

Marf ueyu, m. Fotium. 

Margoiles, f., n. de 1. C. de Onís. 
Tierra húmeda^ pantanosa, tierra de fo- 
lla. II Apellido. F. Margouilles. 

Marica, f. n. de María. Marixuana y 
Marireguera, Maritornes. || La urraca. 

Marina, f., La playa y las tierras de la 
playa y de la costa. || Les Marines, la cos- 
ta entre Gijón y Tazones. 

Marinan, a., m. y f. Natural de les Ma- 
rines. 

Mariquitu, m. Hombre afeminado. 

Marirreguera, adj. Sobrenombre con 
que es conocido D. Antonio González 
Reguera, que en 1639 escribió en dialecto 
asturiano la más antigua poesía entre las 
que se conocen en bable. 

Maritornes, f. La moza de la venta, 
la que Cervantes ñzo famosa; quier decir 



MAU 



82 



MEL 



Maríona, moza allocada de les que non 
son manses y gústayos correr mundu. 

Maríu y muyer, m. y f. Marido y 
mujer. 

Marmullando, v. Las fontes están 
siempre marmullando. Aceval. Impresio- 
nes de Asturias. 

Marrano, m. V. Gochu. 

Marranu, adj. Falto de palabra, maldi- 
to, sin fe. L. Excomunicatus. F. Marranne. 

Marranu, m. Ye el gochin q'mama. 
V. Cuin, 

Marrar, v. Fallar, caer en falta, faltar 
el morrón. 

MarrucOj a. adj. Las personas de am- 
bos sexos que en las épocas de sallar y 
arrendar las plantaciones de maíz, salen 
de los caseríos á ofrecer su trabajo me- 
diante la comida y un pequeño salario, 
llevando como distintivo la azada. 

Maruxu, a. adj. De María^ aum. Ma- 
ruxona, dim. Maruxina. Es término ga- 
llego y portugués, y éstos llaman así á los 
marineros y los asturianos á los gallegos. 

Masera, f. La amasadera que sirve 
también de despensa. 

Matalote, adj. Dizse al que ye de 
buen querer y del caballo trotón y viejo 
mal aparejado, que manca al que le 
monta. 

Matamoros, adj. Valentón, quijote. 

Matas e,v. Por mortifícase. || Mátase un, 
rómpese el cuerpu y non medra na. 

Matraca, f. Instrumento de madera 
que se emplea en Semana Santa. 

Matraquear^ v. Dar matraca, cansar 
con ruidos ó peticiones repetidas. 

Matu, m. Matorral, sitio poblado de 
espinos, zarzas, heléchos, etc. 
Maurecer, v. Madurar. 
Maurieutu, a, m. Pan ó borona agria 
y con pelo. El pan ponse maurientu si 
se arde y lo mesmo faen la borofia y el 
panchón. 



Mayea, f. Ye un paxaru de la mar, de 
pelusa muy nidia, blanca y ceniza, que 
esfíala pocu y cálase munchu dientro del 
agoa pa piescar. 

Mayada, f. Campamento de pastores, 
sitio donde recogen y ordeñan los ganados. 

Mayadera, f. V. Duenm. 

Mayuques, f. Castañas secas. || Pi- 
longas. 

Mazarica, m. Ave de la costa, es acuá- 
tica y se mantiene en las playas. 

Mázeares, f. Máscaras. 

Mazeayu, adj. Simple, tonto. V. Ma* 
güetu. 

Mazelu, m. Ye donde se mata el ga- 
nao pa V abastu. 

Mecer, v. Misturar Ueche con agoa y 
utres miscolances; y ansina mecense les 
fabes, el trigo, el maíz, les tierres y los 
bienes. L. Miscere. V. Misturar. 

Mechinal, m. Buracu que se fái en d 
muriu pa chiminea, luz, escondite ó anda- 
miu. L. Trabis cavus in muro. 

Median, a, adj. A medio llenar. 

Medios, f. Cintas tocadas al Cristo de 
Candas ó Virgen de Covadonga que re- 
galan los galanes á sus novias. 

Medrar, v. Lleva medra el rapazin 
que crez y engorda, y lo mesmo dizse de 
los animales y les plantes. || El que crez 
medra, el que xunta hacienda medra. 

Meior, adj. Mejor. 

Mexar, v. Orinar. || Mexos y mexinos; 
orines. 

Mexau, da, m. y f. Orinado, meado. 

Mexielles, f. Mejillas. 

Melandru, m. Es el tejón, enemigo te- 
rrible del maíz. 

Melera^ f. Manzana dulce. 
Melguera, adj. Melosa, amable, dulce. 
Melgueru, m. Meloso. 
Mélicu, m. El facultativo, que las más 
veces no lo es, porque dan preferencia al 
curandero. 



■ N 



MER 



83 



MelUzu^ a, m. Gemelo. 

Mellon, m. Les herpes qui salen al ga- 
nao peí focicu. 

Membranza, f. Hacer memoria, re- 
cordar. 

Menazuela, f. Molleja. 

Méndez. Apellido asturiano, que tam- 
bién corre unido al de Vigo, y el que dis- 
tingue una familia que dio hombres ilus- 
tres á la patria. 

Menéndez. Apellido asturiano^ que se 
usa solo 7 acompañado de otros, como 
Menéndez Valdés Comellana, uno de los 
más antiguos del Principado. 

Menester, m. Ye lo que cada un nece- 
sita, y ansina los menesteres son munchos. 

Menguar, v. Venir á menos, estre- 
char, encoyése. 

Meniar, v.Movése dun Ilugar pa utru. |{ 
^Quier q' menie? Agárrese á la erva. 

Mentante, adv. Entretanto ó mientres 
tanto. 

Meollo, m. La miga áú'^2Ln.Y.Migayon, 

Meras, n. de 1. C. de Valdes. Apellido 
distinguido de Cangas de Tineo. 

Merear, v. Comprar. || Dir al merca- 
do, facer compres y ventes. || El dumingu 
en Uvieu, el Uunes en Ciafío, el martes en 
Siero, el miércoles en Villaviciosa, xueves 
en el Infiestu, viernes en Aviles y sábado 
enXixon. 

Merexildo, m. Hermenegildo. Voz 
goda, que viene de Ermangil, el que dis- 
tribuye los soldados. Aid. Orig., lib. 13. 

Meres, n. de 1. C. de Siero. Apellido 
conocido con solar en el dicho lugar. 

Merlotu, os, m. Piescadinos que se 
piesquen con la tarraya y anuncien el in- 
viemu. 

Meruéndanos, m. Fresas silvestres 
que se dan espontáneas en los ribazos de 
los montes. 

Memxa, f. Dinero, moneda. L. Pecu- 
nia. F. Monnoye. 



MA 

Meruxa, f. Yerba rastrera de hoja pe- 
queña, que sale en los campos cultivados 
y muy abonados. 

Mosmamento,adv. Eso mismo. || Pun- 
tu precisu. 

Mesmo, a^ pron. Mismo, misma. 

Mesón, m. Casa dedicada á hospedar 
pasajeros. No es término tomado del fran- 
cés como se supone, sino que fué común 
á las dos lenguas, y el bable alude á la 
mesa grande donde comían los huéspedes, 
y así no llama mesón á la casa grande, 
que le dice casón ó palaciu. || También se 
llamaron mesones los conventos donde 
había hospedería. 

Mesoria, as,f. Instrumento que se em- 
plea para arrancar las espigas del trigo, 
operación que precede á la de la siega de 
la paja, que no se trilla. El aparato consis- 
te en dos palos como dos palillos de tam- 
bor y una vaina de cuero para el índice 
de la mano derecha. Con los palos se apri- 
sionan unas cuantas espigas, y cogiendo 
unidos aquéllos por los extremos, se tira 
hacia arriba. 

Mester, m. Necesario. 

Mostranzos, m. Los restos de las es- 
pigas después de apaleadas y echadas al 
viento. 

Meta, f. Una cosa rompida ó quebrada 
en dos iguales, una ye la meta. 

Meta, f. Encontrar la meta, equivale á 
facer negociu. 

Metanes, f. Mitad. 

Metanos, de meta, adv. Metanes, me- 
tanes, pa dicir nel mismu mediu. 

Metaniques, f. Dim. de meta. 

Metanos, adv. Al pie, cerquita, junto, 
pared por medio. * 

Metantu, adv. Llanes. Mientres tantu. 

Metíu, V. De meter. Metido, encajado. 

Meyor, adj. Mejor. 

Mendia, m. Mediodía. 

Mía, V. Mira. || |Miá q' milagrul 



MN 

Miagar, v. Maullar. 
' Mialma, excla. I Almamíal I Ay mi almal 

Miániques, adv. Ciertamente, en ver- 
dad. ]Por mi almal 

Miarjf.Campodemijo. || Apellido pro- 
vincial que equivale al que se forma con 
el plural miares. 

Miau, f. Voz que se emplea para re- 
medar el gato. L. Vocis felinae. F. Miau. 

Mielga, f. Pescado ordinario. 

Miendo. Midiendo. Gerundio del ver- 
bo medir. 

Mientres tanto, adv. Mientras, du- 
rante este tiempo. 

Mier, n. de 1. Pefiamillera. Apellido co- 
nocido. 

Mieres, n. de C. Lo mismo que mia- 
res, significa campo ó campos de mijo ó 
sitio á propósito para mijo. En este pue- 
blo tiene su solar la antigua casa de Ber- 
naldo de Quirós. 

Mieu, m. Miedo, temor. 

Mi galla, f. Migaja. V, Migaya, 

Migaja, f. Migaja, parte insignificante 
de cualquier cosa. || Fué el nombre de una 
moneda. 

Migayon, m. La miga del pan. 

Mixeros, m. Mojones. 

Milana, adj. La parte de pared maes- 
tra que vuela y sobresale hasta terminar 
en un ángulo obtuso, para que sirva de 
apoyo á la cubrición del edificio. 

"MilaiLU, m. Ave de rapiña. L. Milvius. 
F. Milán. 

Milatu,m. Milano Ferré, ave de rapiña. 

Milenta, adj. Más de mil, cantidad in- 
determinada por lo crecida. 

Millo, m. Mijo, grano menudo en espi- 
gas largas de que se hacían las boronas 
antes de que el maíz viniera de América, 
y hoy se destina para las aves. 

Min, prep. A mí. 

Minera, f. £n lo antiguo se decía así á 
las minas. 



84 MOL 

Minga, f. Síncope de Donunga. V. 
Xurra, 

Mingo, m. Síncopa de Domingo. 

Mingua, f. Mengua. 

Mlnistraeion, f. Administración. 

Minyo, prep. Mío, lo mío. 

Mío, mía, pron. Mío, mía. L. Meus. 
F. Mon, mien. 

Miollu, m. La miga del pan. || La par- 
te blanda interior de la madera. L. Pañis 
medalla. F. Mié. 

Miranda, n. de C. Apellido de fami- 
lia distinguida. Debe significar punto ele- 
vado, como mirador. 

Mirlotu, os, m. V. Merlotu, 

Mis. Término de cortesía. Equivalía 
á mi estimada señora y decian: Mis Xuana, 
Mis Constanza. Los portugueses dicen 
Mize Lucía. 

Misar, V. Decir misa. Cav. 

Misturar. V. Mecer. \\ Pachu tien los 
bienes mixtos con Xuan. 

Miya, prep. Mía. 

Miyor, adj. Mejor. 

Moca, adj. Vaca que le falta una délas 
astas. 

Mocada, f. Bofetada. 

Moeho^ adj. Desmochado. || Árbol ó 
planta erguida sin guía. 

Modu, m. Tien pocu modu, está escasa 
de fortuna, de tiempu, de ayuda. 

Moflu, m. Hierba que crece en los tron- 
cos de los árboles, en las peñas, y espe- 
cialmente en las piedras de los ríos. || Pie- 
dra q'non asienta, non cria moflu. 

Moion, m. Mojón. V. Finsu. 

Moxeca^ f. Cono truncado en que se 
colocan los granos que la cebadora va sol' 
tando sobre las ruedas del molino. 

Molacin, m. Monago. 

Molguer, v. Moler. A. C. 

Molin, m. Ailos de cubu y de saltu pa 
fariña y de mano pa rabilar erga; cuando 
se comia millu porque non habia venido 



MOR 



»S 



MOT 



el maíz, machacábase en pilones. L. Mo- 
lendinum. F. Moulin. 

Mollera, f. Se llama así la cabeza de 
la persona.=La parte más alta y plana de 
la cabeza. 

Mon. Apellido ilustrado por varios re- 
públicos de importancia. N. de 1. 

Mónes, n. de 1. C. de Pilona. || Ape- 
llido conocido que llevan los Valdeses de 
Villa viciosa. 

Monxes, mes, f. Monjas, monjitas. 

Monserga, f. Munches palabres y po- 
ques razones. 

Montera picona, f. Gorro de paño 
pardo ó azul forrado de bayeta, ribeteado 
de pana, de hechura de morrión ó casco, 
con su saliente en la parte de la nuca, que 
era más ó menos alto, según el estilo de 
los concejos. 

Montereru, m. El que hacía y vendía 
las monteras. 

Montiegu, es, f. Les plantes de monte. 

II Lo que es del monte. 
Mofla, f. Mona, borrachera. 

Moftecas^ f. Muñecas para niñas. 

Moqueta, f. Juego de naipes. 

Mor, f. Causa, por mor de tí; amor, pola 
mor de Dios. || Mayor, Morcin, la mayor 
cima ó altura. 

Moran. Apellido conocido y que agre- 
gado al de Labandera usan familias dis- 
tinguidas en el concejo de Gijón. 

Morciellá, f. Gran embutido de 
sí^grc y grasa de cerdo para la olla 
de faves , tocin, pates de gochu y ore- 
yes. Hay morcilla de cerdo , de vaca, 
más ordinaria y blanca, que es una mos- 
cancia. 

Mordigaflu, m. Mordiscos, dientellaes, 
sacar el bocau. 

Moreda, Morus, n. de 1. San Martín 
de Moreda, tres leguas de Aller, cinco y 
medio de Oviedo. 

Morgazes, f. Pinzas de madera encor- 



vadas para recoger los erizos de las casta- 
ñas sin lastimarse. 

Morgazu, m. Viene de morga. Res- 
tos, residuos informes, borras. 

Morrada, es, f. Golpe dado con la 
mano en la cabeza. 

Morrer, Murir, v. Morir, espurrir la 
pata. El degorrio del ome estevo cer- 
que despurrir la pata. 

Morrillos, m. Unes medies llunes de 
fierro con tres pies, pa sujetar los pucheros 
al fueu pa q' non se entornen. 

Morriña, f. Murrian. 

Morriña, f. Tristeza, melancolíaL. Tris- 
titia. 

Morrón, m. Señal de piedra para fijar 
términos, para defender las esquinas de 
los edificios, para amarrar buques y ani- 
males, etc. Se llama morrón porque es 
redondo, cilindrico. 

Mortera. Acebal. Impresiones de As- 
turias. 

Moru, m. Enfermedad que con el ex- 
ceso de humedad se produce en la paja 
del maíz y 'espiga del trigo , reduciendo 
éste á ceniza. 

Morzon, m. Excremento sólido que 
toma la figura de morrón. 

Mos, pron. • Nos en plural. L. Nos. F. 
Nous. 

Moscancia, f. La piel que cubre el 
pescuezo de las aves, jj Embutido de car- 
nes picadas sazonadas de especias. 

Moscar, v. Pa magostar les castafies 
y q' non españen, ay q' moscales per un 
llau, dandoios un mordigañu. 

Moscar, v. Fuxir. || Se dice del ganado 
vacuno cuando en el verano huye ator- 
mentado por la mosca. 

Moscar deu, f. Tabla que se pone al 
ternero en el hocico armada de púas para 
que la madre no le consienta mamar. 
Moscardu, da, m. Tosco, imbécil, pesado. 
3Iost adelfa, f. V. ZItra. 



NAI 



86 



ÑAS 



Mota, f. Borla. || Los plumihes que se 
posen en á ropa. 

Mote. Los sobrenombres á que la gente 
bable es muy dada, hasta el extremo de 
ser muy contados á los que llaman por su 
verdadero nombre. 

MoutaS; n. de 1. C. de Pravia. Apellido 
conocido con solar en Pravia. || Significa 
lindero de heredad cuando se señala con 
loma de tierra. 

Mozón, m. Güen mozu, grandon, de 
fuerza. El mozón de Sales, y Pepón de Grao. 

Mucir, V. L. Mulgeo. V. Ca/ar, 

Muela, es^ f. Las muelas de la boca. || 
Las piedras con que muele el molino. || 
La de afilar. || La del centro de la cordi- 
llera. F. Meules. 

Muestra, f.Relojde bolsillo. || Insignia. 
L. Horarius. F. Montre. 

Muezca, f. Abolladura en el corte de 



I los instrumentos acerados. i| La rosca que 
se hace en los husos de hilar, para torcer 
lino ó la estopa. 

Mugar. V. Se muga la tierra, cuando 
convenientemente dispuesta, se humedece 
de modo que conserva el jugo que las 
plantas necesitan. 

Mugor, m. Suciedad, sudor. 

Muil, m. Múgil, pez. 

Mulgar, V. Enojar, molestar. 

Murar, V. Múriu. 

Muriu, a, m. Cerca. || Toda pared alta 
ó baja de piedra. 

Murrir. v. Morrer. 

Musar, v. Gall., esperar, aguardar. || 
También sitio de mustadelas, comadre- 
jas. II Mustelidins, fuina, alondra, marta. 

Musea, Vaca que por el estado de pre- 
fíezóporotraenfermedaddejade dar leche. 

Muyer, f. Mujer. 



N 



N. Letra numeral que valía 900, y con 
tilde 90.000. 

Na, f. Síncopa de nada. Ninguna cosa. 
L. Nihil. F. Rien. 

Na. Adv. De ninguna manera. F. Rien. 

NacegO; v. Nació. 

Nacencia, f. Nacimiento. || Buena na- 
cencia, el buen brote de una siembra. || 
Nacencia, el divieso ó el uñero. 

Nación, m. y f. El ternero ó ternera, 
como cría de la vaca. 

Nacios, V. Nacidos. 

Naeios, m. Diviesos. V. Lluviesu, 

Nachu, cha, m. V. J^atu, 

Nadal, f. Día de Navidad. Viene de 
natal. 

Nádame, v. Voy nádame, voy á ba- 
ñarme. 

Naguar, v. Enaguar. V. Golar, 

Naide, pron. Nadie. || Miserable. 



Nalon. m. Río. Plinio le llamó Navilu- 
bio y nuestros mayores Nahalon; nace en 
la sierra de Peñamayor en Caso, y sale al 
mar Cantábrico por la ría de Pravia. || 
Nalon en bable significa nadador, que 
nada mucho y muy aprisa. V. Ñaiar, 

Nanas, f. Los cantares para añar los 
ñeños. Ital. Nona. 

Nantar, v. Aumentar, acrecer, multi- 
plicar. L. Augere. 

Naquel. En aquel. 

Naranxa, es, f. Naranja; si es agria se 
dice de la gocha. L. Malum punicum. 
F. Orange. 

Nareéa ó narcéia. Nombre de ría || 
En portugués significa ave de arríbazón, 
del orden de las zancudas. || Gallinago, 
gallinula. V. Anea. 

Nascencia, f. Nacida. || Bona nacen- 
cia, nació bien. 



NEM 



87 



NOT 



Naseote^ m. Clase de tela para la saya. 

Naya, f. Campos elevados y rasos, y 
también rodeados de bosque. La Acade- 
mia la consideró voz arábiga, y el Sr. Sán- 
chez Calvo vascuence. || Déla antigua 
casa de Nava, hoy Condado de la de Ve- 
larde, con fondo en el concejo de este 
nombre, se cree descendió D.* Jimena^ 
esposa del Cid. || Apellido distinguido de 
armas poner y pintar. Á esta casa perte- 
necía el ilustrado General de ingenieros 
de la Armada D. Hilario Nava. L. Plani- 
ties. F. Plaine. 

Nayaya, f. Instrumento cortante que 
se cierra dentro de sus cachas. || Marisco. 
L. Novacula. • 

Navia, f., n. de p. y de C. El Sr. Sán- 
chez Calvóla consideró palabra vascuence 
equivalente á Nava. El concepto me pa- 
rece equivocado. La voz original tiene el 
acento sobre la /, y proviene de navia- 
mento, navegación^ y de este vocablo 
navaje, que era un tributo que se pagaba 
al Rey ó á los Señores en los puertos, así 
como el vocablo naveador, que significa 
marino ó marinero. Y todas estas voces 
vienen de la latina navis. Es apellido dis- 
tinguido enlazado con el de Osorío. 

Navididiello, adj. Estación del ferro- 
carril en Pajares. Debe de ser Neva- 
dielles. L. Nivales, como si dijéramos 
depósito de nieve. 

Neblina, f. Niebla. 

Negral, es, m. Espino negral que se 
emplea para la defensa de las portillas 
de las heredades. Este toma en Asturias 
proporciones arbóreas. 

Negrientu, adj. Negruzco, ennegre- 
cido. 

Negrura, f. Negror. || Que negrura 
tien esa carbayera. Qué fuerza lleva. 

Nel, es, pro. En el, en las. 

Nembro,n. de 1. C. de Caso. Miembro. 
F. J. Apellido. 



Nengun, adj. Nadie, ninguno. 

Neftu, fta, adj. Niño, niña. 

Nesa, so, pro. En esa, en eso. 

Nesti, es, pro. En este, en estas. 

Nielar, V. Dar comienzo á un cría 
de gallinas, de palomas, de una socie- 
dad, etc. 

Nidiu, adj. Resbaladizo, escurridizo 
como la anguila. L. Nitidus. J. Ll. V. 
Esnidiar, 

Nietu, m. El nieto. L. Nepos. 

Nin, part. Ni. L. Nec, Nequidem. || 
Adj. Síncopa de niño. 

Ningún, adj. Ninguno. V. Dengun. 

Nisto , pro. Nin esto , nin pizca. || 
Adv. Nada absolutamente. 

Nol, m. Lago de Nol, que vulgarmente 
se llama de Enol. También hay la Porra 
de Nol. Significa campaña, del latín 
Ñola. 

Neme, non, adv. No, hombre, no. 

Neme, m. Nombre. 

Non, par. No L. Non. 

Non está de pasu, non ye depasu. No 
sirve, no puede admitirse. 

Non pus, adv. Especie de amenaza. 

Nonde, adv. Onde. Donde. Llanes. . 

Nora, m. Río que corre en el concejo 
de Siero. Debe de significar como ñora, 
noria. 

Norefta, n. de p. Villa. || Noria pe- 
queña. II Esta villa perteneció al Conde de 
Gijón, pasó al Obispado en tiempo de don 
Juan I, y sobre ella se le dio el título de 
Conde, que conserva al Obispo exento de 
Oviedo. 

Noriega, n. de 1. C. de Ribadedeva. 
Apellido oriundo de dicho concejo. 

Norte, m. Viento que viene del Septen- 
trión. L. Bóreas, Aquilón. F. Nord. 

Nos, pron. Nos, nosotros, L. Nos. 
F. Nous. 

Notario, m. El tabelión, el escribano, 
el depositario de la fe pública. En la Con- 

S 



NAL 



88 



ÑAT 



cordia entre Sahagún y Dueñas, 1252, es- 
crita en castellano de orden del Rey, apa- 
rece autorizando el documento y dice: 
Maestre Ferrando, Notario en Castiella. 
D. Martín Ferrandez^ Notario en León la 
s. f. Alvar García la escribió. Desde esta 
fecha todas las escrituras traen notario y 
escribiente. 

Noyal, m. Tierra acabada de desmon- 
tar. II Apellido. L. Novalis. F. Nóvale. 

Nozal, m. Nogal. 

Nozalera, f. Sitio de nogales. 



Nubada, f. Turbonada. 

Nublo, a, adj. Nublado. 

Nuble, adj. £1 día está nuble, nu- 
blado. 

Nuedu, m. V. Ñuduy ñuedu. 

Nuera, f. La esposa del hijo. 

Nuesa, adj. y pron. Nuestra. 

Nueu, adj. Nuevo. 

Nun. £n uno. Nuna. £n una. 

Nutria, f. Anfibio que se alimenta de 
truchas, por lo que se le llama rata de 
agua. V. Llondru. 



Ñ 



Ñ. Letra consonante, con la que no 
empieza en bable ningún nombre de lu- 
gar, lo que explica que no fué primitiva, 
y sí es síncopa de la n doble de la escri- 
tura, siendo también difícil de apreciar 
cuándo el bable hablado la usa sencilla, 
que es la n^ ó como ñ. En esta letra, así 
como en la U^ es en lo que más se aparta 
el bable asturiano de los bables gallego y 
portugués. 

íía, f. Tratamiento, abreviatura de se- 
ñora, que se da á las criadas viejas y otras 
de medio respeto. 

Síabiza, f. Semilla de nabos ó semille- 
ro de nabos. 

ftabu, m. V. Ñau, 

ftabucu, m. Dim. de nabo. 

í^acarin, m. Niño chiquito, gordo y 
de buen color. 

í^aeer, v. Nacer, venir á la vida. Latín 
Nasci. F. Naitre. 

í^áfuto, frase. Ñáfute, c'afumen gatu. 
Sepárate, que hay peligro, 

l!)^al, m. Nidal. £1 huevo que se deja 
en el nido de las gallinas para llamativo 
de las mismas, 

l!)^alar, v. Nadar, Aviles, V. Nalan, 



Sí alga, es, f. Las nalgas. L. Qunis. 

Nalgada, es, f. Nalgada, (rolpe dado 
con la mano en el trasero. 

Ñaranxal, f. Naranjo. || Duce, y agriu 
si ye de la gocha. V. Naranxal. 

Narigada, adj. Dar un golpie con 
las narices contra da q*; tamien xuéga- 
se á les cartes y faise apuesta de fíari- 
gaes. 

Síarigudu, adj. El que tienles narices 
llargues ó acaballaes. 

S^arlz, es, f. La nariz, las narices. 
L. Nasus. F. Nez. 

í^asa. Cesto hecho de varas y de for- 
ma de manga para pescar. F. Nasse. 

Síasu, f. La señal que hace el hierro de 
la peonza sobre la madera de la que se 
coloca en el suelo para recibir los golpes 
de peonza de los jugadores. || Los hoyos 
que dejan las viruelas. V. Nasas. 

Síata, es, f Nata, la crema de la leche. 

l!)^atar, v. En el juego de la pócara se 
llama ñatar, dar con el dorso del pulgar á 
la rasa en dirección de la pócara. V. Po» 
cara y Rasa. \\ Desnatar la leche quitán- 
dole la cima. 

Ñatu, a, adj. El que tiene las narices 



ODI 



menos saliente de lo regular y por lo que 
resulta chato. 

HiaUy m. Nabo. L. Napsus. V. Ñabu, 

Sfayidiellu, adj. Lo que es propio de 
los tiempos de Navidad. V. Navidiellu. 

iStaz, V. Nace. || Arriba, rapaz, que la 
barba te fíaz. 

Ñe, f. Síncc^ de fíefía. || ¡Oye, fiel 

Ñeñu, ña» m. y f. Niño, niña en la in- 
fanda. L. Puer. 

Serbasu, m. La caña ó paja del 
maíz. 

Serbatu, m. Tordo, mirlo. 

]Ñeru, m. Nido. Sitio en que las aves 
ponen sus huevos y hacen sus crías. || To- 
quen á fíeru; frase que se emplea cuando 
los enamorados se inclinan al matri- 
monio. 

Setu, a, m. Nieto. L. Nepos. V. 
Nühi. 

Slciar, V. Dar comienzu á una cría, á 



89 OLLA 

una plantación y niciar con lo q' bien de 
fuera. V. Niciar. 

S^idal, m. Sitio donde las gallinas van 
á poner sus huevos. L. Nidus. V. jStaL 

Siervu, os, m. Los niervos; fiiervudu 
el que tien munchos niervos. 

Sisu, a, m. Ciruelas silvestres. V. 
Prunos. 

]Ñocle, m. Marisco, especie de cangrejo. 

íi(oño, a, adj. Caduco, sin fuerza. 

So ñu, m. Tonto^ insulso. || Non tañe- 
res, non tañeres, si quies que braguetin 
ñoñu non te llamen les muyeres. 

í^ora, f. Noria. 

Sote, adj. Por civilizar. 

Sozal, m. Árbol de nueces, nogal. 

Sudu, V. Nuedu. 

Sué, f. Nuez. L. Nux. F. Noix. 

Suedu, adj. Nudo, el cual puede ser 
marinero y curridizu. V. Ñudu. 

Suyiellu, a, m. Novillo, novilla. 



o 



O. Letra numeral; tenía el valor de 11, 
y con tilde 11.000. 

O, Fiesta de la O, llamada así por las 
siete antífonas que canta la Iglesia, desde 
la fiesta de la Expectación á la de .Nativi- 
dad, que comienzan todas con O. 

O, adv. Donde, en donde. L. Ubi. 
F. Oú. 

Obedece!, v. Obedeced. 

Obleru. £1 aguijón de la avispa, el de 
la culebra y el que lleva la guiada en la 
punta. V. Ubleru. 

Ocla, f. Hierbas maripas; el sargazo 
que arroja el mar á la playa, y se compo- 
ne de hierbas, algas y malezas, que se 
aprovechan para estiércol. 

Odier ñámente, adv. Ordinaria- 
mente. 



Ofreciósei, r. De ofrecer. Se le ofreció. 

Ogaño, m. Este año, de presente. 

Ogenio, n. Eugenio. 

Oi, adv. Hoy. 

Oí, adv. Hoy día de la fecha. 

Oien, V., de oir. 

Oler, V. Oir. Riosa. 

Oxalá, int. {Dios lo quieral {Permita 
Diosl.... L. Utinam. F. Plut á Dieu. V. 
Dios lo quiera. 

Oxar, V. Ollar. 

OlaL Apellido de familia. |{ Hay un 
lugar llamado 01, C. de Castropol, y otro 
Oles, en el de Villaviciosa. El apellido 
puede haber sido tomado de Olaya. 

Olaya, f. Eulalia. || Santolaya, n. de 1. 

Olla, f. Pucheru de barro. |j Olla po- 
drida, verdura cocida con rabadal , mor- 



ORRU 



90 



OVE 



ciella y tocin. || Olla, sitio donde las 
aguas hacen remolino ó mueven la tierra 
dejando tembladera. 

Ollar, V. Echar güeyaes, mirar, vigilar. 
V. Otear. 

Olloniego, n. de 1. C. de Oviedo. || 
Puede significar punto de ojeo. || Atalaya. 

Om y orne, m. Hombre. Cav. L. Ho- 
mo, hombre ó mujer. 

Omafta, n. de 1. de la Asturias au- 
gustana. || Apellido de familia de las de 
más hacienda de la provincia. 

Omedancia, f. Humedad. 

Omlldanza, f. Humildad. 

Omildemente, adv. Con mucha hu- 
mildad. II Humildosamente unvíobesarlas 
vuestras manos y la tierra ante vuestros pies. 

On, adv. Adonde. 

Onces, f. Se llaman onces los refrige- 
rios que boy se dicen lunch. 

Onde, adv. Adonde, donde. V. On. 

Onis, m., n. de 1. C. de Cangas de 
Onís. F. Gendarmes de Aunis. 

Orbayada, f. El rocíu de la noche. 

Orbayar, v. Caer orbayu. || Esa vaca 

orbaya con la pata porq' pisa acia fuera. 

II Caer agua menuda que asemeja aniebla. 

Orbayu, os, m. Lluvia suave de gotas 
menudas que no cala la tierra. 

Oreo, m. Brisa suave y dulce. L. Aura. 

Oreya, es, f. Oreja. || Para gochos en 
Teberga, q' tienen la oreya Uarga. L. Au- 
ris. F. Oreille. 

Orfina., f. V. Orpina, 

Orgo, m. Se líamó así á la cebada. L. 
Hordeum. F. Orgo. V. Erga. 

Oriella, f. Orilla. || Márgenes del mar 
ó del río. 

Orieganu, m. Orégano. Planta de bas- 
tante aroma que se emplea entre las es- 
pecias para las morcillas, y que en Astu- 
rias nace espontánea en todos los ribazos. 

Orpln, f. Lluvia menuda y niebla. 

Orra, m. Casa de madera, por lo regu- I 



lar de 14 pies de largo por B de anchó. 
Fórmanla piezas también de madera de 
6 pies de alto, que se llama el colondrame^ 
y sostenido por cuatro conos de piedra 
llamados pegoUos^ que se colocan en los 
cuatro ángulos y sobre cuatro bases tam- 
bién de piedra que se dicen pilpayos, y 
cayos pegullos, con una muela por cabeza, 
para evitar la subida al ratón, sostienen 
los cuatro través, ó sean las vigas del cua- 
dro en que encaja el calándrame. 

Ortal, adj. Yermo, sin cultivo. 

Or tales, m. Los peazos de tierra q' 
están de verdura y frutales. 

Ortelana, í. Hierbabuena. || Menta. 

Ortelano, m. El entendido en la siem- 
bra de hortalizas. 

Ortigüar, v. Ortígüase el q'trompieza 
con les ortigues y sáleni vexigues. 

Ortigues, f. Ortigas. L. Urtica. F. Or 
tie. 

Oste, f., Hueste. 

Oste, Ínter. Marcha, aparta, huye. || 
Morrió sin decir oste ni moste. Sin pe^ 
miso, sin anuncio, sin confesión. 

Otear, v. Mirar, espiar, ojear. V. Ollar. 

Otero, m. Sitio alto y frondoso de bue- 
nas vistas de donde se puede otear, mi- 
rar, espiar y observar. V. Oüomego. 

Oteru, m. Altura pequeña y frondosa. 

Otoilada, f. La segunda cría de hierba 
verde, que dan los prados, que se pasta 
desde Noviembre á Enero. 

Ouria, f. Sierra de Ouria, n. de 1. C. de 
Boal. De aquí proviene él apellido ilus- 
tre que llevan varias üimilias del Principa- 
do. II Ouria^ de donde viene Uria, signifi- 
ca oro ó sitio del oro; lo mismo que Ore 
del C. de Valdés, por ser los lugares donde 
explotaron los romanos este metal, y que 
les debieron de dar esta nomenclatura. 

Ousar, V. Usar. 

Oyere, adj. Color del caballo dorado. 
V, Xoveru, 



PAX 



91 



PAL 



Oyeya, es, f. Ye la fembra del carae- 
ru. II Cuandu se barrunta ruíu ena rome- 
ría dizse VB. i. ver oveya. || Xunta de ra- 
badanes, muerte de oveya. || Hay el re- 
cuerdo del campo de bóvies y de les 
maiaes en muchas partes. 

Oyier, v. Tuviera. 

Oya, V. Oiga. 



Faluca despacin 
que non Toya el to vecin. 
Oyí, de oir. Oiose, uimos, uieronjuirian. 
Oyiu, m. Oído. 

Oyisti, de oir. Oyístelutu, oyístelu. 
Oyólo cristianu. Escuche una pala- 
bra^ atienda. 
Ozena, es, f. Docena. 



P. Letra consonante y numeral del 
mismo valor que la g: La/ unida á la ^ 
se pronunciaba como /en los nombres 
científicos y de iglesia. 

Pá, m. Padre. 

Pacedura, f. De pacer. 

Pación, f. La yerba verde que se siega 
en primaveni y otoño. 

Pacioneru, adj. El predio que da pa- 
ción abundante. 

Pachorra, f. Calma, flema. || Mu- 
chu vagar. 

Pachu, on, m. Francisco. 

Padrón, m. Patrono. || 1252. Concor- 
dia entre Sahagún y Dueñas, en la que don 
Alfonso el Sabio dice: Rey de Castiella, et 
de Toledo, Padrón de un Monasterio, et 
del otro en uno con mi muyer la Reyna 
D.* Leonor, é con mis fijos, etc. 

Paecer, v. Ya me paicia á min q' yera 
un enquivocu. 

Paecer, v. Padecer, sufi-ir. 

Paéz, V. Parece. 

Paisana, adj. El que ye de la mesma 
tierra que utru. || Aldeano, rústico. 

Páxara, f. Pajara. || Páxara pinta, pa- 
jara de colores. 

Paxariegu, ga, adj. El que sin fijarse 
habla y anda de un lado para otro. 

Páxaru, m. Pájaro. 

Paxizn, adj. V. Amariellu, 



Paxu, m. Canasto grande, hecho de ra- 
mas de avellano; los hay de fondo, que 
sirven para recoger frutas y forraje, y pla- 
nos para lavado de ropa. 

Palacios, m. Así se llaman las casas 
de alto que los hacendados tienen por los 
campos. II En singular ó plural es apellido 
distinguido. 

Palangre, m. Aparejo de pesca. 

Palancianu, adj. Lo que es de pala- 
cio, de gran señor, cortesano. 

Palenciano, adj. Cortesano. || Discre- 
to. II Urbano. 

Paletaina, f. Polipodio, planta pare- 
cida al helécho, de raíz vellosa, verde por 
dentro, que crece en todas las paredes 
viejas, peñascos ó árboles mohosos. 

Palique, m. Habladuría, charlata- 
nería. 

Palique, m. Conversación íntima de 
cuentos y entretenimiento. V. Paluchero, 

Palmiar, y. Aplaudir. Oviedo. || An- 
dar muncho un camin hasta conocelu á 
palmos. II Tantear. 

Palombeta, f. Pez. 

Palote, m. Pala de hierro recta y fuer- 
te para palear la tierra profundizando. 

Palpiar, v. Palpar, tocar con las ma- 
nos, tentar. 

Palucha, f. Conversación ligera. V. 
Palique. 



PAN 



92 



Paluchern, adj. Razonador, de dis- 
curso ingenioso, de buen humor. 

Páme, V. Me parece. 

Pampaneta, f. Echase á la pampaneta, 
á la bartola. 

Panchón, m. Pan moreno hecho con 
harina p)oco cernida. La casa onde non ai 
panchón, toos riñen y toos tienen razón. 

Panda, f. Un sostén del tejado en la 
parte vana. 

Pando, adj. Cóncavo, hinchado. Ape- 
llido. 

Pandorga, f. Mujer de mala facha y 
de vida airada. || El figurón que se saca 
en Carnaval. 

Panera, f. Se diferencia del órreo en 
que tiene seis ó nueve pegoUos. El cajón 
está formado de tablas de castaño de cin- 
co á seis pies de alto y de tres pulgadas 
de grueso; estas tablas, que se llaman co- 
londres, están machihembradas, para que 
encajen las unas en las otras, así como por 
su base se sujetan en los través y por las 
cabezas en los liños, pues el mérito de es- 
tos edificios consiste en que no lleven más 
clavos que los de la cerradura. V. Orru, 

Paniega, f. Planta perjudicial en los 
prados y que el cocimiento se emplea 
para curar el muermo. 

Panizal, m. El hervor de la sidra al 
escanciarla en el vaso, que da idea de su 
fuerza é incita al bebedor. 

Panizu, m. Granos semejantes al mi- 
llo, de cuyos granos se sustentaba todo el 
Noroeste de España antes de que el maíz 
viniera de América. Se llamaba sara y 
pamplina. 

Panoya, f. De panizo. La mazorca del 
maíz. 

Panojar, v. Cuajar la flor del maíz y 
salir las mazorcas. 

Pantoduno, m. Totus unus. || Pan de 
harina mezclada. 
Pantorria, f. Pantonilla, joroba ó gor- 



P^ 

do de la pierna. F. Le gras de la jambe. 

Pantufla, v. Pantusa. «« 

Pantusa, f. Zapatos de oriellu con 
punteres de cueru. 

Paftar, v. Coger del sudo. 

Paftar, v. Coyer da que, recoyer lo 
del suelu. || Paño guapos cuartos. 

PaftomlEines, m. La toalla. L. Man- 
tile. F. Essuie mains. 

Paftn, m. Pañuelo, y es paño de que se 
visten los hombres, que casi siempre era 
pardo de Tarazona ó gris de Pedrosa, y 
los más pobres de sayal. 

Papar, v. Manducar, tragar, y se llama 
papar la papilla especial de los niños que 
maman, de pan rallado, manteca y azúcar. 

Papóla, V. Falándose d'una mentira, 
d'una pega, del engañan dizse papóla 
guapamente. 

Papú, os, m. Ye una bola q* ñaz en 
el gargüelu y caí xunta la nuez pa fuera 
como bolsón. || Los de Lena son los pa- 
púes. II Pap)os también son los carrillos. 
. Papú, m. Inflamación fuerte que ataca 
á la garganta y es común en los concejos 
altos, y se supone proviene de la frialdad 
de las aguas; también $e llama así el bu- 
che de las palomas y la papada de las va- 
cas, y los carrillos ó mejillas se llaman 
papos. L. Paleare. Fr. Gosier. 

Papiveu, adj. De papú, aflixin, con 
dolor de mueles, la cara inchá. 

Para, f. Dos parcelas de terreno en 
poder de dos llevadores distintos, los cua- 
les alternan un año sí y otro no, en la lle- 
vanza de las fincas, y esto se llama guar- 
dar /ara. 

Parada, f. El sitio donde se llevaban 
las yeguas de establo á buscar el caballo, 
ó el contrario. || El mozo de paradas siem- 
pre era gallego. 

Parafusa, f. Aparato para torcer el 
hilo. 

Paraxismera,adj. La q' fai munchos 



PAR 



93 



dengues, la q' se quexa muncho de coses 
pequefies, la q' abulta los mieos y diz: 

« 

vaya, nanea tal mepasó. || Paraxismos, los 
q' fai la paraxismera. 

Paraxismos, m. Cumplimientos, exa- 
gezaciones, monadas. 

Paranza, f., n. de p. Ayuda, amparo. 
II Con relación al camino, situación, tér- 
mino bueno ó malo. 

Parar, v, Cesar de movese y ponése 
una presona en pie derechu, y dizse paró- 
se, cuandu se enfota y quier pelea. 

Parar, v. La muestra si dexa dan dar 
y non da la hora, párase, y ansí la xente 
si está sentao, párase si se pon erguida. 

Parar, v. Pararse lo que anda. || Parar, 
juego. 11 Pararse la hembra después de cu- 
bierta por el macho. 

Parau, adj. Sin viveea, sin discurso, 
de pocos alcances. || Xuan parau^ q' non 
ye listu. 

Parbon, m. Residuos de la parva del 
trigo. V. Parva. 

Parceria, f. Apartes. V. Comuna, 

Pardal, m. Gorrión. 

Pardiela, exclamación. Pardiez. 

Paré, f. Pared. 

Paré, V, Cesé de moverme, cesé de 
andar. 

Parea, f. Múriu de piedra ó ladera de 
monte. 

Pareda, f. Pared, bien de fábrica ó de 
ladera en el monte. 

Parejo, m. Gemelo, igual en parecido. 

Parescer, y. Parezme que va á aber 
palos. — ¿En qué lo conoces, rapaz? — En 
que diéronme ya tres. 

Paríaos, adj. Emparejados. || Á la par, 
á la misma altura. 

Parlar, v. Hablar mucho. V. Falar, 

Parlera, adj. Charlatana, cortejadora. 

Parllar. Y, Falar. Llanes. 

Parpainela, f. Codorniz. 

Parva, f. Ye el desayunu. || También 



PAT 

ye la carga de espiga que se echa en la 
era pa maiar. V. Alhardada, 

Partir, v. Ye lo mesmo que romper, 
pero non ye lo mesmo que escachar. || 
También significa partir la herencia y 
marchar. 

Partiu, v. Partido, roto, participación. 

Pasera, f. Escalera de tijera y de ma- 
no. II Paso estrecho para comunicar en 
donde se encuentra solución de continui- 
dad. II Las piedras que se colocan en los 

* 

vados de los ríos y los troncos de árboles 
que se atraviesan sobre sus cauces para 
pasar de un lado á otro, se llaman pase- 
ras. V. Pontón, 

Pistia, f. Pasta para pan ó borona y 
para empanadas de tapón. 

Pastiar, v. Andar ó estar los animales 
en el pasto; pastar. 

Pasten, m. Pedazo de tierra de mala 
calidad dedicado á pasto. 

Pastoría, f. La prisión que se le pone 
al animal que salta las cercas, para que 
no entre en predio ajeno. La llevan sujeta 
de la mano al pie. || Cuando sujeta las dos 
manos es irava, 

Past orlar, v. Poner la pastoría. V. 
Llindar, 

Pata, es, f. Los píes, así de la gente 
como de los animales. || Meterles pates^es- 
tropiar el negocio. || Pata galana, á la pata 
la llana. || Les pates, los pies de la xente. 

Pataca, f. Moneda de cobre de dos 

cuartos, ó cuatro uchaos,ú ocho maravedís. 

II Patacones rales da ocho, pesos fuertes. 

Patacones, m. El rícu tien patacones. 

Patagüeyos, m. Embelecos, paraxis- 
mos, mimos. 

Patanxa. Pez. 

Patín, m. Patio pequeño y el descanso 
en la escalera de piedra antigua que daba 
acceso á las casas por la parte exterior, y 
cuyo descanso se empleaba como sitio de 
reunión. 



PEG 



94 



Pauta, f. La falsa pa escribir en papel 
blanco. . 

Payana, f. Se llama así una especie 
de taima y mía danza parecida á la con- 
tradanza española, y significa hoy paliza. 
II Zurrar la pavana. 

Payar, m. Pajar. 

Paézgue, adv. Parece que. 

Pazer, v. Pastar. Pacen los ganados 
en prados y montes. 

Pazguata, m. Ibécil, pasmado. V. 
Mazcayu, 

Pebída, f. Enfermedad de las aves, es- 
pecialmente de las gallinas, que proviene 
de la falta de agua, y que cuando la tie- 
nen les impide el bebería, pues es una 
tela apetgaminada que les sale en la pun- 
ta de la lengua. 

Pecha, f. Deudadecostay sinmenester. 

Pechar, v. Pagar pechos y tamien pies- 
llar en la montaña. 

Peches, f. Tributos, cargas, obliga- - 
clones. 

Pedrá, f. Golpe de piedra lanzada 
con la mano ú otro artificio apropiado. 

Pedregal, m. Lugar de piedras. Ape- 
llido del famoso ministro y estadista don 
Manuel, natural de Grao^ y el del paisano 
que me ayuda á corregir estas pruebas, 
natural de Cabranes. V. Cascayu, ' 

Pedrera, f. Calzada empedrada al es- 
tilo romano, de las cuales se conservaron 
algunos trozos hasta hace pocos años. || 
También significa sitio lleno de piedras, 
y entonces se llama más comúnmente pe- 
dregal. 

Pedricador, m. Predicador. 

Pedricar, v. Predicar. 

Pega, f Urraca ladrona. 

Pegas, f. Las que se facen por medio 
de enquivocos ó por medio de comíes 
falses, y dizese peguéila. 

Pegada, f. Diérunme una pegada güe- 
ña, me engañaron. 



PELL 

Pegollera, f. Por la humedad del país 
y por abundar tanto los ratones, que e& 
el primer tercio del siglo XVII, el Provi- 
sorado, después de expediente formal, lan- 
zó contra ellos sus censuras, desde las pri- 
mitivos tiempos existen los orros y las pa- 
neras para utilizarlos como graneros y al- 
macén. Estos edificios, que son de made- 
ra, para mantenerlos á diez ó doce pies 
del sudo, se asientan sobre pegolleres ó 
pegoUos, que consisten en pirámides trun- 
cadas, cuyas bases descansan sobre los 
pilpayos y en la punta ó extremo superior 
se les coloca una muela, ó sea una piedra 
llana y cuadrada ó redonda, de setenta y 
cinco centímetros de lado, con el objeto 
de que el ratón encuentre primero la difi- 
cultad de subir por las caras de las pira- 
mides, y s^;undo, para que tropiece con 
el plano de la muela. V. Orru. V. Panera. 

Pegollu, os, m. Pie de cuatro á cinco 
pies de alto, de piedra generalmente^ en- 
cima de los que se colocan orros y pa- 
neras, y á los que los pedáneos enlazaban 
la cadena farrapera para sujetar los presos. 
V. Pegollera, 

Peite, V. Peché, pagué. A. C. 

Pexe, m. Pez en general. 

Pexe palo, m. Pez. 

Pela, prep. Pe la cuesta abaxn. 

Pelaez, m. Apellido que ha dado hom- 
bres notables y distinguidos; es oriimdo 
de Cangas de Tineo. 

Pelaza, f. Instrumentu de fierru ace- 
rau, de fechura dun guadañu pequefiu que 
se lleva pa rozar nel monte. V. Paxim. 

Pelechar, v. Desplumar las aves. 

Pelegrin, ina, m. Peregrino. 

Peleyon, adj. Peleón, de muchu geniu. 

Pella, f. Pelota de nieve ó arena que 
sirve de juego á los muchachos én calles 
y plazas. 

Pelleyeru, m. Pelligero. En Port Pe- 
liceiro. El que adobaba ó trataba en pie- 






PER 



95 



PER 



les, oficio de mucho uso en la antígüe- 
dad por lo mucho que se empleaban las 
pieles para los vestidos. La baja latinidad, 
ó sea el mal latín, decía Pelliciares. 

Pelleyu, ia, m. Cutis, pellejo. |I Bolsa 
en sin dineru, llamóla yo pelleyu. 

Pellico, m. Vestido hecho de pellejos. 

Penada, f. Jarra de barro para agua, 
de dos asas, cerrada por el cuello con un 
colador del mismo barro, y á cuya jarra 
le colocan en el interior una bolita tam- 
bién de barro del tamaño de un gar* 
banzo^ 

Pendingue, m. Tomar el pendingue, 
largarse. 

Penosu, sa^ adj. El afligido, el que 
tiene penas. 

Peñalba, f. Nombre de p. y de conda- 
do. Pinnae albae se llamaba en el año 937, 
según la H. S., tomo 16. 

Penar, v. Empeñar. 

Pefle, m. Peine. 

Peftera, f. Cedazo. Peñerar. L. Van- 
num. J. Ll. 

Pefteos, m. Montones de peñes gran- 
des y altes. 

Peñerar, v. Cernir. 

Pefteu, adj. Llugarcon muches peñes. 

Peños, m. Empeños ó prendas. || Pie- 
dras grandes. 

Peón, m. Peón de arriba y de abajo. 
Concejo de Villaviciosa. || Hombre de á 
pie. II Jornalero. || Apellido con solar en 
Villaviciosa. 

Pepina, n. Josefa. 

Pepita, es. V. Pevida y Pepina. 

Pequeñacu, m. Dim. de pequeño. 

Per, prep. Por. 

Per, pre. Por, precediendo á nombre 
que exprese tiempo, lugar ó cosa que 
como tal nos figuramos. Antes de los ar- 
tículos la, los, las^ pierde la r. Si la sigue 
el artículo él, se ñmde con éste en una 
sola dicción: peí. 



Peracabar, v. Por acabar. V. Rema* 
tar. 

Peralte, f. La altura justa y con rela- 
ción á la exigencia de la cosa. 

Perbobu, adj. Bobo de remate. 

Percontiar, v. Apuntalar^ restribar 
con un puntal. Llanes. V. Apollar . 

Per contentu, superlativo. Por la pro- 
posición per, que precede al vocablo. 

Percontiu, adj. Puntal. V. PoHu, 

Percurrilu, v. Andubelu tou. 

Perdones, m. Recuerdos de romería, 
ablanes tostaes, tablies, rosquíes, amar- 
gos, torreznos de la Pola, etc. || Superlati- 
vo de don. 

Pereda, f. Lo mismo que Pérez, son 
apellidos asturianos. 

Per-ende, adv. Per-inde. 

Perendengues, m. Pendientes con 
colgantes de plata afiligranada, que sólo 
llevan las mujeres casadas. 

Perf eu, adj. Feo de encargo. 

Perinola, f. Peonza de madera, de 
metal ó marfil que tiene cuatro caras, con 
una letra en cada una, que son: 5, que quie- 
re decir saca, la /pon, la d deja y la / 
todo, para lo cual se la rueda sobre la base, 
dándole vueltas entre los dedos al palito 
que 'tiene en la parte superior. L. Tro- 
chulus. F. Pirouette. 

Péritu, os, m. Son unus animales muy 
dañinos que anden per les aldes , facien- 
do enriedos con permisu del alcalde y 
tienen mal querer perpetu á los que tie- 
nen caseros; comen quesu y beben aguar- 
diente arreo. Hay excepciones honrosas. 

Perxurau, adj. V. Esperxurau, 

Perlón, m. Pez. 

Perlonga, f. Demora maliciosa. || Ca- 
mino con rodeos. 

Perluyios, m. Las trazas ó señales de 
las goteras. V. Preáiluviu, 

Perllocu, adj. Rematado, loco. 

Perllonga, adv. Tirarse á la larga. 



PES 

acostarse. || Echase dempues de fartucu,ia« 
ciendo paz col mundu entera. 

Perllóriu, m.* Gotera grande; el agua 
que despiden los techos. 

Permediar, v. Mediar en d' algún 
asunto pa alcontrar casi lo xusto, y llenar 
d' algún cacíu hasta el mediu. 

Pérniu, os, m. Los goznes de la puerta. 

Per-perdiu, superlativo. Perdidísimo, 
por la preposición per, que precede á 
perdiu. 

Perol, a, m. Marmita de cobre, por lo 
regular amarillo, para hacer dulces. 

Perpasar, v. Perpasando, dir andan- 
do, pasando. 

Perpisada, adj. Bien puesta^ gayaspe- 
ra, galana. 

Perpisada, adj. Moza guapa con cor- 
tejos y muy disputada. 

Perriva, adv. Por riba, por arriba. 

Perrona, f. Perra grande. || Perrona, 
moneda de diez céntimos. || Compra una 
perrona de pitos. 

Perruca, n de 1. El primero de Astu- 
rias entrando de León. || Perraca, f. Perra 
pequeña^ la hembra del perro. 

Perseguir, v. Proseguir. 

Persinar, y. Signar, hacer la señal de 
la craz. 

Pertegal, m. Lugar de pértígues. 

Pértiga, f. Bárganu de cepa de casta- 
fíu, de tresá cuatro vares de Uargo, pa 
bastir nueces, castafies y utres coses. || Ta- 
mien se llaman pértígues les dos que faen 
la lanza del carru. || Fué medida agraria. 

Pertigueru, m. Llámase ansina el bas- 
toneru de la catredal y tamien perrera. 

Peruya, f. Pera silvestre muy pequeña. 

Peruyal, m. Sitio poblado de perales 
silvestres. || N. de p., C. de Siero. 

Peruyal, m. El árbol que da las peru- 
yas. II Peral que no fué injertado. 

Pescanciar, v. Catar. Llanes. 

Pesiar. V. Pesllar. 



96 Pie 

Pesllar. V. Fesllera. 

Pesllera, f. Cerradura con llave. |) Se 
pieslla si hay llave; cuando no, se tranca. 
II Pieslla la puerte, tranca la puerte. L. 
Pessulus. J. Ll. 

Peste, f. Mal olor. || Hay, como recuer- 
do de la peste negra ó del bubón, un San 
Miguel ó un San Sebastián pintado al 
fresco detrás de la puerta del claustro de 
la Catedral de Oviedo, y es la tradición 
que en aquella época se creían las gentes , 
libres de la epidemia el día que veían el 
santo. 

Petralada, f. Endigestion de rapazes, 
dalguna fartura de drgüeyos ó majru- 
ques. 

Petriua, f. La trampa que tenían los 
calzones por delantre pa poder mexar. || 
Llegaba de cadrii á cadríl; en cada llau 
tenia manera pa los bolsos, pa guardar la 
garapiña y el bote, y abrochábase á la 
cintura con tres botones de meta!, y el del 
medio era más grande y solía ser de 
plata. 

Pevida, f. Semilla que encierran los 
frutos de las rosáceas y las de hueso. V. 
Pepita. 

Pevidal, f. V. FidaL 

Peza, f. Peca, mancha del cutis. 

Pezosu, adj. Pecoso. 

Pialla. Por respetable tradición se sos- 
tiene que al vado de este nombre sobre el 
río Piona, le dio nombre el paso que' por 
él hizo Pelayo en ocasión de estar crecido 
el río y venir el Infante acosado por el 
enemigo, de donde quedó, por el fehz 
arribo á la orilla opuesta, Pihalla. Todo 
puede ser, pero entiendo que el significa- 
do es playa ó pasera, que significa vado. 

Pica, f. Pez. 

Picaxa, f. Azadón pequeño. Tineo. 

Picaporte, m. El llavín para abrir la 
puerta cerrada sólo con la clavija del pi- 
caporte. También se llama así el llamador. 



PIE 



97 



PIM 



Pixu, m. Pecho. Pajares. 

Picón, m. Instrumento de ñerro de 
punta y pala pa cabar en pedregal y ena 
cantera. || Caballu que tien el dentámen 
darriba saliu y en el pastu non fai presa 
de la erba. 

Picor, m. £1 que se siente en la len- 
gua después de comer guindilla ó mosta- 
za. II £1 que dan los sabañones y la sama. 

Picoreta; f. La cima, la punta, el re- 
mate de cualquier, cosa. L. Vértex, cacu- 
men. F. Pointe. 

Picorotina, f. dim. de Picota. || Lo 
más alto de la punta. 

Picota, f. Rollo de madera ó piedra 
donde se amarraba al reo .condenado á la 
pena de azotes. 

Pictt, m. Apero pa romper piedres y 
tierra dura; este enstrumentu tien el gobin 
pa aíuracar y por el otru llau tien pa ca- 
var. II También quiere decir punta y cum- 
bre. II Los pájaros también tienen pico. 

Pichu, m. Pecho. Pajares. 

Pidal, f. Semillero de manzanas ó pe- 
rales, II Apellido que ilustró D. Pedro José 
Pidal, de Villaviciosa. 

Pidir, V. Pedir, rogar. 

Piegar, v. Dar golpies y xuntar lo que 
está separau. V. Aplegar. 

Piegar, v. Pegar, castigar. Unir una 
cosa con otra por medio de alguna sus- 
tancia pegajosa. V. Aplegar, 

Pielgu, m. Pozo en el río con alguna 
profundidad en los que se pescan los sal- 
mones, de los que hubo antiguamente tal 
abundancia que llegó á ponerse por con- 
dición que no se suministraría en las co- 
midas de andecha. 

Piescal, m. El árbol que produce los 
duraznos y abridores. 

PiescólU; V. Le cogió. 

Piescu, m. £1 fruto de la piesca, que 
en Asturias es excelente. 

Piesllar ó pesllar,v. Cerrar con llave. 



Piesllu, os, m. Las piedras pasantes 
que se colocan en los muros para suje- 
tarles, bien se haga á piedra seca ó con 
mezcla. 

Piesllu, m. £1 pasador ó pestillo de 
una cerradura. || Las piedras pasantes que 
los canteros colocan en los muros. 

Pigañon, adj. Pedigüeño, pesado, por- 
fiado. II Del flaire q'e pigañon. Dios lliver- 
teto quiñón. 

Pigazu^ m. £char un pigazu^ echar 
un sueño sentado y vestido y sin abando- 
nar el cuidado que se tiene á cargo. 

Pila, on, f. Sitio donde se echa ó cae 
agua. II Donde se bautiza y se tiene el 
agua bendita. || Tamien ye montón, cum- 
bre y monte. 

Pilar, v. Moler ó pisar; pílase el Uino 
con pilón pa quitai la cascara ó la seda, 
y pila el carru que non está bien cargan y 
la losa que non está bien puesta nel suelu. 

Pilofta, n. de p. C. del Infiestu. || Pi- 
lona, pila grande, montaña^ cumbre alta 
ó picona. 

Pilona. Concejo del Infiesto. Se ase- 
gura toma su nombre del río Pirínia ó 
Pionia, que recorre su término. Creo po- 
sible que sea al revés, que el río tome el 
nombre de la elevada punta de Pilona, 
que en bable significa pilona, pila grande, 
bien por el nombre de Ponga punta, bien 
por la pila del santuario de la Cueva, 
pues en los dos casos puede ser pilona. 
Me confirma en este parecer el que en el 
concejo de Nava hay un pueblo llamado 
Piloñeta, y en el de Boal otro Pilella^y otro 
Piela en la Vega de Ribadeo, que no tie- 
nen relación con el río citado, y de aquí 
proviene que las castañas, fruto principal 
de Pilona, reciben el nombre de pilongas. 

Pilu, m. Pelo. Pajares. 

Pimielgu, m. Pedazo de madera ó de 
piedra de buen tamaño^ . puntiagudo y 
metido en tierra. 



PIN 



98 



PLA 



Pimpinela, f. Planta anual herbácea, 
de hojas lampiñas, flores reunidas en es- 
pigas; crece en las laderas, tiene sabor 
amargo y se recomienda en primavera 
como depurativo. 

Pimplen, m. Salto de agua, catarata 
pequeña. Llanes. 

Pina, f. Cuña. 

Pina, f. Pa acuñar mangos y les rué* 
des de carros. 

Pinazu, m. Travesano de vidriera. 

Pinchar, v. Facer mal con dalguna 
puya, con la guiada, con una agüia. 

Píndiu, m. Pendiente, hablándose de 
subidas. II Teyau píndiu. Camin píndiu. 

Pinga, v. Destila, echagotas de agua. 

Pinga, f. Punta. || Gota de agua. || La 
parte masculina del hombre. V. Xurra. 

Pingando, v. Moiadas da fecho de 
manera que pinguen los vestios. 

Pingar, v. Caer gotes de agua. || Pin- 
gar la ferrada y pingar los techos y la 
ropa de la colada. 

Pingaretes, f. Gotas de un líquido 
cualquiera. 

Pino, m. Árbol de la familia conifera. 
II Cucaña. 

Pinta^ es, f. La vaca pinta, les sayes 
pintes, les pintes de viruela. 

Pinta, f. Marca, señal. || Pinta de la 
rama, marcada de pecas. 

Pin tala, V. Majetear.- 

Pintar, v. Pintar, acontecer, dar la 
casualidad. II Pintar bien, probó bien. 

Pintan de lá rama, frase. Pecoso. 
V. Feza, 

Pintón, m. Enfermedad que acomete 
las plantas de maíz. 

Pinturera, a, m. El que hace el majo. 

Pinzón, m. Pájaro. 

Plña, f. Puñada col puñu cierran. || Ta- 
mien se llama ansi la de los racimos y la 
de los pinos. 

Pineda, adj. Llugar de pinos. || Ape- 



llido conocido y simpático en Asturias. 

Piftu, m. La punta de algo, jj Un pifiu 
de cereces, de panoyes. Llanes. 

Pión, m. Espíecie de trompo sin tor- 
near, que se baila con un latiguillo. || La 
punta de hierro sobre que descansan y 
giran las puertas pesadas. 

Piar, adj. Ye pior lo que non ye güe- 
no ni meior. Un ye malu y utrú pior. 

Pique, m. Digusto, disensión. 

Pira, f. Fuga de la cátedra, montar 
la clase. 

Pisandera, f. Ave de río, ma3ror que 
el gorrión, rápida y viva en sus movi- 
mientos y de color plateado. V. LUtvandera, 

Pisón, m. Mazo. || Depósito de piedra 
ó madera. V. Duemu, 

Pisu pie, m. Juego de muchachos. 
V. Coz-coz. 

Pisnecu, m. Piedra grande, ahuecada 
en forma de taza ó de duemu. || Recipien- 
te de aguas llovedizas ó comedero de los 
cerdos. V. Duemu. 

Pitanza, f. La que se da á cures y ca- 
pellanes por asistir á las funciones de 
iglesia. 

Pitón, m. El gallo. 

Pltu,ta, m. Pollo, polla. || También pi- 
tillo de fumar. 

Pitusa, f. En el xueu de la pisa, ye la 
piedra ó el fierro q* se pon dientro dun 
corrUj pa tirai con rases ó chaples, y los 
omes apuesten cuartos, los rapaces. boto- 
nes. También se llama Pitís, 

Piyor, adj. Peor. 

Pizca, f. Casi ná, si se diz nin pizca, y 
una pizpa ye una migayina, como ima 
pulgarada. 

Pizcañu, m. Picazón y pellizco. 

Plasmar, v. Quedase admirau, absor- 
tu, en sin sentiu. 

Plasmar, v. Asombrase. || Plasmó da 
fechu, ye como volvese llocu da admira- 
ción, de mieu. 



POL 

PlasmUj m. Pasmo, asombro, susto. 

Plates, f. Las cuentas de los collares 
y las de los rosarios. 

Platicar, v. Falar, departir^ échala 
piesona. L. CoUoqui. F. Converser. 

Platicar, v. Falar con sentiu. 

Platiqueru, adj. Charlatán. 

Plegar, v. Doblar ropa, hacer plie- 
gues á la ropa de mujer. 

Plegues, f. Cogidos de la saya de la 
mujer, arrugas del cuerpo del vestido 
cuando está mal hecho. 

Plipayu, os, m. Las bases de los pe- 
gullos de la panera ó del órru. V. Pegollu. 

Plumin, m. Las partículas que se des- 
prenden en el telar^ al tejer el hilo. || Las 
que se desprenden de la misma tela al be- 
neficiarla. V. Llixu y Mota. 

Pó, m. Polvo y tamien probé. 

Póo, n. de 1. C. de Cabrales y Llanes. 

Pdcora, f. Pozo pequeño, hecho en la 
tierra para jugar con la rasa embocándola. 

Peche, m. Juego de nifios que se prac- 
tica juntando un número igual de avella- 
nas por cada parte y tirándolas desde de- 
terminado sitio, á pares ó nones, á un po- 
cito (poche también) hecho en el suelo. 

Pedazen, f. Época de podar. 

Poderiu,m. Autoridad, influjo. || Ye un 
señor despóticu y desautor izau. || Riqueza. 

Pedre, f. Podrido. 

Pedrecer, v. Podrir. 

Pedriella, f. Cadena de fierro ó cordel 
con que se engancha al carro la segtmda 
yimta. V. Gavita, 

Peí, pre. Por. 

Pela, f. Puebla, población. || En Astu- 
rias desde los tiempos de D. Alfonso el 
Sabio, hay las Polas de Villaviciosa, de 
Siero, de Luanco^ de AUande, de Labiana, 
y otras más hasta siete. 

Peladura, f. Pobladura. 

Pelgar, m. El deu gordu de les ma- 
nes. L. Pollex, F. Pouce. 



99 PORR 

Polidu, adj. Pulido, liso Apellido. 

Polir, v. Ye como aprimorar. 

Políu, m. Pie derechu pa tener peí. ale- 
ru ó pela viga fendida ó peí cabriu rendiu. 

Pólu, a, adj. Lozano. Llanes. 

Pollasea, f. Gallina nueva. 

Pollascron, m. Gallu muy mozu. 

Pollascu^m. El gallo nuevo de poco es« 
polón. II La poUasca es un bocado exqui- 
sito, de solis presbiteris. 

Pollinada, f. Burrada. 
■ Pompara, f. Pompa ó burbuja forma- 
da en el agua. 

Pompares, f. Burbujas. 

Ponei, V. Poner. 

Ponga^ f. Concejo de Ponga. || Punta. 

Pentao, m. Los pontones colocados 
para recibir el suelo de tabla. || El suelo 
del orru ó de la panera que es de bigue- 
tas unidas, para que sea difícil barrenarlo 
y extraer los granos. 

Ponte, m. La puente. 

Ponte, n. de 1. C. Soto del Barco. || 
Apellido distinguido que en sus diversas 
ramas, dio hombres útiles á la patria. 

Penten, m. Puente de madera de un 
solo tronco y poca extensión. || Pontón de 
Vaqueros, Pontón del Agudu. 

Popar, V. Despreciar. 

Popizu^ m. Cuando se fila suel venir 
enrriedau el cerru , y el ñuedu que non 
pue pasar pe la muezca del ñisu, llámase 
popizu. 

Por, prep. Lo mismo que en castella- 
no, fuera de los casos en que se emplea 
per. Antes de los artículos la, lo, las, los, 
pierde la r. Seguido del artículo el, forma 
con éste una sola dicción, pol. 

Percen, m. Sucio en la persona, en el 
modo de hablar ó de conducirse. 

Perra, f. Para aporrear. || Porra deNol, 
el punto más elevado en el Auseba. 
V. Zuiron, 

Perrada, f. Dizse porrada de pesos. 



* * 



: V : 



POT 



lOO 



PRA 



de agua, etc., refíríéndose á cantidad 
grande. || En lo ant. era un gazpacho. || 
También es golpe de porra. 

Porreu-, m. Porción de tierra de alu- 
vión que acrece amo en las rías y orillas 
de los ríos. L. Purrigo. Como en estos 
camp)os se crían muchos puerros, puede 
venir del L. Porrum. 

Porreu, m. Tierras de playa ó maris- 
mas apropósito para pastos. 

Portal, m. Sitio donde está la entrada 
principal de un edificio y que tiene las 
dimensiones de un recibimiento, cortado 
por una cancela ó puerta secundaria. 

Portalada, f. Puerte grande, y llámase 
ansina la antoxana ó corrada q'está por 
dientro de la puertona. 

Portalgu, m. Portazgo. 

Portiella, f. Portillo de heredad. || 
Puerta de golpe. 

Pos, adv. Después. 

Pos, párt. Pues. 

Posa, f. Lo mismo que pausa. || Las 
que da la iglesia con las campanas por los 
difuntos. 

Posa, V. Baja al suelo el peso que lle- 
vas á la cabeza ó sobre las espaldas. 

Posada, f. Parada, casa de huéspedes, 
mesón, casa de amigo. N. de 1. C. de Lla- 
nes, Tineo y otros. || Apellido distinguido 
que dio hombres de importancia, como 
D. José Posada Herrera. 

Posau, adj. Pan posau, pan duro, atra- 
sado. 

Postre, modo adv. Á la postre. 

Postre, adj. £1 postre ye el últimu. 

Postrera, adj. El postre ó último. 

Postura, f. Non tien más que una 
postura; es casi nuevo. || Non tien postu- 
ra; está mal hecho, no tiene arreglo. 

Pote, m. Vasija de hierro con tres pies, 
con asa para colgar de las calamieres^ y 
en el que se hace la comida de la gente 
trabajadora, que le considera el utensilio 



principal de su cocina. Caveda lo consi- 
deró vocablo francés, pero aparte de que 
Asturias de Santillana, tiene el pueblo de 
Potes, es voz céltica, pues los gaélicos, los 
bretones y los irlandeses le llaman Pott 
hasta en los apellidos, y en francés el pO" 
tofeu equivale á vasija de barro y á la olla 
condimentada, y cuando la vasija es pe- 
queña equivale á lo que en castellano se 
dice tarro de confituras ó pomadas. 

Potra, f . Yegua de cría. || El bulto 
que tienen los quebrados en el vientre. || 
Tener potra, ser persona de suerte. 

Poyeda. Pópulus. Hay muchos pue- 
blos en España que se llamen ansina, 
pero en esta tierra no hay dengun. 

Poyin, m. Cada uno de los travesanos 
que de trecho en trecho sujetan por la 
parte superior el piso del carro, teniendo 
en sus extremos unos agujeros abiertos 
en la perpendicular para colocar los es- 
tadofíos. 

Poyines, m. Son los forros que se po« 
sen sobre el tableru del carru pa fincar 
la carga en riba de ellos y que non res- 
várie. 

Povisa, f. El polvo que se desprende 
del trigo y otras semillas al descascarar- 
las. II Las cenizas que se vuelan al que- 
marse la lefia. V. Plumin, 

Poyal, m. V. Bancal, 

Poyu, m. Asiento de piedra que sirve 
de descanso y también de ayuda para 
montar. 

Pozelles, f. Chispas. 

Prada, n. de 1. Apellido asturiano. 

Pradear, v. Peinar los prados después 
de segada la hierba y seca para reuniría 
en halagares, V. Engazu y Pradiar . 

Pradería, f. Reunión de prados á 
hierba. 

Pradiar, v. Llevar de un lado á otro 
con el engazo la yerba tendida en el pra- 
do. II Limpiar el prado de malas yerbas. 



PRO 



lOI 



PUL 



Praii^ m. Predio dedicado 4 yerba. || 
Apellido, Prado. 

Preba, f. La prueba. . 

Precar, v. Rogar, rezar. 

Prediluviu, m. Gotera q' emprenci- 
pia, q' mancha el techu rasu, porque razu- 
me la teya sin estar rompida. V. Perluvios. 

Prefaeiu, m. Prefacio. || Preparación 
de la obra. 

Premia, f. Apuro, condición forzosa. 

Premiar, V. Apremiar, oprimir, apurar. 

Prendar, v. Poner en prenda, embar- 
gar. II Enamorarse. 

Prender, V. Privar de la libertad. || To- 
mar, coger. F. Prendre. 

Presa^ f. Leche presa , leche cua- 
jada. 

Preseas, f. La novia lleva buenas pre- 
seas, va bien habilitada. 

Preseiau, m. Bien preseiau, con los 
préseos necesarios. 

Presen, m. Los útiles de cualquier ofi- 
cio, especialmente los del labrador. 

Preso, m. Pressum. 

Prestar, v. Significa servir, agradar. 
=Non me presta, quiere decir, no me sir- 
ve; prestó mucho, le agradó, le compla- 
ció, le fue útil. V. Emprestar. 

Prestameru, m. £1 que remataba los 
diezmos y el que los cobraba. 

Prietu, adj. Lo mismo que negro. Ape- 
llido. 

Pringar, v. Untar con grasa alguna 
cosa, mancharla con aceite ó grasa. 

Pro, La buena pro. || La fórmula con 
que se cierra el contrato de compra. 

Proba, f. La proa de la nave. || Barcu 
de proba y muyer allugada aguanten 
munchu. 

Probé, adj. Pobre. 

Probecer, v. Ye menguar, dir á me- 
nos una cosa. || Durar mucho la noche ó 
el día al que trabaia ó al que fuelga y al 
que vela. 



Probiquin, ina, m. Diminutivo de 
probé. 

Propíu, adj. Propiedad. || £1 que lleva 
mandatos de un sitio para otro. || Muy pa- 
recido. 

Prosupuestu, m. Propósito. 

Provecer, v. Proficio. V. Probecer. 

Pruir, V. Apetecer. 

Pruno, os, m. Ciruela silvestre. Lo que 
está pendiente, lo que se aproxima á la 
perpendicular. 

Púa, f. £spina, punta de cualquiera 
cosa que Sea. 

Puchera, f. Tanque de madera de ca- 
bida de un cuartillo de sidra, jj £1 cocido 
ordinario del pobre. 

Puchera, m. Olla de barro para el co- 
cido fresco ó de carne y para el solado, 
que se compone de judías ó verdura con 
carne de cerdo. V. Tariegu, 

Puchigos, m. £n Colunga significa las 
primeras leches del animal, y además ha- 
rina preparada con leche para los niños. 
Ake. 

Puente, m. Cabeceras de tonel. 

Puertu, os, m. Abrigo en la costa don- 
de los barcos pueden cargar y descargar. 
' II Puerto seco, paso ó camino entre altas 
montañas. Pajares, Leitariegos, Cienfue- 
gos, Serrantina, Somiedo, Ventana, Cu- 
billa, Cariza, Piedrafita, etc. V. Lluanco. 

Puxar, V. Hacer pujos, esforzarse. || 
Puxar, hacer fiíerza. 

Puxi, Punxo, ponxo. v. Puse, puso. 

Púxose, V, Se puso. 

Pulgar, m. Pellico. 

Pulgar, V. Mondar^ descortezar. || 
Mondar, quitar la corteza, descortezar, 
caerse la piel de la mano ó de otro cual- 
quier miembro por efecto de quemadura 
ó de enfermedad. 

Pulgarada, f. De tabacu, de rapé. || 
Lo que se cueye entre les puntes de los 
déos, pulgar é índice. 



QUE 



1 02 



QUI 



Palgaines, f. Castafíes pulgáes co les 
manes y coc^e^ en pote. 

Pulientas, f^ Puches. Fefíamellera. || 
Son les farrapes que llámenles ansina per 
Pefiamellera. 

Pulsiar, V. Cogerse mutuamente dos 
personas con uno ó más dedos ó con 
toda la mano, apoyando los codos y for- 
cejando, hasta que uno de los contendien- 
tes logra torcer la del contrario. 

Pumar, m. Manzano. 

Pumarada, f. Tierra plantada de pu- 
mares para manzanes y sidra. 



Púnxeme, punxolo, punxose, punxe- 
moslo, punxéronlo, del verbo poner. 

Punxiste, V. Pusiste. Punxístelo, lo 
pusiste. 

Púnxola, V. La puso. 

Púnxolu, V. Lo puso. . 

Púnxose, V. Úsase por púxose, se puso. 

Puftada, f. Golpe dado con el pufio. 
Puñetazo. 

Puftar, V. Fuña el animal de astas que 
embiste. 

Puyar, v. Hincar. 

Puyes, m. Pinchos. 



Q 



Q. Letra consonante, y entre los anti- 
guos, numeral que equivalía á 500, y con 
una raya encima valía 500.000. 

Quadrante^ m. Reloj de sol. || Rato 
vive ena plaza, Cambon en quadrante, 
atacalu por delantre. L. Solare horolo- 
gium. F. Cadran. 

Quadrar, v. Dar á un objeto la figura 
del cuadrado. || Presentarse el hombre 
delante del superior, cuadrado al frente. 
II Plantarse. || Negarse á bajar el precio, 
á seguir negociaciones. || Cuadróme bien, 
dio la casualidad. 

Qualquier, adj. Cualquiera que sea. L. 
Quivis. F. Quiconque. 

Qualesquier, adj. V. Qualquier. 

¿Quant' a güe?. Frase. ^Cuánto tiem- 
po hace? 

Quebrar, v. Romper sin golpies de 
acha. II Britar eno antiguo, yera quebrar, 
Alfonso IX al conventu de Valde Dios. 

Quei, pro. Que. 

Quexar, v. Quejar. 

Quemad i na, f. Las cenizas que se ha- 
cen quemando los céspedes y sus raíces 
que son abonos especiales para tubércu- 
los y árboles. 



QnereiLcia, f. £1 afecto que se toman 
los animales entre sí y á los sitios donde 
nacen y donde pastan. V. Aquenciase. 

Questa, v. Meter en el cesto. || Los 
frailes franciscanos salían con frecuencia 
á la questa. Y, Gueta. 

Quesu, m. Queso de Caso, de Cabrales 
y de afuega el pitu. 

Quete ó Cuete, f. V. Xircdda. 

Quey,pron. Que, le. || Paqueilotruxes. 

Quiciaes, adv. Tal vez, acfisu. 

Quien, adj. Non ye quien. 

¿Quieslu,os?,v.De querer. ¿Le quieres? 

Quixada, aes, f. Quijada. 

Qnixe, V. Primera persona, quise. 

Quixer. v. Quisiera, de querer. 

Quixeron, v. Quisieron. 

Quixi, V. Quise. 

Quixo, V. Quiso, de querer. 

Quimerites, f. Las copas, las puntas 
de las ramas de los árboles. Llanes. 

Quinta, f. Casa de recreo con jardín y 
huerta en el campo. L. Villa. 

Quinta, f. £1 sorteo que se hace para 
llevar la gente á la milicia. 

Quintana, f. La posesión en que se 
habita y las colindantes y vecinas, for- 



raí 



103 



RAP 



man la quintana individual y colectiva- 
mente. II Apellido conocido. 

QuifterOi m. Que tiene parte en el 
quiñón. II Contabilidad de pescadores. 

QuiftoiL, m. Las tierras, antiguamente, 
para trabajar, se repartían por quiñones, 
donde eran de primera. 

Quiftcnes^ m. Apellido notable en la 
Historia de Asturias. V. Vigil. 

Qnirós, n. de 1. C. de ídem. Patro- 



nímico de Iban Bernaldo de Quirós, pro* 
cer notable, cuya familia tiene su fundo 
en Mieres, y que hoy tiene por herencia 
el marquesado de Campo Sagrado. 

Quisier ó quixer, v. Querer. 

Quistion, es, f. Cuestión, interrogato- 
rio de preguntas, quimera, ruido. 

Qui taime, v. Quitarme. 

Quiziaés, adv. Quizá, acaso. V. Qui* 
I ciaes. 



R 



R. Letra consonante. Antiguamente 
era numeral y valía 80, con una raya 
80.000. 

Rabera, f. Desperdicios de mazorcas 
de maíz, que no pueden colocarse en la 
ristra por ser pequeñas ó por no tener 
rabo. 

Rabiones, m. Los saltos d'agua que 
dícenyos ansina pe les orielles del Sella, 
y de ellos toma nombre. 

Rabisca, f. Yegua ó vaca montaraz que 
no está domesticada. || Se aplica á las mu- 
jeres de mal genio. 

Rablura, f. Cólera, rabia. 

Rabuya, f. Timón ó parte posterior 
del arado por donde se le coge y maneja 
al trabajar con él. 

Racimu, m. £1 gajo de las uvas. 

Raches, m. Vocanaes de vientu. || Les 
manches de la falda datras del camisu, 
llámense raches. 

Raedera, f. £1 raseru, rallu ó palo para 
hacer el raidu. 

Raguñones, m. Arañazos. 

Raía, f. Pez. 

Raideru, m. Rasero, cilindro de ma- 
dera que se pasa sobre la medida de gra- 
no para que esté nivelado. V. Raedera. 

Raidu, m. £1 copin lleno de trigo des- 



pués que se le pasó el rasero queda raidu. 

Raxa, es^ f. £1 desconchado que el 
cantero con el martillo saca de la caliza, 
y que emplea para acuñar las piedras y 
cerrar las junturas. 
Rala, adv. Rara vez. Vocabulario Alcalá. 
Ralo, adj. To q' sin ser claro non está 
espeso: el chocolate si está espeso no está 
ralo. 

Ralo, adj. Tratándose de farrapes, ^^ 
tan rales las que están sueltas porque tie- 
nen poca harina y demasiada agua. || Tra- 
tándose de plantaciones, son rales las que 
tienen muchos claros, las que no están 
espesas. 

Ramascu, m. Caña de árbol ñexible 
y con hojas. 

Ramoniega, f. Castaña tardía. 

Ramírez. Apellido de los primeros 
vecinos de Gijón. || La casa del Marqués 
de San £steban, Vizconde de Peña de 
Francia, representa la casa de Ramírez 
Jove. 

Rancoyu, adj. Falto de un testículo. 

Rapar, v. Afeitar, hacer la barba, cor- 
tar á raíz. 

Rapaz, m. Muchacho. 

Rapazucu, m. Dim. de rapaz. 

Rapin, adj. Se aplica á cierta clase de 

9 



RAT 



104 



igo , n. m. II Especie de molino ca- 
iro que se mueve á mano por medio 
e unas cigüeñas laterales, y sirve para 
lescascarar el grano de la escanda. Véa- 
se Rabil, 

Rapiñar, v. Descascarar la escanda en 
el rapín. V. Rabilar, 
Baposu, sa, m. Zorro. 
Bapuftar, v. Arrebatar tomándolo con 
las manos. 

Basa, f. La parte más llana y despeja- 
da del monte. || Rasa de Porefío, granda 
rasa. || Rasa piedra ó teja de la figura y 
poco más tamaño que un peso duro para 
jugar al corro y á la pocora. 

Basgufton, m. Las señales que dejan 
las uñas en la cara, si los arañazos son 
de mujer, y las que dejan el uso, el tiem- 
po y el mal trato en las superficies pinta- 
das ó lisas; 

Baspiando, v. Raspando, casi tocan- 
do. II Pasó raspiando. 
Bastrar, v. Gradear. 
Bastreru, adj. Enes obres lo q' non 
encaxa, q' está caidu para detrás ó dellau. 
Rastra, m. Grada ó rastrillo. 
Basu, adj. Llano, horizonte libre. || En 
la jerga de los caldereros de Aviles signi- 
fica el cura. || La sona del rasu trobase en 
pantina. 

Basu per corriente, mod. adv. Ex- 
presión que significa clara y sencilla- 
mente. 
Bataliya, f. Comadreja. 
Bato, n. Lugar del concejo de Tineo, 
de donde desciende la familia de Rato, 
que tiene por armas las mismas que los 
Fernández, cinco flores de lis en campo 
azul. 

Bato, a, mod. adv. En tiempo. Vo- 
cabulario. Alcalá. 

Batu, m. Ratón. || El pleito que cursó 
en el Provisorato de Oviedo contra los 
ratones, á quienes se nombró procurador. 



y en el que éstos fueron condenados ¿ 
desalojar el principado, es sólo compara 
ble al auto que del mismo tribunal noti 
ficó un canónigo en Luanco á los delfines 
en 1636. 
Ban, m. Rabo^ cola. 
Ravil, f. Molin de ravilar erga. 
Ravilar, v. Descascarar la escanda ec 
el ravil. 

Rebalgar, v. Abrir mucho las piernas 
al dar un paso. 

Rebalgu, m. Parada, paso largo y del 
ancho de una pasada de pie á pie. || Re* 
balgu del fraile, el espacio que hay entre 
dos peñas detrás de la iglesia. 
Rebalguinos, V. Rebelgos, 
Rebatiña, f. Tirar á la rebatiña, al 
que más coge. 
Rebeca, m. Robezo. 
Rebelgos, f Cosquillas. |j Rebelgui- 
no, diminutivo. 

Reblagase^ v. Cuadrarse con aire ava- 
lentado, teniendo un pie atrás y atro ade- 
lante muy separados. Llanes. 

Reblagatu, Paso largo acompañadc 
de un ligero salto. Llanes. 
Reblincar,v. Saltar, retozar, dar salto 
Rebudn, m. El regalo que se hace 
los novios después de casados. 

Rebullicio, m. El ruido de la c 
mera. 

Rebullir, v. Agitarse, menearse^ 
señales de vida. 

Rebunvio, m. Jolgorio, alegría. 
Reburdiar, v. Regañar, demc 
descontento. 

Reburdiu, m. Quistion, desázor 
cómodo, barullu. 
Rebustez, f Salu con fuerzia. 
Rebustu, adj. Robusto. 
Recachau, adj. El que toma 
cómoda para cualquier cosa. 

Recebar, v. Encalar las pared' 
llana. 



REF 



IOS 



REM 



Beoiella^ adj. Se llama así á los mu- 
chachos revoltosos. 

Reciella, s. f. Los muchachos de la 
casa y los de fuera cuando se juntan, y las 
gallinas y gatos y todo el ganado me- 
nudo. 

Becimu^ m. Gajo de uvas y racimos. || 
Las mismas uvas. 

Recio, adj. Inflexible, tirante, duro, in- 
sistente. II Tener el genio recio, tenerlo 
fuerte. 

Recobecos^ m.Recoberos. || Rincones» 
rodeos, escondites. 

Reconocimiéntu, m. £1 que hacen 
los caseros al nuevo amo, con un regalo. 
II Regalu d' aldea. Dios se lu dé al q' lu 
desea. 

Recostin, v. Llevar á un á recostin ye 
cargalu arrebalgau so les espaldes. 

Recoyer, v. Coyer lo caido,lesdeudes. 

Recoyer, v. Recoger. || Recueye la 
saya, muyer, que va emporcásete. 

Recudir, v. Recude el queso, la fruta, 
la ropa, ó cualquiera otra cosa mojada, al 
desprender la humedad y secarse. || Está 
recudiendo, se está secando. 

Redaftu, m. Grasa que envuelve los 
intestinos. 

Rede, f Rez pa los piescadores y los 
cazadores de parpayueles. 

Redor, mod. adv. Alrededor. 

Refaxu, m. Refajo. 

Refalf ar, v. Refaifa el que está fartu- 
cu y contentu, y grita y da ixuxus que me- 
te mieu. Refaifa el xatu en el prau cuandu 
tien güeña pación. 

Refalftando, v. Lleno de alegría, de 
satisfacción. 

Refender, v. Hacer de una tabla ó de 
un lefio dos, sin hacer astillas. 

Refolon, m. El que obra apresurada- 
mente, con fuerza, ruido y en montón, 
como las olas del mar embravecido. Ori- 
gen, celta. II Tropel inesperado. 



Refugaya, f. Desecho, cosa de poco 
valor, residuos ó rezagos de alguna cosa. 

Regañar, v. La fruta que madura se 
revienta en el árbol, regaña. || El madero 
que al sol y al agua se agrieta, regaña. || 
La persona ó animal airado regaña los 
dientes. 

Regafteta, f. Estantino. 

Regata, m. Arroyo, reguero. 

Regueral, n. de 1. C. de Tineo y Sa- 
las, y de aquí vienen Riego, Regueral y 
Reguero. || Son apellidos asturianos cuyas 
familias han prestado servicios á la patria. 

Reguera, m. Corriente de agua. 

Regilete, m. Rapaz satisfecho, lleno 
de felicidad. || Reyezuelo. 

RegiiLchar, v. Relinchar. || Gritar iju- 
jú. 

Regociftu, m. Prenda de vestir llama- 
da dengue. Llanes. 

Regodea, m. Piedra redondeada por 
el aluvión. 

Regolvin, m. El que revuelve. || Ju- 
guete de muchachos. 

Reguetu. Llanes. V. Recuestu, 

Regustu, a, adj. Robusto. 

Reieru, m. El que tuerce los reyos. 
V. Reyos, 

Reis, m. Reyes. 

Rexa, f. Reja de ventana ó jaula. 

Rexo, m. Fuerza^ empujé, resistencia. 

Releago, adj. Terreno compuesto de 
barro y guijo. || Aglomerado. 

Reloge y relox, m. El indicador de 
la hora. V. Muestra, 

Rellumbrares, m. Fogatas para la 
pesca. 

Rellumar. V. Relucir. 
Rematar, v. Llegar al fin de la cosa, 
acabar la obra. 

Remediu, m. Ye melecina, y un san- 
tuariu donde se va de promesa. 

Remiellar, v. Remellar, abrir los ojos 
desmesuradamente. 



RES 



io6 



REU 



Remugar, v. Hacer aspavientos, as- 
cos y monadas. 

Remilgau, da, adj. Fachendosa, xente 
empericóla, de munchu remilga. 

Ren, f. En d' algunos escritos encuén- 
trase como pa dicir nada, que ye como el 
rex catalán ó el ríen francés. 

Repanchingau. adj. Arrellanado. 

Repelan, adj. Repelado. || Campo al 
que se arrancó el césped, ó está descepado. 

Repinaldu, m. Peros de raneta. 

Repla, f. Excremento acuoso de perso- 
na ó animal, y esparcido en cantidad. || 
Los caminos en que por la lluvia el polvo 
se convierte en papilla, tienen repla. 

Repositau, m. Pacíñco, sosegao. 

Reposteros, m. Colgaures, hoy por- 
tiere. 

Repulgar, v. Echar pellejo nuevo 
después de haber caído el antiguo. || Re- 
pulga un, cuandu cai el pelleyu y sali utru 
nueu; y ansina ye con la corteza de los 
arbores. 

Repulgos. Remilgos. 

Repuñar, v. Arrebatar por sorpresa un 
objeto de la mano. 

Requexada, f. Rinconada. 

Requexu, m. Rincón escondido y ta- 
mien repecho. 

Requilorio, os. m. Requisitos, cum- 
plimientos. 

Resallar, V. Sallar segunda vez. || 
Arrendar. Llanes. 

Rescampleos, m. Relampiagos. 

Resellau,ada, adj. Se aplica al buey ó 
vaca que tiene hundida la espalda for- 
mando comba. Llanes. 

Respigar, v. Suspirar. 

Repegon, m.Un pedazu de pelleyu un- 
taudepez; ponse como melecina palos ma- 
les del arca y los recalcaos de los cálcanos. 

Respigu, m. La flor que brota en lo 
alto del maíz y en el centro de berzas, le- 
chugas, etc. V. Espigu. 



Respingada, adj. Moza respingada, 
moza lista que sabe su obligación y sabe 
defenderse. 

Respingar, v. Echar ronques y pala- 
bra es pe la boca. 

Respingu, m. Suspiro, conmoción de 
susto. II Carne respingada, erizada. 

Respiyon, m. El aguijón de las abe- 
jas. II La tirita de epidermis que por 
detrásde la uña suele despegarse de los 
dedos, causando una comezón dolo- 
rosa. 

Respuesteru, adj. Respondón. 

Resquebrar, v. Resquiebra la madera 
brava y per curar y la tierra bronca per 
la sechez, y les puertes tienen resquiebres 
y les piedre tamien. V. Sedar, 

Resquemar, v. Non ye doler, ye co- 
mu arder, les picaes de los ortigues res- 
quemen, y resquema el aguardiente en el 
gorgueru. 

Resquiebres, m. Rendijas. 

Resquiebrar, v. Agrietar. 

Restallar, v. Estallar. 

Restiechu, m. Lena V. Restiellu. 

Restiellar, v. Pasar el lino ó la me- 
diana por el rastrillo para afinarla. || Escar- 
dar la lana. 

Restiellu, m. Tabla en cuyo centro 
hay un círculo lleno .de largas puntas de 
hierro para escardar la lana y el lino. 

Resyariar, v. Resbalar. V. Esnidiar, 

Retoñar, v. Los virtuos nuevos q* 
echen les plantes dempues de podaes, son 
retoños y esto llámase retoñar. || Cuando 
se repite la vocería pe la montaña, al res- 
ponder la voz dizse q' retoña, y el manan- 
tial descúbrese peí retoñu. 

Retorniar, v. Retorcer. 

Rétulo, m. Ye la muestra escrita de la 
tienda ó el nome de la cai. 

Reu, m. Pez que pescan en la desemlx^ 
cadura del Nalón, blanco, asalmonado, de 
media á dos libras y de buen gusto. 



RIP 



107 



ROD 



Reyecear, v. Dicir ronques, dicir om- 
braes. 

Revelar, v. Revelación, y revelar ta- 
mien quier decir ocurrir, pensar^ figu- 
rar. II Revelabáserae á min q* debia ser 
ansina. 

Revelgos, m, Pellis. V, Rebalguinos. 

Reyesesao, adj. Un camin ó un ofíciu 

o d'alguna palabra revesada; ansina dicen 

cal hidrolica y diabólica por q'hidraulfca 

ye arrevesada. 

Reyiciar, v. Llevar muchu viciu 
animales y plantas. 
Reya^ f. Reja de arado. 
Reya, m. Cuerda tejida de cerda del 
.puerco. 

Rezador, ra, adj. Beato. 
Rezar, v. Orar, lo cual se hace en cas- 
tellano. 11 Récenlo los papeles, consta así 
por escrito. 
Ri, V. Ri que ri; ríe que ríe. 
Riada, f. Avenida del río, salida de 
madre. 
Rial, adj. Real. 
Riega, f. Cauce del arroyo. 
Riego. Apellido de familia oriunda de 
Cangas de Tineo, que hizo célebre el mi- 
litar á quien se dedicó el himno nacional 
que lleva su nombre. 
Riesgar, v. Rasgar. 
Riestra, f. Ristra de ajos, cebollas, ma- 
zorcas de maíz, etc. 

Rixa, m. Xeniu, atrevimientu, garbo. 
L. Rixa. 

Rinazo, m. Río que baja de Cova- 
donga para Cangas de Onís. 
Rinchar, v. Rugir estridente. 
Rindier, v. Rendir. 
Ringlera^ es, f. Son fileres de xente ó 
de piedres unes tras otres. 

Riñon, m. Pez. || £1 reñon del animal 
y el del hombre. 

Ripia, f. Tiras de madera que se em- 
plean en las cubriciones, en los cielos 



ra^os y en otros usos, y con lo cual se 
sustituye el cañizo. 

Ripiar^ V. Colocar la ripia en los. te- 
chos ó para formar los tabiques diviso- 
rios. 

Ripiu, os, m. Cosa de poco valor, jj 
Los jirones de los trajes destrozados. 
Rir, V. Reir. 

Riscar, v. Riscar el alba, apuntar el 
alba, comenzar á salir el sol por los riscos. 
II Andar por los riscos. 

Robla, f. En lo antiguo significaba es- 
critura ú obligación simple. 

Robla, f. Se echa en las ferias y mer- 
cados de ganado, celebrando con libacio- 
nes de vino ó sidra la conclusión de un 
contrato, compra, venta. 

Robrar, v. Rubricar. || 1252. En la 
concordia entre Sahagún y Dueñas dice 
D. Rodrigo, Arzobispo de la Sede de To- 
ledo; róbrola, et confirmóla, et con mío 
scello guarnezco. || Robrar significaba ade- 
más pintar de encarnado. 
Robredo, Robur, m. Robledal. 
RociiL, m. Caballo de pequeña esta- 
tura, flaco y dedicado al trabajo. || Por 
alusión se llama rocín al hombre necio ó 
tosco. Opina Barcia que viene del ger- 
mánico ruin, que significa caballo capón. 
Roda, f. Rueda. 
Rodaballo, m. Pez. 
Rodapiellu, m. Rodapié que se ponía 
alrededor de las camas. || Jugar al roda- 
piellu. 

Rodero, a. f. Madera rodera que sólo 
puede emplearse en tronco, porque suelta 
capas ó se alabea. 

Rodete, m. Facenlu con les trences 
del pelu les muyeres mozes de la villa, 
que les aldeanes facen moñu para enga- 
rabitar el pañu que lleven en a cabeza, 
q' de nantes debió ser toca. 
Rodiellu, m. Paños de cocina. 
R odies, f. El xuegu q' tien la pierna 



RON 



1 08 



RUX 



pa rodar. || Estuvu tou el tiempo de ro- 
dies. 

Rodríguez. Apellido unido á otros 
varios como el de Sampedro. || Es apelli- 
do asturiano, como lo son Ría y Ríos. 

Roe, V. De roer. Estagoa roe munchu. 

Roier, V. Roer. Los ratos royeron la 
borofLa. 

Roin, m. V. Roñu y Roña, 

Roin, ina, m. y f. Ruin. 

Roxu, a, adj. Rojo. 

Rol, m. Inventarío, frase en la actuali- 
dad dedicada á marina, con la que signi- 
fica la lista del pasaje y tripulación, de que 
tiene que responder el capitán de la 
nave. 

Rolla, f. La parte maderable del tron- 
co de un árbol. 

Romana, f. Balanza de palanca para 
pesar. Este instrumento es sumamente 
antiguo, y San Isidoro en sus orígenes 
como los españoles le llamaban campana, 
y todavía las pocas gentes que hacen uso 
de ese aparato, cuando la palanca balan- 
cea dicen que hace campana. Aid. 

Rompiu, V. Roto. 

Rompidu, p. p. de romper. || La cade- 
na rompida ó el escudo de Aviles. 

Roncar, v. Hacer ruido al dormir. |{ 
El ruido que hacen la mar ó el viento agi- 
tados. 11 Reñir, echar bravatas. 

Ronce, m. Ub juego de Aviles. 

Ronciegu^ adj. Ronzero, taimado. 

Rondeña, f. Serenata con música de 
guitarras y bandurrias, á que se aplicó el 
nombre de rondeña, que era el del estri- 
billo de la canción. Fort. Rondéis. 

Ronza, f. Dejar el bote á la ronza, tér- 
mino marinero. 

Ronzal, m. Cuerda para atar y condu- 
cir las bestias. 

Rofla, f. El ácido del hierro. || Metafó- 
ricamente, retraimiento, susceptibilidad, 
después de vengarse. 



Roftosu, adj. Mísero, egoísta. || El fie- 
rro oxidado. 

Roftu, m. Rodete de birlotos para su- 
jetar y rodar las portillas. 

Ropiellaos, adj. D. Juan María Ace- 
bal en su hermosa composición Impresio- 
nes de Asturias. Debe significar abriga- 
do, escondido. El apellido Acebal/muy 
conocido, le han Hevado personas estu- 
diosas y de mérito. , 

Rogueru, m. Capiellu de papel ó seda 
con lentexuelas pa sujetsú: el llino en la 
rueca. 

Rosada, f. El rocío de la mañana. 

Roseaux, mod. adv. jSerá soso! 

Rosellon, n. de 1. C. de Siero. 

Royer, v. Roer, desgastar. Roen los 
gatos y roe el agua fría y da fame. 

Rozar, v. Segar argoma ó rozu. 

Rozón, m. Instrumento de hierro, de 
hoja mas corta^ pero más gruesa que la de 
la guadaña, destinado á rozar. 

Rúa, f. Cai, calle. 

Rubiel, m. Mácete. |j Piescao. 

Rubrica, f. Título de capítulo escríto 
con tinta encamada. 

Rucar, v. a. Masticar con ruido una 
cosa dura y seca como la galleta. 

Rueca, f Instrumento para colocar el 
copo que se ha de hilar. Voz gótica, Ro- 
kheu, según Alderete. 

Rueda, f. Pez. 

Rueftu, m. Pequeño rodete de tela 
rehenchida ó de heléchos (en este segun- 
do caso se renueva á cada momento), 
para poner en la cabeza debajo de la 
ferrada ó de otra carga. 

Ruin, adj. De poco valor, depocasalud. 

Ruin, a^ adj. Una cosa ruina ye q' tien 
mal, q' esta rompida, apeñuscada, flaca, 
sin la color natural, y ruin ye V agarrau 
q' lo da mal. 

Ruxir, V. Facer ruido comu el riu 
cuandu va llenu. 



SAI 



109 



SALL 



Bamia, f. Suciedad , miseria y plaga 
de pulgas, piojos y por extensión se aplica 
á todos los animales pequeños. 

Bumpiu, V. Rompido. 

Runfla, f. Munches coses q' se ven 
vinir á la una, cabres, muyeres, manzanes, 
palombes. 



Busca, f. Torta grande de pan, del- 
gada y dura, amasada para hacer sopas, 
lo cual, cuando se necesita mucha canti- 
dad de éstas, suele veriñcarse con una 
garlopa^ 

Rustir, V. Freir ó asar un comestible 
hasta ponerlo seco y duro. 



s 



8. Letra consonante. Fué antiguamente 
numeral y valía 7 como inicial del L. Sep- 
tem, y con una raya encima 7.000; según 
otros autores, valía 90, y con raya 90.000. 

Sabadiegu, m. Llonganiza y coses de 
gochu . 

Sabaiiu,m. La sábana de hilaza gruesa. 

Sabel, f., n. Isabel. 

Saberá, v. Sabrá. 

Saberes, v. Táen munchos saberes, 
endemasiao. 

Sábete, v. Gústate. 

Sabiondtt, adj. La xente que' se mete 
en to aconsexando al que non ha me- 
nester. 

Sable, a. f. Arena. || Banco de arena 
formado por aluvión. || Arena del río. 

Sable, m. Pez que se pesca en la des- 
embocadura del Nalón y de gusto ex- 
quisito.. 

Sablera, f. Arenal, tierra arenosa aglo- 
merada por las llenas en los hoyos de las 
orillas de los ríos. 

Sabor gar,v. Saborear. Y, Samorgar, 

Sabrosu, sá, adj. De buen gusto, muy 
sazonado, L. Suavis, gratus. F. Savoureux. 

Sabugu, m. Saúco. 

Sacabera, f. Reptil venenoso. 

Sachar, v. Sallar. Pajares. 

Sádabu, m. Sábado. || Llonganiza de 
sábado rustida ó con fabes. 

Saín, m. Aceite de sardina ó de ba* 



llena, del que se hacía uso para amechar 
los candiles. 

Saxífraga, f. Planta anual de tallo ra- 
moso, hojas alternas, flores blancas; crece 
en las paredes viejas y peñascos húmedos. 

Salas. C. de Salas. || Apellido distin- 
guido en plural y en singular. 

Salabear, w. Y, Alabear, 

Salabeu, V. Alabeo, 

Salendar, V. Alendar, 

Salgar, m. Cierta especie de sauce 
muy común en los setos vivos. 

Salguera, f. Especie arbórea que suel- 
ta con facilidad la corteza y se utiliza pa* 
ra silbatos. 

Salirá, v. Saldrá. 

Salirán, v. Saldrán. 

Salmoria, f. Salmuera. 

Saltadera^ f. £1 paso formado de pie- 
dras á manera de escalera, para pasar, su- 
bir y atravesar los cercados. 

Saltapraos, m. Insecto verde, de 
cuerpo, alas y piernas largas y delgadas, 
que da grandes brincos en los prados, 
donde abunda por el verano. 

Salvadera, f. Incisión para sujetar las 
cabezas de pipas y toneles. || £1 depósito 
de polvos para secar lá escritura. 

Sallador, ora, adj. £1 que se ocupa en 
sallar. 

Sallar, v. Escardar las plantas y qui- 
tar las que sobran. 



SAR 



no 



SEH 



Sallar, v. Dar al maíz, pocas semanas 
después de nacido, una cava ligera, acla- 
rándole y limpiándole de yerbas. 

Sallu, m. La operación de sallar. 

Samorgar, v. Refrigerarse después 
del baño comiendo alguna cosa, como 
para saborear ó reposar, ó quitar el mal 
gusto de la sal. 

Sangredu, m. Arbusto silvestre que 
tiene la savia amarilla tirando á roja y sal* 
picada de pintas la corteza. «» 

Sanmartín, m. Pez. N. de 1. C. Gijón* 

Sanmartín, f. Se llama así la matan- 
za casera del cochino, para hacer despen- 
sa para el año. Se regalan como prueba 
las morcillas, y dicen: Non comerá mor- 
ciella el que non mate lechon. 

Santalla,n. de p. C. deCastropol. Sín- 
copa de Santa Olalla. 

Santeru, m. El q' fai santos, el q' los 
lleva pe les cases pidiendo pa él y pal 
santu. 

Santíanes, n. de p. en varios. C. Es 
síncopa de Sanctus Joannes. 

Santueña, n. de p. C. de Tineo. Sínco- 
pa de Santa Eugenia. 

SantuUano. n. de parroquia. C. de 
Oviedo. Síncopa de San Julián. De lUán 
Julián. 

Sapozar, v. Llanes. Meter una cosa 
en un hoyo cubriéndola de tierra. V. So. 
ferrar. 

Sarapieu, m. Sarampión. 

Sardina, f. Pez de mar. Chupea sar- 
dina. Abunda en las costas de Asturias, 
y ayuda en gran manera á la manutención 
de la clase pobre. En estas costas, con 
el auxilio de las vías férreas y del sibari- 
tismo, que se desarrolla procaz, se perfec- 
cionará el arte de pescar, se establecerá la 
policía de la mar, y ésta dará más riqueza 
que la tierra. || La muier i la sardina, pe- 
queñina. 

Sardinera, f. La mujer del pescador 



que vende las sardinas en la plaza ó pre- 
gonándolas por las calles. Va siempre vo- 
ceando, desgreñada, con chancletas, sucia 
y mal aparejada, y por su charla y grite- 
ría se la siente á distancia. Le dicen ga- 
viota. Es honrada y trabajadora. 

Sardón, m. Monte en el concejo de 
Cangas de Onís. Significa tierra espi- 
nosa, llena de cardos. Apellido. F. Chor- 
don. 

Sardu , m. Pez. || Tejido de mimbres 
que se coloca sobre el llar, para abrigar 
la cocina, y donde se colocan las avella- 
nas para turrar. V. Zarzu. 

Sariego, n. de C. En Gall., sarego 
signiñca solera. 

Sarrio, m. Hollín de chimenea. 

Sates, f. Sarta y sartas. 

Saynar por engordar. Vocabulario- 
Alcalá. 

Saya, m. Sárculu. Traje; ant. era la ca- 
pellina. 

Sazón, f. Paladar, gusto para hacer sa- 
brosa la comida, madurez. F. Saison. L. 
Maturitas. 

Scures, adv. V. Ascures, 

Sea, f. Seda. || Cerda de la cola del ca- 
ballo. 

Sobada, f. La mancha herpética que 
sale en la cara ó en el cuello. 

Sebe, f. Seto vivo de tierra y arbus- 
tos. 

Secaflu, m. Sequedad de boca en las 
fauces, falta de saliva, tener sed. 

Secafiu, m. Sede en el garguelo; ple- 
gase la llingua al cielu la boca. 

Secreta, f. El excusado. 

Seeha, f. Grano en el ojo. 

Sechez, f. Secura. 

Sechoriu, m. Hierro cortante, estre- 
cho, grueso y largo, que, en un agujero de 
la timona, lleva el arado con la punta ha- 
cia un lado de la de la reja, para hender 
la tierra dura y correosa. 



SEM 



III 



SID 



Sedal, m. Cordón de cerdas de caba- 
llo, qae al final lleva unas tanzas con los 
anzuelos 7 cuyo aparejo utilizan los pes- 
cadores de caña. L. Arundo. F. Ligne de 
pécheur. 

Sedan, adj. Sédase un caciu de barro, 
de vidriu ó de fierro, por golpialu ó poi 
echai agoa ferviendo, y conoscesei la se- 
dadura pola resquiebra, y sin non se ve, 
peí soniu. 

Sedar, v. Cuandu resquiebren los vi- 
dros, les l>otelles ó vasos sin quebrar, 
dizse q*están sedaos. 

Sede, f. Sed. 

Sedefta, f. Sedal para pescar, hecho de 
cerdas de cola de caballo. Se diferencia 
del sedal, en que con la sedeña no se gas- 
ta caña. 

Segondo, m. Fariña. Secundus. 

Segote. Especie de hoz hecha con la 
parte más estrecha de una guadaña vieja, 
clavada en el extremo de un mango cor- 
to. Es de pequeñas dimensiones y se em- 
plea para segar la caña del maíz. 

Se!, V. Soy, es, se. 

Seia, V. Sea. 

Sextaferia, f. El trabajo colectivo de 
un vecindario para componer las vías 
públicas, que se verificaba el viernes de 
cada semana. 

Sextaferiar, v. Trabajar en la sexta- 
feria. Es la frase con que se significa la 
obligación de los vecinos del campo de 
acudir un día por semana á componer el 
camino público. 

Sella, m. Río Sella. Etim. Saill, saella; 
en bretón quiere decir saltar, moverse 
ruxiendo. L.- Salire, saltar. 

Sellen, m. Marga. 

Sema, f. Siembra. Oviedo. 

Semar, v. Sembrar. 

Semblar, v. V. Semeyar. 

Semiar, v. Semillar. V. Ensemiar. 

Semos, V. Somos. 



Sen, prep. Sen fala, sin habla. || Abin- 
testato. 

Sen, prep. Echalu á un sen^ á una mes- 
ma mano, á una banda. 

Senareros, m. Mozos que van tras la 
yunta. D. G. 

Señera, f. Que se enseña con sus gra- 
cias y como señora y dueña de sí misma. 
Seria. 

Seflerdá. Seguir. 

Señera, m. Ceñudo, serio. 

Sepia, V. Sepa, supe, supi, de saber. 

Serenin, m. Él bote chico que llevan 
los buques de porte además de la lancha < 

Seres, v. Seréis. 

Sergon, m. Sacu de fueya ó de paya 
pa dormir. 

Serin, n. de parroquia. || Verderón. 
Gall. Cerin, verdecilla. 

Sereno, adj. Tardío. || La tierra serofía 
la que produce con retraso. 

Serpollar, v. Retoñar. Llanes. 

Serrianu, m. Pez de costa. 

Serriapu, m. La cima de la sierra que 
debajo del mar cierra la entrada del puerto. 

Seruga, f. Semilla. 

Seu, V. Soy. Aviles. 

Sey. Se le. 

Sidre,f.Eljugode la manzana, después 
de fermentado. Es muy antiguo en Astu- 
rias el uso de esta bebida, pues Estrabón 
ya se ocupa de ella. Se hace de la misma 
gran consumo y se fabrica en gran canti- 
dad; pero como la fabricación es inperfec- 
ta, resulta que no teniendo más de cinco 
grados de alcohol , para trasportarla fuera' 
de la provin cia, es preciso embotellarla 
á fin de que no se eche á perder. En Nor- 
mandía han conseguido sidra con diez y 
hasta doce grados de alcohol. Siendo una 
de las riquezas principales del país, la Di- 
putación, que es rica, debiera de mandar 
comisiones por su cuenta para estudiar la 
plantación y la fabricación. 



SOL 



112 



SOS 



Síero, n. de C. || Tierra fría y escabro- 
sa. Gall. Sieiro. 

Sietestrellu, f. Constelación de siete 
estrellas entre sí muy próximas^ en figura* 
de carro. 

Silg^ueru, m. Páxaru q' canta casom- 
bra y piescase con liga. 

Sillayiari v. Deletrear. 

Sin, V. Ser, sido. 

Sinar, v. V. Fersinar, 

Sirpiadura, f. Cerviguera y también 
herpe ligera. V. Sedada. 

Sñalar, v. Esñalar, volar. V. Esnalar. 

Sftia, f. Seña^ señal. 

So, pron. Suyo, suya. 

So, prep. Arriba, sobre, encima. || Socasa. 

So, presente del verbo ser. Soy. Yes> 
eres. Ye, es. E, es. Sernos, somos. Vera, 
era. Ake. 

Sobejana, adj. Sobrante, de sobra. 

Sobeu, m. La correa de cuero crudo 
con que se ata el yugo á las pértigas ó lan- 
za del carro. 

Sobrau, m. Desván, tenada. 

Sofocu, m. El q' toma la xente p'el 
muchu caldiellu ó peí muchu trabayar ó 
po les sos discordies. 

Soga, f. Toda cuerda delgada que sirve 
para atar, se llama soga. 

Sogueta, m. Soga pequeña de atar la 
pación. 

Sol' ombra. Solíx umbra. 

SoP ombrerus, umbrarius. Som- 
brero. 

Solana, f. Corredor largo que se colo- 
ca en el piso principal cubierto por el 
alero, y que sirve para tomar el sol y se- 
car frutas. 

Solera, f. La piedra que se coloca en 
el suelo y sobré la que se funda la puerta 
de la casa. V. Sariego, 

Soliyiantar, v. Instruir. |¡ Despertar 
ánimo, ambición, rencor. || También sig- 
nifica aligerar de peso. 



Solmenar, v. Sacudir con vara ó palo 
y con fuerza. V. Barexar, \\ Agitar con 
las manos un árbol sin moverle de su sitio. 

Soleyar, v. Asolear. 

Soleyase, v. Tomar el sol. 

Sollevar, v. Dir conllevando, sobre- 
llevar. 

Solletrear, v. V. SolUviar. 

Sollinguao, m. Angina, inflamación 
de las glándulas salivares. 

Solliyiar, v. Deletrear. 

Sollutir, V. Sollozar. 

Sombridez, f. Sombrío, lóbrego. 

Somerau, m. Desván elevado, pisoalto. 

Somero, ra, adj. Que tiene poco 
fondo. 

Someru, m. Superficial. || £1 agua vien 
somera, viene poco profunda. 

Somiedo, n. de C. Tierra que está so- 
bre la humedad ó sobre pantano. 

Somio, n. de parroquia. || Lugar su- 
mergido, de mucha humedad. 

Somonte, m. Paño ordinario, pero de 
mucha dura. 

Son, m. Armonía musical. Armonía ó 
tono de todo lo cantable. || Al son que me 
toquen bailo, expresión adverbial que sig- 
nifica que una persona con estudio se 
acomoda al gusto de los demás. || Baykr 
sin son, se dice de un sujeto que en situa- 
ción difícil de dolor ó cólera, no encuen- 
tra salida. L. Sonus. 

Sonase, v. Limpiarse el mocu. 

Sonsafiar, v. Hacer burla, remedar. 

Sonsaflase, v. Acomodarse el canto 
con la música. 

Sopes, f* Lu mesmu ye munches que 
peques. 

Sopesar, V. Tomar al peso. 

Soponer, v. Suponer. 

Sorbiatu, m. Sorbo. 

Sorties, f. Sortijas. || Pelu ensortiau. 

Sos, pron. Sus. 

Sosera, f. Falta de animación. || Los 



TAC 



113 



TAL 



novios que se entretíenen en mirarse, di- 
ciendo con esto á los demás, lo que ellos 
se dicen de menos. V. Fisu, 

Sotecha, f. Tinglado para poner á cu- 
bierto animales y aperos de labranza. || 
Frase de monte. 

Soterrar, v. Meter debajo de tierra. 

Satil, adj. Viento sotil. || Presona sotil, 
aguda, lixera. 

Soto, m. Alameda, carbayera, por lo 
regular situada á orillas de algún río, y 
que sirve de lugar de recreo. || Apellido 
conocido. 

Sotripar, v. Aplastar un cuerpo 
vivo. 

Sotripau pa dientro , m. £1 Diañu. 
Canella. 

Soya,'f. Pez parecido al lenguado. 

Suaftar, v. Soñar. 

Saara, f. Hacer la suara, zanjear. 

Suarez, n. Deriva de Suero. Apelli- 
do de los más antiguos y más generali- 
zados. 

Suoino, m. Ámbar qué en época en 



que se desconocía su origen, descubrió el 
sabio Casal en estas montañas. 

Sucu, m. Levantamiento del terreno, 
eminencia de poca consideración. 

Súdito, adj. Sumiso. || Estar súdito, de- 
pender de alguna persona ó compromiso. 

Sudorieutu, adj. Sudoso. 

Sueltes. Á sueltes, el carretero que 
trabaja á sueltes, se entiende medio día 
de jornal. 

Suelu, m. Suelo y fondo. 

Sueñu, m. Pez. 

Sumidoriu^ m. Sumidero. 

Sumiso, V. Enterrase, abismase, des- 
parecer y consumise. || Está sumiu^ está 
consumiu. || Sumióse, despareció per en- 
cantamentu. 

Sunta. Llanes. V. Xunfü de xuntar, 

Surdir, v. Surgir, salir á la superficie. 

Surtir, V. Botar, saltar. F, Sortir. 

Surtir, V. Salir el líquido con furia de 
la fuente cuando se hace surtidor y del* 
tonel cuando fermenta la sidra. 

Suso, adv. Arriba, encima. 



T. Letra consonante. Era letra nu- 
meral que valía 160, y puesta una raya 
encima 160.000. Cuando se ponían 
dos puntos representaba i.ooo, y á ve- 
ces 900. 

Ta, V. Está. 

Taba, v. Estaba. 

Tábanu, m. Moscón acometedor del 
ganado y de las personas, que en el estío 
se encuentra principalmente en los bos- 
ques espesos. 

Tabolaza, f. Paleta de pintor y de al- 
bañil. 

Tacilla, f. Taza ó plato de cristal de 
cabida de una ó dos cucharadas, para ser- 



vir el dulce, para refrescar por la tarde á 
la hora de la merienda. 

Táf uru, m. Tahúr. || El dinero del tá- 
furu, hoy miu, mañana tuyú. 

Talada, es, f. Tajada de carne. 

Tálala, f. Lugar de mira y escucha. 
V. Atalaya, 

Talamera, f. La tabla en que se colo- 
can las colmenas. 

Talandorla, f. Tanobia. 

Tálantorla, f. V. Talandoria, 

Talayar, v. Estar de escucha, de vi- 
gía. 

Talo, adj. Tal. 

Tálu, adj. Tal. 



TAR 



114 



TAS 



Tamborida, f. Vaca con la barriga 
hinchada. 

Tamborilera, m. £1 que toca el tam- 
bor en las fiestas acompañando la gaita. 

Tamieu, conj. También. 

Tángauai f. Andar á la tángana, sin 
facer Uavor q' preste, xugando y enredan- 
do. V. Perllonga, 

Tanftuda, f. Campana tañuda. 

Tanobia, f. Tablón delantero de la 
puerta de las paneras ú orros, donde des- 
de la subidoría se encarama el que sube 
y se desliza el que baja, imposibilitando 
por el salto en la perpendicular la entra- 
da de los ratones. V. Taranioria, 

Tanque, m. Xarrude ojalata con asa. 

Tantarantán, m. Golpe ó golpes que 
da el que está molesto al que le incomoda 
y que suenan y no dañan. || Tantarantán 
foiuelu, dixoi la vieia al vieiu. 

Tapar, v. Cubrir. 

Tapido, m. Tela gorda. V. Filao. 

Tapin, m. Trozo de césped separado 
del suelo con la azada ó el palote. 

Tapizar, v. La tierra de labor que se 
deja á prado para que llegue á serlo, tiene 
que tapizar y ponése tapizu. 

Tarabica, f. Travis. Zoquete de ma- 
dera como de seis pulgadas de largo y 
dos de ancho, liso por la base y achatado 
en los extremos de la superficie y atrave- 
sado en el centro por un clavo sobre el 
que gira , y en esta disposición sirve de 
tranca. 

Taragaflo, m. Mordisco. 

Taragañona, adj. Término de des. 
precio. II Tragona. || Holgazana. 

Tarambana, f. Atolondrado, atrope- 
llado. 

Taramingar, v. 

Taramíngate, Domingo, 
que yo ya me taramingo. 
Date tono^ Mariquita, 
que tu cuerpo lo merece. 



Tarandines, f. Llevar en tarandines. 
Taranga, es, f. Morcilla ordinaria he- 
cha en tripa de vaca y con mezcla de 
calabazón. 

Tarantoria, f. Tablón tendido delante 

de la puerta del órreo, que por el mucho 

vano que suele tener cimhla, V. Tanohia. 

Tarazar, v. Pasar la ferida del mordi- 

gañu de parte á parte. 

Tardiea, f. Al fin de la tarde, pe la 
fi^esca. 

Tardiu, adj. 

£1 cura de mió Uugar 
ye prontu pa recibir, 
y muy tardiu pa dar. 

Tarin, es^ f. Monedas de oro de á 
peso ó de plata de á real^ que s^ usó an* 
tiguamente. 

Tariegu. Terricus, m. Puchero de 
barro con su asa que se emplea en usos 
domésticos. || ^Comiste los mufiuelos? Por 
ai te van los tariegos. £1 martes de Car- 
naval se estrellan las cazuelas contra las 
puertas de los vecinos y se dice la firase 
transcrita. 

Tarrá, v. Traerá, en Llanes. 

Tarrancha, es, f. Las piezas de hierro 
ó de madera con que se sujetan puertas 
y ventanas, como las bisagras. 

Tarrañuela, f. Castañuela. || £s voz 
usual también en la montaña. 

Tarrecer, v. Tener temor, estar pere- 
zoso. II Tarrezco dir, tarréela el ablai. 

Tarreflu. m. Vaso de barro tosco pa- 
recido á un tanque, V. Tariegu y zapicu, 

Tarron, m. Terrón. 

Tascar, v. Tascar el freno. I| Tascó, 
rompió. 

Tascar, v. Romper una cosa sin divi- 
dirse y sonando, como una caña de ár- 
bol^ una viga. || Limpiar el lino quitándole 
el tascu. 

Tasen, m. Les corteyes. q' deja el lli- 
nu al restríllalu y al pilalo. 




TEI 



115 



TET 



Tastar, v. Probar, gustar la comida ó 
1^ bebidas. 

Tastear, v. Tomar el gusto á la comi- 
da ó á la bebida. 

Tastu, m. £1 sabor desagradable que 
deja el rancio del aceite, de la manteca y 
el de todas las sustancias que han toma- 
do el gusto al envase ó á la paja, etc. O. 
Celta. 

Tatás^ V. Andar á gatas^ los primeros 
pasos que dan los niños. 

Taton^ adj. El tartamudo muy pronun- 
ciado. 

Tayador, m. Camiceru, cortador. 

Tayaes, f. Trozos de carne ó tocin fe- 
chos con acha ó cuchilles en el tayu. 

Tayar, v. Fazer tayaes. 

Tayau, m. Tajado. 

Taya, m. Peazu de troncu gordicu de 
media á una vara de alto, q' ansina sirve 
para picar enriba comu pa taurete. 

Tayuela, f. Asiento bajo de tabla de 
tres pies y sin respaldo, para una sola 
persona. Tabella. 

Tazón, f. La punta del raigón del 
maíz 6 de un arbusto, que después de cor- 
tados éstos queda sobresaliendo de la 
tierra. 

Tazones, m. Son las raíces de las 
plantas, como la del maíz y del trigo que 
quedan en la tierra después de segados. 
V. Estaracos. 

Tazones, n. de p. C. de Villaviciosa. 
Puerto por donde desembarcó Carlos V 
de Alemania, 1 de España. En este lu- 
gar había un castillo propiedad de la casa 
de Rato. 

Tazos. V. Tazones, 

Teantarro, m. La limpieza de la era. 

Teia, f. Teja. 

Teiau, m. Tejado. 

Telera, n. de 1. C. de Langreo y 
otros. II Es apellido de familia conocida, 
. sitio donde se fabrica teja. 



Texedor, ra, m. Tejedor. 

Texer, v. Tejer. V. Teyer. 

Texu, m. Árbol grande de la familia 
de las coniferas. 

Telar afia, f. Tela de araña. 

Tellerada, f. V. Guantada, 

Tener, v. Tener per ello, toviesteis va- 
gar, tener da que. 

Tenria, v. Tendría. 

Tenrura, f. Ternura. 

Teñir, V. Pintar. 

Tercia, f. La tercera parte de la vara 
equivalente á un pie. 

Terciar, v. Terciar cuando dos falen, 
terciar para un arreglu y terciase en oca- 
siones, enfadarse y presentarse ocasión, 
dar la casualidad. |1 Tercióse, si se tercia. 

Terefia, f. Brezo pequeño y achaparrado 
que se halla en los terrenos donde se roza 
á menudo. 

Teresillla, as, f. Bartolillos. Empa- 
redados de crema ó borraja, muy delica- 
dos, que se hacían en la conñtería de la 
Migaina. 

Terliz, m. Tela tosca de lino ó espar- 
to. II Gozne. 

T errar, v. Sacar la tierra de las orillas 
ó de donde no preste servicio y conducir- 
la al centro del predio ó donde le hace 
más falta. 

Terrecer, v. V. Tarrecer, 

Tesar, v. Estirar la cuerda hasta poner- 
la tirante. 

Tesca, f. La fariña q' da la cabeza de 
la xente. 

Teso, adj. Tirante. || Lugar elevado. 

Tesouras, f. Tixeres y tiseres. Puede 
venir de tonsura; de tosquilar, cortar el 
pelo. 

Testera, f. Golpe con la cabeza, em- 
bestir con la cabeza. 

Tetu, m. El pezón de la ubre de la va- 
ca. II La carne mala que como excrecen- 
cia se produce en las heridas. 



TIK 



ii6 



TOX 



Tevi, V. Tuve. 

Tevo, V. Tuvo. 

Teyar, v. Tejar. || Cubrir un ediñcio 
con teja. 

Teyer, v. Tejer. 

Teyú, m. Ye un xuegu; espétase un 
fíemí ó un palu dun palmu, metanes un 
cuadru de mediu palmu y tírase á dai con 
ras^ó pataques. 

Tienda, f. Yerba en tienda , la yer- 
ba esparcida en los prados para que se 
seque. 

Tienda del aire, f. Se llaman asi las 
que debajo de un toldo se colocan en ca- 
lles, plazas y ferias. 

Tienru, a, adj. Tierno. 

Tienta, m. Tino, sensibilidad de los 
dedos. II Non tengo tientu. 

Tigo, pron. Vamos, cómeles yo y tigo: 
tu pa y el mió eren amigos. Sí, pero ten- 
go poques. 

Tixeres, f. Instrumentu de xastre ó 
cordudera grandes pa cortar la tela, y más 
pequeñes pa el filu. 

Tillar, v. La acción de cubrir los sue- 
los de una estancia, de tabla. || Entarimar. 

Tillau, m. Piso de tablas clavadas ó 
ensambladas. 

Tineo. Nombre de concejo y de capi- 
tal . En portugués Tinello , tinelu , que 
significa refectorio, sitio donde se come 
en comunidad. Este significado podía 
relacionarse con el cuerno y mote del es- 
cudo de la casa de Ron en aquellos luga- 
res: á este son, come la casa de Ron; pero 
entiéndase que esto es antojadizo, y creo 
que más exacto puede ser que Tineo, voz 
aproximada á la italiapa Tino y á la del 
bable Tina, signifique lagar ó cuba donde 
se pisa la uva, puesto que es tierra de vi- 
llas. 

Tintorera, f. Pez. 

Tinoso, m. Pez. 

Tira, f. Ye un pedazu de pelleyu ó de 



tapido, llarga y estrecha. || Frise una mu- 
ría á la tira y dizse de la madeVa del cas- 
tañu y del roble q' tira, porque se conva 
cuandu verde. 

Tirar, v. Tirense piedres, la casa pe la 
ventana y los calzones detras dalgun bar- 
dial, y tirense los q' puxen en les compres, 
y tira la madera cuando se retuez, y ti- 
rase el xuicíu ante el xuez. 

Tirria, f. Mala voluntad, inquina. 

Titiritafla, f. Tela floxa, mal urdía. 

Tiu, a, m. y f. Nombre de respeto que 
los hijos políticos dan á los suegros. 

Tiz, a, f. V. Xiz. 

Tizar, V. Encender el fuego, sostener el 
fuego echándole lefia, arrimar los tizones 
para que ardan mejor. 

Tiznan, adj. Pintado de prieto ó de 
blanco para hacer el payaso. 

Tizón, m. Espiga de trigo comida por 
la sama que produce la niebla. || Pedazo 
de rama de árbol seca medio consumida 
por el fuego. L. Titio. F. Tison. 

To, pron. poses. Tú. 

To, tou, toa, es, adj. Todo, toda, todas. 

Tó, V. Tengo: to dai, to ver. 

Toba, f. Piedra esponjosa y muy ligera. 
L. Tufus. 

Tobon, m. V. Toba. 

Tocador, m. Pañuelo destinado á en- 
rrollarse en la cabeza. 

Tocas, f. Pieza del. órreo. || Las que 
usan las dueñas y enlutadas. 

Tochu, cha, adj. Grosero, rústico. |j 
Chocho, loco, sin juicio. 

Tochura, f. Chochez, locura. 

Toxu, m. Arbusto espinoso pertene- 
ciente á las plantas genísteas; crece en 
las tierras estériles y en los montes; sus 
ñores, amarillas, salen de Febrero á Junio. 
II Ulex europeus. Esta clase es albar, y 
también hay el Ulex nanus, arbustillo más 
pequeño y que asimismo es aliaga. Véase 
Rosu y Árgana. 




TOK 



117 



TOZ 



Tolanos, m. Tumor que sale á las bes- 
tias. F. Petites poiles qui crossent derriére 
le cou. 

Toller, V. Tullir, moler á golpies. 

Tollina, f. Zurra, castigo de golpes. 

Ton, m. Tono. || Sin ton ni son. Expre- 
sión adv. para expresar que se hace una 
cosa sin pensar. 

Tonada, f. El aire musical de una can- 
ción con la letra de la misma. L. Can- 
tilena. 

Toflada, f. La yerba que producen los 
prados tras la siega de verano. 

Toftil, m. Especie de nido de yerba en 
que los muchachos ponen á madurar la 
fruta aun no sazonada. 

Topar, V. Alcontrar. || Topé á Xuan, 
topelu. 

Tópeles, v. Las encontré. 

Topineres, f. Las madrigueras de los 
topos. 

Toqnidu, m. Toque de campana, de 
turullu. 

Tora, f. La brecha que fai el acha per 
baxo del tronco del arbore pa bastilu. 

Torba, f. El aguacero fuerte que viene 
del lado del viento. 

Torbon, m. Lluvia fuerte de poca du- 
ración. 

Torcida, f. Mecha de algodón para el 
candil. 

Toreipié, f. La sidra hecha con la 
primera manzana sin sazonar. 

Torcín, v. Torcido. 

Toreno. Apellido de familia distingui- 
da y notable en la historia de España y 
en la del Principado. Llevan el título del 
condado de Toreno y el de vizcondado 
de Matarrosa. A. Queipo de Llano. 

Torga^ torgiies, f. Aparato que se 
coloca en el pescuezo de los animales para 
que no puedan atravesar las seves y pene- 
trar en los sembrados. 

Torgar, v. V. Tornar, 



Torgau, ada, adj. El animal vacuno 
de astas largas y tendidas horízontalmen- 
te hacia los lados. 

Tornadielles, f. Portielles y valses pa 
les buraques. 

.Tornar, v. Voltiase contra algún, cor- 
tai al que cuerre el camin, ataiandulu y 
faziendolu golver. 

Tornar, v. Estorbar el pasu, detener 
algún faciendolu golver, quitar los golpies 
col palu ó col brazu ó la chaqueta. 

Tornilleres, f. Son les patates q' na- 
cen, dempues de coida la cosecha, ena tie- 
rra onde estuvieron sembraes. 

Torniscón, m. Golpe dado en la cara 
con la mano del revés. 

Torpe, adj. Lo que' está áspero. || La 
persona que tiene mal genio. || El caballo 
bravo. || El que no es diestro. 

Torrendu, m. Torrezno. || Magra. 

Torre ya, f. Pedazo de pan ó patata fri- 
tos. Se dan con miel en Carnaval y á las 
paridas. 

Torreznos, m. Pedazos de jamón ó de 
gordo rustios, y tamien, po la semeyanza, 
los fechos de fariña y bañaos de zucre q' 
facen ena Pola pa les romeries. 

Torta, f. Pan aplastado de harina de 
maíz que se cuece en el rescoldo del llar. 

ToruUa, f. Cuerno cabrío ó caracol que 
los pastores de esta clase de ganado tocan 
como instrumento músico. V. Turullu, 

Tos, pron. Tuyos. 

Tosquila, f El corte semestral de lana 
ó de yerba. 

Tosquilaos, adj. Los que llevan el ca- 
bello corto. Los castellanos llamaban á 
los portugueses chamorros porque iban 
tosquilaos. 

Tosgnilar, v. Trasquilar. Tosquilense 
les oveies y la cabeza de la xente. 

Tozon, m. Yerbas malas que, secas, se 
quedan en la tierra é impiden el naci- 
miento de las siembras. 



TRA 



ii8 



TRE 



Trabaiar, v. Trabajar. 

TrabancOi m. Tablado ó tarima para 
cama. 

Trabes, trabis, m. Madero de suje- 
ción de techos y lagares y vigas sobre que 
descansa la caja de la panera ó del hórreo. 

Trabesoii) m. Pieza del hórreo. 

Trabucar, v. Confundirse, equivocar 
una cosa con otra. || Misturar les idees. 

Tracamundera, f. Muyer faladora q' 
anda con enrriedos, que non dexá onta á 
salvo, que se unta como una mázcara y 
quéxase de que se pinten les demás, que 
quier gobernalo todo y meterse en casa 
ayena, y sin ser na, quier selo todo y quier 
mal al que ye mas, y toda ié farándula; y 
á estes llámense pingosties. 

Trachaela, f. Clavillo de cabeza an- 
cha con que suelen clavetearse por cerca 
de la orilla las suelas de los zapatos. 

Trachueleru, a, m. £1 que vende y 
pone trachuelas. 

Traficante^ m. £1 que compra y vende 
buscando ganancia. || Traficante en gra- 
nos. 

Traier, v. Taigu, trais, trai , traiemos, 
train, traiga, trayian, trairei. V. Trer, 

Traína, f. Aparejo de pesca. 

Tramallo, m. Aparejo para la pesca 
de tres paños con mallas de menor á ma- 
yor. 

Tramuchar, v. Fazer tratos agarraos 
con sus trampes y to. 

Trancada, f. £1 golpie del carru al 
caer sobre la roda. 

Trancaes , f. Las caidas de la rueda 
del carro de alto á bajó en las rodadas ó 
al montar sobre las piedras. 

Trancos, m. Malos pasos del carro en 
los caminos con baches. V. Trancaes, 

Tranquiella, f. Tumbos. || Camina 
solu, non tranquiella. 

Trapa, f. El artificio que se arma en el 
suelo para coger pájaros. 



Trapear, v. Caer trapos de nieve. || 
Sacar trapos y trapenes. || Arrancar cés- 
ped. 

Trasgu, m. Duende, espanto de los 
niños. 

Trasgu, m. Ye 1' q' alarma la xente 
y anda peí desván con ruxios q* meten 
mieu. 

Trasmallu, m. Aparejo de pesca. 

Travesía, f. Viento occidente ó po- 
niente. 

Traviella, f. Vasar. 

Trayiella, travís, f. La tabla que ro- 
dea el remate de la campana de la chi- 
menea á la altura de la cabeza de la co- 
cinera, y que sirve para colocar las ca- 
zuelas. 

Trayer, v. Traer. 

Trébedes, f. Instrumento de cocina de 
leña. II Tres pies y una. corona, trébedes 
son, tontona. 

Trebéiar, v. Ocuparse de distintas 
obligaciones, de los quehaceres de la 
casa. II Juguetear, correr de un lado para 
otro. 

Trebeyos, m. Cosas menudas ó pe- 
queñas, juegos de diversión* 

Trebeyu, m. Juego, juguete, diversión. 

Trebolga, f. Bullicio. 

Treci, adj. Trece. 

Trechar, v. Abrir, trinchar. || Sardines 
trechaes, abiertas y extendidas como el 
bacalao. 

Trechoría, Strictoria, f. Son les cu- 
ñes entre les que rueda el exe del carru. 
Jovellanos afirma que viene del verbo es- 
tringo. Stricto. 

Treohoriu, m. Sendero perpendicular 
al pie de un monte, por la ladera de ^te, 
para echar á rodar leña ó madera. LUmes. 

Treinta, f. Treinta. 

Trelu, V. Traerlo. 

Trelles. Apellido de familia distinguí' 
da y conocida. 



C.li»w 



TRO 



119 



TULL 



Trema, f. Terreno húmedo y fangoso 
cabierto de césped, que se hunde fácil- 
mente bajo los pies. 

Tremar, v. Está tremada la tierra 
cuando tien muches raizes y el neguciu 
cuandu tien deñcultades. 

Tremaftes, n. de 1. 1| Tembladera. 

Treme, v. Tiembla de miedo ó de frío. 

Tremecer, v. Temblar de miedo ó de 
frío. 

Tremedal. Virgen del Tremedal (del 
temor), abogada del miedo. 

Tremen, m. Suelu de les tenaes q* yera 
de vares. 

Tremerá, f. Enredadera. 

Tr empano, adj. Temprano. 

Trepar, v. Trabajar mucho. ||. Resis- 
tirse por la fuerza y dando voces y pa- 
tadas. 

Trer, v. Traer. 

Tresnar, v. Adobar pieles, correas y 
otras cosas flexibles. || La operación de se- 
car y recoger la yerba. || Aderezar la co- 
mida. 

Trespasu, m. Trapaso. || Ayunar al 
trespasu, á pan y agua. Llanes. 

Trestalláse, v. La sangre trestalloisi, 
y dubo morrer del plasmu. 

Treveyar, v Retozar. 

Tria. Trixe, truxo, truxeron. v. Traía, 
traje, trajo, trajeron. 

Triar, v. Pisar con el pie al] descuido 
ó por casualidad. Trióme, me pisó. || Trié 
una culiebra. 

Tr lenta, trlden, f. Instrumento que 
sirve para remover estiércol y hacer la 
limpieza de corrales y cuadras. 

Trlmlr, v. Padecer de tercianas. Llanes. 

Troca, es, f. Les tachueles que ponen 
en el suelu del zapatu. V. Broca, 

Troca ó trueca, v. Cambiar, y tam- 
bién se llama así el apretón de manos 
con que se cierra un trato. 
Trocar, v. Ye cambar, y apertase les 



manos en señal de quedar cierran el tratu 
pa ir echar la robla á la tabiema. 
Trola, f. Mentira, embuste. 
Trombeyu, m. Juguete de nifios hecho 
de nueces huecas, una de las cuales, fija en 
la punta de un palito, gira sobre la otra, 
mediante un hilo enrollado á aquél, del 
cual se tira por un agujero lateral. V. Ro- 
boUzu. 
Trompenzar, v. Tropezar. 

Troná, f. Tronada, truenos. 
Tronar, V. Truena y relampiagüea. || El 
barrenu tronó munchu, non debe haber 
trabayao cosa. 

Troníu, os, m. El estampido del true- 
no ó del cañonazo. 

Trotero, m. Mozo de recados ó man- 
dadero. V. Espolista. 

Trubia, n. de p. Fabrica de armas. 
El Sr. Sánchez Calvo supone, por el vas- 
cuence, significa profundidad del río. Yo 
no he podido registrar la palabra vascuen- 
ce á que se alude; me imagino que, alu- 
diendo al río que pasa por el pueblo, debe 
venir de la voz latina turbidus. 

Trubien, m. Cuna. J. F. 

Truco, m. Juego de naipes. 

Truébanu, m. £1 canasto en que los 
pasiegos llevan á la espalda los niños de 
pecho. V. Caxellu. 

Truenu^ os, m. Llaman ansi al que ye 
calavera, á los rüxius del cielu, á los tro- 
níos de cuete, y de nantes diciase á los ca- 
ñones truenos y tovia se diz tronera. 

Tu, pron. Tú. 

Tuaxe, f. Toalla, paño manos. L. Man- 
tile. F. Essuie mains. 

Tucu, m. El guesu del pemil y el del 
llacon. 

Tueru, m. El de la verza y el q' dexa 
la caña nel arbole si non se corta al rape. 

Tueyer, v. Tullir. 

Tuxa, n. de mujer. Gertrudis. 

TuUiu, adj. El baldado é imposibilitado. 



10 



UER 



120 



UNC 



Tuna, f. La higuera chumba, nopal. 

Túndia, f. Tunda de golpes. 

Tuftar, V. V. Fuñar. 

Turon.Valle de Turón. |] Significa rata 
de campo. 

Turrada, f. Tostada. || Ablanes tu- 
rraes, avellanas tostadas. Turraes es el 
plural de turrada, que se entiende siempre 
el pan frito para el chocolate; cuando to- 
man éste los padres, dan al chico una tos- 
tada que mojan en la jicara. 

Turrar, v. Pasar por el fuego la raba- 
nada de pan para que se ponga seca y do- 
rada. Turrar avellanas. V. Freir y Cha- 
muscar, 

Turrion, es, m. Los residuos carnosos 
que quedan después de frita la untaza. 






TuruUera, Turisllu, m. El coemu 
ú vigaru con que los pastores dan toqui- 
dos. 

Tusa, f. Pelada. El hierro ó estaca en 
el juego de la tusa. V. Tarucu. 

Tusa, f. El taíacu de la panoja. Etimo- 
logía. Tonse, pelada, celt. 

Tusar^ v. Cortar el pelo, trasquilar, 
pelar. 

Tuseu, adj. Tosco, rudo, grosero. J. F. 

Tusir, V. Toser. 

Tuya, pro. Tuya. 

Tuya^ f. Apellido asturiano. |J Enfer- 
medad que da á las ovejas, que les hace 
dar vueltas hasta que se caen muertas en 
tierra. 

Tuyo, a, pron. poses. Tuya. 



u 



U. Letra vocal. 

U, adv. Donde. Sólo se usa preguntan- 
do, antepuesto al acusativo lu, la, lo, los 
las del pronombre de tercera persona. 

Ubi, V. Tuve. 

Ubi, adv. V. ¿7. 

Ubleru, m. Aguijón de culebra ó de 
avispa y el de ñerro que se pone en las 
guiadas. 

Ueé, m. Abreviatura de vuesa merced. 

Ucha, f. Arca, cofre. 

Uchau, m. Ochavo, igual á dos mara- 
vedises, décima séptima parte de un real. 
II . La medida de la manzana, que ha de 
hacer vigésima parte de la que se nece- 
sita para hacer una pipa de sidra. 

Uergo, n. de 1. C. de Llanes y Siero, 
que debe de ser Güergo, y el haberlo es- 
crito Huergo con h debe de ser, como 
otras cosas, pulítica de los Secretarios de 
Ayuntamiento, pues todas las reglas del 
bable explican, como en güesu y güen. 



que debe escribirse Guergu. || Apellido 
distinguido. 

Ufanar, v. Jactarse, echar bravatas. 

Ufania, f. Soberbia. L. Superbia. F. 
Arrogance. 

Ufierta, f. Ofrenda por los difuntos. || 
Voto de visitar un santU|urio. 

Ug^, m. Yugo. Llanes. 

Uir, V. Ye oir, de oir. V. Ouir. 

{Úlo?, adv. ^Dónde está? Enséflameio. 

Um, m. Uno. 

Umanu, a, adj. Blando y noble de 
condición, 

Umbiar, v. Remitir, enviar. 

Umedanza, f. Una cosa entre ensucho 
y moyao. 

Umbral, m. El dintel de la puerta ó 
de la ventana. L. Limen. 

Umbral, adj. Sombrío, sombrído. 

Un, pron. Uno. 

Uncir, V. Sujetar el yugo á las astas 
de los bueyes , colocar los mismos en el 



VAD 



121 



VAL 



carro en disposición de tirar. L. Jugare. 

üngttuinayf. Traje de mangas, espe- 
cie de gabán flojo, al que si se le agrega 
capucha se llama capellina. || Anguarína. 

Untar, v. Engrasar, pintar.. 

Untaza, f. Enjundia, gordura, redaño. 

UntU5 m. Materia grasa que sirve para 
«igrasar ó pintar. 

Unyiar, v. Enviar^ mandar. 

Uflada, f. Golpe de uña, rasguño. 

Upar, V. Levantaren alto. Inglés, Up. 

Uqulera, adv. Donde quiera. 

Urdidor, m. El que urde. || El instru- 
m«ito que se emplea para urdir. || La per- 
sona que inventa cuentos, relaciones y 
chismes. L, Textor. 

Uron, m. De la clase de cangrejos. 

Usanza, f. Como si dijéramos moda. 

Usurar, v. Lucrar, ganar prestando 
con usura. 



Utru, a, adj. Otro. 

Utru-sí, adv. De la misma manera, 
igualmente. 

Uvas, om, adv. Dónde vas, hombre ó 
muchacho. 

Uviellu, m. Ovillo. 

Uyieu, n. de la capital del Principado. 
En una escritura del año 1078, que copia 
la Esp. Sagr., t. 38, se pone Ovete por 
Uvieu; pero ateniéndonos á este último, 
más arreglado al bable, es posible signi- 
fique audiencia; residencia de la autoridad, 
que escucha y falla. || Sitio de confesión, 
redención y penitencia, formada á la vez 
de Uviu, del verbo ouvir, que conservan 
los gallegos y portugueses , y que equi- 
vale al nuestro ouir. También puede venir 
de avenza^ almacén, sitio donde se guarda- 
ban los recursos de la comunidad. Vt- 
terbo. 



T. Letra consonante y numeral que va- 
lía 5, y cuando tenía una raya encima 
5.000. 

V. Lu, la, los, les, ubi, ille, illa, illos, 
por. V. ¿7y Ubi, 

Ya la meta de parte. Frase que signi- 
fica aventajar ó perder la metd en el tratu. 

Taeiar, v. El acto de realizarse en el 
mar el reflujo, por el que las aguas dejan 
vacías las playas. || Vaciar, desocupar de 
líquidos las vasijas. || Afilar ios instrumen- 
tos de corte. 

Yacía, m. Llugar desocupau, xarru en- 
sin na, tonel axotau. 

Yacidu, m. Bazo, vacío. 

Yade, m. Cartuchera ó morral de tafi- 
lete ó de lienzo crudo con su correa ó cin- 
ta para colgar del hombro y llevar los mu- 
chachos sus libros de escuela. 



Vafu, m. El vaho que en tiempo h ú- 
medo se ve salir de la boca de las per- 
sonas y animales. . 

Yaga, f. Semilla de lino. 

Yagaroso, sa, adj. El cachazudo, cal- 
moso. 

Yaiga, V. Vaya. || Vaiga dándoles, 
ombron. 

Yal, m. Valle. V. Vale, \\ Apellido. 

Yal, V. Val mas deuda vieia, que pecau 
nueu. 

Yálame, int. Válgate. 

Yaidés, f. Piel de cabritilla. 

Yaldés, n. de C. || Apellido ilustre que 
dio hombres de mérito á las armas, á las 
letras y á la Iglesia. Su fundo principal 
está en San Cucau de Llanera, y la casa 
principal en Gijón, donde hay Valdés, Val- 
dés Menéndez y Valdés Cornellana. En Vi- 



VEX 



122 



VER 



llaviciosa Valdés Mones, y en Salas, don- 
de fundó otra rama« Sus armas antiguas 
fueron cabeza de león en campo de gules. 

Tallada, adj. Ye campu arrodeau de 
carcoba y con les caves q' queden al face- 
so ista. 

Tanagloriyamonós , v. Vanaglorié- 
monos. 

Yaudulla, m. Las tripas y demás par- 
tes que encierra la cavidad del vientre. 

Yanielles, f. Las costillas. V. Banie- 
lUs, 

TaflU; m. £1 cedazo con fondo de cue- 
ro que se emplea para bañar y limpiar y 
airear los granos y semillas. 

Yarda, yardial» f. V. Sebe. Celt. 
Guarda. 

Vardasca^ f. Vara corta, rama de ár- 
bol con hojas. 

Yarexar, v. Sacudir con la vara, va- 
rear. V. Llimir, 

Yas, Del verbo ir. Vo, voy. 

Yasa, V. Base. £1 cieno que queda en la 
arena ó en la dársena al retirarse ó va- 
ciar la mar. Origen celta. 

Yastir, V. £char al suelo, derribar. 

Yeceru, adj. £1 q* por vezu dai prefe- 
rencia á un mercader. 

Yeein, na, adj. £1 que vive en la mis- 
ma casa ó próximo, ó en el mismo ba- 
rrio. II Al dineru del vecin, con un ¿a- 
vabin. 

Yedriu, vltrum, m. El barreño de 
cocina ó de alcoba. V. Lebrillu, 

Yega, f. Tierra llana fácil de trabajar 
en el fondo de los valles y orillas de los 
ríos. 

Vegada, f. Vez. 

Vegada, m. adv. A las veces. 

Vexigar, v. Vexiga, el q' a malez de 
vexigues. 

Yexigues, f. Son virueles y les engüe- 
fíes q' salen de los mexaos de la xente y 
animales. 



Velador, m. Vigilante, centinela. L. Vi- 
gil. F. Veillant. || £1 gran velador Vigil 
dejó renombre en la historia de Asturias.. 

Velasco. Apellido antiguo muy cono- 
cido en la historia militar, que disputaba 
la antigüedad á la casa de Quirós. 

Velea; f Desvelo, persona que vigila. 

Velear^ v. Vigilar, desvelar. 

Venia, v. Venga. 

Ventanera, adj. La moza amiga de 
exhibirse. 

Quítate de esa ventana, 
no seas tan ventanera, 
que la cuba de buen vino 
no necesita bandera. 

Ventolera, f. Viento fuerte. || Veleta. 

Ventrau, m. Lo que la hembra pare 
de una vez. 

Ventrau, m. Dun ventrau, son de un 
partu. 

Venturero, adj. Casual. 

Vera, f. Oriella, apiegao á dalgun. || La 
Veira portuguesa signiñca frontera. 

Verba, f. Labia, jj «Se le cae la baba 
y la verba», leemos en el P. Feijóo. 

Verbo/ frase. £n punto á eso, en cuan- 
to á... 

Verdasca, f. Vara verde con puntas 
ramosas. 

Verdaseada, adj. Sacudida dada con 
una verdasca. V. Vardasquera, 

Verdexar, v. Verdear. 

Verdeses, f. Las vueltas de una curva. 

Veres, f. Les piezes de ñerru comu ar- 
golles que sujeten el rozón al astil. 

Verga, f. Verga ó vara. 

Vergai, m. Vergajo. 

Vería, es, f. Desde la ingle á la rodi- 
lla, ó sea el muslo. 

Vericiu, os, m. Planta de monte que 
crece en pencas formadas de varas flexi- 
bles y delgadas. V. Gorgoxu y Árgana, 

Verifla, f. Nombre de lugar. || Diminu- 
tivo de vereda. 



VIG 



123 



VIÑ 



Termeia, adj. Rojo. V. Roxu. || Desi 
pela, nin gatu, nin perru. 

Verná, v. Vendrá. 

y errar, V. Dar vozes descompuestas 
metíendu ruiu, desgañitándose ó llorando. 
II Q' bien verra aquel fieñu, la madera 
verra dagoa q' tien. 

Terriondu^ a, adj. Se dice de los ani- 
males cuando entran en celo. 

Terrón , adj . £1 q* verra muncho y 
fuerte. 

Vervenes, f. Lombrices, gusanos. V. 
Merucos, 

Vestir, V. Ponerse, colocarse la ropa. 
II Dexame vestir la chaqueta. La chaque- 
ta es de las prendas más antiguas del 
equipaje de los asturianos; tanto éstas 
como los chalecos, calzones y monteras, 
tenían el corte de la armadura. 

VezU) m. Enclinación, viciu de facer 
una mesma cosa, de dir y venir peí mes- 
mu Ilugar como el veceru. 

Via, V. Veía. Non se via, no se veía. 

Via, víase, v. Veíase, se veía. 

Viagrear, v. Dir dun Uau á utru. 

Vicíayu, os, m. Mimos, mimoso. 

Vicera, f. En algunos documentos de 
los siglos Xin y XIV se menciona la vice- 
ra como bebida sacada de la cebada fer« 
mentada. 

Vidaia, f. Sien. 

Vidayes, yitalia, f. La sien. 

Vldru, m. Vidrio, cristal. 

Vienir, v. Aviles, venir. 

Viene, V. Vino. 

Viéronse, v. Se vieron. 

Viénose, v. Se vino, 

Vies, f. Se va el ganado al vies, se se- 
para del punto donde pasta, para dirigirse 
á los sembrados, atravesando ó saliéndo- 
se del camino. 

Viespéra, f. Avispa. 

Vigaru, m. Mariscó parecido al cara- 
col. Los hay de gran tamaño, y aún se 



ven algunos adornando consolas y rinco* 
ñeras. 

Vigulín, m. Instrumento músico, vio- 
lín. 

Vixil. Apellido de nombradla que se 
unió al de Quiñones: tomó tanta impor- 
tancia, que por orden del Rey se les des- 
terró de Asturias y fundarop en León. 
El solar de los Vigil de Quiñones lo po- 
see la casa de Rato en Careses, San Mar- 
tín de Vega de Poxa. 

Vixu, adj. El objeto querido^ el ídolo, 
el dije. 

Vilan, m. Llanes. Milano. 

Vilayu, adj. Figura larga y estrecha. || 
Paez un vilayu. 

Vilda, f. Viuda. 

Vilta, f. Viuda. 

Viltar, V. Ultrajar, envilecer. 
• Vilu, adv. En punto de nivd, de ca- 
ramelo, de hora. 

Villa, f. Equivalente á Pola. Tomado 
de los romanos, se llamaron villas las 
quintas, granjas y hasta las caserías. La 
reunión de dos ó más villas dio lugar 
á los villares. De aquí nacieron los ape- 
llidos de Villa y Villar. 

Villares, f. Sitio agrario de trabajo y 
vivienda^ llamados villas del nombre ro- 
mano, al que agregaban el nombre del 
dueño, diciendo Villa Antonia, etc. 

Villeria, f. Comadreja en Santander. 

Vinir, V. Venir; vieni, vine; viniste, 
veniste;vieno, vino; viniemus, venimos; vi- 
niestes, venisteis; vinierun, vinieran. Ake. 

Vinisti, V. Viniste. 

Vifla, f. La plantación de vides, y se 
dice que vifian mucho á las plantas vi- 
vaces que se extienden sobre la tierra. || 
Apellido conocido, del que también se 
hizo Vinales, ó lugar plantado de viña. - 

Viflar, V. Extenderse, multiplicarse 
muchu les plantes pe la tierra: amigu, les 
ortigues viñen munchu. 



YAG 



124 



YO 



Violeta, f. Planta de raíz rastrera de 
la que salen las flores de color morado 
con la base blanca; crece á la sombra, 
tiene aroma delicado, pero en cantidad 
muy inferior al que tiene en otras pro- 
vincias. 

Virador, m. Berbiquí. 

Tirazón, f. Cambios nel viento, ena 
mar y ena pesca. 

Yírtuos, m. Los crecimientos de les 
plantes, principalmente de los arbores. 

Tispora, f. Víspera. 

Yisu, m. Se hacen el visu los enamora- 
dos platónicos. || Van á la comedia, por- 
que la fiefia tien un visu. || Despeñadero, 
atalaya. 

Viva, es, f. Liendre. || Apellido. 

Vizcortu, m. Quiebra que inutiliza el 
largo de una pieza de madera ó de piedra. 

Vizma, f. Parche de valdés untado de 
pez. 

VóiV. Voi. 

Voeean, v. Llaman. 

Vocear, v. En el monte ye llamar á vo- 
ces la xente á los animales, gritar, herrar. 

Voclngleru, a, adj. £1 que da voces y 
llama la atención. 



Volanderos, adj. Dir en volandeies ye 
dir á los galópios. Tamien ye dír al rin- 
quin. 

Volen, V. Vuelan. || Volén, volen les 
perdices. V. JSsnaiar. 

Voltear, v. Forcejear cogidas y entre- 
lazadas las personas para ver cómo el más 
fuerte derriba al otro. V. Pulsiar. 

Voltiando, v. Volviendo, 

Voltiar, V. Dai la guelta á una cosa. 

Voltiose, V. Cambió de parecer. || Vol- 
tiarunlu, le hicieron cambiar de modo de 
pensar. 

Volunta, f. Mandase á si mesmu; y 
dizse q' tien voluntaes al ganosu de esto- 
madu. 

Vólvia, V. Vuelva. 

Vota, volea, adj. Llanes. Sin más ni 
más. 

Voy, adj. Bueno. || Desde Grado hasta 
la vega de Ribadeo, ya dicen tfoy por 
buenu. ^Vinu voy? pregunta que hacian á 
un caballero de la Campona, que respon- 
dió; No, vine vaca. 

Vusté, m. Usted, tratamiento de corte- 
sía, síncopa de vuestra merced, que signi- 
fica vos. 



Y. Letra consonante. Antiguamente 
fué numeral y valía 150] según unos, y 159, 
según otros. Con una raya encima signi- 
ficaba 150.000, ó 159.000, cuya numera- 
ción estuvo en uso en parte de la Edad 
Media. 

Y. Ahí. L. Ibi. 

Ya, adv. Ya. 

Ya, adv. Cuanta ya, cuanto tiempo hace. 

Yago, m., n de v. Tiago, Jácome, Ja- 
cobo, Diego. De todos estos modos se 
decía Santiago. 



Ydu, Del verbo ir. Se ñié, está ausen- 
te. II Estar idu, estar sin juicio, loco. 

Yeguariza, m. El que guarda las ye- 
guas y el que echa el garañón. 

Yelsu, m. Yeso. 

Yesqueru, m. Caja ó cafiuto para 
yescas. 

Yo, pron. Yo. 

Yo, yo, yo. Llamada que en voz alta 
y seguida de un ixuxú suelen dirigirse mu- 
tuamente, por vía de broma, los que están 
trabajando ó pastoreando á considerable 



ZAP 

estancia entre sí, en las laderas de las 
cuestas. También la dirígen éstos á los 
que ven pasar abajo por el camino. 

«A los que están en N yo yo yoll 

I ixuxú III» 



12$ 



ZIA 



Yugada, as. Yugo de bueyes ó día de 
bueyes. || £1 que en tierra de labor se labra 
en un día y se medía por un moio de 
trigo ó mijo. 

Yunta, f. Par de bueyes de labor. 



Z. Letra consonante. En lo antiguo fué 
numeral que valía 2.000 y con un tilde 
2. 000. 000 • 

Zacutir^ V. Sacudir. 

Zafa, f. La copa de un árbol. 

Zaguero, adj. Último. 

Zalamin, m. Medida de granos; en 
Xixón la mitad de una fanega; en Villavi- 
ciosa la cuarta parte. 

Zampar, v. Engullir de una vez, gran 
cantidad de alimentos ó de comida. || 
Arrojarse en algún paraje de sopetón. 

Zamplofia, es, f. Xiblatu q' se fay de 
una caña dalcazer ó de cañavera. || Esta 
duru lalcacer pa zamploñes, los viejos 
no están en edad de monadas. 

Zamploflu, adj. Majadero. 

Zancadia, f. Zancadilla. 

Zaneayu, m. Zancajo. 

Zancón, m. El apoyo de los pasos en 
una escalera. || Escalera, es apellido astu- 
riano del C. de Siero. 

Zanfonia, f. Instrumento de teclas y á 
la vez de cigüeña de gran antigüedad, que 
tocan los ciegos. 

ZangUeflu, m. Siempre verde. || Ar- 
busto á propósito para formar setos y útil 
para el tinte anaranjado. 

Zapada, f. Caída. 

Zapatada, f. Mala pisada, en personas 
y animales. * 

Zapica, f. Instrumento de palo para 
beber sidra en los lagares. || Zapica que 
non ta llena, non merez la pena.. 



Zapicu, m. El pico para cavar y remo- 
ver piedra. II Bote de madera, que sujeto á 
la cintura con una correa, sirve para llevar 
la piedra de afilar la guadaña, para lo cual 
lleva una pequefLa cantidad de agua. || En 
algunos concejos se llama zapicu al pu- 
chero que tiene insinuado el pico. 

Zaramalla, adj. Trapacero, embus- 
tero. 

Zaragata, f. Enredo, ruido, quimera. 

Zaramieones, m. Güeyos zarAlttico- 
nes, incitantes. 

Zarapiear, v. Caer tropezando. || Ha- 
cer el paso del borracho. 

Zarapicu, m. Sarampión. V. Satapicu, 

Zareiellu, m. Azada pequeñita con 
que se salla. 

Zarda, f. Tejido de varetas, grande y 
plano ó en forma de barca que, colocado 
alto sobre el hogar, sirve para secar casta- 
ñas y otros frutos. V. Sardu, 

Zardu. Cualquier tejido plano de vare- 
tas. El que se quita y pone á guisa de 
portezuela, que cierra los Uadrales en la 
parte trasera del carro. V. Sardu, 

Zarpa, f. Garra. 

Zarraeina, f . Quimera sangrienta. || 
Apellido. 

Zeda, f. Zeta. 

Zeia, f. Ceja. V. Ceta, 

Zerrazon, f. Nublado, cielo cubieito 
de nubes ó de niebla. 

Ziarrar, v. Cerrar. ^Ziarro la puerte? 
Zarró la puerte. V. Ciarrar, 



ZUN 



126 



zuz 



Zigoreya, f. Pájaro. V. Cigoreya, 

Zolobre, adj. De mal geniu, enfadan. 

Zoquete, m. Pedazu de pan. || Borri- 
co. V. Gaxu. 

Zorita, f. Palomba zorita, paloma sil« 
vestre que no es buchona. 

Zucar, V. Refocilarse con ayuntamiento. 

Zacre, m. Azúcar. 

Zumbar, v. Zumbar, murmurar, ha- 
blar entre dientes, burlarse. 

Zuna, f. Mala maña. || Resabio en el 
ganado caballar y vacuno. Usa esta pa- 
labra el P. Feijóo. 

Zunchu, m. £1 aro de hierro que sujeta 



las ruedas y el que fortalece el cubo del 
eje. 

Zurdu, adj. El que hace con la mano 
izquierda el uso á que está destinada la 
derecha, sin ser ambidiestro. 

Zurrángame, v. Zúrrame. 

Zurrasen. V. Bárganu y CivieUa, 

Zurriagu. V. Zurrasen. 

Zurrón, m. La piel de cordero cosida 
y aprovechada para saco, en el cual los 
pastores depositan la nata y la manteca. 
V. Fuelle, 

Zutron, m. Mandarria. 

Zuzar, V. Azuzar. 



--^^^^3^t0K. 



DOS PALABRAS 



En este lugar debiera ir la Gramática que escribió D. Juan Junquera Huergo, 
y la cual terminó en Gijón en 1869; mas dicha obra resulta sumamente volumi- 
nosa y con introducción y apéndices, que aunque de reconocido mérito y de 
ímprobo trabajo, no pueden servir como de apéndice á un vocabulario. 

Por otra parte, el autor de la Gramática, sin duda atemperándose al estilo de- 
terminante del bable de algún concejo especial, se aparta, en mi concepto, del 
bable verdadero, ó del que habla la generalidad, lo cual me imaginé constituía 
una exageración, que si bien no perjudicaría á la poesía, de la que Junquera 
también pudo tomar algo, resultaría que lo hablado y lo escrito se iban á sepa- 
rar con diferencias de consideración, y además por la ortografía que usa este 
señor, que es castellana. 

Con el deseo de allanar estos inconvenientes, y á punto de terminar la im- 
presión de este vocabulario, me decidí á formular un compendio gramatical del 
bable, tomando por base la referida Gramática de Junquera, en lo que me pa- 
reció aprovechable, estrechando los límites de la sintaxis, por cuanto para su- 
plir ésta, explané en bable, en todo lo que me fué posible, los significados del 
vocabulario, para que sirvieran de ejemplo. 



CAPITULO PRIMERO 

Las partes de la oración son: artículo, nombre, pronombre, verbo, participio, 
adverbio, preposición, conjunción é interjección. 

Se declinan, el artículo, nombre, pronombre, verbo y participio. 

El artículo, nombre, pronombre y participio se declinan variando sus letras 
finales en los números y géneros, y el artículo y pronombre, además en los ca- 
sos, apartándose en esto del castellano. 

II 



128 

El verbo se conjuga por modos, tiempos, números y personas. 

Los números son singular y plural: ame, ornes. 

Las personas para el singular en los verbos son: yo, tu, illi\ para el plural, nos 
ó ntisotrus, vos ó vusotrtis é illL 

Los casos son seis: nominativo, genitivo, dativo, acusativo, vocativo y ablati^ 
vo; de estos dos últimos, carecen el artículo y el pronombre. 

Los géneros son: masculino, femenino y neutro. Ejemplo: testigu y testiga, 
páxaruy páxarUy lo bono, lo mío. No hay epiceno ó común de dos. 



CAPITULO n 



Artieulo. 



Artículo definido: el^ para el masculino, la, para el femenino, y lo, para el neu- 
tro; el y Ja hacen el plural los, las. 



DE LOS TRES GÉNEROS 



Singular. 



Plural. 



Nominativo 
Genitivo.. . 



Acusativo.. 



El, mi, la, lo. 

Del, dilli, della, dilla, délo. 

Dativo í ^' ^ ^^' ^ ^°- 

^^"^° j Pal, pala, palo. 

El, illi, la, lo. 

Al, á la, á lo. 

Nel, na, en. 

Enel, ena, eno. 

Col, cola, coló. 

Peí, pela, pelo. 

Sinel, sina, sino. 

Del, delá, deló y dello. 

Soel, sóella y sóello. 



Ablativo. 



Nominativo . Los, les. 
Genitivo .... Délos, deles. 

Dativo jAlos.áles. 

I Palos, pales. 

I Los, á los, les, á les. 
Enos, enes. 
Nos, nes. 
Colos, colea. 
I Pelos, peles. 
Sinos, sines. 
Délos, deles. 
Solos, soles. 



Ablativo . . 



Hay algunos concejos en que la / del artículo se pronuncia doble, y la « 
como ñ; y también alguna que otra persona exagera de esta manera la pronun- 
ciación y desfigura los vocablos, porque el bable tiene /, //, n y ñ, y su uso no 
es antojadizo; así es que no hay más // que en el nominativo, acusativo y abla« 
tivo, donde se dice illi por el, y muy rara vez illa por la y dill por del. 

Los artículos que se unen á las voces que comienzan con vocal pierden la 
suya, uniéndose á dicha voz para la pronunciación; y en la escritura se significa 
la sinalefa con una comilla delante ó detrás, en el sitio donde se verificó la eli- 
minación, por ejemplo: ^Lnbleru, Valmexia, Vorbayu, 

Los artículos para la pronunciación forman una sola voz con las preposiciones 



129 

que rigen los casos; y se dice del por de el, pal, para el, nel, en el^^na^en la, col^ 
con el, perdiendo la proposición de, su vocal; y cuando se emplea rf ó pa^ la 
pierde el artículo, y cuando la en, pierde ésta la consonante algunas veces, y lo 
mismo sucede con las con ó per, en que el artículo pierde la vocal y éstas la 
consonante. 

Si á los artículos la y lo, en singular ó plural, acompañan las preposiciones 
4e, á pa, no hay contracción: cuando son en ó sin, el artículo pierde la /, y la 
preposición la vocal, y cuando es con ó per, éstas pierden la consonante final- 
Ejemplo: de la, pala, de les, palés, de lo, palo, ena, na, sina, s'ines, sino, cola, co- 
les, etc. 

El artículo se junta al sustantivo ó á la parte de la oración que haga sus ve- 
ces: cuando la cosa está determinada se suprime el artículo, pero se usa cuando 
el pronombre es posesivo. Ejemplo: el too teyaii, la mió casa. 

El artículo indefinido es un, para el masculino, y una, para el femenino en 
singular; unos, para el masculino, y unes para el femenimo en plural. Además 
se usa como adjetivo numeral y como pronombre indeterminado. 



DE LOS DOS GÉNEROS 



Nominativo 
-Genitivo. . . 



Dativo 

Acusativo.. , 

Ablativo. . . . 



Singular, 

Un, una. 

Dun, duna. 
I Aun, auna. 
( Fa un, pa una. 

Aun, auna. 

Enun, enuna. 

Conun, conuna. 

Soun, souna. 

Per un, per una. 



Plural, 



Nominativo . Unos, unes. 

Genitivo Dunos,.dunes. 

^ ^. \ A unos, á unes. 

^^^^^^ I Pa unos, pa unes. 

Acusativo ... A unos, á unes. 



CAPÍTULO III 



Del nombre. 



El nombre es sustantivo y adjetivo: el primero llama ó da á conocer perso- 
nas, animales ó cosas: el segundo explica su calidad. Ejemplo. C¿í>, palombo, 
nidin, ronceru. 

El sustantivo puede adjetivarse, y se divide en propio, como Pantalio y Xudas 
y en apelativo ó común, como Fuina, Cordudera y Orne, 

Cuando designa una sola cosa, está en singular, y cuando dos ó más, en plu- 
ral, y éste en general se forma agregando la sílaba es á los qiie terminan en a 



I30 

breve que pierden esta vocal , como coruxa^ coruxes. Terminando en a larga 
se agrega la sílaba es, sin eliminar la vocal a, como maná, manaes. 

Los sustantivos terminados ene, i, agregan sólo una s, pexe, pexeSy Rey^ 
Reis\ los que terminan en u pierden ésta y toman os, como gochu, gockus\ se 
exceptúan de la primera regla, dia, que además de dies hace dis\ de la se- 
gunda, fftanu, que hace manes, y de la tercera, vertú, que hace vertudes. 

Los terminados en ca toman el final ques, como mayuca, mayuques, y los que 
terminan en consonante agfregan el es, como payar payares; pero si la termina- 
ción es in, á veces se agrega os, como zalamin, zalaminos y zalamines, copifij, 
copinos, y más comunmente copines. 

Los nombres en general tienen singular y plural; pero hay nombres de pue- 
blos ó territorios que cuando son únicos, no tienen plural, pero sí le tienen en 
bable los de metales, ciencias, artes y oficios, y en general los adjetivos, excep- 
tuándose Sede^ y los infinitivos de los verbos cuando se toman en sentido de 
sustantivo, siendo muy raro los que sólo tienen plural, como /arrapes, gañipos 
y safes, y los modos adverbiales, como acostazaes y á l^sfurtaes. 



DECLINACIÓN DEL NOMBRE APELATIVO LLOVÜ 



Número singular. 

Nominativo . El Llovu. 
Genitivo .... Del Llovu. 

Dativo A, ó pal Llovu. 

Vocativo. ... jOl Llovu. 

Col. 

Peí. 

En. 

Pol. 

Sin. 

So el Llovu. 



Ablativo . . 



Número plural. 

Nominativo . Los Llovos. 
Genitivo.. . . De los Llovos. 

Dativo A, ó pa los Llovos. 

Vocativo. ... jOI Llovos. 

En los Llovos. 

Colos Llovos. 

Pelos Llovos. 

Sinos Llevos. 

De los Llovos. 

So los Llovos. 



Ablativo. .. 



PONTE 



Número singular. 



• . 



Nominativo . 
Genitivo.. 
Dativo . . . . 
Acusativo.. 
Vocativo. . . 



Ablativo . 



. . 



La ponte. 
De lá ponte. 
A, ó pa la ponte. 
La á la ponte. 
Ponte 

Ena ó na ponte. 
Cola ponte. 
Pela ponte. 
Sina ponte. 
De la ponte. 
So la ponte. 



Número plural. 



Nominativo . Les pontes. 

Genitivo .... De les pontes. 

Dativo A, ó pa les pontes. 

Acusativo.. . Las á las pontes, etc. 



131 

El nombre neutro bonu ó bono^ también se dice güenu^ y los dos hacen el 
femenino bona, güeña, y el plural bonos, bonos, güenos, güeñas; y así se dice 
malu y mala, malos y males, xustu y xusta, xtistns y xustas, lo mió y la mió, los 
mios y les mies, lo y la tuya, los tuyos y les luyes. 

También hay nombres epicenos, como el milanu, la perdiz y la arcea, pero 
á diferencia del castellano, se dice el ratu y la rata, el testigu y la testiga, el cor 
y la color-, pero ponte y la m^r son siempre femeninos. 



CAPITULO IV 



Del adjetivo. 



El nombre adjetivo es el que se junta al sustantivo para calificarlo ó deter- 
minarlo, como güenu, vieyu,fable, etc. 

Los adjetivos terminan en el singular generalmente en ¿7 y en íí para el mas- 
culino, y en ¿z para el femenino; y en el plural en es para los en on, y en os para 
los en u masculinos, y en es para los femeninos, exceptuando los adjetivos 
bonu, malu, santu y grande, que pierden la sílaba final cuando se anteponen al 
sustantivo; pero no se verifica la síncopa con los adjetivos dalgun, dengun y 
caduny y sin que esto signifique un género más: el femenino es en es, como 
dalguneSy /amientes, figares, etc., los cuales, anteponiéndose al nombre sustan- 
tivo, sufren apócope, como mal-xeniu, bon pastu, etc., lo que no sucede tratán- 
dose de los adjetivos dalgun ó dengun y cada. 

También el nombre es primitivo, derivado, gentilicio, aumentativo y dimi- 
nutivo, superlativo, verbal, positivo, comparativo y numeral. 

El primitivo, como pumar; el derivado, como pumarada; gentilicio, como 
Fernández, de Fernando; Rato, del lugar de Rato; Uvieu, íweiense-, aumentativo 
y diminutivo: el primero, como ombron, de ome\ muyerona, de muyer; figarona, 
úefigar; aguyona, de aguya (i). El segundo, como rapacin y rapazucu, de ra- 
paz; ombrin, ombrucu y ombracu, de orne; muyerina, muyeruca y muyeraca, de 
muyer-, Xuanin, Xuanucu y Xuaniquera, que es mucho menos que Xuanin, pues 
se reduce el Xuan á una cosa insignificante; y no se puede decir omin por om- 
brin, ni muyerota por muyeraza, como dice Junquera; pues las terminaciones 
son como orne, ombron, ombrin, ombrucu y ombracu, muyer, vtuyerona, muyeri- 
na, muyeruca y muyeraca. Los diminutivos terminados en in son de caiiño, los 
en cu, en ca y en ques, de que se hace mucho uso, se emplean para quitar ó 



(i) Paxarota de paxara, pero sólo lo he visto empleado en este caso con el significado de 
fnayer alborotada, ridicula en el vestir ó exagerada en el modo de hablar. 



132 

rebajar el mérito, siendo los últimos de desprecio, y los en quera^ que se usan 
pocas veces, dan á entender la insignificancia de la cosa ó de la persona: 

El superlativo en el bable no conoce las terminaciones en íúmo ni en érrimOr 
Y por lo tanto, viene á ser el aumentativo; usándose, sin embargo, de la prepo- 
sición /¿"r, para formar la expresión superlativa, como perllargu^ percurtiu^ per- 
bonu y permalu. 

Verbal es el que se deriba de los verbos, como tapizu de tapizar, machuca 
de machucar y allumau de allumar, siguiendo en esto la regla del castellano, lo 
mismo que en el positivo; variando en cuanto al comparativo, que emplea más 
veces el munchu más ó munchu menos, por el tan, el mu ó muy güenu^ por el 
máximo ó superior. 

Finalmente, en los cardinales se dice un, una, y los demás acabados en la 
vocal u, donde en castellano se pronuncia o, siendo exagerado decir dus por 
dos, seies por seis, sete por siete, ñou por nueve, dez por diez y centu por cieHtu^ 
que no existen ni han existido con semejantes terminaciones, que son del ro* 
manee. En cuanto á los ordinales no se emplea más que del primeru al déciniUr 
sirviéndose para los demás de los cardinales. 

Los nombres son del género masculino y femenino, que se distinguen por 
su significación ó sus terminaciones. 

Los de varones y animales machos son masculinos, como Chinto y Xulianr 
Xaiu y Pollin-, los que indican oficio ó profesión son masculinos los que corres- 
ponden á varón, y, femeninos á hembra; y son masculinos ó femeninos, según 
su terminación ó referencia, los patronímicos y de lugares, como Uvieu, Ua- 
nes, Evia, Tuñon, etc. 

Los acabados en a son femeninos, como Foceta, Fesoria-, los en e masculinos,, 
como ensame y Hume; los en il masculinos, como cadril, y los en cd femeninos,, 
como castañal, piescal, etc.; los en n masculinos, como cachón, teueron, excep- 
túase cubrición, pación, etc.; los acabos en r son también masculinos, covao pu^ 
mar y payar, y son femeninos cuyar, figar, etc.; los en s son masculinos, como 
xueces, y los acabados ^rs.y griega son femeninos, como cay, Uey, etc. 



CAPITULO V 



Del pronombre 



Los pronombres son personales, posesivos, demostrativos, relativos é inde- 
terminados. 

Los personales son yo, tu, illi, mió para los dos géneros, ños y ñusotrus, no 
m^^ existiendo illo, nilla ni nilles como dice Junquera. 



133 

Isti, isi y aquesti, ó sean éste, ése y aquel son pronombres demostrativos, 
que se declinan como en el castellano, sin la exageración á^ perista y sovista, 
que no se han usado jamás. 

Los posesivos son: el mió y la mió^ tuyú y tuya, suyu y suya; y no miuya ni 
miuyos, de lo cual no se encuentra ejemplo (i). 

Los relativos son cualu, cuala, talu, tala, y se conocen además cualquier y 
cualquiera, y nunca quianqtder, quianquiera, que es invención gratuita, y en 
su lugar, como indeterminados, se dice daquien, dalgün ó dengun ó nengun y 
naide. 



CAPITULO VI 



Del verbo. 



El verbo es el que manifiesta en la oración por medio de modos, tiempos, nú- 
meros y personas, la esencia, acción ó estado de las cosas, empleando los mo- 
dos infinitivo, indicativo, imperativo y subjuntivo, como pingar, tu pingas, llime 
tu, que carece de la primera persona de singular, baxaria si baxases. 

Por medio de los tiempos se indica aquel en que se hace ó sucede la cosa á 
que se refiere eí verbo de presente, pretérito ó futuro, arreglándose á los núme- 
ros y á las personas. Ejemplo: Yo upo, nosotros upamos, primeras personas del 
singular y plural del verbo upar. lili estevo, illos estuvieron, terceras personas 
de singular y plural de estar. 

Los verbos son también sustantivos, activos, neutros, reflexivos y recíprocos. 
El sustantivo es el verbo ser-, el activo, que expresa una cosa de paso, como en^ 
xugar-, el neutro, que expresa la acción intransitiva, como morrer-, el reflexivo; 
que recae sobre la misma persona que sirve de agente, como quéxome, y recí- 
proco, el que se refiere á dos ó más, como Xuan y Pacho van da carretu. 

Auxiliares: Los auxiliares son ser y estar-, los impersonales son los que sólo 
tienen infinitivo y la tercera persona de singular de todos los tiempos, como ne- 
var, relampiagar-, irregulares, que se conjugan alterando unas veces las radicales 
y otras las terminaciones, las cuales en muchos casos difieren de las del caste- 
llano. 

Las voces activa y pasiva se usan casi siempre sin valerse del verbo ser. 
Ejemplo; Quiérola, yo quiero, quierme, yo soy querido. 

Debe notarse que en bable las terminaciones de los verbos varían, como en 
rir, dir, y hacen los gerundios lendo, riendo-, crer, creendo. 



(i) Aunque debe advertirse que el plural femenino de mió es mies. 



134 



CONJUGACIÓN DEL VERBO SER, SEIER Ó ESTAR 



Presente de indicativo. 



lo só. 
Tu yes. 
lUiyé. 



Nusotrus somus. 
Vusotrus sos ó sois. 
lUos son. 



Preiirito imperfecto. 



lo yera. 
Tu yeres. 
lili yera. 

Nusotrus yeramus. 
Vusotrus yerais. 
Blos yeren. 



Pretérito perfecto, 

lo foi, fui ó tengo sio. 

Tu foiste, foste ó tovieste sio. 

lili fo^ foi ó tevo sio. 

Nusotrus fuimos ó toviemos sio. 

Vusotrus fosteis, tenes ó toviestes sio. 

Illos fonon^ foron ó tienen sio. 



Pretérito pluscuamperfecto. 

lo tenía ó tenría sio. 

Tu tenis sio. 

Bli tenia ó tenría sio. 

Nusotrus teniamos ó tenriamos sio. 

Vusotrus tenis sio. 

nios tenin sio. 



Futuro imperfecto. 



Futuro perfecto. 



lo seré. 
Tu serás, 
lili será. 

Nusotrus seremus. 
Vusotrus seres. 
Illos serán. 



lo temé sio. 

Tu tendrás sio. 

lili tema sio. 

Nusotrus tendremos ó tememos sio. 

Vusotrus tendréis sio. 

Illos tendrán 6 teman sio. 



Sia io. 
Sie tu. 
Sia lili. 



Imperativo, 



Siamus ó siyamus nusotms. 
Siei vusotrus. 
Sian illos. 



lo sia. 

Tu sies ó siyes. 

lUi sia ó siya 



Presente de subjuntivo. 



Nusotrus siamus. 
Vusotrus sieis. 
Ulos sien ó siyen. 



135 



Pretérito imperfecto, 

lo fora, seria y fos. 

Tu foras, seris y foses. 

nii fora, seria y fos. 

Nusotrus fóramuSf seríamus y fosemos. 

Vusotrus fóraes, seris y foses. 

Jilos foren, serin y fosen. 



Pretérito perfecto. 



lo tenga sio. 
Ta tengas sio. 
mi tenga sio. 
Nusotrus tengamos sio. 
Vusotrus tengáis sio. 
Illos tenguen sio. 



Pretérito pluscuamperfecto, 
lo toviera, ternia y tovie sio, etc. 



Futuro imperfecto. 



lo fuere. 
Tu fueres, 
mi fore, etc. 



Futuro perfecto. 



lo toviere sio. 
Tu tovieres sio. 
lili tovier sio, etc. 



Infinitivo. 
Ser ó seer. 

Pretérito, 
Tener sio. 

Gerundio, 
Sendo ó seiendo. 

Participio pasivo, 
Sio. 

Participio futuro. 
Teniendo que ser. 

El verbo tener, que es el auxiliar que se emplea, sin hacer uso del haber, 
que solamente entra como impersonal, se conjuga de la manera siguiente: 



Presente de indicativo. 

lo tó, ó tengo. 
Tu tienes, 
mi tien. 

Nusotrus tenemus. 
Vusotrus tenes. 
Illos tienen. 



136 



Pretérito imperfecto. 



lo tenía. 
Tu tenis. 
Uli tenía. 

NusotruB teníamos. 
Vusotrus tenis, 
nios tenin. 



Pretérito perfecto, 

lo tevi, to tenio, ó tevi tenio. 
Tu toviesti tenío. 
lili tevo tenío. 
Nusotrus toviemos tenío. 
Vusotrus toviestes ó tenes tenío. 
Illos tovieron tenío. 



Pluscuamperfecto. 

lo tenía tenío. 
Tu tenis tenío. 
lili tenía tenío. 
Nusotrus teníamos tenío. 
Vusotrus tenis tenío. 
Illos tenin tenío. 



Futuro imperfecto, 

lo temé ó teneré. 

Tu temas ó teñeras. 

Uli terna ó teñera. 

Nusotrus tememos ó teneremos. 

Vusotrus temes ó teneres. 

Blos teman ó teñeran. 



Futuro perfecto. 

lo terne tenío. 
Tu temas tenío. 
[Ui terna tenío. 
Nusotrus tememus tenio. 
Vusotrus temes tenío. 
Illos teman tenío. 



Imperativo, 

Tien tu. 
Tinga illi. 
Temamus nusotms. 
Tenei ó tené vusotrus. 
Tenguen illos. 



Ter ó tener. 
Ter tenío. 
Teniendu. 
Tenío. 



Infinitivo, 



VERBOS REGULARES 



Estos verbos terminan en ar, er, ir, y siguen las mismas reglas que el cas- 
tellano, diferenciándose el bable en los tiempos y personas siguientes: 

En tener, en la primera y tercera de singular y segunda de plural, que hacen 
to y tevi, en vez de tengo y tiene. En la segunda y tercera del plural del pre- 
térito imperfecto, que hacen tenis y tenin. En las tres personas del singular y 
plural del pretérito perfecto, que hacen tevi, taviste, tevo, toviemos, tovistes, to- 
vieron. En el futuro imperfecto, etc., etc. 

En los en ar, que en el indicativo se dice ames, amaeSj amen. En el plural del 
pretérito imperfecto, que se dice amabes, amabeis, amaben, etc. 

En el verbo partir, que se dice parties por partes, partin por partían, partie- 
mos, partiesiis, partieron, por partimos, partisteis y partieron. 



'13? 



EJEMPLO DE LA PRIMERA CONJUGACIÓN DEL VERBO REGULAR RUCAR 



Presente de indicativo. 



lo ruco. 
Tu ruques, 
nii ruca. 

Nusotrus rucamus. 
Vusotrus rucáis, 
tilos ruquen. 



Pretérito perfecto. 



lo ruqué. 
Tu rucaste, 
lili rucó. 

Nusotrus rucamus. 
Vusotrus rucasteis, 
nios rucaron. 



Pretérito imperfecto. 



lo rucaba. 
Tu rucabes. 
nii rucaba. 
Nusotrus rucábamus. 
Vusotrus rucábeis. 
Illos rucaben. 



Futuro imperfecto. 



lo rucaré. 
Tu rucarás, 
lili rucará. 
Nusotrus rucaremus. 
Vusotrus rucaréis, 
nios rucarán. 



Imperativo, 

Ruca tu. 
Ruque aquél. 
Ruquemus nusotrus^ etc. 



IRREGULARES 

El verbo aciertar forma en el indicativo tu aciertes, en el imperfecto acertabes, 
en el perfecto acertastes, acertaron, en el imperativo acierte, etc. 

El bable no conoce la irregularidad de muchos verbos en ar, como encor- 
dar, engrosar, volar, volcar, etc., valiéndose de otros para expresar las mismas 
ideas; pero son regulares cuntar, cunta, poblar, pobla, rodar, roda, rogar, roga, 
soltar, solta, sonar, sona, suañar, suaña, y tostar, tosta. 



VERBO CABER 



Presente, 



lo cabo. 



Pretérito imperfecto. 



Tu cabis. 
Nusotrus cabimus. 
Vusotrus cabis. 
Illos cabin, etc. 



138 



CUERRER 

Frésente. 



CAIER 

Presente» 



lo cuerro. 
Tu cuerres. 
lili cuerre. 



lo caio. 
Tu caes, 
lili caí. 

Nusotrus caiemus. 
Vusotrus caies. 
Illos caien. * 



De lo que resulta que estos verbos son irregulares en bable, aun cuando no 
lo son en Castellano excepto caber. 

Los verbos defectivos son abastar, acaescer, aportar y asoceder. 
Los impersonales son abelugar, abocanar, orbayar, etc. 



DEFECTIVOS 



Los compuestos, acoyer, desafatar, etc. 

Los frecuentativos son espatexar, falucar, apeSucar, acoxicar. Todos estos 
verbos se conjugan como en castellano, advirtiéndose que las terminaciones en 
nies ó nié^ hay concejos que las pronuncian como ñ, diciendo viñestes^ viñés. 



Del participio. 



El participio como en castellano, es nombre y verbo, activo y pasivo. 

El activo, sacado de los verbos de la primera conjugación, acaba en ante^ y 
en ienie cuando se forma de los verbos de la segunda y tercera; ejemplos: fa- 
la7iie, esfoyante, pruiente y faciente, Pero debe de advertirse que el participio 
activo no es usual y que su empleo puede considerarse como una exage- 
ración. 

El pasivo en los verbos de la primera conjugación, separándose del caste- 
llano, termina en ao y en ¿?, como cantao y maurecío, porque el dialecto bable 
huye siempre de la pronunciación de la d final. 

El bable tiene en el participio pasivo irregularidades, como dichu, escriiu, 
fecku, bendiciu^ ensuchu, rotu^ solíu, etc., pero, como afirma Junquera, no son 
tantas como las que tiene el castellano. 

Es de advertir qne el participio no se junta al verbo haber, que en el bable 
no se emplea sino como defectivo, y así se dice tengo sio, tuvi mercao, etc. 

En el verbo tener, que se emplea como auxiliar, el participio es indeclinable. 



139 

y á esta parte de la oración se acomodan las reglas de la academia, que se 
refieren á los dos participios, regular é irregular que tienen algunos verbos. 



Ilel adverbio. 

El adverbio, como en castellano, sirve para modificar la significación del 
verbo, y también se junta á otras partes de la oración, como dicen los ejemplos 
que pone Junquera, ahondó^ llme^ abondo^fartuco. 

Los adverbios simples son como u y ansi\ los compuestos au y ansi- 
mesmo. 

Son de tiempo agora^ endagora^ aina, aieri, ceo, dempós, entós, lluego y en- 
xamás. 

Son de lugar ca^ ecá, acullá, acullalante, acerque, deyures, gUe, llone, u, dien* 
tro^ enriba, abaxo, suso, yuso, allende y aquende. 

Los de modo, como bien, mal, ansina, ansina-mesmo, mesmamente, metanes. 

De cantidad, como pocu, munchu, pizcu. 

De comparación, ejemplos: más, menos, pior. 

De afirmación, si, ciertu. 

De negación, non y na. 

De duda, covcío- quiciaes, acasu, etc. 

Además, hay locuciones adverbiales como razón con derechu, para decir que 
una cosa es exacta y cierta. 

Hemos seguido el método de la Academia, aunque Junquera no establece 
estas divisiones. 

ADVERTENCIAS 

I .^ Cuando al adverbio de lugar precede preposición ó partícula, se usa de 
las segundas ó terceras terminaciones del verbo y decimos, /<?, pacullá^ 2.^ 
Cuando precede preposición al adverbio u, forma con él una sola dicción, y 
resulta: du, de donde ^ perú, por donde, 3.^ El adverbio gué se usa acompañado 
del adjetivo cuanto, cuanto que, cuanto tiempo hace, desde cuando. Lo que aquí 
se dice se aplica al yá. 

De la preposición. 

La preposición denota el régimen que tienen entre sí las palabras; y unas se 
emplean en la composición de éstas, y otras se usan dentro y fuera de la com- 
p.osición. 



^ 



140 



.i- 



: Pertenecen á las primeras, las que entran en embaUtgar^ resquiebra, sarbiaíar 
y suara; y á las segundas, cabucás, contracay, cabeceru, aborr<mar\; entretexer^ 
solajigar, sobrescobiu, tresfueiu, tresduna. 

La preposición de hace de genitivo y ablativo. 



De la coi^uncióii. 

La conjunción sirve para unir las palabras y oraciones unas con otras. 
Son copulativas, y, nin ó niu, tamién, que^ disyuntivas, ó, gora, agora, yá^ 
bien, siquier; y adversativas, las mismas que en castellano. 



Interjección. 



Las interjecciones en bable $on: ui, xuaries, xó quiai, malaman, chute, quá, 
on, ó, é, diantre, con las cuales expresamos los afectos del ánimo. 



En general el régimen y la concordancia son iguales en el bable y en el cas- 
tellano. 

En el uso de las preposiciones sé advierten las siguientes variantes: 

Con los verbos de movimiento se suprime la preposición á; Ejemp, Vó mon 



gestar. 



La preposición con se sustituye casi siempre por col, con lo cual se elimina el 
artículo, y se dice col muncku. 

La preposición de, se usa como para y se suprime después del verbo ten«r 
ó deber; y así se dice tengo dir, por tengo de ir; pero respecto al verbo ser, se 
sigue la regla general. 

La preposición en, en bable rige al verbo, precediendo á éste la preposición 
sin y lo mismo sucede en todas las demás locuciones en que entra esta última, 
y se dice: en sin trabayar, en sin remediu. 

La preposición tres se usa con el significado de tras, y se dice: tres de piéga- 
me, dexómefeu. 

hdipa se usa -por para, y rige adverbio cuando dicen dir de quipa allí. 

El artículo en su terminación femenina pierde la a; cuando el nombre iñmedía" 
to sea sustantivo ó adjetivo comienza con la misma vocal, y en lo escrito se se? 



141 

ñala la supresión con un apostrofe, y cuando el masculino es un no pierde nada; 
pero cuando se les juntan las prepoeiciones del ó en pierden éstas la vocal, for- 
mando una sola voz, como nun^ dun, duna, etc. 

Se antepone el artículo al sustantivo cuando al nombre precede algún pro- 
nombre posesivo y decimos, la mió casa, el mió pa. 

Los adjetivos entramos y tudu tienen la particularidad de llevar interpuesto el 
artículo indefinido entre ellos y el sustantiuo, como entramos los naranxos, tudu 
V cadriL 

Cuando el artículo el acompaña á las preposiciones con ó per, éstas pierden 
la última consonante y aquel la vocal. Ejemplo. Peí argayu arriba, col gadañu; 
pero cuando el artículo está en plural, solamente las preposiciones pierden la 
última consonante, pelos colós. 

Y si al artículo en singular se le une la preposición en, pierde ésta la vocal, y 
en plural pierde el artículo la consonante, v. gr.: nelprau, nos praos. 



Del nombre. 

Para expresar éste se dice: na fonte coyi una ferrada y diyosla, en vez de de- 
cir; en la fuente cogí una herrada y se la di {á ellos). 

La construcción bable también busca la elegancia y la armonía, y convier- 
te la oración anteponiendo el pronombre posesivo, v. gr.: La mió muyer, el mió 
vme\ de modo que antepone siempre las terminaciones mió, to, so al sustantivo, 
precediéndolas del artículo. 

Dangun se usa en la oración afirmativa antepuesto al sustantivo, y dengun en 
la negativa, pospuesto al verbo. Ejemplo: lili dangun trabayu tevo; non tevo den- 
gun trahaytt. 

Del verbo. 

Queda dicho que no hay en bable voz pasiva y que se forma con el auxiliar 
ser ó seier y con el participio pasivo del verbo que se conjuga, y que los tiem- 
pos compuestos se formaban del pasivo de cada verbo y del auxiliar tener, con- 
jugado en el tiempo y persona correspondientes, y, finalmente, que la cons- 
trucción del verbo en asturiano es la misma que en castellano. 

Todo este compendio gramatical en cuanto lo encontré admisible es un ex- 
tracto de la gramática del Sr. Junquera, varias veces citada. 



'íj 



SUPLEMENTO 



Abelugar, v. Aclarar el tiempo. 

Acebal. Apellido conocido y que han 
ilustrado diversos individuos. 

Acerque, adv. Cerca. 

Acoxicar, v. Cojear. Junquera. 

AeulI alante 5 adv. Adelante, lejos de 
aquí. 

Ai, adv. Ahí. 

Alborcer, v. Alborear. Junquera^ 

Alendérgole, f. Juego. || Andar ó mar- 
char alegre. V. A la alta la lleva, V. En- 
duna, 

Alicando, V. Aleteando. 

Alión. s. £1 alón de las aves. 

Aliyiadera, f. La palanca de que se 
sirve el molinero para subir y bajar el ro- 
dezno y regular la marcha del molino. 

Alien, adv. V. Allende, 

Amista de xenru, sol peí inviemu. || 
Refrán. 

Andayon. Apellido que se dal^a auna 
mujer que había servido como soldado en 
la guerra de la Independencia; es aumen- 
tativo de andar. 

Aquén, adv. De la parte de allá. 

Ardines. Las yerbas y lefia menuda 
que se queda en el suelo de los bosques y 
después de secas arden con facilidad. 

Arremelgar, v. V. Arremiellar. 

Arrestellar, v. V. Restellar, 

Asunton, m. En Gijón se dice asun- 



tón al que se jacta de tener muchos ne- 
gocios. 

Atapecer, v. Anochecer. 

Aturbonase, v. Encapotarse el cielo. 

B 

Bango, n. de 1. C. de Corvera. ¡| Ape- 
llido conocido. 

Barro, n. de 1. Quinta, lugar pequeño. 
L. Barrium. 

Barzanallana, n. de 1. y de familia y 
título distinguido. 

Básnia. Dir en basnia, ir por la pen- 
dien desbocado. Cabrales. 

Berbenar, v. Abundar mucho una 
cosa, germinar con fuerza los semilleros. 

Bierya, f. V. Manera, 

BoUin, m. El hollín y la hollina to sal 
de la farifía. 

Borlada, f. Contratiempo, rodeo, ex- 
travío. 

Boxa, f. V. Moxeca. 

Bracu, m. Cerdo de cría. 

Burruca, adag. La.burruca ruca. 



Cachapu, m. V. Zapicu, 

Calda, f. Las untazas y las tripas del 
cerdo. 

Caxlgallna, f. Andar en caxigalines, 
andar en vueltes y enriedos. 

Calcañal, f V. Calcañu, 



144 



Calcaflli, m. Talón del pie. 

CaldOnes, n. de 1. C. de Gijón. YXal- 
diellu. Es patria del Sr. D. Juan Vigil de 
Quiñones, Obispo de Valladolid y Sego- 
via, que nació en el palacio de Galdo- 
nes como hijo de D. Toribio Vigil de 
Quiñones y de D.* Gatalina de la La- 
biada. 

Caliche, m. Guijo calizo, que se en- 
cuentra mezclado con la arcilla. 

Canal exa, f. Ganal de poca extensión 
ó de malas condiciones. Cebadera de mo- 
lino. V. Nadexa, 

Carru, m. De bandón, de toca ó co- 
rona. 

Cascares, f. Las conchas de los ma- 
riscos. Ai oreyes de virgen, güeios de San 
Xuan, margarites, etc. 

Casin, adj. Natural de Gaso. Junquera. 

Caso. Apellido conocido. 

Ceruyu, m. Gera del oído. 

Ceyaza, V. Sebada. 

Cibiellina, f. Rama flexible de árbol 
ó de arbusto. La cibiellina de pequefíina. 
Junquera. 

Cocote, f. Gogote. 

Colondra, f. Tabla de castaño de 5 á 6 
pies de alto por ancho de 2 á 2 i, que 
machihembrada se emplea para formarlas 
paredes del hórreo y de la panera. Véase 
página 35. Golondra, equivocado por ca- 
brío perendante. 

Colondrame, f. La reunión de colon- 
dres. 

Coloñu, m. Retoño. A. G. 

Congostia, f. V. Fingostia, 

Corbiyon, m. Gorvejón. 

Cornales, f. V, Sobeu, 

Cor olla, f. Goroña. V. Coroniella. 

Coruxedo. Apellido asturiano. 

Cotolla, f. Plantas ó matas de argoma 
ó tojo. 

Cuanta güe, adv. |Guánto tiempo 
hace! 



Ch 

Chamarra, f. Ghaleco. Junquera. 
Chavola, f. V. Xavola. 



Dáriu, m. Diario. 

Degaldiar, v. Pescar de día en alta 
mar y en barca ó lancha. 

Dendecá, adv. Desde acá. 

Dendellá, adv. Desde allá. 

Desapertar, v. Aflojar. 

Desenrestar, v. V. Desencartar, 

Desfecha, f. V. Secha, 

Devarexar, v. Salir de noche á la 
mar para la pesca. 

E 

Embaxo, adv. Abajo. En el suelo. 

Emhuelgu, m. Piezas de madera del 
hórreo y del llagar. 

Engolada, f. Agua engolada, que co- 
rre por su curso acostumbrado, por canal, 
sangradera ó regatu. 

Enxema, f. Enigma. 

Escarbatar, v. Las gallinas cuando 
buscan insectos esparcen con las patas la 
tierra movida, el polvo ó el estiércol, y 
esto se dice escarbatar. 

Escarrachar, v. Escarbatar, 

Escayalar, v. Desigualar, descompo- 
ner, descabalar. Escaválase el rial engas- 
tando una perrina. 

Escazahellar , v. V. Escazar, Jun- 
quera. 

Escuerren , v. Espantan, ahuyentan. 
V. Escorrer, 

Esmorgar, v. Quitar el muergo á las 
nueces. 

Espaxarotar, v. Esparcer con fuerza. 
II Disparatar, llamar la atención. 

EstrabuUin. V. EstrabulHr, 

Estrabullir, v. El ruido que sin gri- 
tar promueve una gran reunión de gente, 



145 



el que se siente en los bosques cuando los 
árboles son agitados por la brisa, el que 
se hace en una familia con motivo de en- 
fermedad ó de fiesta. 



Faniega, f. Fanega. 

Ferrera, f. De herrería, y marquesado 
de importancia de Aviles. 

Florez. Apellido, y Flórez Estrada del 
afamado economista asturiano. 

G 

(íaxetu, m. Fisga corta, para mariscar 
entre peñas. Cudillero. Soto Posada. 

GaxoiLdo, m. Gayoso. 

Garabatu, m. V. Engazu, 

Uarapiellu, m. Instrumento de agri- 
cultura. V. Garapiellu, 

Grandal. V. BaranzaL 

Guañar. V. Retoñar, 

Guañu, m. Retoño. 



Xagómiar, f. La fuente que da poca 
agua, pero continua xagómia. V. Xiri^ 
miquiar. 

Xenal, m. V. Corral, 

Xoveru, adj. Natural de Xove. Jun- 
quera. 

Xuaníquera, f. Femenino de Xuan, 
menos que Xuanin y que Xuanuco. 

Xurar, v. Jurar. 



Landeru, m. La primera planta en la 
esquina de un sembrado. 

Laspra. Apellido conocido. Oviedo. 

Luarca. Menéndez de Luarca. Ape- 
llido notable en el concejo de Valdés. 

Ll 

Llabiado, m. Pedazo de tierra largo 
y estrecho y de regadío. V, Embeba, 



Llamparon, m. Las minchas de grasa 
que recoge la ropa. 

Llantaina, f. Planta. Llantén. 

Llavegar, v. Labrar con el Uaviego. 
Junquera. 

Llonganiza, frase. Munchallonganiza 
empapiza. 



M 



Maia, f. Juego parecido al del apies- 
car, en el que se entrega al que se queda 
un pañuelo ó palo para distinguirle de los 
que corren, y á cuya señal se llama maya. 

Manera, f. Vaca que se deja ordeñar 
á la mano , sin necesidad de ternero. 
V. Biervay Telga. Cabrales. Soto, Po- 
sada y Cortes. 

Merucu, m. Lombriz de tierra. L. 
Oleum serpentorum terrestre. || Aceite de 
merucos. 

Molguel, v. Moler. Junquera. 

Moriera, f. Cazuela, conca, hondona« 
da, fosa. 

Muriel, m. Río que se forma con las 
fuentes y arroyos que bajan de los valles 
de Fano y Labandera en el concejo de 
Gijón, y que, atravesando por Galdones, 
Vega, Granda y Ceares, se pierde en el 
mar con el nombre de Piles. También se 
llama río Viejo, y el Muriel puede venir 
de que corre encajonado, ó de las mu- 
chas ratas que se crían en sus márgenes. 
V. Llondru, 

N 

Nadexa, f. La canal que arroja los 
granos depositados en la moxea sobre la 
rueda del molino. Es la cebadera. 

Nanu, m. Enano. 

Nolo, m. Manuel. 

Non peryera. No es precisamente lo 
que se pedía, deseaba ó quería. || Teño 
una media idea que non peyera. 



146 



é 



s 

5oTa, f. Presa que recoge agua para el 
molino. Oviedo. 



Padiella, f. La paletilla. 

Paxarineta, f. Parte del hígado de 
cerdo, que también se llama lengüeta. 

Palombar, m. Palomar. 

Palombu, m. Palomo, 

Paradoria. V. Tramoya. 

Pedrosu, m. Hombre robusto, de ner- 
vio, endurecido por el ejercicio. También 
se dice de los animales. 

Percullá, adv. Por allá. 

Perendante , m. £1 cabrio que sale 
fuera de la fachada para formar el alero. 

Perú, adv. ¿Por dónde? De aquí puede 
venir la voz perro, porque con su ladrido 
é instinto indica y advierte del peligro y 
por dónde se va y se viene. Es muy fre- 
cuente que el amo, interrogando al perro, 
le diga. ¿Perú? II Per onde. 

Perucá, adv. Por aquí, por acá. 

Perpu, m. Perro. V. Perú, 

Perruca5 f. dim. de perra. || Perruca, 
n. de 1.^ primero de Castilla entrando de 
Asturias por Pajares; era inmemorial la 
costumbre de que tirase una piedra á 
aquel fondo de 5.000 pies el asturiano 
que llegaba á aquel sitio por primera vez. 
La frase adverbial perucá, puede haberle 
dado el nombre, primero, porque allí es- 
taba el mojón indicador del camino para 
los días que éste se cubría de nieve, y se- 
gundo^ porque en este sitio establecía la 
cercana Abadía de Arbas su puesto de 
vigilancia para avisar con señales de luz, 
de campana ó ladridos de perro, el lugar 
de refugio para los caminantes, que en- 
contraban allí fuego, cena y cama. 

Picachu, m. El picón pequeño para 
cavar en tierra dura ó en cantera. 



Piesque, v. De pescar. || Piesque^ jue- 
go de muchachos. Xugar á la piescar. Los 
xuegos del piesque y la maya los cita Cha- 
teaubriand en sus D. H. como juegos cél- 
ticos. 

Pingostia, f. Mujer chismosa y enre- 
dadora. 

Pizcar^ V. Pinzar, picar. Van picándo- 
me los artos. /¿^^J¿/:í^^ 

Pola. Apellido notable de Luanco. 

Polesu, adj. Natural de la Pola. Jun- 
quera. 

Ponguetu, adj. Natural de Ponga. Jun- 
quera. 

Q 

Queipo. Apellido distinguido que lleva 
la casa de Toreno. 

R 

Babadal, m. La espina dorsal del 
cerdo. 

Raberu, m. El que vende raba. ¿Qué 
piescaíteis? Pa el raberu. 

Bañil, adj. La parte blanda interior de 
la pezuña del buey. 

Remangu. Muyer de remangu, mujer 
de desempeño. 

Betueyu, m. V. Virtiu, 

Binquin, m. Juego. || Llevar al rin- 
quin es llevar á uno en la silla de la rei- 
na, ó sea sentado encima de los brazos de 
dos personas cogidas de las manos. 

Biñagu, m. El riñon. 

Bui. Apellido del que componen Ruiz, 
Rui Díaz, Ruiz Gómez y otros que son 
notables en el Principado. 

Buxideru, m. £1 sonajero para entre- 
tener los niños. 

s 

Salú, f. Salud. 

Sellao, m. Sollao, solado, suelo. Siero. 

Semeiar, v. Semejar, parecerse. 



H7 



Sierpe, f. Cometa. 

Siñar, V. Señalar, hacer señas. 

Sorbiatar, v. Beber á sorbos. 



Tabaza. Apellido de importancia en 
Luanco. ^.^^^^^ ^- f<l'*^c.. 

Telga, f. V. Manera. Cabranes. 

Tesu. V. Sucu, ^ ♦ 

Toca, f. Los liños que ponseios una 
muezca, enla q' encaxen les cabeces de les 
colondres. 

Trabajamos y non facemos llavor. 
Frase para significar que se trabaja sin di- 
rección ni inteligencia. 

Tramoya, f. La palanca destinada á 
parar la marcha del molino. V. Aliviadera, 

Trompa, f. Instrumento músico fabri- 
cado de hierro en forma de lira, con una 
lengüenta de acero en el centro, al que 
sirve de caja armónica la boca^ en la que 
se aprisiona con los labios, produciendo los 



sonidos, los golpes que con el índice de la 
mano derecha se dan en la punta del ace- 
ro, que al efecto sobresale con ligera cur- 
va en el extremo. 
Tuflón, n. de 1. Apellido conocido. 

ü 
Urcia, f. V. Cadava. Oviedo. 

V 

y allin, n, de 1. C. de Gijón. Apellido 
conocido. 

Yallina, n. de 1. C. de Villaviciosa. 
Apellido conocido. 

Vertu, f. Virtud. 

Yezera, f. La persona que tiene por 
costumbre comprar en establecimiento de- 
terminado. II La tierra á que se dirigen los 
animales de pasto. 

Yillamil, Apellido conocido, con casa 
en la villa de Ribadeo. 



4 
^ 



ERRATAS MÁS NOTABLES 



Página. 


Colomna. 


Líofls. 


DIGK 


D8B8 DKGIR 


V 


» 


19 


y alemana 


y sch alemana 


VI 


» 


20 


José García 


José Casal 


XIV 


» 


5 


Cassodorns 


Cassiodorus 


XVII 


» 


6 


hyf 


iiyj 


XXII 


> 


34 


lo hablaba 




2 


I 


6 


cararretar 


carretar 


3 


Id. 


28 


xemez 


xemes 


Id. 


I 


10 


Absortin 


Absórtiu 


5 


2 


23 


Es morcin 


En morcin 


6 


I 


36 


El corru 


£1 carm 


Id. 


Id. 


44 


ascélase 


axélase 


Id. 


I 


32 


no desgajen 


no se desgajen 


Id. 


2 


42-43 


Fuentes manantiales 


Fuentes y manantiales 


7 


I 


36 


Esmazdien 


Esmucen 


8 


2 


14 


Encarxar 


Encaxar 


9 


I 


5 


alfax 


alfoz 


10 


I 


13 


escaescer 


escaecer 


II 


2 


34 


anguriar 


angariar 


12 


Id. 


40 


á ñeras 


á ñern 


12 


Id. 


H 


Síncope 


Síncopa 


14 


Id. 


14 


Becada 


Becada 


'5 


Id, 


Id. 


á rebalgaer 


á rebalgaes 


rd. 


Id. 


13 


á rebalgaer 


á rebalgaes 


Id. 


Id. 


42 


atóxas 


atoxar 


20 


I 


22 


EnL. 


En I. 


22 


I 


29 


entrar 


entra 


Id. 


Id. 


31 


vedrio 


vedriú 


35 


2 


20 


colondra 


cabrio perendante 


Id. 


Id. 


24 


techar 


formar 


39 


Id. 


Id. 


En 




42 


Id. 


25 


Debasan 


Debasan 


Id. 


Id. 


41 


par 


pas 


Id. 


Id. 


26 


Desmonganiase 


Desmanganiase 


47 


I 


2 


descentos 


ducentos 


48 


Id. 


35 


da beyes 


d' abeyes 


53 


2 


19 


nuedu 


ñuedu 


55 


I 


4 


Del cauce 


El cauce 


70 


I. 


20 


Habanana 


Habana 


Id. 


Id. 


26 


Imprícipiar 


Impríncipiar 


71 


Id. 


21 


Político 


Pulitico 


Id. 


2 


25-26 


De xemes, en cuandu 


De xemes en cuandu 


72 


I 


38 


Xira quiere 


Xira que quiere 


73 


I 


18 


Xode 


Xove